El arte como dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagógica en la enseñanza-aprendizaje significativa / creativa de aprendices contemporáneos

0
222
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI SOLICITAR AGORA!
PDF

ARTÍCULO ORIGINAL

PIMENTA, Delcimar Fragoso [1], RODRIGUES, Ana Paula [2]

PIMENTA, Delcimar Fragoso. RODRIGUES, Ana Paula. El arte como dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagógica en la enseñanza-aprendizaje significativa / creativa de aprendices contemporáneos. Revista Científica Multidisciplinar Núcleo do Conhecimento. Año 06, Ed. 04, Vol. 04, pp. 33-50. Abril. ISSN: 2448-0959, Enlace de acceso: https://www.nucleodoconhecimento.com.br/educacion-es/intervencion-psicopedagogica ‎

RESUMEN

Este trabajo tenía como objetivo analizar el arte como un dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical, con el objetivo principal de presentar el arte como una intervención en la facilitación e inclusión de los estudiantes con discapacidades de aprendizaje (DA). A través de esta propuesta, podemos decir que este trabajo está justificado en la medida en que se ha vuelto oportunista en la producción de nuevos conocimientos y en el endurecimiento de la comunidad, refiriéndose a hacer frente a las dificultades de aprendizaje. Como procedimiento metodológico, se utilizó la investigación bibliográfica (un estudio exploratorio que nos permitió recopilar información sobre el tema propuesto). Así, para la explicación de este tema, buscamos apoyo en los estudios realizados por: Coli (1995), Cury (2001), Freire y Shor (1986), Freire (1987, 1994, 1995, 1998), Lemos (2002), Moraes (1997), Machado (1996, 2000), Norius (1990), Piaget (1948), Pimenta E Anastasiou (2002), Severino (1994), Vygotsky (2010), Silva (1998), Sacristán (2002), Souza (2000), Bohn, Luz y Luz Filho (2010), Coutinho (1995), Peters (2001), Herman (2003) , Milligan (1997), Libâneo (2007), Barbosa (1991, 1995, 1998), Lowenfeld (1954), Theodoro (1996), Brasil (1998), Beuclair (2004), Bossa (2000), Rubinstein (1987), Smith (2007).

Palabras clave: Arte, Enseñanza-aprendizaje, Psicopedagogía.

1. INTRODUCCIÓN

El arte con sus lenguajes artísticos juega un papel importante en el proceso de enseñanza-aprendizaje.Es un área que está entrelazada con las otras áreas y cada lenguaje artístico tiene sus especificidades.

El arte fomenta el desarrollo de la construcción del pensamiento artístico y la percepción estética, que caracterizan un modelo de alineación y significado a la propia experimentación como ser humano: el alumno, a través del arte, tiende a desarrollar su sensibilidad, imaginación y percepción, a la hora de realizar formas artísticas o incluso en el aprecio o reconocimiento de las formas producidas por él, por colegas , por la naturaleza y culturas de otros grupos sociales.

Las lenguas artísticas han generado nuevos retos y nuevas oportunidades para la inserción, incorporación y uso en el entorno escolar, con el objetivo de la relación y representación comunicativa de las ideas frente a la discapacidad del aprendizaje (DA), motivo que despertó el interés de este autor aprendiz en analizar “El arte como dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical en la enseñanza-aprendizaje significativo/creativo en la formación de los estudiantes contemporáneos”, en una perspectiva significativa de complementación y construcción colaborativa del conocimiento, aprovechar y ensalzar la potencialidad de promover el despertar en el desarrollo cognitivo de las habilidades de criticidad, creatividad y sensibilidad en los estudiantes / estudiantes con DA, con respecto a los actos de lectura, escritura e interpretación de imágenes y textos.

Medida Jorge Visca (1987), Psicopedagogía es un arco que tiene como estudio el proceso de aprendizaje humano. También afirma el énfasis en el estudio metódico, el de la corriente de epistemología convergente (VISCA, 1987, p. 16).

Teniendo esto en cuenta, destacamos que los lenguajes artísticos han estado perpetuando en la enseñanza-aprendizaje como una “herramienta” para una mejor asimilación de la enseñanza-aprendizaje significativa y colaborativa en la formación de estudiantes contemporáneos, se puede ver que hay una gran parte de profesionales que no han buscado suficiente formación para lidiar con las discapacidades del aprendizaje (DA) dentro del aula, por lo que es justificable una encuesta de carácter investigador y cualitativo , haciendo referencia al tema de esta obra, con el fin de aportar sugerencias como la educación continua y la formación que contemplan el arte en lenguas artísticas aplicadas en la enseñanza-aprendizaje.

Es axiomático, en tiempos contemporáneos, la aplicación de los lenguajes artísticos a la enseñanza-aprendizaje de los estudiantes con discapacidades de aprendizaje (DA), y que contempla la formación de profesores contemporáneos para una mejor facilitación-aprendizaje significativo y colaborativo, ya que a través del arte y sus idiomas, los alumnos y estudiantes pueden representar y difundir su propio pensamiento, lectura y atribución de significados, así como la negociación de la información, consolidando conocimientos significativos en un acto de lectura, escritura, reflexión y rehacimiento, que favorecen el crecimiento individual en el campo de la intelectualidad personal y la colectividad. El “arte” favorece una mejor comprensión de la realidad y contribuye directamente al desempeño del individuo en la transformación de la sociedad.

Hacer frente a estos desafíos a menudo implica en una acción del investigador “psicopedagogo”, observando, tratando de aprehender y entender el universo de la materia con AD: familiar, escolar, afectivo y cognitivo, condiciones de vida, su lenguaje, espontaneidad conceptual, así como revelarse al alumno / estudiante en el sentido de mediar y guiarlo, utilizando el arte con sus lenguajes artísticos como un dispositivo de intervención para superar el problema.

2. DESARROLLO

El enseñanza-aprendizaje distribuye arcos de conexión a medios de aprendizaje diferentes, que incluyen actividades pedagógicas para el estudiante/alumno en la creación, producción de conocimiento, interactividad, cooperación, arte, colaboración, autoconocimiento y una gama de integración: teoría/práctica; conocimiento previo/nuevo; conocimientos personales/profesionales; grupo ciudadano/social.

En este universo, se pretende, en primer lugar, que el profesor/facilitador sea el individuo capaz de visualizar, aprender, desaprestarse y volver a aprender y, por tanto, pertenecer y asimilar el papel de las lenguas en los sectores culturales contemporáneos, situando la verdadera importancia del arte para la enseñanza-aprendizaje educativo actual, y las lenguas artísticas se utilizan en la didáctica del sistema educativo como herramienta para la enseñanza y el aprendizaje.

2.1 JUSTIFICACIÓN

La enseñanza-aprendizaje incluye arcos de acceso a diferentes medios de aprendizaje, que incluyen actividades para el alumno en la producción de conocimiento, interactividad, cooperación, arte, colaboración, autoconocimiento y una gama de integración: teoría/práctica; conocimiento previo/nuevo; conocimientos personales/profesionales; grupo ciudadano/social. Desde esta perspectiva, se pretende, en primer lugar, que la psicopedagoga/terapeuta sea capaz de visualizar, percibir y asimilar el papel de las lenguas en los sectores culturales contemporáneos y así situar su importancia para la enseñanza-aprendizaje educativo hoy en día, ya que los lenguajes artísticos deben utilizarse como herramienta para la intervención psicopedagogical en la enseñanza y el aprendizaje.

2.2 OBJETIVOS

2.2.1 OBJETIVO GENERAL

Analizar el arte como un dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical en la enseñanza-aprendizaje significativo y colaborativo en la formación de estudiantes/estudiantes contemporáneos con discapacidades de aprendizaje en la educación básica brasileña.

2.2.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Definir las lenguas artísticas como un dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical en la enseñanza-aprendizaje;
  • Analizar el potencial pedagógico de los recursos de lenguas artísticas como dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical en la enseñanza-aprendizaje;
  • Proponer estrategias de lenguajes artísticos disponibles para situaciones que colaboren en la construcción de conocimientos y habilidades significativas, a través de la intervención psicopedagogical en la enseñanza-aprendizaje de estudiantes/estudiantes contemporáneos de la educación básica brasileña.

2.3 ALCANCE DEL TRABAJO

Esta investigación tiene como objetivo el estudio del uso del arte – las bellas artes como un dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagógica en la enseñanza-aprendizaje, para la construcción y reconstrucción del conocimiento, y un análisis del arte como un dispositivo en el proceso de intervención psicopedagogical, como facilitador en el proceso de enseñanza-aprendizaje significativo y colaborativo en la formación de estudiantes /estudiantes contemporáneos en la educación básica brasileña, utilizando el arte con sus lenguas plásticas como objeto directo de estudios como herramienta en la facilitación e inclusión de los estudiantes con DA.

El objetivo de esta investigación es crear o proponer moldes para la intervención, facilitación y endurecimiento de los didácticos facilitando la enseñanza frente al DA.

2.3.1 ESTRUCTURA DE TRABAJO

La organización de la estructura en este Trabajo de Finalización del Curso (TCC ) fue la siguiente: en el primer capítulo, se argumentó la introducción y el contexto del tema iniciado en la investigación, la justificación académica y personal del tema, el objetivo general y específico, el alcance de la obra y, concluyendo, su finalización con la estructura de la obra.

El capítulo secundario es el marco teórico en el que la conceptualización y los vínculos de las áreas correlacionadas están expuestos a la fundación directa de dichas áreas mencionadas aquí, que se refieren al tema: “El arte como un dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical en la enseñanza-aprendizaje significativo/creativo de los estudiantes contemporáneos”.

La descripción de los conceptos que componen este capítulo son: arte, enseñanza-aprendizaje y psicopedagogía.

El tercer capítulo destaca las conclusiones extraídas en función del estudio y la
liberación de futuras sugerencias de inquisición. También componen este documento de trabajo de finalización, por supuesto, referencias bibliográficas empleadas y mencionadas en el cuerpo de trabajo.

2.4 MARCO TEÓRICO

El marco teórico se basa en sociólogos, filósofos, historiadores de la Educación y facilitadores/profesores, como Coli (1995), Cury (2001), Freire y Shor (1986), Freire (1987, 1994, 1995, 1998), Lemos (2002), Moraes (1997), Machado (1996 y 2000), Norius (1990), Piaget (1948), Pimenta y Anastasiou (2002), Severino (1994), Vygotsky (2010), en teóricos del currículo como Silva (1998), Sacristán (2002), en educoms, como Souza (2000), en estudiosos del uso de tecnologías educativas, como Bohn, Luz y Luz Filho (2010), Coutinho (1995), Peters (2001), Herman (2003), Milligan (1997), Libâneo (2007), en educadores de arte, como Barbosa (1 991, 1995, 1998), Lowenfeld (1954), Theodoro (1996), Brasil (1998), y en psicopedagogía, como Beuclair (2004), Bossa (2000), Rubinstein (1987), Smith (2007) y otros.

Muchos cambios han tenido lugar rápidamente en la sociedad contemporánea. La enseñanza-aprendizaje es hasta el extremo para la creación de un nuevo conocimiento, un aprendizaje participativo en el intercambio entre el maestro y el alumno. El arte tiene el poder de transformar lo ordinario en extraordinario y todo indica que puede ser un inmenso aliado del desarrollo cognitivo de los estudiantes/ estudiantes, especialmente cuando permite el desarrollo de un trabajo que se adapta a diferentes ritmos de aprendizaje, y permite al alumno aprender de sus errores. “La visualización del maestro necesita viajar junto con la historia del alumno, coloreando su desarrollo, sin dejar de lado que es único, humano y singular, y así cada ser aprende a su manera.” (HOFFMANN, 1998, p. 31).

Para que haya aprendizaje, es necesario fraternizar con el tiempo de cada alumno, mediando, respetando, analizando sus errores y éxitos, evaluando y replanteando la práctica didáctica, para que todos los involucrados en la búsqueda del aprendizaje puedan asimilar los conocimientos que se les lanzan. El arte con sus idiomas proporciona a los profesores nuevas conjeturas educativas, nuevas funciones y formas de acción. Una de las contribuciones más importantes del arte al proceso de enseñanza-aprendizaje, sin duda es la creatividad.

El estudiante / alumno es capaz de buscar crear obras materiales consistentes con cualquier tema muy fácilmente. La manipulación del lenguaje artístico tiene como repositorio de conocimiento para anclar al estudiante para aprender y apreciar su propio hacer. Es bastante saludable fomentar discusiones sobre temas artísticos, permitiendo al alumno/estudiante obtener respuestas de maneras alternativas a la simple lectura de un libro y, en consecuencia, para convertirlo en un agente activo en la búsqueda de información, porque el arte despierta curiosidad en el individuo/alumno y “constituye formas específicas de manifestación de la creatividad en individuos humanos en la interacción con el universo en el que se encuentran, en su propio reconocimiento”. (FERRAZ Y FUSARI, 1999, pág. 16)

Para concebir cambios en el sistema educativo, tenemos que reflexionar a fondo y analizar críticamente sobre:

  • Valores que ayudan al desarrollo y crecimiento de las personas y la sociedad;
  • Enseñanza-aprendizaje;
  • Psicopedagogía inclusiva a través de estudiantes con discapacidades de aprendizaje;
  • Nuevos dispositivos, metodologías, sistemas educativos, curación de contenidos, innovación y cambio;

La respuesta está en el deseo de aprender y volver a aprender siempre, confrontando a los viejos con el nuevo hacer. Confrontar este conocimiento y hacer implica:

una acción del profesor en el sentido de conocer, recuperar el habla del alumno/alumno, escucharlo, visualizarlo, finalmente, que hace una lectura semiótica de la aprehender de su mundo cognitivo, afectivo y social, su lengua, sus condiciones de vida, conceptos sinceros, y también mostrarse al alumno (FREIRE y SHOR, 1986, p. 123).

El énfasis dado por las instituciones educativas de lenguas artísticas, como dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical en la enseñanza-aprendizaje, debe dirigirse a la elaboración de materiales didácticos que acolitis una didáctica dirigida al despertar placentero de nuevos conocimientos, pero basado en el conocimiento previo de los alumnos. Así, el uso del arte en el centro educativo favorece el acceso al cosmo del alumno/alumno, cuya interpretación ayuda al profesor/facilitador a crear condiciones de aprendizaje facilitadoras, innovando los conocimientos existentes.

Se percibe que el arte, con las características que presentan sus lenguas, tiene un papel importante en la enseñanza-aprendizaje y que los terapeutas y profesores deben tratar de aprender y explorar al máximo estas potencialidades, que no sólo se refieren al desarrollo de buenos contenidos educativos, sino también al uso monetizado de las lenguas en el campo pedagógico. Este uso implica que uno es consciente de las teorías de aprendizaje o que los procesos mentales subyacentes a la colección, tratamiento, registro y evocación de la creación se perciben mínimamente, así como el don de respuestas a los desafíos de enseñar a los estudiantes con DA.

Los terapeutas/terapeutas/psicopedagogistas deben aspirar, en su formación, a aprender constantemente, porque según Feldmann (1999, p. 01): “asignar la cualificación a los alumnos para ser colegiados en el compromiso político y transformador”, ha demostrado ser un gran desafío para todos los que creen en la educación como bien universal, espacio público, espacio democrático, derechos naturales y sociales en la constitución de la identidad y en el ejercicio de la ciudadanía.

La mayoría de los estudiantes han indicado que la escuela tradicional “tecnológico” es arcaico, porque les lleva a aprender sobre contenidos que no imaginan significado para la realidad vivida por ellos en la época contemporánea.

En la enseñanza-aprendizaje tradicional, la pedagogía se caracteriza por acentuar la enseñanza-aprendizaje humanista, de cultura general, en la que el estudiante está calificado para lograr, por su propio esfuerzo, su plena realización como persona. Los contenidos, los procedimientos didácticos, la relación enseñanza-aprendizaje no tienen relación con la vida cotidiana del alumno, y mucho menos con las realidades sociales. Es el predominio de la palabra del maestro, de las normas impuestas, del cultivo exclusivamente intelectual, “de este embarasmus resulta el conocimiento críticamente reelaborado.” (LIBÂNEO, 2007, p. 20, 21).

La educación tradicional dejó en segunda etapa la situación real estudiantes, un hecho que todavía se puede verificar, porque tenemos una baja tasa de personas adultas con criticidad, creatividad y sensibilidad trabajando en el mercado laboral.

Por lo tanto, las actividades extraroom deben sobresalir en el requisito de análisis críticos y reflexivos, que el arte ayuda a concebir, en detrimento de la búsqueda, lectura e interpretación del mundo, la comprensión del otro y también de la escritura, la creación y reformulación de ideas, la comunicación, el registro de su historia y el conocimiento mejor como protagonista de su formación , algo que el arte ya ha estado proporcionando en el sistema de enseñanza-aprendizaje.

Esto no significa que el contenido y la didáctica de la educación tecnológica conocida como “tradicional” haya perdido su importancia. Sin embargo, es urgente en la contemporaneidad cambiar la forma de trabajar conceptos, información, procedimientos y reglas, siempre buscando identificar hechos o ocurrencias de la vida cotidiana que tiene y es significativa para el alumno, con el objetivo de crear situaciones que favorezcan la transformación del conocimiento de sentido común en conocimiento científico. La concisión científica es necesaria, pero no debe ser un punto de partida. Más bien, es necesario entender el arte, ser utilizado en la escuela. La investigación ha demostrado que es necesario que el profesor pueda reflexionar sobre su práctica y dirigirla de acuerdo con la realidad en la que opera, centrado y centrado en los intereses y necesidades de los alumnos, buscando caminar por nuevos caminos para hacer del enseñanza-aprendizaje un reto estimulante para cada alumno.

Freire (1996, p. 43) afirma que: “formalizar los pensamientos críticamente en las acciones actuales y o reflejarse en el primero es que se pueden buscar mejoras a los demás para hacer”. Pero según Schön (1997, p. 21), “hay situaciones conflictivas y conflictivas, que la aplicación de técnicas convencionales simplemente no resuelve problemas”. Tales declaraciones nos hacen reflexionar que no se deben abandonar todas las técnicas aprendidas en los cursos de pregrado. Por lo tanto, es pertinente añadir a esto hacer lo aprendido en el día a día de la escuela, y que siempre habrá situaciones conflictivas y el maestro debe estar preparado para resolverlas.

Para Nóvoa (1997, p. 27):

las situaciones conflictivas a las que los alumnos están obligados a enfrentar (y resolver) presentan características únicas, lo que requiere características únicas: el profesional competente tiene habilidades reflexivas de autodesarrollo (…). La lógica de la racionalidad técnica siempre lo pone en el desarrollo de la praxis reflexiva.

Para ser un profesional pedagógico competente, según este autor, el docente debe planificar estrategias de manera creativa, para resolver las situaciones problemáticas que se presentan en el centro educativo, en el día a día. Para él, el buen profesional es aquel que logra combinar paciencia, técnica y arte. Actualmente, se sabe que el profesional docente no es el protagonista de esta situación. Este fue forjado / modelado por el sistema para cumplir el rol de poseedor del conocimiento científico, que hipotéticamente podría ser transferido a los estudiantes de manera homogénea y en una escala de dificultad creciente. Así, la actuación del docente debe permanecer centrada en la enseñanza de contenidos curriculares definidos en un lugar fuera del contexto del aula, para ser posteriormente conducidos y seguidos por los “libros” impresos sobre las tecnologías de la época y consumidos igualmente en diferentes contextos. para producir los mismos resultados.

Afortunadamente, “la práctica llegó y se ha ido construyendo y convirtiéndose en una acción en el mundo, construida por individuos poco a poco conquistando la conciencia de lo propio que se hace sobre el mundo” (FREIRE, 1994, p. 102). Así, aumenta abruptamente la cantidad de profesores/facilitadores insatisfechos con esta situación, buscando de alguna manera nuevas alternativas para encontrar nuevas formas de involucrar y emplear el arte y sus idiomas para registrar su vida cotidiana, sus didácticas, su escuela y su mundo, desarrollar proyectos relacionados con la realidad y su problema, buscando entender el pasado para trabajar hoy en día la construcción de una enseñanza-aprendizaje significativa, compartida y colaborativa que pueda contribuir positivamente a la alta calidad de la enseñanza. Para ello, el arte permite a la persona hacer registros de sus ideas y su visión del mundo canalizado por la enseñanza-aprendizaje. Sin embargo, en la actualidad, sólo el arte tiene como característica el trípode: leer, contextualizar y hacer.

En segundo lugar, Barbosa (1995) lo hace, contextualiza simultáneamente y lee contribuir y contribuir a un remake continuo, transformando el aprendizaje erróneo en una sustancia que puede ser revisada y reconstruida instantáneamente (depurada) para producir nuevos conocimientos. “Volver a mirar la visualización vista antes casi siempre implica mirar ángulos invisibles y percibidos” (FREIRE, 1995, p. 24). Por lo tanto, el tema principal de la formación es despertar la curiosidad de buscar de manera epistemológica provocativa, analítica y reflexiva sobre la base del proceso de aprendizaje, visualizada a través de la representación con el arte como dispositivo de intervención, porque los contenidos pueden romper con la linealidad y temporalidad de DA, en el alumno frente a la enseñanza-aprendizaje. Es necesario destacar las deficiencias e inquietudes de los alumnos en cuanto a integración en el centro educativo, para que puedan favorecerse con el uso de lenguajes artísticos, con el psicopedagogo/terapeuta teniendo un papel fundamental, equilibrando flexibilidad y organización en sus mediaciones intervencionistas. El autor describe que, a través del espacio psicopedagogical, todos los implicados pueden hacer lecturas semióticas con mayor amplitud, ya que a través del arte con sus lenguas, hay amplias ventanas en el despertar de curiosidades y creatividad para el campo de la enseñanza-aprendizaje, como un dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical en la enseñanza-aprendizaje colaborativo significativo en la formación de estudiantes/estudiantes contemporáneos.

2.5 DESCRIPCIÓN DE LOS CONCEPTOS

2.5.1 CONCEPTO: ARTE

Arte (del latín ars), concepto que reúne todas las creaciones ejecutadas por el ser humano, ya sea para expresar una visión o un acercamiento sensible al mundo, vinculado a las manifestaciones modernas de la cultura, que pretenden desprenderse de los cánones, provocando una ruptura con los valores preestablecidos, y no sirviendo simplemente como cómplices. Por tanto, los cambios en las fases de hacer docente / facilitador, psicopedagogo / terapeuta y aprendiz / alumno, más que ligados a intereses económicos, están ligados a intereses sociales, ya sea a través de la provocación reflexiva del conocimiento y el enriquecimiento del contacto con el mundo. Globalizada contemporánea. , como lo reporta Coli (1995), afirmando su importancia fundamental, que está en: “despertar en nuestros corazones, emociones y razones, reacciones culturalmente ricas, que afilan los instrumentos que usamos, para aprender y reaprender el mundo que nos circula” (COLI, 1995, pág. 110). Este hecho muestra, en la mayoría de los casos, la reacción de los individuos “docentes / docentes” hacia los alumnos con dificultades de aprendizaje; Los docentes / facilitadores son extremadamente reactivos o prejuiciosos con el arte, ya que suele estar ligado al proceso de aprendizaje que tuvo lugar en su trayectoria vital, siempre ligado al pasado, cuando los lenguajes se usaban solo como actividades y no existía el arte como un disciplina con tales magnitudes de difusión de información como en la época contemporánea.

Actualmente, tenemos que buscar hacer la inserción del alcance artístico en el lugar debido a ello, principalmente sembrando en la educación básica, desde la Educación Infantil, haciendo del cultivo dentro de nuestra sociedad de la verdadera importancia del arte para la formación intelectual y profesional, como una actividad profundamente transformadora y enriquecedora, tanto espiritual como socialmente, porque el arte transforma lo ordinario en extraordinario , ya insertado subliminalmente en todas las actividades humanas desde el comienzo del desarrollo humano.

El arte en la concepción de la enseñanza-aprendizaje contemporáneo ha servido como contribución de la psicopedagogía, teniendo así una nueva concepción artística frente a la enseñanza-aprendizaje actual, centrada en el uso como dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical en la importante enseñanza-aprendizaje colaborativo en la formación de estudiantes/estudiantes con DA, valorando aún más las ideas artísticas (dos), que sólo su estética.

Por lo tanto, los profesores/facilitadores, psicopedagogos/terapeutas de hoy, deben buscar una formación continua frente a los lenguajes artísticos, descubrir e incorporar en sus actividades profesionales, nuevas formas de mediación e intervención a través del arte, despertando así en sus estudiantes / estudiantes curiosidad.

El sistema brasileño de Educación Superior del profesorado y psicopedagogía para la educación básica, ya merecido y debe sufrir cambios, incorporando de hecho y corregir la disciplina “arte” con un mayor rigor, una disciplina que despierta en la curiosidad de los individuos, elevando la creatividad, la criticidad y la sensibilidad. Es notorio que, en el siglo XXI, nuestras instituciones básicas de enseñanza-aprendizaje, que se globalizan desde la Educación infantil hasta la secundaria, no contemplan ambientes favorables a la hora de hacer lo artístico, un hecho que los pone en desventaja formativa en la enseñanza-aprendizaje brasileña, ya que todas las demás disciplinas de la educación básica brasileña utilizan lenguajes artísticos, como la visual, la música, la danza o el teatro , utilizado directa o indirectamente.

2.5.2 ENSEÑANZA-APRENDIZAJE

Parafraseando los análisis de los conceptos de enseñanza-aprendizaje de grandes pensadores en el campo que facilita la enseñanza-aprendizaje, se tomaron como anclaje conceptos implícitos o explícitos en los supuestos teóricos y metodológicos que fomentan los distintos campos del conocimiento. Como sostiene Saviani (1985, p. 27), es necesario aclarar qué áreas del conocimiento, en un gran porcentaje de los casos, no aparecen en su forma franca, ni son exclusivamente mutuas en prácticas metodológicas consistentes. Sin embargo, la clasificación y descripción de los conceptos pretende funcionar como una herramienta de análisis.

Para que la enseñanza-aprendizaje en el entorno del centro educativo se produzca de una manera correlacionada con los conceptos descritos aquí, es necesario:

compartir y facilitar conocimientos, des-conceptualizar, atreverse, elevar la autoestima del aprendiz y de uno mismo, sesgo entre conocer y aprender, generar nuevas creaciones y desvincular nodos conceptuales que hyperlinkem con el arco de diferentes tecnologías, contemplando lenguajes artísticos, teorías educativas, aprendizaje del alumno, práctica del docente educador, toma del terapeuta y formulación constructiva del cambio en su didáctica, en la escuela y en la sociedad. (ALMEIDA, 2002, pág.73)

Niños, adolescentes y adultos han estado cambiando su comportamiento en este nuevo contexto contemporáneo; la sociedad también requiere desde los medios de enseñanza, aprendizaje y, especialmente, desde los maestros nuevas formas de pensar, planificar y estructurar la facilitación del conocimiento para la formación de individuos más preparados para actuar en la sociedad que se transforma constantemente. La declaración de Vygotsky (1987) muestra que:

El concepto es el resultado de una actividad compleja en su formación, en la que participan todas las funciones intelectuales básicas. Sin embargo, el proceso no puede reducirse a atención, construcción de imágenes, interferencias, asociaciones o tendencias decisivas, porque son indispensables, pero insuficientes si usamos la palabra o signo, como medio por el cual canalizamos nuestro razonamiento, controlamos el curso de las operaciones mentales hacia la resolución del problema al que se enfrentaron (p. 50).

La referencia empírica se lleva entonces a la contextualización social de la realidad, porque la relación de enseñanza y aprendizaje se materializa. Es inconmensurable señalar que Vygotsky (1987) trató de determinar más de un tipo de concepto. El autor habló y discutió sobre conceptos cotidianos y conceptos científicos. En los conceptos cotidianos, el proceso de desarrollo se produce cuando el individuo comienza a formularse a medida que utiliza el lenguaje para dar nombres en objetos y hechos cotidianos. Los conceptos científicos, para Vygotsky (1987), son el aprendizaje que se desprende de la inclusión escolar, derivado de un cuerpo entrelazado de conocimiento. Por lo tanto, el concepto diario comienza dentro de la familia y el concepto científico dentro de las instituciones educativas, con propuestas curriculares, proyectos político-pedagógicos con intenciones de ser efectuados y transcorporados en aprendices/estudiantes.

2.5.3 PSICOPEDAGOGÍA

La psicopedagogía, un campo de la ciencia que estudia los procesos de aprendizaje y las dificultades, desarrolla su trabajo con un enfoque en niños, adolescentes, jóvenes y adultos. Su función, hoy en día, se puede desarrollar en unidades escolares públicas y privadas, industrias y empresas comerciales y hospitales, utilizando varias áreas de conocimiento. La psicopedagogía tiene en su composición pigmentos de pedagogía, psicoanálisis, psicología y antropología.

Actuando en sus actividades, el terapeuta/psicopedagogical busca medidas para entender lo que le está sucediendo al alumno y así crea un mecanismo para prevenir y remediar los fracasos en el proceso de aprendizaje de una persona determinada. El terapeuta profesional busca desarrollar sus logros caso por caso, investigando, generando apoyo para la intervención preventiva diagnóstica y el tratamiento para resolver problemas.

Según la psicopedagogista Alicia Fernández (apud BOSSA, 2000, p. 41), Psicopedagogía tuvo su introducción en la República Argentina en el siglo XIX, en Buenos Aires, la primera ciudad en ofrecer el curso de Psicopedagogía. En Brasil, en la década de 1970, los problemas sociopedagógicos camuflados, que en ese momento las dificultades de aprendizaje eran disfunción neurológica, llamada disfunción cerebral mínima (DCM). Se observa que existe una gran brecha temporal entre la aparición de psicopedagogía en Argentina y el hallazgo de la regulación de la psicopedagogía como profesión en Brasil. Hasta 2009, la psicopedagogía no era una profesión regularizada en Brasil. Fue sólo después de que se llevó a cabo el proyecto 7855/10, que regula la actividad del psicopedagogista, junto con un manifiesto de aprobación, realizado por la Asociación Brasileña de Psicopedagogía (ABPP), que en diciembre de 2009 se aprobó el proyecto.

La psicopedagogía tiene como precursora a la europea Arminda Aberastury, profesora, pediatra y psicoanalista, y al argentino Jorge Visca, considerado el padre de psicopedagogía (creador del Instituto de Psicopedagogía de Argentina, en los años 60) y directamente responsable de la definición oficial de Psicopedagogía como área de conocimiento.

Entre un abanico de conceptos de psicopedagogía, Bossa (2007) confraterniza con lo siguiente: “no debe limitarse a una unidad escolar” (p. 22), es decir, se debe ampliar el campo de visión, no se debe simplemente centrarse en un solo diagnóstico, y sí, en varios hasta que se llegue a una solución en el caso en cuestión, y no puede dejar de informar a la familia, para que el apoyo de esta colabore en un mejor tratamiento. “La DA para psicopedagogos es motivo de interrogantes investigativos” (BOSSA, 2007, p. 23). La psicopedagogía se preocupa por estudiar los procesos y dificultades de aprendizaje, asistiendo a niños, adolescentes, jóvenes y adultos en el tratamiento terapéutico, problema poco explorado y que ha evolucionado por la falta de recursos materiales y humanos. En la actualidad en Brasil ha habido y está ocurriendo un gran crecimiento en el área de la psicopedagogía, ya que es un campo de trabajo que aglutina área clínica, enseñanza-aprendizaje, educación continua, orientación pedagógica, supervisión didáctica, recursos humanos, entre otros. otros.

3. CONCLUSIÓN

En la conjetura actual, el mundo está en una extensa red de cambios en los que la enseñanza-aprendizaje básico juega un papel clave. Esta enseñanza-aprendizaje formativo rediseña las relaciones en el ámbito personal y social, desvelando una nueva configuración, donde los individuos comenzaron a tener una mayor interacción, generando así una sociedad con características específicas, nombrada por algunos autores como la “Sociedad del Conocimiento”.

Por lo tanto, el conocimiento se ha convertido en un activo de valor inconmensurable, causando en la sociedad una necesidad generalizada de buscar la formación. La educación se ha convertido entonces en el medio por el cual el individuo tiene la posibilidad real de acceder a gran parte de este conocimiento que ahora se requiere y, por lo tanto, participar activamente en el avance social y económico.

En este trabajo/investigación, se puede observar que los profesores/profesores no son capaces de satisfacer la demanda de los estudiantes con DA, un hecho que evidencia el arte como un dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical en la importante enseñanza-aprendizaje / creativo de los estudiantes contemporáneos. Para la inclusión del alumno con DA, también es necesario proporcionar la formación continua de los profesores para que puedan hacer uso del arte para desarrollar obras, utilizando sus idiomas con enfoques interdisciplinarios en vista de las dificultades de aprendizaje, porque el arte en sí no es el tema determinante frente a la discapacidad del aprendizaje, sino la forma de enfrentar la discapacidad del aprendizaje , especialmente el uso del arte como un dispositivo de aprendizaje cognitivo.

Destacando también que niños, jóvenes adolescentes y adultos han ido modificando su comportamiento en este nuevo contexto tecnológico. La escuela también busca romper, a través de los maestros/maestros, nuevas formas de pensar, planificar y estructurar la adquisición de conocimiento para la formación de individuos más preparados para actuar en la sociedad que se transforma constantemente. También se reconoce que se empezaron a abrir los caminos para la formación de la psicopedagoga como investigador/mediador/articulador de prácticas psicopedagogicales diferenciadas con el uso del arte.

El final de esta obra representa un nuevo comienzo, ya que al reanudar todas las notas y reflexiones realizadas, fue posible visualizarla de una manera diferente, dándose cuenta de que aún queda por estudiar y transformar en la propia práctica didáctica. Esta disertación es una pequeña contribución al estudio del uso del arte como dispositivo facilitador en el proceso de intervención psicopedagogical en la enseñanza-aprendizaje. Por lo tanto, este tema es una fuente de búsquedas para investigar el descrito aquí, lo que contribuirá a mejorar cada vez más el uso del arte en el proceso de intervención psicopedagogical y en el proceso de enseñanza-aprendizaje, porque el arte transforma lo ordinario en extraordinario.

REFERENCIAS

ALMEIDA, M.E.B. Informática e formação professores. Coleção Informática para a mudança na Educação. Brasília, DF: Ministério da Educação, 2002.

BARBOSA, A.M. (Org.) Arte/educação contemporânea. Consonâncias internacionais. São Paulo: Cortez, 2005.

BOHN, Carla S; LUZ, Ana Maria L. da. e LUZ FILHO, Sílvio S. da. Mídia, gestão do conhecimento e cognição como um guia para uma gestão empreendedora na inclusão social de educação digital. In: COSTA, Edemir; RIBAS, Júlio César da C. e LUZ FILHO, Sílvio.

BOSSA, Nadia A. A Psicopedagogia no Brasil: contribuições a partir da prática. RS, Artmed, 2007.

COLI, Jorge. O que é arte. 15ª ed., Editora Brasiliense, São Paulo – SP, 1995.

CURY, C. R. J. Desafios da educação escolar básica no Brasil. PUCMG. Mimeo, 2001.

FELDMANN, M. G. Escola pública: representações, desafios e perspectivas. In: ALONSO, M. O trabalho docente: teoria e prática. São Paulo: Pioneira, 1999.

FUSARI, Maria F. R; FERRAZ, Maria H.C.T. Arte na educação escolar. São Paulo: Cortez, 1993. (coleção magistério 2º grau. Série formação geral).

FREIRE, Paulo. Educação e mudança. 12. ed. Rio de Janeiro: Paz e Terra, 1998.

_______ . Pedagogia do oprimido. 17a ed., Rio de Janeiro: Paz e Terra, 1987.

GADOTTI, M. A boniteza de um sonho: aprender e ensinar com sentido. abceducatio. Ano III, n. 17, p. 30-33, 2002.

HOFFMANN, J. Avaliação: mito e desafio. Porto Alegre, Educação e Realidade Editora, Ia ed., 1992.

LAKATOS, Eva Maria; MARCONI, Marina de Andrade. Fundamentos de metodologia científica. São Paulo: Atlas, 1993.

LITTLE, Stephen.   ismos Para Entender a Arte. 1ª Edição. São Paulo: Edit. Globo, 2010.

LÓPEZ, Q. Alfonso, Inteligência criativa/descoberta pessoal de valores.  1ª Edição. São Paulo: Edit. Paulinas, 2004.

LOWENFELD, Viktor: A Criança e sua Arte. São Paulo. Ed. Mestre Jou. 1977.

MARCONI, M.A.; LAKATOS, E.M. Metodologia Cientifica. 3ª ed. São Paulo: Atlas, 2000.

MOREIRA, Ana Angélica Albano: O Espaço do Desenho: A Educação do Educador. São Paulo. Ed. Loyola, 1984.

NACHMANOVITCH, Stephen. Ser criativo – o poder da improvisação na vida e na arte. 4ª Edição. São Paulo: Edit. Summus, 1993.

NÓVOA, Antônio. (coord.). Os professores e sua formação. Lisboa-Portugal, Dom Quixote, 1997.

PIAGET, J. A Formação dos Símbolos na Infância. PUF. 1948.

SAVIANI, Dermeval. Escola e Democracia. 8a. ed. São Paulo, Cortez/Autores Associados, 1985.

SCHÖN, D. Educando o profissional reflexivo: um novo design para o ensino e a aprendizagem. Porto Alegre: Artes Médicas, 2000.

VIGOTSKI, L. S. A formação social da mente 7ª Edição. Campinas/SP: Edit. Papirus, 2010.

VISCA, J. Técnicas Projetivas Psicopedagógicas e Pautas Gráficas para sua Interpretação. Buenos Aires: Visca e Visca, 2008.

______. Clínica Psicopedagógica. Epistemologia Convergente. Porto Alegre, Artes Médicas, 1987.

ZEICHNER, K. A formação reflexiva de professores: ideias e práticas. Lisboa: EDUCA, 1993.

[1] Máster en Educación, Especialista en Educación Superior.Postgrado Lato Sensu en Arte y Educación. Postgrado Lato Sensu en Psicopedagogía Institucional, Clínica y Ludopedagogía. Graduación en Comunicación Social – Publicidad con énfasis en Marketing. Graduación en Educación Artística.

[2] Consejero.

Presentado: Diciembre de 2019.

Aprobado: Abril de 2021.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here