La importancia de los géneros textuales en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lengua portuguesa

0
2868
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI SOLICITAR AGORA!
PDF

ARTÍCULO ORIGINAL

ROCHA, Anna Gabrielle Amorim [1]

ROCHA, Anna Gabrielle Amorim. La importancia de los géneros textuales en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lengua portuguesa. Revista Científica Multidisciplinar Núcleo do Conhecimento. Año 05, Ed. 03, Vol. 10, págs. 18-32. Marzo de 2020. ISSN: 2448-0959, Enlace de acceso: https://www.nucleodoconhecimento.com.br/letras-de/generos-textuales

RESUMEN

Las nuevas concepciones del lenguaje presentadas por muchos investigadores en el área del lenguaje y las directrices metodológicas actuales de los Parámetros Curriculares Nacionales de la Lengua Portuguesa incluyen en sus debates la necesidad de implementar nuevas estrategias de enseñanza. Basándose en estas nuevas perspectivas teóricas y metodológicas, esta obra titulada “La importancia de los géneros textuales en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lengua portuguesa”, insertado en el ámbito de la concentración de la Linguística Textual, pretende mostrar la importancia, en términos pedagógicos, de los géneros textuales como objeto de enseñanza privilegiada en la práctica cotidiana de la enseñanza y el aprendizaje de la lengua portuguesa. A estos efectos, presenta los conceptos de géneros desde la perspectiva de algunos autores de la zona como Bakhtin (1992), Marcuschi (2004 y 2005), Dolz y Schneuwly (2004), como parte del proceso de construcción del marco teórico adoptado aquí. Metodológicamente, se configura como una investigación bibliográfica, en una construcción dialéctica y un enfoque cualitativo, a partir de la investigación exploratoria. Teniendo en cuenta el enfoque realizado, se verificó cuán relevantes son los géneros textuales en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lengua materna, presentándose como elementos responsables de la interacción y constitución del sujeto en la sociedad y permitiendo al estudiante mejorar su competencia lectora, producción textual y oralidad, ya que el estudio del género, en términos generales, permite varios enfoques con respecto a la concepción del lenguaje.

Palabras clave: Géneros textuales, lengua portuguesa, enseñanza-aprendizaje.

1. INTRODUCCIÓN

Las discusiones sobre las dificultades de llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lengua materna, en este caso concreto, la lengua portuguesa, han generado, especialmente entre los educadores, la necesidad de buscar alternativas y/o estrategias que les ayuden a optimizar o minimizar tales problemas. En vista de estas preocupaciones, la necesidad de repensar las prácticas pedagógicas, que durante mucho tiempo ha guiado el trabajo de los educadores en el aula, es cada vez más relevante, de modo que se puedan encontrar perspectivas y se definan nuevas orientaciones con respecto al estudio del lenguaje.

Entre las numerosas perspectivas que tienen como objetivo sistematizar los procedimientos de enseñanza de la lengua materna, la inserción de géneros textuales como objeto de enseñanza, ha demostrado ser un aliado importante en este proceso, ya que se cree que estos colaboran en el desarrollo del lenguaje y también, que tales actividades pretenden ampliar tanto la competencia lectora, la capacidad de producción textual, como el conocimiento gramatical de la lengua.

Basándose en las nuevas concepciones del lenguaje, presentadas por muchos investigadores en el campo de la lengua y las orientaciones metodológicas actuales de los Parámetros Curriculares Nacionales de la Lengua Portuguesa, reconociendo las dificultades y necesidad de implementar nuevas estrategias docentes, este trabajo titulado “La importancia de los géneros textuales en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Lengua Portuguesa” tiene como objetivo principal mostrar la importancia de la importancia , en términos pedagógicos, de géneros textuales como estrategia privilegiada en la práctica diaria de la enseñanza y el aprendizaje de la lengua portuguesa.

El interés en este tema se produjo después de las observaciones realizadas durante las pasantías supervisadas I (Escuela Primaria) y II (Escuela Secundaria), donde se observó que los géneros textuales, como instrumento pedagógico, aún no se exploran adecuadamente y todavía no cumplen con los anhelos de una enseñanza basada en el desarrollo de las habilidades comunicativas de los estudiantes, o en el alcance de la lectura , discurso o escritura. En vista de esto, surgió la siguiente pregunta: ¿Cuál es la importancia de trabajar el texto explorando los diferentes géneros textuales?

Se basa en esta pregunta que el presente trabajo tiene como objetivo principal hacer un enfoque más detallado como una forma de poner de relieve la necesidad de mostrar la importancia de los géneros textuales para la enseñanza y el aprendizaje de la lengua portuguesa. Por lo tanto, era necesario explicar los diferentes conceptos de géneros textuales desde la perspectiva de los autores que tratan el tema, como Bakhtin (1992), Antunes (2002), Marcuschi (2004, 2005 y 2008), Dolz y Schneuwly (2004), entre otros, con el fin de tener una visión en profundidad y detallada de tales conceptos en la medida en que se analizan, dada su importancia para el estudio.

También se pretendía, como objetivos específicos, explicar cómo el uso de los más variados textos/géneros textuales ayuda a mejorar la capacidad de lectura y la producción textual de los estudiantes. Y en medio de estas discusiones, también tratamos de discutir la condición y el papel del maestro, entendido como responsable de tomar ciertas decisiones y adoptar las estrategias necesarias para el buen desempeño de sus alumnos en el aula.

Desde este contexto y suposiciones, colocando en un papel destacado los géneros textuales, es que el presente trabajo se desarrolla, y en vista de sus objetivos, tiene en cuenta las contribuciones teóricas que subyacen a las concepciones del lenguaje y el proceso de enseñanza y aprendizaje de la lengua materna. Además, las directrices que guían el uso de géneros textuales por parte de profesores que, como resultado, reflexiona sobre el rendimiento educativo de sus alumnos.

En este sentido, esta obra es un diseño bibliográfico, ya que la investigación de campo no era necesaria, ya que buscamos reflexionar sobre el estudio y la enseñanza a través de géneros textuales basados únicamente en fundamentos teóricos de autores de renombre que tratan este tema. Además, se caracteriza por ser una investigación cualitativa, ya que el objetivo principal es interpretar el fenómeno objeto de observación, en este caso, los géneros textuales y también exploratorios porque existe una investigación en profundidad sobre el tema y que servirá de referencia para una mayor investigación que se dirigirá a la enseñanza de la lengua portuguesa.

Debido a este enfoque metodológico, el trabajo se organiza en 5 partes fundamentales. En primer lugar, se presenta una breve historia y panorama de géneros textuales, con el objetivo de destacar las especificidades de las teorías e investigaciones sobre este concepto y su relación con la enseñanza de la lengua portuguesa, evidenciando, poco después, la relevancia del texto dentro de este proceso educativo, así como la influencia de los géneros textuales en las habilidades de lectura, oralidad y producción textual de los estudiantes. El último punto a discutir, como parte de la contribución teórica, se refiere a la elección o selección de textos/géneros para la enseñanza de la lengua portuguesa, haciendo hincapié en el papel del maestro en este proceso tan significativo. Sigue, poco después, los procedimientos metodológicos adoptados en la ejecución de la investigación. Por último, se presentan las consideraciones finales, en las que se hace un debate general sobre la importancia de los géneros textuales en el proceso de enseñanza y aprendizaje de la lengua portuguesa.

2. GÉNEROS TEXTUALES: UNA BREVE PRESENTACIÓN

La alusión al término género textual, por convención, dada su recurrencia en la vida cotidiana y especialmente en las clases de lengua portuguesa, nos remite a las diferentes formas, características e idiomas de los diversos textos, ya sean orales o escritos, tradicionales o digitales, que forman parte de las relaciones comunicativas y la interacción social humana. Ante esta primera percepción, tomamos, por ejemplo, categorías como: cuentos, leyendas, fábricas, poemas, menús, dibujos animados, tiras cómicas, noticias, informes, reseñas, correos electrónicos, por último, una lista interminable, que va de la más simple a la más compleja, en cuanto a su uso y practicidad.

Sin embargo, además de esta primera impresión, el estudio del género textual y su relación con la práctica humana comunicativa e interpersonal ha adquirido una dimensión más amplia a lo largo de los años. Esto se debe a los diversos estudios que se presentan en el ámbito del lenguaje que pretenden establecer la relación entre teoría y práctica, es decir, es necesario, en primer lugar, entender las concepciones del lenguaje desde una perspectiva histórica, cultural y social, con el fin de insertar, de manera práctica, los géneros textuales como mecanismos de socialización hasta que se alcanza su importancia como herramienta de enseñanza-aprendizaje.

Por lo tanto, el término género, que antes sólo se utilizaba como referencia para los textos literarios, adquiere actualmente una dimensión más amplia. Bakhtin (1992, p. 279), que relaciona “todas las esferas de la actividad humana […] con el uso del lenguaje” y considera que cada una de estas esferas “implica un repertorio de géneros de discurso”, trae en medio de estos debates y afirmaciones, una serie de estudios que se refieren a teorías del lenguaje y necesidades de entendimiento en torno a los géneros textuales. Entre las declaraciones que ganan notoriedad recurrente en las obras centradas en este tema, se encuentra la defendida por Marcuschi (2002, p.22) donde, según el autor, “la comunicación verbal sólo es posible por algún género textual”. Lo que da a la cuestión del género, de acuerdo con los dos autores, un alcance inagotable.

En este sentido, los géneros textuales, según la opinión de los autores mencionados, son todos textos (orales y escritos) que circulan socialmente y tienen la función de realizar el proceso de comunicación e interacción verbal entre individuos. Lo que también inserta en el contexto del debate, la función social del género, ya que permite la interacción y la convivencia en la sociedad. Los géneros comienzan a tener, desde este punto de vista, un carácter extremadamente pragmático y contextualizado. Con esto, uno se enfrenta a un concepto que se refiere no sólo a uno de los aspectos didáctico-metodológicos de la enseñanza de la lengua portuguesa en el aula, sino a un concepto estrechamente relacionado con la constitución del tema en la sociedad, a partir de una actividad interactiva, realizada principalmente por el lenguaje.

Al conocer esta perspectiva pragmática Marcuschi (2008, p.149) presenta su definición de géneros textuales, que, a juicio, los muestra como “formas de acción social”. Pero, mientras él mismo reflexiona, la definición formal de géneros es algo muy difícil. Es cuando propone que, dependiendo del significado en el que se observe, los géneros textuales pueden ser: “una categoría cultural, un esquema cognitivo, una forma de acción social, una estructura textual, una forma de organización social y/o una acción retórica”. Para él, los géneros son “fenómenos históricos, profundamente vinculados a la vida cultural y social” y constituyen “formas de acción incontrolables” que tienen la función de “ordenar y estabilizar las actividades cotidianas”. Estas consideraciones refuerzan el alcance teórico y práctico conferido a los géneros textuales, dada su necesidad de delimitación y comprensión.

Así, se llega a la proposición de que los géneros son la forma natural en que utilizamos el lenguaje para comunicarnos, es decir, no es posible hablar una palabra sin utilizar un género textual, por lo que no hay comunicación sin ellos. Por lo tanto, el trabajo con la noción de género permite un enfoque en los aspectos más diferentes del lenguaje que, como fenómenos históricos y culturales, adaptan y determinan las diversas situaciones comunicativas producidas en la sociedad. Debido al carácter dinámico y social conferido al género, Antunes (2002, p. 69) afirma que

Los géneros son histórico-culturales, es decir, se sedimentan en los momentos y en los espacios de la vida de las comunidades; es decir, cada lugar y cada época están marcados por el predominio de ciertos géneros, que, en esta contingencia, pueden parecer queman, cambian, transmutan, desaparecen; de hecho, los grupos sociales regulan las condiciones del camino que realizan los géneros.

Esto establece la estrecha relación entre la concepción de género y la constitución del sujeto, ya que, dentro de esta dinámica histórico-cultural que los géneros están inscritos, terminan determinando las relaciones socioculturales y dando al lenguaje un papel preponderante en el proceso de interacción humana. Reforzando esta relación íntima, Marcuschi (2008) afirma que, como seres sociales, desde nuestra constitución, estamos involucrados en una “máquina sociodiscursiva”, siendo los géneros textuales uno de los instrumentos más poderosos, porque es de su competencia gran parte de nuestra inserción social.

Así, en medio del amplio alcance, es necesario delimitar el estudio sobre el género, para encontrar direcciones específicas a trabajar y establecer los posibles propósitos, presentándolo como un mecanismo de interacción, y también situándolo en el universo didáctico-pedagógico como una importante herramienta de enseñanza-aprendizaje y sus contribuciones concretas.

2.1 LA ENSEÑANZA DEL IDIOMA PORTUGUÉS EN LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

Dado su potencial de interacción verbal y su estrecha relación con los aspectos históricos y sociales que constituyen el tema, los géneros textuales se presentan con los requisitos necesarios para la práctica didáctica-pedagógica relacionada con la enseñanza de la lengua materna. Se basa en la premisa defendida por Marcuschi donde “es imposible comunicarse verbalmente a menos que sea por un género, así como es imposible comunicarse verbalmente a menos que sea por un texto”. (MARCUSCHI, 2007, p.22). Por lo tanto, si el texto textual/género funciona como un medio de interacción, este proceso tiende a ser facilitado cuando se trata de trabajar la enseñanza de la lengua portuguesa desde la perspectiva del género textual.

En sus estudios Dolz y Schneuwly (2004), destacan la cuestión del género textual, especialmente los relacionados con la enseñanza de la lengua portuguesa, creyendo que el enfoque y el estudio de la lengua deben hacerse a través de los textos y sugerir el uso de los diferentes géneros textuales, ya sean orales o escritos en el aula.

Las ideas de estos autores sobre el uso de géneros textuales en la enseñanza de la lengua portuguesa convergen enteramente con la propuesta de los Parámetros Curriculares Nacionales (PCNs) de lengua portuguesa (1998) al presentar los géneros textuales como herramientas didácticas en la práctica de la lectura y la producción de textos y como aliados en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lengua materna. En este sentido, se propone la adopción de una metodología que desempaquetará la enseñanza de la lengua materna de la práctica tradicional, anclada en el aspecto meramente normativo y conceptual. Sin embargo, como Afirma Romeu (2010), esta metodología que adopta preferentemente los géneros textuales en las prácticas de clase no impide, ni debe impedir, y debe impedir, trabajar con los elementos gramaticales del lenguaje. Por el contrario, el texto también funciona como un lugar propicio para la comprensión de tales elementos, dependiendo de las metodologías que sepan aprovechar el potencial linguístico del texto en uso.

Así, según el autor, la obra con género debe ser que, además de presentar diversas estrategias de lectura y también producción textual, asistan en los estudios de vocabulario y sobre todo gramática, estando aquí, no precisamente una sustitución, sino más bien una reformulación que obtenga resultados satisfactorios.

Ahora es necesario hacer clases de lengua portuguesa, centrándose en el uso de textos/géneros textuales, para preocuparse por el uso efectivo del lenguaje desde un enfoque socio-interaccionista, es decir, el lenguaje como forma o proceso de interacción del tema en los contextos más diferentes de los que forman parte. Sobre la base de esto PCNs, los números de control, sobre la base de esta propuesta, subrayan que “no hay lenguaje en el vacío, su gran objetivo es la interacción, la comunicación con el otro, dentro de un espacio social” (BRASIL, 1998, p.5). Esto termina integrando eficazmente el uso del texto con los procesos de interacción social dentro de un contexto amplio que abarca el lenguaje y su significado producciones.

En vista de esta propuesta, ahora es necesario insertar metodologías de enseñanza de una manera práctica que pueda garantizar que los géneros textuales se presenten como aliados concretos en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lengua materna. Según Geraldi (2006) y Possenti (2006), al mismo tiempo, la enseñanza de idiomas se considera insuficiente para tratar de hacer de las clases de lengua portuguesa un medio significativo de aprehensión del conocimiento. Por lo tanto, es necesario buscar alternativas capaces de hacer frente a esta dificultad.

Este cambio subrayado por los linguistas sería también la transformación deseada por los números de control de los productos, al proponer una metodología, en este caso, a partir del uso de géneros textuales. Para que esto suceda, es necesario entender la funcionalidad del texto, entendido en la medida en que se entiende como un elemento primordial en este proceso que tiene como objetivo asegurar las clases de lengua materna, mayor capacidad de integración y eficiencia.

2.1.1 LA CUESTIÓN DE LA TEXTUALIDAD: EL TEXTO COMO OBJETO DE ENSEÑANZA

Desde el punto de vista histórico, basado en los estudios de Linguística Textual, el texto se presenta, según Segate (2010, p.01) como objeto de estudio de esta reciente ciencia del lenguaje, y como tal presenta unidades linguísticas y propiedades específicas. El autor también afirma que con el tiempo era necesario reformular el concepto de texto.  Esto se debe a que “investigar la palabra o la frase aislada no nos permite comprender los diversos fenómenos linguísticos, porque estos sólo pueden explicarse dentro del propio texto”.

En medio de discusiones sobre una nueva concepción metodológica que pretende desempeñarse mejor en la enseñanza de la lengua portuguesa, existe, por unanimidad, la relevancia de presentar el texto como un elemento primordial en el proceso de enseñanza-aprendizaje adquirido por el estudiante en el aula.  Esto es lo que argumenta la propuesta presentada por los números de control de los números de control cuando ve el texto como una unidad de significado y comunicación. Por supuesto, esto se aplica de una manera práctica a la hora de tener en cuenta factores como el nivel de conocimiento de cada estudiante y su contexto social, con el fin de adaptarse a la serie y a su vida personal.

En vista de estas atenciones dadas al texto, es necesario comprender, tanto en términos teóricos como prácticos, en qué consiste exactamente este importante objeto de estudio. Según Koch (2003, p. 31), el texto se entiende como un

[…] manifestación verbal, consistente en elementos linguísticos de diversas órdenes, seleccionada y dispuesta según las virtualidades que cada idioma pone a disposición de los hablantes en el curso de una actividad verbal, con el fin de proporcionar a los interactientes no sólo con la producción de significados, sino también para anclar la interacción en sí misma como una práctica sociocultural.

En este sentido, se entiende que el texto, como materialidad linguística, ejerce su función comunicativa por excelencia y como manifestación verbal facilita el proceso de interacción entre los sujetos. Se organiza de tal manera que se establezcan y generen significados, es decir, si procede a determinadas situaciones de comunicación de manera coherente. Se tiene en cuenta, como Antunes (2002) señala que lo que determina o da relevancia al texto no son simplemente sus elementos inmanentes, sino factores contextuales que condicionan, determinan y le dan protagonismo. De ahí la necesidad de elegir como objeto de estudio el texto, en su doble cara de producción y recepción, relatando el estudio de la lengua más importante.  Esto se debe a que considera que “el conocimiento de los textos y sus formas de ocurrencia constituye, después de todo, parte del conocimiento de las personas sobre el idioma y su funcionamiento” (Op. Cit. p. 68).

En cuanto a las condiciones de producción de significados Wittke (2012, p. 21) destaca que “cada texto se determina de acuerdo con la interacción comunicativa establecida entre el productor y el receptor, que presupone reglas, valores y normas de conducta, dependiendo de las funciones sociales que desempeñen los sujetos en la sociedad”.

En este aspecto, la comprensión del texto y su relación con el proceso de enseñanza y aprendizaje requiere mucha atención, ya que es en él que se deposita, dependiendo de su elección, la expectativa de un enfoque metodológico eficiente y un instrumento que asegura la interacción de su lector potencial con el otro y con el mundo que lo rodea, priorizando sus competencias , ya sea manifestado por el habla o por escrito.

2.1.2 GÉNEROS TEXTUALES Y HABILIDADES DE LECTURA, PRODUCCIÓN TEXTUAL Y ORALIDAD

Entre las principales preocupaciones de la práctica pedagógica de la lengua portuguesa, debido a los resultados que se desea lograr, está la capacidad de explorar las habilidades de lectura, producción textual y oralidad de los estudiantes. Para elevar estas competencias, se convierte, por regla general, en una “obligación” por parte del profesor de lengua portuguesa a través de sus estrategias didáctica-metodológicas. Esto se debe a que, si tales dificultades no se superan a través de las actividades realizadas en esta disciplina, en consecuencia estos alumnos tendrán “problemas” con los demás, que también requieren, aunque no en la misma proporción, habilidades en este orden.

Esta planificación didáctica se basa en las orientaciones de los Parámetros Curriculares basadas en la organización de situaciones de aprendizaje de géneros apropiados para trabajar con el lenguaje oral y el lenguaje escrito y que sean adecuadas a los diferentes niveles de escolaridad (BRASIL, 1998). En vista de estas directrices, es esencial hacer un uso coherente de las prácticas que satisfagan este anhelo. Los géneros textuales, más concretamente, los diversos textos que se presentan como objeto de estudio en las clases de lengua portuguesa, comienzan a configurar, desde la perspectiva interaccionista, la herramienta más eficaz para las prácticas de lectura, la producción textual y la oralidad.

La actividad lectora, según Antunes (2003, p. 67), debe ser una “actividad de interacción entre sujetos”. De este proceso de interacción, las relaciones establecidas entre autor-lector-texto provienen de este proceso, en el que los lectores activan sus conocimientos previos para atribuir significado a lo que se leyó, pudiendo así entender las intenciones, atentos a las marcas y pistas dejadas por el autor. Esta perspectiva da a la cuestión de la lectura no sólo la posibilidad de decodificar mecánicamente las señales gráficas, sino de garantizar, como competencia de lectura, una visión global del texto.  Por lo tanto, es necesario privilegiar, en el acto de la lectura, la capacidad de entender e interpretar, en la que los alumnos llegan a integrar sus habilidades linguísticas y comunicativas en su integridad, ya que mucho se postula en los estudios de géneros textuales.

La habilidad escrita, según Lima (2017), juega el papel de marca de hormigón o lugar de la producción de significados generados por la lectura. Es en las actividades de producción textual que uno tiene la percepción de si las actividades de lectura han tenido efectos concretos y/o positivos. Por lo tanto, es necesario observar en estas prácticas los elementos estructurales y las marcas linguísticas relacionados y adecuados al género y la situación comunicativa en la que se inserta el lector/autor. Estos elementos y marcas también pueden evidenciarse en las prácticas de oralidad. Permitir al estudiante desarrollar la competencia de idiomas más habitual. Lo cual, en cierto modo, te prepara para las más diversas circunstancias de interacción verbal.

Como postula Lima (2017, p.3), “esta práctica pedagógica centrada en la lectura, producción y análisis de textos del trípode requiere una diversificación de las situaciones didácticas diseñadas para el desarrollo del lenguaje oral formal y la expansión de las habilidades de lectura y escritas”.  Esto, por supuesto, teniendo en cuenta el tipo de género a elegir, dependiendo del nivel de educación de los estudiantes y los objetivos que se pretende alcanzar.

En este sentido, es necesario presentar, dentro de las actividades pedagógicas de la lengua portuguesa, posibles propuestas encaminadas a estudiar la lengua en base a las unidades básicas que constituyen dicha enseñanza, ya sea a través de prácticas de lectura, oralidad o producción textual.

3. LA ELECCIÓN DE LOS GÉNEROS PARA LA ENSEÑANZA DE LA LENGUA PORTUGUESA Y EL PAPEL DOCENTE

En torno a todo este debate, que da relevancia a los géneros textuales en el proceso de enseñanza y aprendizaje de la lengua portuguesa y el reconocimiento de su alcance inagotable, existe, por tanto, la preocupación de cuánto o quién puede ser responsable de la elección de tales textos, con el fin de encontrar el equilibrio y hacer prácticas didácticas con estos instrumentos, medios significativos de educación.

Según Marcuschi (2008) no se puede definir que haya géneros ideales para la enseñanza. Sin embargo, es posible identificar especímenes genéricos que permitan una progresión en el grado de dificultad, desde lo más simple hasta lo más complejo. También subraya su preocupación por la necesidad de que los géneros sean elegidos para la comprensión de los textos y también para la producción, con cautela, ya que hay diferentes habilidades.

Las variedades de géneros textuales también se consideran en los PCN, y la elección de los especímenes a enseñar, según Dias (2012, p. 08), está estrechamente relacionada con las habilidades del habla y la escucha, la lectura y la escritura. Para ello, los PCNs  sugieren tablas de agrupación de género que se pueden utilizar como orientación en el proceso de enseñanza. La siguiente es la tabla:

Cuadro 1: Agrupaciones sugeridas por PCNs de los productos para la práctica de elaborar textos orales y escritos

Lenguaje oral Idioma escrito
Literario • Canción

• Textos dramáticos

Literario

• Crónica

• Historia corta

• Poema

Pulse • Noticias

• Entrevista

• Debate

• Testimonio

Pulse • Noticias

• Artículo

• Carta del Lector

• Entrevista

Divulgación Científica • Seminario

• Debate

Divulgación Científica

• Informe de experiencia

• Esquema y resumen de artículos o eits

• Enciclopedia

Fuente: BRASIL, 1998, p. 54.

Estas agrupaciones de géneros se separan según la función deseada, es decir, se eligen por separado para el lenguaje oral y escrito. Para cada uno de los dos tipos de lenguaje, se seleccionan géneros de las esferas literaria, de prensa, de divulgación científica y de publicidad.

Por lo tanto, corresponde al maestro tomar estas decisiones, atento a estas nuevas perspectivas. Esto se convierte en una responsabilidad que requiere un esfuerzo, ya que a pesar de ser un aspecto positivo para sus clases, la acción docente todavía necesita superar las críticas relacionadas con su desempeño. Mientras tanto, Geraldi (2006) critica la forma en que se encuentra la enseñanza de la lengua materna y defiende la necesidad de cambio en la práctica pedagógica del profesor de LP.

Me parece que la situación más caótica de la situación actual de la enseñanza de la lengua portuguesa en las escuelas primarias consiste precisamente en la enseñanza, para los estudiantes que ni siquiera dominan la variedad cultivada, de un metalenguaje de análisis de esta variedad – con ejercicios continuos de descripción gramatical, estudio de reglas e hipótesis de análisis de problemas que ni siquiera los expertos están seguros de cómo resolver (p.45).

Estas preguntas sobre el papel docente se vuelven recurrentes y se basan en discusiones que tienen como objetivo encontrar mecanismos que le ayuden en este proceso, y también corresponde a este profesional estar abierto a estas nuevas perspectivas. Reiterando estas críticas, en torno al papel del maestro, Wittke (2012, p.14) señala que,

La acción docente no ha sido planeada y realizada a través de actividades significativas e interacción verbal permanente, que puede colocar al estudiante en situaciones reales de comunicación (hablar y escribir), lo que termina haciendo de la clase de idioma un ejercicio mecánico, a menudo carente de significado.

Desde esta perspectiva, el profesor tiene que ejercer el papel de mediador, quien además de proponer metodologías diferenciadas de lectura y producción textual, promover actividades para explorar el estudio del texto y sus diversos géneros desde la perspectiva de su funcionamiento y estructura, teniendo en cuenta los significados que produce, para hacer a su alumno competente para reconocerlos y utilizarlos en los más diferentes lugares sociales de comunicación.

En esta perspectiva de lograr el resultado deseado, según Furlanetto (2007), el aprendizaje implica procesos complejos de mediación, orientación, trabajo cooperativo, implicando la interacción humana en una dinámica compleja.

En vista de lo anterior, el estudio basado en géneros textuales no sólo ayuda al proceso de enseñanza y aprendizaje de la lengua materna, sino que proporciona y fomenta el hábito de la lectura, la producción textual y la oralidad. Así, corresponde al profesor, elegir los géneros según los niveles de asimilación de los contenidos por parte de sus alumnos.

4. PROCEDIMIENTOS METODOLÓGICOS

En este tema, buscamos explicar los procesos metodológicos que llevaron el camino de la investigación a su conclusión.

La investigación se inclina hacia el método de enfoque cualitativo, que según Marconi y Lakatos (2011) se ocupa de una investigación que tiene como premisa, entender e interpretar los fenómenos sociales insertados en un contexto dado. Para ello, se trata de un diseño bibliográfico, que según Gil (2002, p. 44),

la investigación bibliográfica se desarrolla sobre la base de material ya elaborado, que consiste principalmente en libros y artículos científicos. Aunque casi todos los estudios son necesarios para algún tipo de trabajo de esta naturaleza, hay investigaciones desarrolladas exclusivamente a partir de fuentes bibliográficas.

Esta fase se inició mediante la encuesta de materiales ya publicados, como libros, artículos, tesis, con el objetivo de familiarizarse con la materia investigada, en este caso, sobre los géneros textuales y su importancia en la enseñanza y el aprendizaje del LP.

Debido a que se trata de una investigación con un tema poco discutido en la ciudad donde se desarrolló el trabajo, este estudio también se caracteriza como una investigación exploratoria, que según Gil (2002, p. 41), tiene como objetivo principal proporcionar familiarización con el problema investigado, con el propósito de hacerlo más claro. También según este autor, este tipo de investigación tiene como objetivo principal la mejora de las ideas o el descubrimiento de intuiciones. En esta perspectiva, fueron necesarios los siguientes pasos:

1a Etapa – Búsqueda de Origen: Este paso consistió en identificar las fuentes capaces de proporcionar las respuestas necesarias para resolver el problema de investigación. En total, se seleccionaron 05 artículos científicos, es decir: géneros textuales en la enseñanza de la lengua portuguesa; Géneros textuales: referencia para la enseñanza de la lengua portuguesa; Géneros textuales en la enseñanza de la lengua portuguesa: experiencias en prácticas supervisadas; Géneros textuales para la producción de textos escritos en el libro de texto y géneros orales y escritos en la escuela, 04 libros: Géneros orales y escritos en la escuela; Producción textual, análisis de género y comprensión; Acerca de la enseñanza del portugués en la escuela y las concepciones de la lengua y la enseñanza del portugués, así como las lecturas en sitios web y revistas electrónicas.. Todos ellos son referenciados al final de este trabajo.

Paso 2 – Recopilación de datos: Esta etapa consistió en leer el material bibliográfico organizado, donde se requería mucha atención y enfoque para identificar información y datos para la investigación.

Gil (2002, p. 77), postula que los tipos de lecturas del material pueden clasificarse según el progreso de la investigación. Según él, la primera lectura es la “Lectura Exploratoria” que tiene como objetivo verificar si el trabajo consultado interesa o no a la investigación. El segundo es “Lectura selectiva”, que determina si el material realmente interesa la investigación es más profundo que el exploratorio. Poco después, se realiza la “Lectura analítica” que se realiza en base a los textos seleccionados y que tiene como objetivo ordenar y sumarios la información. Y la última es la “lectura interpretativa”, esta etapa del proceso de lectura y es la más compleja. Es en este proceso que uno debe dar sentido a los resultados obtenidos con la lectura. Es necesario conectar los datos con los conocimientos obtenidos.

Después de esta etapa de lectura de los materiales, fuimos a la 3a Etapa, que correspondía al registro de los materiales seleccionados. Esta etapa tenía como objetivo identificar en las obras consultadas, los contenidos que interesaban la investigación, así como hacer comentarios sobre las obras y el ordenamiento de los registros.

Una vez hecho esto, la 4a y última etapa fue seguida por la escritura del texto. En esta etapa, se expuso el informe de comprensión de los contenidos investigados, teniendo en cuenta la organización y transcripción de los análisis obtenidos en las fases anteriores como objetivo de mostrar la importancia, en términos pedagógicos, de los géneros textuales como objeto de enseñanza privilegiada en la práctica diaria de la enseñanza y el aprendizaje de la lengua portuguesa.

5. CONSIDERACIONES FINALES

Desde la perspectiva de autores de renombre que trabajan en la cuestión del lenguaje y el proceso de enseñanza-aprendizaje que tienen como objetivo dar a la enseñanza nuevas perspectivas en un contexto educativo que todavía requiere atención, la inserción de géneros textuales es esencial, ya que colabora para el desarrollo del lenguaje y las funciones como instrumento de trabajo para los profesores de lengua portuguesa. Dar relevancia a esta importante herramienta didáctica, apoyada en las propias propuestas de los propios PCNs, transforma los textos/géneros textuales en vínculos de interacción y formación del propio sujeto en la sociedad.

Como perspectiva didáctica-pedagógica, se verificó a través de este estudio que la propuesta de uso de géneros tiende a contribuir a la mejora de la educación y el rendimiento del profesorado, ya que crea oportunidades para relacionar la teoría y la práctica mediante la transformación de los conocimientos teóricos y metodológicos incautados en prácticas pedagógicas eficaces. Tales prácticas, como se ve, pueden influir significativamente, en pensar en las ventajas para el estudiante, en la mejora de la capacidad de lectura, la producción textual y la oralidad a través de los más diversos géneros textuales, porque garantizan un enfoque dinámico y desencadenan aspectos históricos e ideológicos.

Por lo tanto, es cada vez más importante reflexionar sobre el tema, en un intento de encontrar, además de soluciones y acciones que promuevan la enseñanza significativa, también significa que ayudar tanto al profesor en la formación como a los que ya trabajan, con el fin de redirigirlos a prácticas eficientes para su trabajo.

Este estudio puede ser recomendado como una herramienta de investigación complementaria para aquellos interesados en el tema, especialmente aquellos que se centran en la necesidad incansable de encontrar alternativas para el mejor funcionamiento de la enseñanza, en particular, a los profesores de lengua portuguesa, que a pesar de los desafíos diarios, encuentran en su misión para enseñar la motivación necesaria para persistir.

REFERENCIAS

BAKHTIN, Mikhail. Estética da criação verbal. Tradução: Maria Ermantina Galvão G. Pe­reira. 3.ed. São Paulo: Martins Fontes, 2000.

BRASIL, Secretaria de Educação Fundamental. Parâmetros curriculares nacionais: terceiro e quarto ciclos do ensino fundamental: Língua Portuguesa. Brasília: MEC/SEF, 1998.

CORRÊA, Hydelvídia Cavalcante de Oliveira; SOUZA, Lygia de Lima: Pesquisa e Produção Acadêmica em Letras I. – Manaus: UEA edições, 2018.

DIAS, Laice Raquel. Gêneros textuais para a produção de textos escritos no livro didático. Disponível em: http://www.ileel.ufu.br/anaisdosielp/wp-content/uploads/2014/07/volume_2_artigo_166.pdf. Acesso em: 08 de Abril de 2019.

DOLZ, Joaquim; SCHNEUWLY, Bernand. Gêneros orais e escritos na escola. Campinas, SP: Mercado de Letras, 2004. 278 p. (Tradução e organização: Roxane Rojo; Glaís Sales Cordeiro).

FURLANETTO, Maria Marta. Práticas discursivas: desafio no ensino de Língua Portuguesa. In: CORREA, DjaneAntonucci. e SALEH, Pascoalina Bailon de Oliveira. Práticas de letramento no ensino; leitura, escrita e discurso. São Paulo: Parábola, 2007.

GERALDI, João Wanderley (org). O texto na sala de aula. 4. ed. São Paulo: Àtica, 2006.

GERALDI, João Wanderley. Concepções de linguagem e ensino de português. In:

Gil, Antônio Carlos. Como elaborar projetos de pesquisa. 4. ed. São Paulo: Atlas, 2002.

KOCH, I. V. O texto e a construção dos sentidos. São Paulo: Contexto, 2003.

LIMA, Fernanda Barboza de. Gêneros textuais no ensino de língua portuguesa: experiências no estágio supervisionado. Disponível em: https://www.editorarealize.com.br/revistas/sinalge/trabalhos/TRABALHO_EV066_MD1_SA2_ID1562_23032017225333.pdf. Acesso em: 04 de Abril de 2019.

MARCONI, Marina de Andrade; LAKATOS, Eva Maria. Metodologia Cientifica. São Paulo. Atlas, 2011.

MARCUSCHI, Luiz Antônio. Produção textual, análise de gêneros e compreensão. São Paulo: Parábola Editorial, 2008.

MARCUSCHI, Luiz Antônio. Produção textual. Gêneros textuais: definição e funcionali­dade. In: DIONÍSIO, A. P.; MACHADO, A. R.; BEZERRA, M. A. (Org.). Gêneros textuais e ensino. 4. ed. Rio de Janeiro: Lucerna, 2005.

ORLANDI, Eni P. Análise de discurso: princípios e procedimentos. 8. ed. Campinas, SP: Pontes, 2009.

POSSENTI, Sírio. Gramática e política. In: GERALDI, João Wanderley (org). O texto na sala de aula. 4.ed. São Paulo: Àtica, 2006.

POSSENTI, Sírio. Sobre o ensino de português na escola. In: GERALDI, João Wanderley (org). O texto na sala de aula. 4.ed. São Paulo: Àtica, 2006.

ROMEU, Silvanya Suellem de Lima. Gêneros textuais: referência para o ensino de língua portuguesa. Disponível em: http://www.editorarealize.com.br/revistas/conedu/trabalhos/TRABALHO_EV056_MD1_SA15_ID8012_17082016160903.pdf. Acesso em: 04 de Abril de 2019.

Severino, Antônio Joaquim, 1941- Metodologia do trabalho científico — Antônio Joaquim Severino. — 21. ed. rev. e ampl. — São Paulo: Gortez, 2000.

SEGATE, Aline. Gêneros textuais no ensino de língua portuguesa. Disponível em: http://www.revistas.usp.br/linhadagua/article/view/37333. Acesso em: 23 de Abril de 2019.

WITTKE, Cleide Inês. O importante papel do texto nas aulas de língua materna. Disponível em: http://www.ileel.ufu.br/anaisdosielp/wp-content/uploads/2014/06/volume_2_artigo_074.pdf. Acesso em: 24 de Abril de 2019.

[1] Licenciado en Lengua Portuguesa y Literatura – UEA/2019 Licenciado en Comunicación Social/Periodismo – UFAM/2013.

Enviado: Enero de 2020.

Aprobado: Marzo de 2020.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here