De la religión a la inteligencia artificial: luchas y conquistas del pueblo judío en la historia de la humanidad

DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI
SOLICITAR AGORA!
Rate this post
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email

CONTEÚDO

ARTÍCULO ORIGINAL

NEVES, Milton Carlos [1], RODRIGUES, Ana Paula [2]

NEVES, Milton Carlos. RODRIGUES, Ana Paula. De la religión a la inteligencia artificial: luchas y conquistas del pueblo judío en la historia de la humanidad. Revista Científica Multidisciplinar Núcleo do Conhecimento. Año. 06, Ed. 08, Vol. 02, págs. 131-142. Agosto 2021. ISSN: 2448-0959, Enlace de acceso: https://www.nucleodoconhecimento.com.br/teologia-es/pueblo-judio

RESUMEN

Este artículo tiene como objetivo demostrar que los judíos, un grupo de personas generalmente identificadas por su religión, relativamente pequeñas, en comparación con la población mundial, ejercieron y aún ejercen una influencia por encima de lo común en prácticamente todas las áreas importantes de la vida humana, tanto en los períodos bíblicos remotos, como en la actualidad, atrayendo así la furia de varios grupos sociales, en las más diversas partes del mundo. Utilizando una investigación bibliográfica diversificada, este trabajo relacionará eventos victoriosos con el pueblo judío, pero que siempre han sido precedidos por momentos catastróficos, tanto en la antigüedad como en los períodos actuales. La inserción del período antiguo en la investigación, a pesar de estar basada en los relatos del judío Flávio Josefo y no en la Biblia, revelará grandes batallas judías, en las que por muy poco este pueblo escapó de un gran genocidio. Después de la Edad Media, con los judíos ya dispersos por todo el mundo, la persecución se redujo, culminando en el año 1945 con la muerte de seis millones de ellos. Las declaraciones consideradas históricas no reciben apoyo consensuado, incluso como evaluadas como verdaderas por algunos, parciales por otros, e incluso absurdas por la opinión internacional, como algunos en desacuerdo con la propia comunidad judía. A pesar del sufrimiento experimentado, muchos intelectuales judíos han sido y son respetados por ingeniosos descubrimientos en los campos de la ciencia, la filosofía, la religión, la economía, la política, la tecnología, la inteligencia artificial y otras áreas del conocimiento humano, influyendo en el desarrollo de las naciones por las que han pasado y aún perecen.

Palabras clave: Judíos, Religión, Historia, Pensadores, Tecnología.

1. INTRODUCCIÓN

Los escritores, historiadores y críticos más famosos y reconocidos del mundo han dicho algo al menos interesante sobre los judíos, incluidos Fiódor Dostoiévski, William Shakespeare, Tácito y otros, pero no siempre haciendo uso del compromiso con lo que es verdadero o libre de sentimientos racistas.

¿Qué tienes en común, las personalidades famosas de hoy como Sergey Brin, fundador de Google, Uri Levine de Waze, Mark Zuckerberg de Facebook, Travis Kalanick de Uber? ¿O incluso figuras de la historia como David Ricardo padre del capitalismo moderno, Karl Marx del comunismo, Ferdinand Lassalle del socialismo, Émile Durkheim de sociología, Sigmund Freud del psicoanálisis, Albert Einstein de la teoría de la relatividad, Isaac Asimov de la ciencia ficción, Franz Boas de la antropología moderna y Robert Oppenheimer del proyecto Manhattan? La respuesta es que todos son descendientes judíos.

La trayectoria histórica de este pueblo, sin embargo, no está rodeada solo de éxitos, elogios sinceros y paz. Las palabras al escritor más mordaz y previsor carecerían de palabras para expresar el sufrimiento y el extraordinario poder de superación de este pueblo, que se revela como uno de los más tenaces de la historia de la humanidad.

Con información obtenida de una investigación bibliográfica, el presente trabajo demostrará que después de terribles y sangrientas batallas, los judíos siempre han disfrutado de un cierto período de tranquilidad, siempre preparándose para nuevos ataques de diferentes pueblos, debido a la envidia, seguidos de calumnias y difamaciones, practicadas por exponentes de la élite mundial, haciendo uso de literatura de gran circulación para ello.

La justificación de esta obra descansa en la inspiración motivacional en la que se constituyen los legados de triunfo de este pueblo frente a los principales periodos de tensión sufridos, según la historia de la humanidad. Según la investigación cronológica, desde la esclavitud bajo el Imperio egipcio, la amenaza de extinción en Persia, la diáspora promovida por el emperador romano Tito, las persecuciones en el período medieval hasta el intento de genocidio practicado por el canciller alemán Adolf Hitler, los judíos siguen a través de los siglos mostrando ejemplos extraordinarios de fe, coraje y superación.

2. DESARROLLO

Hubo un tiempo en que se imaginaba un mundo futuro dominado por la dictadura despiadada del capitalismo postulada por David Ricardo. Unas décadas más tarde, un teórico, Karl Marx con su Manifiesto Comunista, sugirió la liberación de la esclavitud causada por los poseedores del capital a través de la dictadura del proletariado. Finalmente y en el período actual hay pocas dudas de que un régimen dictatorial estará encabezado por la inteligencia artificial, un campo científico ampliamente explorado por Isaac Asimov y Norbert Wiener. Tanto David Ricardo como Karl Marx y Asimov y Norbert Wiener son judíos.

Una curiosidad surgirá al lector, que de una manera particular analiza la presente obra: de hecho existe esta preponderancia o supremacía judía, y si es así, ¿cuál sería la justificación del éxito de este pueblo? El presente trabajo no pretende responder a la primera pregunta, ya que no es posible probar oficialmente la preponderancia o supremacía judía, aunque existen varias teorías conspirativas, con información manipulada. Son un pueblo de gran influencia global y fue dentro de la comunidad judía donde surgieron las dos religiones más grandes de renombre y ascenso abierto, que son el Islam y el Cristianismo. Jesús de Nazaret, el hombre más conocido de la historia, y también el fundador del cristianismo es incuestionablemente judío. Los elementos culturales del judaísmo presentes en la religión cristiana son tan notables que Kreeft y Tacelli afirman:

La única otra religión que los cristianos aceptan como completamente bíblica es el judaísmo bíblico, por la sencilla razón de que no es otra religión, sino el fundamento del cristianismo. Cristo dijo: No pienses que he venido a abolir la Ley o los Profetas; no he venido a abolir, sino a cumplir (Mt 5,17). Los cristianos creen en todo en lo que los judíos creen. Pero los judíos critican a los cristianos por creer en muchas cosas, al igual que los protestantes critican a los católicos por creer en demasiadas cosas. (KREEFT, 2008; TACELLI, 2008 p. 531)

El hecho es que los judíos son indudablemente un pueblo influyente, de éxito y alto poder de superación desde su establecimiento histórico como civilización, y a lo largo de su historia, dependiendo de las soluciones exigidas por las necesidades de diferentes tiempos, han empleado todos los esfuerzos necesarios para superar grandes desafíos.

Los mayores desafíos de los judíos siempre han traído consigo nuevas oportunidades, que fueron aprovechadas de manera positiva después de grandes impactos. En esta obra destacan cuatro momentos turbulentos, pero que se tradujeron en avances espectaculares e indispensables para el desarrollo cultural, intelectual, social y finalmente tecnológico: la opresión del imperio egipcio, la persecución en el imperio persa, la diáspora promovida por el Imperio Romano, el infame Holocausto del siglo XIX.

2.1 LA BATALLA DEL FARAÓN CONTRA ISRAEL

La primera gran persecución contra los judíos, con el propósito de promover el genocidio, fue promovida por los egipcios, según las dos principales fuentes históricas disponibles, y que gozan de reconocida credibilidad, que son la Santa Biblia y los escritos de Flavio Josefo, un historiador judío que vivió en el primer siglo. Inicialmente en Egipto, los judíos disfrutaron de cierta paz y prosperidad en un gueto llamado Gózen, debido a las consideraciones que los egipcios tenían por José, un judío que logró benevolencia y respeto ante el faraón Apopi I del linaje Hicsus. Después de la muerte de José, el faraón Amenófis, hijo de Ramsés II, impuso una dura servidumbre a los judíos que llegaron a ser tratados como esclavos. Sobre la interpretación sobrenatural de la esclavitud y la liberación de los judíos en su desafortunada relación con el faraón, describe el escritor judío convertido al cristianismo Myer Pearlman:

Los eventos registrados en Éxodo abarcan un período de 216 años, alrededor de 1706 a 1490 aC. Comienza con un pueblo esclavizado que habita la presencia de la idolatría egipcia, y termina con un pueblo redimido que habita la presencia de Dios (PEARLMAN, 1985, p. 23).

Moisés nace en este contexto, educado providencialmente en todo el arte, la cultura y la inteligencia egipcia, pero se rebela ante los tratamientos dados a su pueblo, los hebreos. Moisés le pide al Faraón que deje libre a su pueblo, a lo que el soberano se opone ferozmente. Después de varios tratos, súplicas y esfuerzos, la mayoría de Egipto autoriza la partida del pueblo, con el fin de destruirlo en el borde del Mar Rojo. Lo que faraón no esperaba era una apertura en el mar, liberando pasaje para que el pueblo de Israel se secara. Al ver la entrada del pueblo de Israel en el mar, el soberano egipcio se apresuró con su ejército en un intento de alcanzar a sus súbditos fugitivos, para finalmente destruirlos dando un ejemplo a otros sobre las consecuencias de rebelarse contra el Faraón. El pueblo de Israel salió ileso, y más confiado en su religiosidad, guiado por el líder espiritual y militar. La población victoriosa se estaba moviendo hacia la tierra prometida, y sus convicciones religiosas se consolidaron principalmente después de recibir el famoso Decálogo Mosaico, un código legal de conducta resumido en diez mandamientos. Este escrito ha sido escrito culturalmente y todavía sirve como un parámetro moral para los judíos religiosos. En un mundo en constante cambio, una de las tónicas del pentateuco es el principio de conservación. El Dios de Israel no cambia, por lo que sus costumbres no pueden ser volubles. El hebreo, el idioma y el código de escritura utilizados por los judíos fueron inicialmente influenciados por otros idiomas y culturas antiguas como el fenicio y el cananeo. Su gran diferencial es que aunque hayan pasado muchos siglos, la esencia lingüística y escrita permanece intacta. Parece ser un verdadero milagro, y este es uno de los secretos de la fuerza constante, conservadora, resistente y duradera de este pueblo virtualmente inmutable, con raras excepciones. Sobre la fidelidad del idioma hebreo, exponga a Stephen M. Miller y Robert V. Huber:

La posible razón de esta inusual constancia en el idioma hebreo es que, después de algún tiempo, dejó de ser un idioma vivo en el sentido estricto. Desde el siglo V hasta.C sobre, los israelitas comenzaron a hablar arameo, el idioma de sus conquistadores persas. Con el tiempo, el hebreo llegó a ser utilizado sólo para la adoración y en las Sagradas Escrituras. Debido a esto, el lenguaje se ha vuelto menos sujeto a cambios que un lenguaje que se usa para las conversaciones y negociaciones cotidianas. (MILLER, 2006; HUBER, 2006 p. 17)

En este momento, la cultura judía ha hecho un gran avance, y prueba de ello, es el legado incuestionable para la cultura religiosa oriental y occidental.

2.2 LA PERSECUCIÓN DE HAMÃ, EL AGAGITA EN PERSIA

Aproximadamente mil años después de las grandes amenazas egipcias, y en la recuperación de lo traumático resultante del exilio impuesto por Nabucodonosor, los judíos se quedó en Persia. En este momento el llamamiento desesperado de Amán el Agagita, descendiente de los legendarios opositores de los judíos y uno de los nobles del palacio del rey soberano Asuero, destaca por el exterminio del pueblo judío en todo el imperio. Su preocupación y revuelta se sostuvieron en el orgullo de Mardoqueu y los otros judíos que no se inclinaron ante su nobleza. Consultando a su esposa y a sus correligionarios, Amán llega a la conclusión de que la mejor manera de lidiar con el problema es matar a los judíos en su totalidad, un verdadero genocidio. Para comenzar su trabajo, Amán preparó una fuerza de veinticinco metros para Mardoqueu, el primero de todos los demás judíos. Pero su propia fuerza lo mató, porque todas las circunstancias como si fueran vientos favorables beneficiaron a los judíos. Sobre la victoria de los judíos y la derrota de Amán escribe Flávio Josefo:

Marcos escribió a todos los judíos súbditos del rey Artajerjes que deletrearan esos dos días y ordenaran a sus descendientes que hicieran lo mismo para que se pudiera preservar la memoria de ese hecho, porque era muy justo que, teniendo el odio mortal de Amán les hiciera correr el gran peligro de ser exterminados, siempre darían gracias a Dios no solo por haberlos salvado de la furia del enemigo, sino por proporcionarles una forma de volver a ellos. Los judíos dieron ese mismo día el nombre de Purim, es decir, día de la conservación porque habían sido milagrosamente preservados. El prestigio de Mardoqueu creció cada vez más, y el rey lo elevó a tal grado de autoridad que gobernó bajo la dependencia del soberano todo el reino y también tuvo todo el poder ante la reina, de modo que la felicidad de los judíos fue mucho más allá de lo que podían desear. (JOSEFO, 1990, p. 530).

De nuevo después de una batalla dolorosa y sensacional, los judíos salieron victoriosos, especialmente con el ahorcamiento de aquellos que pretendían ahorcarlos. Como consecuencia, entran en la élite administrativa de la región persa, como si se trata de una determinación histórica, ocupando los más altos cargos políticos, intelectuales y financieros en el reinado del emperador Ahasuero, que no era judío.

2.3 LA DIÁSPORA JUDÍA

Después de la dominación del mundo romano y la resistencia del pueblo judío a las imposiciones del emperador Tito, cientos de judíos fueron asesinados y finalmente dispersos por todo el mundo, en el evento históricamente llamado la diáspora judía. La valentía de estas personas sigue en este momento emblemático e incuestionable. Alrededor del año 70 D.C y después del incidente de Masada, los judíos se dispersaron por todo el mundo, principalmente por los países circundantes actualmente conocidos como Portugal, España y otras partes de la llamada Europa de hoy. Lo que parecía ser un factor negativo finalmente se convirtió en la causa de la expansión de la influencia de un pueblo aparentemente dividido pero cohesionado y estratégico, como sostiene el teólogo Russel Norman Champlin:

La diáspora, o dispersión de los judíos, tan desagradable como lo fue para ellos, fue una fuerza que universalizó el judaísmo. La destrucción del Templo de Jerusalén causó la descentralización. La escuela del rabino Johanan ben Zakkai fue importante en el desarrollo de un sistema legal. El Talmud, entre otras cosas, puso fin a la universalización del judaísmo. (CHAMPLIN, 2018, p. 909).

En la Europa antigua y medieval, los judíos se convirtieron en grandes comerciantes en los bancos de las ciudades, incluso en los puestos cubiertos por tiendas de campaña, surgieron los primeros banqueros exitosos que eran judíos. Apoyaron las grandes navegaciones, así como los grandes acontecimientos revolucionarios de la historia mundial. Su prominencia como siempre, continuó causando envidia a los gentiles o goyn como se pronuncia en hebreo. En esta lista de enemigos se encuentran varios nombres como por ejemplo Martín Lutero, considerado por los alemanes como el padre de la cultura alemana. Es notable una gran insatisfacción con la prosperidad de los judíos por su parte, incluyendo sus propias expresiones resultan antisemitas, y esto en el siglo XVI. La veracidad y los motivos del Holocausto judío, que no comenzó en Adolfo Hitler, ni en Lutero, ni en Europa, es un fenómeno mucho más antiguo. A pesar de las persecuciones, pogromos y grandes bajas judías en estas grandes guerras, en los más diversos campos de la ciencia, los judíos no sucumbieron a los obstáculos impuestos por la historia de la humanidad.

2.4 EL HOLOCAUSTO NAZI: DESENCADENAMIENTO Y RESULTADOS

Ampliamente considerado como el mayor de todos los intentos de genocidio contra los judíos, el holocausto de Adolf Hitler resultó en todo el mundo en la muerte de seis millones de ellos. Lejos de ser el precursor del antisemitismo, el canciller alemán, que fue negativamente famoso por ser culpado por las muertes, ciertamente se inspiró en nombres europeos como Frederico II de Prusia, la emperatriz Maria Tereza de Austria, el filósofo Voltaire y el compositor Richard Wagner, entre muchos otros. Los judíos ya predijeron ataques promovidos por la envidia, en las exhortaciones de sus rabinos, como relata el escritor religioso fundador de la sinagoga estadounidense Young Israel Irving Bunim después del Holocausto:

Cuando las cosas van mal entre naciones, cuando un país sufre una derrota o una depresión económica, las potencias constituidas pueden buscar un chivo expiatorio. Y el judío tiene una larga tradición de desempeñar este papel perfectamente. Débil e indefenso, el judío parece “diferente y misterioso”, y al estar generalmente en condiciones de provocar envidia, ha sido el objetivo más “mano a mano” para las hostilidades y frustraciones del grupo mayoritario. (BUNIN, 1998, p. 222).

Hitler incluso reprodujo su pensamiento en un libro, que más tarde fue visto como el esbozo del mayor plan genocida conocido. Es innegable, sin embargo, en tal obra, la confesión de un sentimiento de envidia, común a Amán, Faraón y todos los enemigos declarados del pueblo judío. Las ideas del canciller explícitas en el libro rescendieron en los alemanes un estado mental tan revestido de orgullo, maldad y arrogancia que el libro se llamó la Biblia nazi. Hitler, con el apoyo de sus patriotas serviles y otros países aliados, comenzó una guerra de proporciones mundiales. Aprovechando la guerra, mató a miles de judíos. El recuento que utiliza la historia contemporánea denuncia 6 millones de vidas humanas cosechadas en nombre del totalitarismo, la arrogancia y la envidia contra las personas más sufrientes que se han reportado en la historia de la humanidad. Después de la Segunda Guerra Mundial, la derrotada Alemania fue devastada por las crisis y el descenso, y en 1948, tres años después del final de la guerra, con aires de revancha, surge un nuevo estado con estatus de país en el Medio Oriente: Israel, la mayor potencia militar, económica e intelectual de la región. En la historia general de la humanidad hay algunas constantes, y en lo que respecta a los judíos, siempre hay dos: el éxito y la envidia. El éxito por parte de los judíos y la envidia por parte de sus oponentes, estos militares o ideólogos de las más diversas religiones, países y razas. Hay muchas teorías que explican el fenómeno del Holocausto judío, el ascenso y la derrota de Hitler. El judaísmo tiene su explicación religiosa y el cristianismo también, principalmente debido al terror asociado con el hecho. Comparando a Hitler con el diablo, o incluso afirmando categóricamente ser el dictador un fiel servidor del mayor adversario del cristianismo, un prototipo del propio anticristo, evalúa así al escritor cristiano y sionista confeso Dave Hunt:

Hitler prometió: “Dame cinco años y no reconocerás a Alemania”. Primero vino el rápido surgimiento de un increíble poder militar, la inflación desenfrenada estaba atrasada. La organización, la disciplina y la expansión han acabado con el desempleo. Pero aparentemente sin darse cuenta de que estaba trayendo la ira y el juicio del Dios de Israel sobre su nación, Hitler ordenó el asesinato de 6 millones de judíos. Esta fue sin duda la razón principal por la que, en lugar de “salvar a Alemania”, la destruyó, y con ella gran parte de Europa. (HUNT, 1999, p. 37).

La Alemania de Hitler fue humillada, repitiendo lo que le sucedió al faraón de Egipto, al desafortunado Hamán en Persia y al fallido Imperio Romano. ¿Qué tienen en común estos grandes nombres en la Biblia y en la historia del mundo? Parece una coincidencia, pero todos eran enemigos de Israel, desafiando su religiosidad, sus costumbres y su capacidad de superación. Si bien el destino de todos fue el mismo, el pueblo judío se desarrolló y aún influyó enormemente en el mundo moderno con sus innegables contribuciones. Grandes nombres que permanecerán eternamente en la historia merecen ser destacados, a pesar de que tales nombres y campos de acción mencionados en esta obra están muy lejos del alcance judío real. Los judíos destacaron en filosofía a través de Baruch Spinoza, Johann Strauss en la música, Isaac Asimov, Anne Frank, Saul Alinsky fueron exponentes de la literatura contemporánea, Karl Marx, La Salle, Max Horkheimer, Theodor Adorno, Von Mises y Durkheim reinventaron la política, Norbert Wiener es el padre de la robótica, Robert Oppenheimer, Albert Einstein llegaron tan lejos que es indiscutible la proyección y reputación que lograron en la comunidad científica internacional.

En un entorno más moderno, donde la inteligencia artificial profetizada por Isaac Asimov y postulada por Norbert Wiener gana un espacio implacable, destacan los judíos Mark Zuckerberg propietario de Facebook y Whatsapp, aplicaciones de redes sociales, Sergey Brin y Larry Page fundadores y creadores del motor de búsqueda más grande del mundo, Google. Es imposible mantenerse fuera de la lista, Uri Levine, fundador de la aplicación de navegación por satélite Waze, Travis Kalanick, nombrado padre de la aplicación de movilidad urbana más grande, Uber. También vale la pena mencionar a los propulsores del éxito de Hollywood Louis Burt Mayer, Marcus Loew, Carl Laemmle, los hermanos Warner Bros. La resiliencia judía frente a todos sus desafíos, desde la antigüedad hasta nuestros días, disipa cualquier duda de que el espíritu combativo, pertinaz, guerrero y dedicado presente en la comunidad judía tiene mucho que enseñar al mundo a través de la historia.

3. CONSIDERACIONES FINALES

Como el contenido de la investigación ya expuso, los judíos sufrieron y lucharon contra la muerte, la persecución, la discriminación y los prejuicios como ningún otro pueblo en la historia de la humanidad, pero permanecen razonablemente cohesionados y preparados para los desafíos futuros. El antisemitismo, como el prejuicio racial contra los negros, todavía reina de manera velada en los círculos más intelectualizados de la alta sociedad mundial, en Oriente y en Occidente. En una evaluación histórica, no se puede inferir cuándo, de dónde o cómo surgirán nuevos ataques contra los judíos, en un intento de llevar a cabo el antiguo propósito del genocidio contra este pueblo. Hay rumores de guerra e insatisfacción por parte de la comunidad árabe, que no acepta el establecimiento del estado de Israel, y mucho menos del país como nación. Haciendo un contrapunto, muchas voces salen en defensa del derecho a la existencia y la libertad nacional de los judíos, como algunos políticos, filósofos y escritores cristianos.

La historia en sí, interpretada desde la perspectiva cíclica, revela que será difícil para los judíos evitar una confrontación futura. Lo que se puede predicho, sin embargo, no sólo por el expresivo poder militar y estratégico de Israel, sino también por el coraje y el espíritu combativo individual del alma judía, no será fácil derrotar a este pueblo con aspectos culturales tan fortalecidos y cohesionados por sus usos y costumbres religiosas.

REFERENCIAS

BUNIM, I. A ética do Sinai. São Paulo: Editora Sêfer, 2015.

CHAMPLIN, R. N. Novo dicionário bíblico Champlin: ampliado e atualizado. São Paulo: Hagnos, 2018.

HUNT, D. Hitler, o quase Anticristo: a sinistra conexão entre ocultismo, nazismo e a Nova Era. Porto alegre: Obra missionária Chamada da Meia-noite, 1999.

JOSEFO, F. História dos Hebreus. Rio de Janeiro: Casa Publicadora das Assembleias de Deus, 1990.

KREEFT, P.; TACELLI, K. T. Manual de defesa da fé. Rio de Janeiro: Editora Central Gospel, 2008.

MILLER M. M.; HUBER R. V. A Bíblia e sua história. Barueri: Sociedade Bíblica do Brasil, 2006.

PEARLMAN, M. Através da Bíblia. Belo Horizonte: Editora Vida, 1985.

[1] Graduado en Teología de FACETEN – Facultad de Ciencias, Educación y Teología del Norte de Brasil, Postgrado en Filosofía de la Religión de FAVENI – Universidad Venda Nova do Imigrante.

[2] Consejero.

Enviado: Junio de 2021.

Aprobado: Agosto de 2021.

Rate this post

Leave a Reply

Your email address will not be published.

DOWNLOAD PDF
RC: 96483
POXA QUE TRISTE!😥

Este Artigo ainda não possui registro DOI, sem ele não podemos calcular as Citações!

Solicitar Registro DOI
Pesquisar por categoria…
Este anúncio ajuda a manter a Educação gratuita
WeCreativez WhatsApp Support
Temos uma equipe de suporte avançado. Entre em contato conosco!
👋 Hola, ¿Necesitas ayuda para enviar un artículo científico?