Educación física y la obesidad infantil

0
959
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI SOLICITAR AGORA!
PDF

OLIVEIRA, Luís Fernando de Lima [1]

COSTA, Célia Regina Bernardes [2]

OLIVEIRA, Luís Fernando de Lima; COSTA, Célia Regina Bernardes. Educación física y la obesidad infantil – Multidisciplinario base compartimiento de conocimiento científico, 1 año. Vol. 10, Pp. 87-101.  Noviembre 2016-ISSN. 2448-0959

RESUMEN

La obesidad infantil es un problema de salud pública importante, que eleva las tasas de morbilidad y mortalidad de los niños. Investigación en foco tiene como objetivo comprender la importancia de la educación física como un factor en la prevención de obesidad infantil. La metodología utilizada en la investigación fue la revisión de la literatura, para buscar artículos publicados en bases de datos en línea. Es homogéneo entre los autores que la inactividad física y una dieta deficiente son cruciales para el mantenimiento de la obesidad. Minimizar el tiempo frente al televisor y elegir alimentos saludables son los conductos que ayudan a perder peso. Demostrar a los niños que el lado brillante de una vida saludable es el papel de los padres y la escuela. Durante la educación física clases deben proporcionarse al niño el contacto con una variedad de actividades, debidamente supervisado por un profesional, desarrollo psicomotriz varia. Es importante que la escuela desarrolle un trabajo con los niños, para aprender a escoger sus alimentos, basando su valor nutricional.

Palabras clave: Educación de física. Obesidad infantil. Prevención. Tratamiento.

INTRODUCCIÓN

Obesidad durante la fase de infancia ya se considera un problema de salud pública importante. Esta patología aumenta las tasas de morbilidad y mortalidad de los niños, así como revelar enfermedades crónicas como la intolerancia a la glucosa, colesterol alto, enfermedades del corazón, problemas articulares, entre otros.

El mundo tecnológico ha traído numerosos beneficios a la humanidad, pero dirigido en una profunda transformación social y económica. La persona que previamente era activa, sedentario de hoy. La disminución de las prácticas físicas y una dieta deficiente, asociado con el uso continuado de teléfonos inteligentes, Computadoras y automóviles, trae numerosos riesgos para la salud.

En cuanto a los niños, se insertan en una sociedad inerte. La violencia "encarcela" pequeños en sus propios hogares; por lo tanto, tienen que jugar con juegos electrónicos, que apenas aumenta el gasto calórico ni trabajo cardiovascular. Redes de comida rápida inducen el consumo de alimentos poco saludables, que aumenta progresivamente el peso, después de haber sacudido su salud física y mental. Tenemos que dar a los niños hábitos de alimentación correcta y la práctica de actividades físicas.

¿Sobre este tema, el presente estudio pretende dar respuesta al problema: el grado en que las prácticas de la educación física pueden contribuir a la prevención de la obesidad infantil?

Mediante la aplicación de ejercicios físicos durante el período escolar es posible promover una conciencia de los estudiantes sobre la importancia del cuidado del cuerpo, tales como tener una alimentación adecuada, practicar ejercicios físicos y mantener la armonía psicofísica. Es posible, a través de esta estrategia, asegurando más salud y calidad de vida para los más pequeños.

El estudio tiene como objetivo general comprender la importancia de la educación física como un factor en la prevención de obesidad infantil. Y como objetivos específicos: identificar las principales causas de la obesidad infantil y reconocer la importancia de la escuela, la familia y la sociedad en General en la sensibilización y en la lucha contra este problema.

Investigación en foco tiene como base el significado de la actividad física, puesta en práctica y su concepción teórica en el tiempo de inactividad como estudiantes con diversión y juegos que contribuyen a una vida más saludable, proporcionando un físico, psíquico, emocional y social. Los ejercicios físicos, especialmente el colectivo, benefician los aspectos psicológicos y socialización para una convivencia social.

Un niño activo puede prevenir las enfermedades crónicas más fácilmente; Estas enfermedades que afectan al ser humano anterior y anterior. Familia, escuela y sociedad tienen un papel vital en la búsqueda de la calidad de vida y salud de los niños y profesionales que trabajan con agentes y controladores de las acciones de los niños.

La metodología utilizada en la investigación fue la revisión de la literatura, para buscar artículos publicados en bases de datos en línea.

Colección web-ensayo de datos, celebrado entre marzo y octubre de 2016, fue guiado por artículos publicados entre 2006 y 2016; ser puesto a tierra por palabras claves: obesidad infantil, salud infantil, desarrollo infantil, calidad de vida de la educación física infantil y escolar.

Para alcanzar los resultados esperados, a través de esta investigación se analizan y discuten los estudios que abordan una amplia gama de aspectos esenciales de la obesidad infantil; así como el papel de la escuela, el maestro y la sociedad en la difusión del ejercicio físico y un estilo de vida saludable.

1. OBESIDAD INFANTIL

1.1 concepto de obesidad

La obesidad es una condición médica que se define como el depósito excesivo de grasa en el cuerpo, que causa daños a la salud. Es un trastorno hereditario con múltiples causas, donde los factores de preocupación ambiental, psicosocial, cultural, genético, hormonal y metabólico. "Es la acumulación de grasa además de cuerpo sano necesario equilibrio funcional y morfológica. " (1)

La gran cantidad de tejido adiposo en las primeras etapas de la vida implica hábitos incorrectos, propensión genética, origen étnico, aspectos psicológicos y condición económica. Pertinente señalar que el 95% de los casos de obesidad han causado importantes factores externos; el 5% restante de las situaciones se atribuyen a cambios hormonales y carga genética. De esta manera, un estilo de vida adecuado es el mejor método preventivo para combatir la obesidad en la niñez o en la vida adulta. (1)

La obesidad es el resultado de la ingesta excesiva de energía. Este consumo exagerado puede comenzar durante los primeros años de vida, siendo determinado por las influencias culturales y hábitos familiares. Una persona se considera obeso cuando es 20% por encima de su peso ideal. (2) obesidad puede dividirse en cuatro grupos:

a) tipo obesidad I, caracterizada por el exceso de grasa corporal sin una particular concentración de grasa total en una cierta región del cuerpo; b) tipo II obesidad, caracterizado por el exceso de grasa subcutánea en la zona abdominal y del tronco (Android); c) tipo III obesidad, caracterizado por el exceso de grasa abdominal-víscero; d) obesidad tipo IV, caracterizado por el exceso grasa glúteo femoral (ginoide). (2)

En las últimas décadas, la desnutrición se determinó como el problema de la alimentación más relevante en los países en desarrollo; y, por otro lado, la obesidad era característica de las personas en los países desarrollados. Este escenario cambió, Brasil es un país en desarrollo y ya tiene alarmantes índices de obesidad infantil. Antes de que la gente de cada país fueron caracterizada como unidades homogéneas; en el escenario actual, hay la fórmula mixta déficit nutricional y sobrepeso. (3)

1.2 niñez obesidad y sus causas

Podemos decir que la obesidad infantil depende de dos factores. El primero es el factor genético (endógeno), formado por el conjunto de genes heredados por los padres. Incluso si los padres no son obesos, su descendencia puede llevar esta carga genética. Tienen menos años y más pesado para el niño, tendrá una mayor probabilidad de tener estas particularidades genéticas. (2)

El segundo aspecto es la influencia del medio ambiente (factor exógeno). Los niños que están en casa, en vista de la TV y los video juegos, viven un estilo de vida sedentario, contribuye mucho a la obesidad infantil. (2) por otra parte, el estilo de vida y factores nutricionales, como la elección de alimentos, así como las cantidades y frecuencia que son ingeridos, son los más cruciales en el contexto de la obesidad infantil. Según varios estudios en el área, actualmente son evidente bajo consumo de verduras, hortalizas y frutas y el aumento en el consumo de azúcar refinada y soda. La sustitución de comidas balanceadas para aperitivos, con valores nutricionales inadecuados agrava mucho también. (3)

Aspectos durante el embarazo y pós-gestacionais ocurrencias demuestran-si factores de riesgo para la obesidad infantil. La mayor incidencia de sobrepeso se produce en los niños nacidos de madres que no tienen nacimiento anterior y presentaron al nacer un peso mayor que proceda, desarrollado el sobrepeso y la obesidad durante la infancia, manteniendo que, los niños que nacen con mayor peso tienen mayores posibilidades de presentar obesidad en comparación con otros niños nacidos con peso normal o bajo peso. Otro factor determinante es la lactancia materna. Si la retirada es incorrecta, temprano o añadido a los errores de la alimentación en los primeros años de vida, aumenta el riesgo de obesidad. Lactancia materna exclusiva durante seis meses o más es una protección importante al sobrepeso y la obesidad. (3)

1,3 complicaciones de la obesidad infantil

Anteriormente, la obesidad fue vista sólo como un factor estrictamente estético. Hoy en día, los trastornos del niño obeso vinculado son notables a la sobrecarga del esqueleto y el sistema circulatorio, relacionados con el desempeño individual y social. Varios procesos metabólicos, iniciados durante la infancia continúan en la edad adulta. Entre las niñas, hay una anticipación de la menarquia, menstruación y variaciones además de una estatura corta. (4)

Exceso de peso es un factor determinante para la aparición de enfermedades crónico degenerativas. Cuanto más tiempo una persona sigue siendo obesa, mayores las posibilidades de desarrollar complicaciones. (2)

Entre las enfermedades asociadas con la obesidad son: hipertensión, enfermedades cardiovasculares, intolerancia a la glucosa, esteatosis hepática y colelitiasis, cambios esqueléticos, respiratorio problemas, mala calidad del sueño, lesiones de piel, aumento de la morbilidad y persistencia de la obesidad a lo largo de la vida adulta. Según varios estudios, el niño obeso antes de los seis años de edad tiene 25% más probabilidad de ser un adulto obeso. (4)

Otro factor agravante es el aspecto psicosocial. El niño con sobrepeso ha afectado su autoestima y consiguiente aislamiento, rechazo y depresión. Cuando rota hacia abajo por su cuerpo, tienen trastornos emocionales que se pueden propagar más excesos de alimentos. (4)

1.4 tratamiento

La obesidad infantil afecta a los bebés y niños hasta 12 años de edad, el individuo se caracteriza como obeso cuando supera el 15% del peso promedio correspondiente como ideal a su edad. El tratamiento de la infancia la obesidad es realizado de forma sistémica, siendo acompañado por un equipo multidisciplinario. (5)

El tratamiento se basa en cambios en la dieta y un aumento en la práctica de ejercicios físicos. Además, el médico puede recomendar supresores del apetito. (5) durante la reeducación de los hábitos alimenticios deben ser dietas flexibles disponibles para satisfacer las necesidades alimentarias del niño, ya que las dietas muy estrictas son ineficaces, causando pérdidas al desarrollo, además de tasas más altas de fracaso. Actividad física debe realizarse en tres a cinco veces por semana, duración de 50 a 60 minutos. El ejercicio preserva lean masa corporal y reducir al mínimo la reducción de la tasa metabólica. Combinado dieta y ejercicios físicos son más eficaces en la lucha contra la obesidad infantil. (2)

El tratamiento de la obesidad infantil, en General, debe ser eficiente, no sólo por estética y disminución de peso y sí a las relaciones psicopatológicas. (6) la terapia del comportamiento cognoscitiva es de uso frecuente en el tratamiento de la obesidad infantil. Es un método de corta duración, en el que se solicita el paciente a cooperar en el cambio de sus propias acciones que contribuyen a su obesidad. El tratamiento utiliza registros de alimentos, modificación de hábitos alimentarios, estrategias para minimizar el contacto con situaciones de insuficiente consumo de alimentos, capacitación para la solución de problemas, así como prevención de recaídas. A través de estas actitudes, el niño mejora su integración con la familia y entorno social, modificando sus hábitos para que sean lo más saludable posible. (7)

2. SOCIEDAD Y LA OBESIDAD INFANTIL

2.1 la familia de la ayuda para el niño obeso

Familia: un grupo de personas que pueden o no tener lazos de sangre, pero que se caracterizan como tales por el ordenamiento jurídico. La familia se forma dentro del núcleo social para la preservación y bienestar de sus miembros, creando lazos de afecto. (2)

Las familias son la referencia más grande de los niños a hablar sobre la comida. Esto abarca la influencia desde la adquisición de alimentos para consumo familiar, hasta que la practica de la religión y la cultura en que se insertan. Puede determinar que los padres contribuyen a los niños con sobrepeso y grande su responsabilidad en el desarrollo saludable de los pequeños. (8)

La participación de la familia para combatir la obesidad infantil es esencial. El medio ambiente representa para el niño el ejemplo de conducta que debe seguir. Así, si la comida rápida "fast-food y preponderarem sedentario estilo de vida de los que componen esta familia, hay grandes posibilidades de los niños siguen los mismos hábitos. "Niños y adolescentes están directamente influenciadas por los hábitos del medio en que viven. " (2)

Uno de los grandes dilemas grabados en los estudios relacionados con el tema es la dificultad que los padres tienen que reconocer la obesidad de sus hijos. Es necesario que los padres reconozcan que su hijo es el sobrepeso y las consecuencias que este diagnóstico puede traer a su salud. Sólo con la identificación de esta enfermedad es el tratamiento y cambios en el estilo de vida será eficaces. (8)

Otro aspecto importante que debe ser descrito es la Asociación de los alimentos con cariño. En algunas familias, desde cuando el bebé comienza a comer alimentos sólidos, alabanza y recompensa al niño, si come demasiado, creando así un enlace a "comer" y afectividad. Como adultos, para sentirse solos, que estos individuos buscarán en compensación por la falta de afecto, que hizo varias veces se convierte en obligación. (9)

Los padres deben ayudar a los niños a adoptar hábitos saludables. Así, se debe evitar comprar alimentos procesados, centrándose en la introducción de hogar variedades de frutas y verduras y preferiblemente, preparar las verduras al vapor. El niño debe evitar ofrecer refrescos, jugos naturales y agua. Durante la comida, es importante que el niño se alimenta de un plato de tamaño infantil, siendo importante para evitar que ella se distrajo por juegos o televisión. (5)

Para permitir al niño a pasar más energía a través de ejercicios físicos, se pueden tomar medidas. Debe limitarse el uso de computadoras y otros medios electrónicos; por otra parte, debe alentarse al niño por la familia para practicar actividades al aire libre. Es importante encontrar actividades que los niños disfrutan, para que la práctica física no es una obligación. (5)

Incluso en la terapia cognitivo-conductual, los padres deben ayudar en el proceso de tratamiento. Los padres y familia son la gente que más tienen con el niño, es muy importante que todos tienen nuevos hábitos, estimulando así al niño a cambiar su. (7)

Por lo tanto, la familia se da la responsabilidad de guiar al niño en sus hábitos y opciones de alimentos, promoviendo una alimentación sana y un consecuente desarrollo apropiado. Los padres deberían comprometerse intensamente con el niño, su papel científico, exponiendo las ventajas de una dieta equilibrada. El camino hacia un estilo de vida saludable no debe alcanzar a través de las limitaciones de la críticas, porque tal conducta sólo empeoran el cuadro de la obesidad, ya que los niños dinero en efectivo en alimentos sus frustraciones. Los elogios y el ejemplo en la adquisición de buenos hábitos alimenticios son la mejor manera de actuar. (2)

2.2 psicológicos y dificultades sociales del niño obeso

La obesidad conlleva un sufrimiento psicológico fuerte, ya sea por discriminación o prejuicio social. El bolso de la persona obesa para su propia imagen, siendo llevado a una preocupación con el cuerpo, que causa la inseguridad en tiempo para mantener el peso bajo control. La sensación de aislamiento y humillación son grandes factores negativos. (1)

La señal de socorro emocional de que es obeso a menudo puede ser el factor negativo más importante en esta patología. Principalmente en la sociedad occidental, el cuerpo magro es considerado un atributo de gran belleza. Por lo tanto, que tiene exceso de peso está condicionada a ser insegura sobre su cuerpo, tener baja autoestima y varios otros trastornos psicológicos. (10)

Discriminación y estigmatizarão social colaboran al desarrollo de sentimientos negativos. Diariamente, los niños obesos son objeto de burlas por sus compañeros, siendo que menos aceptado dentro de la sociedad. En la edad adulta, esta situación crea un individuo con varias dificultades de socialización y restringido tiene actividades rutinarias como citas, comprar algo o estudiar. (10)

Hace mucho tiempo se creía que los niños y adolescentes no eran propensos a desarrollar depresión. Sin embargo, en la actualidad, varios estudios dicen lo contrario. Los síntomas depresivos pueden interferir profundamente en la vida del niño, perjudicar su rendimiento escolar y las relaciones interpersonales. La obesidad se presenta a menudo como consecuencia de dificultades conductuales, interfiriendo en la relación del niño. (11) "la depresión es los trastornos psicológicos más comunes entre la obesidad infantil. Observaciones clínicas reciben apoyo de estudios epidemiológicos y sugieren una relación entre exceso de peso y síntomas psicológicos. "En los niños obesos presenta depresión con cambios bruscos de comportamiento que no están justificadas por factores de estrés, además de los síntomas de tristeza, irritabilidad y agresividad. Adultos que viven con el menor deben estar alertas a estos actos, porque el niño no se relaciona con su estado emocional con su exceso de peso. (1)

La ansiedad es otro trastorno psicológico que puede estar relacionada con la obesidad, especialmente las desagradables sensaciones experimentadas por los niños obesos que generan tensión y aprehensión por parte de ellos. (11), frecuente llanto, tristeza e irritabilidad sugieren una depresión y ansiedad, porque los dos están estrechamente relacionados. " (1)

Como anteriormente, la obesidad puede traer consecuencias económicas sociales y psicológicas. General, como estudio en la zona, los sujetos obesos permanecen menos tiempo en la escuela, tienen un menor índice de matrimonios y un menor ingreso. Insatisfacción con la imagen corporal contribuye mucho a la eficacia de estas situaciones. (11)

Análisis de la obesidad a la luz de la psicología, el acto de comer, es decir, mantener mecanismos oral activo, se relaciona con el temor a sufrir privaciones, necesidad de amor, deseo eliminar la animosidad y notando una pérdida. Psicoanálisis determina una comprensión de la obesidad como un síntoma que representa una posición del inconsciente del individuo, que lucha en su hombre interior por la solución de un conflicto. (10)

3. EL PAPEL DE LA EDUCACIÓN FÍSICA EN LA LUCHA CONTRA LA OBESIDAD INFANTIL

Las alarmantes tasas de infancia obesidad se registran en Brasil demuestran lo importante que es para la prevención de sobrepeso, siendo la escuela el lugar que considera ideal para llevar a cabo las intervenciones necesarias, principalmente a través de la educación física. Como una disciplina que se caracteriza por la promoción de la salud, profesionales actúen como impulsores de sus estudiantes siempre adoptar un estilo de vida activo. La práctica regular de ejercicios físicos en la escuela fomenta la adopción de hábitos saludables a lo largo de la vida. (12)

La escuela es el protagonista en la prevención y tratamiento de la obesidad infantil, ya que los niños pasan la mayor parte de su día centros de enseñanza. De esta manera se incluirán en el currículo de la educación, además se ofrecen refrigerios saludables en la escuela y un gran incentivo para la práctica de ejercicios físicos. (8)

Sabiendo cuánto es importante para la salud la práctica de actividades físicas es extremadamente necesario, puesto que muchos niños eligen ver televisión y jugar con videojuegos que, saltar, jugar a la pelota. Inactividad física durante la infancia es muy dañina. Factores como la inseguridad pública y violencia en la sociedad moderna colaboran mucho a agravar esta situación. (13)

En este contexto, la educación física se convirtió en uno de los pocos lugares para los niños a la práctica de actividades físicas, tener la oportunidad de beneficiarse de las ventajas de tener una actividad dirigida por un profesional de la forma, con el asesoramiento no sólo durante la actividad propuesta, pero cuestiones relacionadas con la salud en General. (14)

Los métodos de prevenir y combatir el sobrepeso y la obesidad deben comenzar en la edad escolar, en años más adelante para ser eficaces. Va a haber un mayor esfuerzo para asegurar que las prácticas son adoptadas por los estudiantes, especialmente a los diez años, porque en este momento se despertó el interés y la comprensión sobre hábitos saludables. (15)

Durante las clases de educación física, la estimulación de los niños con sobrepeso para practicar actividades aumenta si hay una preferencia por actividades no competitivas, porque generalmente se eliminan estos niños obesos. (2)

En la actualidad, la educación física de la escuela se descuida. Los estudiantes a veces no tienen interés en la realización de movimientos, aprendiendo poco o nada sobre su cuerpo y el cuidado que deben tener con él. Física debe ser entendida como la participación del individuo a través de prácticas físicas enseñó, danza, deportes, gimnasia o juegos. (12)

Este curso, incluso sufriendo la influencia de menos corrientes de práctica, debe tomar la responsabilidad de ser el bienestar de difusor, salud y calidad de vida de los estudiantes, conscientes de ellos sobre los peligros de una vida sedentaria y los aspectos positivos de una alimentación saludable. (12)

Los profesores de educación física se entienden a menudo como apoyo de los jugadores y personas que están allí sólo para entretener a los estudiantes. Este profesional debe ser valorado, incorporando una nueva postura frente al sistema educativo, donde adoptan en sus clases relacionadas con objetivos de promoción de salud, desarrollo y organización de experiencias que los estudiantes en situaciones en las que ver la importancia de adoptar un estilo de vida saludable. (15)

El principal objetivo de los programas de educación sanitaria a través de la educación física debe proporcionar fundamentación teórica y práctica que puede llevar a los estudiantes a incorporar el conocimiento, de tal manera que la credencie práctica de la actividad física relacionada con la salud no sólo durante la infancia, pero también en el futuro en la edad adulta. Información sobre la relación de la actividad física con enfermedades crónico degenerativas e incentivos más abiertas acerca de la práctica regular de actividad física debería estar entre las prioridades en clases de educación física de la escuela, junto a la construcción de conocimiento y desarrollo psicomotor. (15)

Mediante la adopción de diversos ejercicios que pueden realizarse por el profesional deje sólo la técnica y utiliza la lúdica, lo que las actividades más atractivas y proporcionar a los estudiantes excluidos a menudo de juegos también participan. Se trata de la estimulación de la actividad física agradable, siendo de suma importancia para el aprendizaje y el desarrollo de hábitos saludables en los niños. (14)

4. CONSIDERACIONES FINALES

La obesidad infantil es un problema de salud pública que crece cada vez más en Brasil, eleva el gasto público, poner en foco de enfermedades crónico degenerativas que previamente no se detectaron en los niños, así como lleva varios trastornos psicosociales como la ansiedad y la depresión.

A través de este estudio, fueron descritas varias posiciones en el combate y prevención de la obesidad, siendo el pensamiento homogéneo entre los autores que la confrontación de la inactividad física y una dieta deficiente es la mejor solución. Disminuir el tiempo frente a la tv y videojuegos, así como elegir refrigerios saludables en lugar de comidas rápidas, son conductos que ayudan a la pérdida de peso.

Educar a los niños sobre los beneficios de un saludable estilo de vida es el papel de los padres, que trabajan conjuntamente con la escuela. Centros educativos, debe ser proporcionado al niño la práctica de actividades físicas, debidamente supervisado por un profesional y, si es posible, para ofrecer toda la gama de movimiento, desarrollando diversas áreas psicomotoras. Además de la parte práctica, es importante que la escuela desarrolle un trabajo con los niños para que aprendan a elegir sus alimentos, basando su valor nutricional.

Al niño a comprender los valores de un estilo de vida saludable se convierte en un adulto también preocupados por preservar su salud, siendo un gran modificador de cada familia. La obesidad es un mal que debe ser combatido, junto a toda la sociedad.

REFERENCIAS

1. GOMES, Roberta de Figueiredo; AMARAL, Renata Busin. Aspectos psicológicos de la obesidad infantil. Efdeportes.com, año 17, n. 173, octubre de 2012. Disponible en: <http: www.efdeportes.com/efd173/aspectos-psicologicos-da-obesidade-infantil.htm="">.</http:> Acceso en: 18 de Oct. 2016.

2. IZIDORO, Fabiana Gonçalves; HECK, Natalia da Silva. Obesidad infantil. 36p. Monografía (técnico en enfermería)-Instituto Federal de Educação, Ciência e Tecnologia, Capetinga, 2010. Disponible en: <http: www.muz.ifsuldeminas.edu.br/attachments/307_obesidade%20infantil.pdf="">.</http:> Acceso en: 17 octubre. 2016.

3 Smith, Gabriel da Costa; et al. Los factores que influyen en la obesidad infantil: una revisión de la literatura. 8 p. 2011. Disponible en: <http: apps.cofen.gov.br/cbcenf/sistemainscricoes/arquivostrabalhos/i40163.e10.t7059.d6ap.pdf="">.</http:> Acceso en: 19 octubre. 2016.

4. GOMES, Ana Lidia Garcia; PINTO, Ricardo Figueiredo. Obesidad infantil: algunos kilos de más hoy, unos años menos en el futuro. 19 p. 2013. Disponible en: <http: paginas.uepa.br/ccbs/edfisica/files/2013.1/ana_lidia_gomes.pdf="">.</http:> Acceso en: 15 octubre. 2016.

5. BELTRAME, Beatrice. Cómo ayudar a un niño con exceso de peso para bajar de peso. La salud, 2007. Disponible en: <https: www.tuasaude.com/obesidade-infantil/="">.</https:> Acceso en: 16 octubre. 2016.

6. PARRA, Everaldo Martínez; MOTA, Gustavo Ribeiro. Obesidad infantil: causas, consecuencias y la práctica de actividad física en la prevención y tratamiento. Efdeportes.com, año 16, n. 165, Feb. 2012. Disponible en: <http: www.efdeportes.com/efd165/obesidade-infantil-prevencao-e-tratamento.htm="">.</http:> Acceso en: 16 octubre. 2016.

7. DÁQUER, Adriana Fernandes c. psicoterapia es un aliado en el tratamiento de la obesidad. La obesidad infantil no! 2015. Disponible en: <http: www.obesidadeinfantilnao.com.br/publicacoes/artigos/psicoterapia-e-aliada-no-tratamento-da-obesidade/="">.</http:> Acceso en: 15 octubre. 2016.

8. ABREU, Joana Carolina Ramos. Obesidad infantil: enfoque en el contexto de la familia. 326 p. Monografía. Facultad de Ciencias de la alimentación y nutrición, Universidad de Porto. Funchal, 2010. Disponible en: <https: repositorio-aberto.up.pt/bitstream/10216/54610/3/136640_1002tcd02.pdf="">.</https:> Acceso en: 15 octubre. 2016.

9. OTTO, Ana Flávia Nascimento; RIBEIRO, María Alexina. Unidos alrededor de la mesa: la dinámica familiar en la obesidad. Estudios de psicología, v. 17, Nº 2, pueden / Aug. 2012. Disponible en: <http: www.scielo.br/pdf/epsic/v17n2/09.pdf="">.</http:> Acceso en: 16 octubre. 2016.

10. SHARMA, Anaysa Camara; MELO, ventilador renea. Obesidad infantil: factores psicosociales. Psicologado, mar. 2015. Disponible en: <https: psicologado.com/atuacao/psicologia-clinica/obesidade-infantil-fatores-psicossociais="">.</https:> Acceso en: 19 octubre. 2016.

11. LUIZ, Andreia Mara Angelo Gonçalves; et al. Depresión, ansiedad y competencia social en niños obesos. Estudio. psicol., v. 10, n. 1, enero/abr. 2006. Disponible en: <http: www.scielo.br/scielo.php?script="sci_arttext&pid=S1413-294X2005000100005">.</http:> Acceso en: 19 octubre. 2016.

12. ARAÚJO, Rafael André; Brito, Ahécio Aguilar; SILVA, Francisco Martins. El papel de la educación física en la epidemia de obesidad en niños y adolescentes. Revista de educación física, v. 4, núm. 2, mayo / Aug. 2010. Disponible en: <https: portalrevistas.ucb.br/index.php/efr/article/viewfile/1651/1159="">.</https:> Acceso en: 13 octubre. 2016.

13. SHARMA, Mohammed Mansour; et al. Actividad física en la lucha contra la obesidad infantil: un modelo de extensión para la promoción de la salud de niños y adolescentes en las escuelas públicas. 5 p. 2011. Disponible en: <http: www.prac.ufpb.br/enex/trabalhos/6ccsdfpprobex2013200.pdf="">.</http:> Acceso en: 13 octubre. 2016.

14. BENEDICTO, Leandro de Souza; et al. Educación física: en la lucha contra la obesidad infantil. 12 p. 2014.  Disponible en: <https: www.inesul.edu.br/revista/arquivos/arq-idvol_31_1412631799.pdf="">.</https:> Acceso en: 15 octubre. 2016.

15. GUIDO, Marcelo; MATHUR, José Fernando. Educación física como prevención y tratamiento de sobrepeso y obesidad: una revisión. Efdeportes.com, año 15, párrafo 146, julio. 2010. Disponible en:<http: www.efdeportes.com/efd146/educacao-fisica-sobrepeso-e-obesidade-infantil.htm=""> consultado: 16 de octubre</http:> 2016.

[1] Estudiante en educación física Universidad de Patos de Minas (FPM) en el año 2016.

[2] Profesor del curso de educación física de la Facultad de Patos de Minas. Master en promoción de la salud de la Universidad de Francia.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here