Planificación y currículo: Importancia y contribución en el proceso educativo

0
1269
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI SOLICITAR AGORA!
PDF

ARTÍCULO ORIGINAL

NOGUEIRA, Francinete Pessoa [1], NORONHA, Jucineide Campos [2], NOGUEIRA JUNIOR, Carlos Alberto Almeida [3], PESSOA, Andréa Printes Nogueira [4]

NOGUEIRA, Francinete Pessoa. Planificación y currículo: Importancia y contribución en el proceso educativo. Revista Científica Multidisciplinar Núcleo do Conhecimento. Año 05, Ed. 11, Vol. 20, págs. 108-116. Noviembre de 2020. ISSN: 2448-0959, Enlace de acceso: https://www.nucleodoconhecimento.com.br/educacion-es/importancia-y-contribucion ‎

RESUMEN

Este artículo presenta reflexiones sobre la importancia del currículo y el acto de planificación, haciendo hincapié en los objetivos de explicar cómo se lleva a cabo el método de planificación, dada la complejidad y dificultades encontradas hoy en día y, a falta de explicación sobre los propósitos de la enseñanza que actualmente impregna renovaciones, transformaciones y avances. Se propone atribuir contribuciones, de la planificación pedagógica, sobre lo que es el currículo educativo y la planificación, contextualizadas en la investigación bibliográfica sobre qué es el currículo y cómo funciona la planificación, con el fin de identificar la importancia del tema propuesto. La preparación de este artículo fue a través de la investigación bibliográfica y las lecturas, con el fin de mejorar el conocimiento relacionado con el tema en cuestión. Y en línea con las lecturas realizadas, se observa que las acciones a desarrollar en el currículo sólo tendrán éxito cuando esté de acuerdo con la planificación. Por lo tanto, este trabajo tiene como objetivo mostrar las bases que consideran la importancia de la planificación y el currículo a través de acciones expresivas que proceden como método de planificación y currículo escolar. Y explicar cómo la técnica de planificación frente a la complejidad de las dificultades encontradas en el día a día y la ausencia de aclaración sobre su propósito frente al proceso de enseñanza y aprendizaje, que a menudo está en constante cambio, renovación.

Palabras clave: Currículo educativo, planificación, educación.

1. INTRODUCCIÓN

Para analizar el currículo y la planificación en la coyuntura educativa, es esencial entender tales situaciones, y el significado de estos procesos. Por lo tanto, uno debe entender inmediatamente, ¿qué es la planificación? y ¿qué es el plan de estudios? En la oportunidad, se entiende que la planificación es un instrumento que ayuda al proceso pedagógico del profesor, permitiendo la organización de métodos relacionados con los contenidos del currículo escolar y permite elementos para el éxito en la enseñanza-aprendizaje.

En este aspecto, la planificación es elemental, pero se hace difícil en las atribuciones del profesor, que necesita un estudio basado en el conocimiento, desarrollar la práctica educativa.  Además, la planificación es de gran importancia porque permite conocer la realidad del contexto al que pretende destinarse, y luego llevar a cabo la organización de los elementos esenciales para el trabajo pedagógico.

En vista de esto, la planificación escolar se defiende como una prioridad de la organización grupal, que involucra a todos los segmentos de la educación tales como: maestros de todas las áreas, estudiantes, administrativos y la comunidad circundante. Dado que no se pueden señalar decisiones aisladas, por lo tanto, es necesario discutir para establecer metas, metas, metas, valores, actitudes y deliberar los posibles problemas ordinarios de la escuela. Así que la escuela se vuelve democrática.

Sin embargo, a falta del diálogo necesario para planificar la mejora, algunos profesores tienen dificultades para desarrollar sus actividades pedagógicas. Del mismo modo, destaca la falta de formación continua, para que se pueda entender la veracidad de la importancia del acto de planificación y de los métodos pedagógicos actualizados.

El plan de estudios tiene como objetivo orientar las actividades del profesor en la práctica pedagógica, teniendo en cuenta las acciones escolares, entre ellas, la planificación, la evaluación, y también otras actividades desarrolladas por el profesor en el aula. Para estos logros, el maestro debe saber cómo dirigir la elaboración del plan de estudios, determinando los contenidos primordiales.

Por lo tanto, para planificar el currículo, con el fin de desarrollar métodos pedagógicos, es necesario prestar atención a las condiciones de enseñanza tanto dentro como fuera del entorno escolar, teniendo en cuenta que la función a realizar por el profesor es planificar, o predecir el aprendizaje en la enseñanza, y no difundir exclusivamente los objetivos a ser analizados o estudiados por los estudiantes. Por último, es necesario que exista una organización metodológica de los contenidos a desarrollar en el aula, con el fin de habilitar elementos para el éxito del proceso de enseñanza y aprendizaje.

2. REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA

2.1 PLANIFICACIÓN EDUCATIVA

La planificación educativa se considera de importancia fundamental, especialmente para la construcción de información, así como para el acceso a un aprendizaje significativo en el entorno escolar. Luckesi (2011, p. 125), afirma que: “Planificar significa establecer metas y buscar maneras de alcanzarlas”. De acuerdo con el autor, es necesario tener en cuenta que, antes de la planificación, se deben dirigir los objetivos que se pretende alcanzar.

De hecho, en los diversos conceptos de planificación, el profesor es el principal responsable del proceso. Así, según Moretto (2007, p. 52), “Al mismo tiempo que el profesor organiza la elección de los contenidos, planea estrategias pedagógicas que favorezcan un aprendizaje significativo por parte de los alumnos”.

Todavía en la contribución de Moretto (1997, pg. 9) “La planificación es el resultado de un proyecto escolar y educativo soñado y concebido por el colectivo escolar. Es necesario buscar una propuesta para planificar acciones pedagógicas.” En estas acciones, se describen las metas de la escuela, visualizando no sólo el centro escolar, sino también la comunidad servida.

Además de lo anterior, las circunstancias se proporcionan con la dirección de los profesores, que para Oliveira (2007, pg. 21) “[…] el acto de planificación requiere que se consideren aspectos básicos”. Por lo tanto, implementan mejores rendimientos dirigidos a aprender al estudiante. Como:

Es la planificación general que implica el proceso de reflexión, las decisiones sobre la organización, funcionamiento y propuesta pedagógica de la institución. Es un proceso de organización y coordinación de la acción de los profesores. Articula la actividad escolar y el contexto social de la escuela. Es la planificación la que define los propósitos del trabajo pedagógico. (PCN BRASIL,1997, pg. 42).

En este contexto, se observa que la planificación es un procedimiento para permitir directrices y decisiones sobre la praxis de los recursos humanos y los recursos materiales. Según Libâneo (1994, p.22), la planificación es de gran importancia porque es: “Un proceso de racionalización, organización y coordinación de la acción docente, articulando la actividad escolar y el problema del contexto social”. Por lo tanto, contribuye de manera pertinente a la consecución de los objetivos, realizando oportunamente los pasos definidos, por lo tanto, presenta los resultados positivos.

También en la contribución de Libâneo (2001, p. 225), la planificación “[…] Es el documento más completo; expresa directrices generales que resumen, por un lado, los vínculos del proyecto pedagógico de la escuela con los propios planes didácticos”. Por lo tanto, la planificación es toda actividad que abarca la técnica de la imaginación, las decisiones sobre la organización, el funcionamiento y la opinión pedagógica de la institución escolar. Es necesario entender que:

La planificación del proceso educativo es planificar lo indefinido, porque la educación no es el proceso, cuyos resultados pueden ser totalmente predefinidos, determinados o pre-elegidos, como si fueran productos que surgen de una acción puramente mecánica e impensable. Por lo tanto, debemos planificar la acción educativa para el hombre al no imponerle pautas que le sean. Al permitir que la educación ayude al hombre a ser el creador de su historia. (MENEGOLA y SANT’ANNA, 2001, p. 25)

Por otra parte, en el caso de que la planificación no se vea sólo como una representación, y su proceso no se interprete como algo opcional y, por consiguiente, no haya tenido éxito, deben tenerse en cuenta algunos criterios. Destacan los siguientes:

Objetivos: esto es todo lo que el estudiante debe ser capaz de demostrar como resultado de su aprendizaje en las actividades relacionadas con las disciplinas. Es importante entender que:

Expresar el objetivo tiene la función, sobre todo, de permitir la re-significación de la práctica. Por supuesto, uno debe buscar la mayor precisión posible para explicar a dónde se quiere ir; sin embargo, los propósitos se hacen más claros con el desarrollo del paseo, en la confrontación con la realidad, y es necesario, entonces, su reformulación. Por lo tanto, entendemos que la elaboración de los propósitos es un proceso dinámico, que requiere mucha atención al desarrollo histórico. (MORETTO, 2007, p. 52)

Como ha descrito el autor, es notorio que al formular objetivos se tenga en cuenta el contexto de lo que se pretende lograr, si en el curso de la aplicación presenta ineficacia e insatisfacción del proceso, será necesario reorganizar o una nueva planificación. Por lo tanto, estos diseños son indispensables, de modo que se pueda lograr un efecto significativo en el objetivo preestablecido.

Metodología: La metodología está configurada para identificar la dirección a tomar en el procedimiento didáctico, cuestionar y priorizar las experiencias antes de la enseñanza, con el fin de lograr el aprendizaje, y cómo se trabajará cada contenido programático. Porque es que ofrece todas las condiciones adecuadas para la realización del trabajo en las aulas.

[…] se trata de actividades, procedimientos, métodos, técnicas y modalidades de enseñanza, seleccionados con el fin de facilitar el aprendizaje. Son, en su caso, las diversas formas de organizar las condiciones externas más adecuadas para la promoción del aprendizaje (MENEGOLLA y SANT’ANNA, 2001, p.90).

Sin embargo, la promoción del aprendizaje se basa en sistemas interconectados, trabajando juntos, que se ajustan a la voluntad colectiva para un único objetivo, la enseñanza-aprendizaje. Sobre la base de este compromiso y basado en la flexibilidad de la metodología, se promueve el éxito en el aprendizaje.

Evaluación: sigue todo el proceso de enseñanza-aprendizaje, no sólo se dirige a pruebas y / o pruebas, sino que se ve como retroalimentación entre el maestro y el estudiante. Según Masetto (1997, p. 4), “el proceso de evaluación es una situación a menudo plagada de amenazas, presiones o terror”.

Siguiendo estos criterios de planificación, el profesor se evalúa a sí mismo con el fin de mejorar su práctica laboral en el aula, mejorando efectivamente su proceso educativo y, como contribución al entorno escolar, despierta la mejora en el aprendizaje de sus alumnos.

2.2 CURRICULUM EDUCATIVO

El Currículo es un plan pedagógico que dirige el trabajo, así como el método de instrucción y aprendizaje de los estudiantes. Es una acción activa, donde se determinan todas las actividades escolares. Además, es en este documento que se implementa la planificación de toda la vida escolar de los alumnos, estableciendo instrumentos que conducen a las demandas de la institución educativa y de todos los involucrados en el proceso, tanto de la facultad como del cuerpo estudiantil.

Así, el plan de estudios tiene como objetivo orientar las actividades del profesor en las técnicas pedagógicas en el aula. Ante el problema,

El currículo es una construcción social del conocimiento, presuponiendo la sistematización de los medios para que esta construcción sea efectiva; la transmisión del conocimiento producido históricamente y las formas de asimilarlo, por lo tanto, la producción, transmisión y asimilación son procesos que conforman una metodología de construcción colectiva del conocimiento escolar, es decir, el propio currículo. (VEIGA, 2002, p.7)

Así, la planificación curricular es un trabajo multidisciplinar que beneficia el proceso de enseñanza, ya que idealiza todas las actividades que el alumno realizará bajo la dirección de la escuela para lograr los fines de la educación. Debe ser organizado individualmente por cada establecimiento educativo. Sin embargo, según Menegola y Sant’anna (2001, p. 25), “Planificar el proceso educativo es planificar lo indefinido, porque la educación no es el proceso, cuyos resultados pueden ser totalmente […] determinados o pre-elegidos, como si fueran productos derivados de una acción puramente mecánica e impensable”.

Luego, para la correcta planificación del currículo escolar, se debe determinar la participación de las personas que guían el proceso educativo, teniendo en cuenta el equipo de gestión, pedagógico, técnico y administrativo. Así, juntos pueden deliberar sobre los objetivos, contenidos, metodologías, así como el desarrollo evaluativo.

Es concomitante que el proceso de planificación en el entorno de aprendizaje se considera un equipo, con la intención de acciones significativas. Para Menegola y Sant’anna (2001, p. 25) “Por lo tanto, debemos planificar la acción educativa para que el hombre no le imponga pautas que le impongan. Al permitir que la educación ayude al hombre a ser el creador de su historia”.

Por lo tanto, las directrices curriculares buscan abordar temas de generación relevantes, donde construirán el contenido programático necesario para los procedimientos educativos, que tiene como objetivo satisfacer las necesidades de todos los estudiantes. En este enfoque, se destaca que:

En cualquier caso, lo que el profesor debe distinguir, al elaborar un currículo, son los contenidos significativos, funcionales, contenidos que se desagustican en significado y funcionalidad y mera información sin otro objetivo que debe memorizarse durante el mayor tiempo posible. (CASTRO, 1987, p.53).

El currículo bien organizado es la base de la educación, se observa que debe trabajar el conocimiento de una manera organizada y sistematizada, siendo aceptado por todos colectiva y selectivamente como conocimiento empírico del estudiante.

En resumen, en la trayectoria educativa, mucho se enfrenta a los éxitos y fracasos, pero es antes de la discusión por el bien común que se da el derecho a todos los responsables, directa o indirectamente, a participar en la organización del currículo, a despertar a la verdadera práctica de la enseñanza-aprendizaje, y en consecuencia, a la reducción del fracaso escolar.

CONSIDERACIONES FINALES

En vista del estudio, se hizo una contribución significativa en relación con el tema, y aquí es importante destacar que la planificación debe basarse en la ejecución de todas las actividades a realizar, pero hay muchos obstáculos encontrados por los profesores en la asamblea de la misma y durante su aplicación. Es un instrumento indispensable, debe ser evaluado durante su producción, en la aplicación con los fines objetivos y, especialmente en la evaluación ante los resultados obtenidos.

Las actividades de planificación pueden no llevarse a cabo con éxito, pero lo admirable es que el profesor se compromete a hacer ajustes y redirigir, sistematizando con el grupo escolar, con el fin de compartir experiencias metodológicas. Con esto, implementar mejoras en sus habilidades pedagógicas, a la vista, el aprendizaje del estudiante.

La evaluación del aprendizaje del alumno encaja en el contexto de las situaciones necesarias para el entorno de aprendizaje, como un instrumento que pretende reflexionar sobre el grado de concepción y comprensión del alumno frente a lo que se le transmite. Aunque hoy en día todavía se percibe que son exámenes formales, tales como pruebas y pruebas, los instrumentos más frecuentes en la vida escolar diaria, utilizados la mayor parte del tiempo para mostrar la desigualdad, es decir, el estudiante que aprendió y el estudiante que no aprendió; el estudiante que conoce, en un grado de superioridad a quien tiene dificultades para aprender.

Sin embargo, es evidente que el resultado de la evaluación aplicada en el proceso de enseñanza-aprendizaje es el reflejo del trabajo del profesor, que necesita una autoevaluación, de acuerdo con el desempeño que presenta la clase.

Así, al desarrollar el currículo, incluye la configuración de un documento que pretende colaborar con el aprendizaje de todos los alumnos, determinando la opinión y ciertas reflexiones para potenciar las disciplinas a contemplar.

En vista del estudio realizado, se observa que la evidencia sobre el currículo, presente tanto en teoría como en la práctica pedagógica, nos lleva a pensar y repensar, que los planes de estudio no sólo son contenidos terminados para ser simplemente aplicados a los estudiantes, sino que deben ser discutidos para satisfacer las necesidades reales experimentadas por todos los involucrados en el contexto escolar.

Por lo tanto, el currículo y la planificación deben estar siempre interconectados, de modo que haya acción-reflexión-acción, para corroborar el éxito de todo el proceso deseado, y así, contemplar con importancia el propósito principal, el aprendizaje de los estudiantes.

REFERENCIAS

BRASIL: PARÂMETROS CURRICULARES NACIONAIS: Apresentação dos temas transversais, ética. Secretaria da Educação Fundamental. –Brasília: MEC/SEF, 1997 B. 147 Pg. V. 7.

CASTRO, Amélia Domingues de. Didática para escola de 1º e 2º graus. 9ª ed. São Paulo: Pioneira, 1987.

LUCKESI, C. C. Avaliação da aprendizagem: Componente do ato pedagógico. São Paulo: Cortez, 2011.

LIBÂNEO, José Carlos, Didática. São Paulo. Editora Cortez. 1994.

__________, Organização e gestão escolar: teoria e prática. 4. ed. Goiânia: Editora alternativa, 2001.

MENEGOLLA e SANT’ANA, Maximiliano e Ilza Martins. Porque Planejar? Como Planejar? Currículo e Área-Aula. 11º Ed. Editora Vozes. Petrópolis. 2001.

OLIVEIRA, D. de A. Gestão Democrática da Educação: Desafios Contemporâneos. 7ª edição. Petrópolis, RJ. Editora Vozes: 2007.

MORETTO, Vasco Pedro. Planejamento: planejando a educação para o desenvolvimento de competências. Petrópolis, RJ: Vozes, 2007.

VEIGA-NETO, Alfredo. Currículo e telemática. Currículo, práticas pedagógicas e identidades. Braga: Porto Editora, p. 53-64, 2002

[1] Licenciado en Matemáticas y Especialista en Enseñanza y Gestión Matemática y Coordinación Pedagógica y Enseñanza de Educación Superior SEDUC; Corporacion Universitaria De Humanidades e Ciencias Sociales de Chile Máster en Ciencias de la Educación.

[2] Licenciado en Letras y Especialización en Metodología de Enseñanza de Lengua Portuguesa y Especialización en Medios de Educación; Corporacion Universitaria De Humanidades e Ciencias Sociales de Chile Máster en Ciencias de la Educación.

[3] Licenciado en Turismo.

[4] Graduado en Física; Corporacion Universitaria De Humanidades E Ciencias Sociales De Chile. Máster en Ciencias de la Educación.

Artículo: Noviembre de 2020.

Aprobado: Noviembre, 2020.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here