Respuesta del paciente con lupus eritematoso al tratamiento con Yamamoto New Scalp Acupuncture (YNSA)

DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI
SOLICITAR AGORA!
5/5 - (2 votos)
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email

CONTEÚDO

ARTÍCULO DE REVISIÓN

FONSECA, Karine Lucas Tavares da [1], SOBRINHO, Raul Breves [2]

FONSECA, Karine Lucas Tavares da. SOBRINHO, Raul Breves. Respuesta del paciente con lupus eritematoso al tratamiento con Yamamoto New Scalp Acupuncture (YNSA). Revista Científica Multidisciplinar Núcleo do Conhecimento. Año 06, Ed. 04, Vol. 09, pp. 142-182. Abril de 2021. ISSN: 2448-0959, Enlace de acceso: https://www.nucleodoconhecimento.com.br/salud/paciente-con-lupus

RESUMEN

Se estima que 5 millones de personas en el mundo tienen algún tipo de Lupus. Es una enfermedad autoinmune, idiopática y hasta ahora incurable que afecta, especialmente a las mujeres en período reproductivo. En Occidente, su tratamiento es educativo, esencialmente relacionado con drogas, con la administración de antiinflamatorios, antipalúdicos e inmunosupresores. Para la Medicina Tradicional China (MTC), el Lupus es ante todo un desequilibrio sindrómico, que varía según su manifestación. El conjunto de estos trastornos se clasifica como deterioro del Bazo (Pi) y el Corazón (Xin), debilitamiento del Fuego y la Puerta de la Vida. El tratamiento por TCM se produce con la administración de medicamentos herbarios, dietoterapias, acupuntura, masaje, miaster, Qi Gong, magnetoterapia, terapia ventosa, floral y otros. YNSA (Yamamoto Neue Schädelakupunktur) es una scalpoterapia somatotopic que, entre otras ventajas, tiene puntos de acceso a los 12 meridianos principales bilateralmente. Generalmente utilizado en caso de dolor, trastornos neurológicos y condiciones quirúrgicas, tiene sus propios métodos de diagnóstico que también sirven para monitorear el tratamiento. Ryodoraku es el instrumento de diagnóstico de corriente más sensible y reproducible para identificar la energía circulante promedio en los meridianos. Esta investigación tenía como objetivo identificar la utilidad de YNSA en el tratamiento de pacientes con lupus. En este proceso, se monitoreó la evolución energética de un paciente con lupus considerado grave a lo largo de 23 aplicaciones de YNSA. Se comparó con los resultados de la acupuntura con los resultados de la alopatía. Con YNSA, además de relajación y control del dolor, había una mayor suficiencia energética. Las ganancias relevantes sobre las 23 aplicaciones de YNSA, alcanzando tres veces el estándar de energía inicial, cayeron casi por completo en el tratamiento exclusivo de la alopatía. De hecho, el difosfato de cloroquina trajo muchas más pérdidas que ganancias.

Palabras clave: YNSA, Lupus, Cloroquina Difosfato, Acupuntura, Enfermedad autoinmune.

1. INTRODUCCIÓN

Lupus Erythetosus es una enfermedad autoinmune que afecta principalmente a mujeres de entre 20 y 30 años de edad. Discoide o sistémico, si no se trata, puede llevar a la muerte. En la literatura confiable, no hay ningún caso de cura o señal que conduzca a este camino. Su etiología va desde la genética hasta la psicología, pasando por los entresijos de ginecología, endocrinología, psiconeuroimmunología y farmacología. A los ojos de la medicina china, es un trastorno del síndrome, y puede designar varios síndromes de acuerdo con el deterioro.

YNSA (Yamamoto New Scalp Acupuncture o Yamamoto Neue Schädelakupunktur) es una terapia japonesa del cuero cabelludo, utilizada principalmente en casos de dolor y secuelas neurológicas. También está indicado para el tratamiento de órganos internos y difiere de la craneopunctura china (desarrollada una década antes), especialmente por el enfoque somatotópico y no cortical (YAMAMOTO, 2007; BOUCINHAS, 2007) o reflexológico (KWANG, s.d.).

Según Dethelefsen y Dahlke (1983, p. 16, 17) la enfermedad es un estado del ser humano que indica que en su conciencia hay desarmonía. El dominio de las actividades físicas y psíquicas, así como las estructuras orgánicas, son promovidos y comandados por los cinco órganos esenciales, representantes de los Cinco Movimientos (YAMAMURA, 2004).

Convergiendo MTC a conceptos occidentales y YNSA a LES, esta monografía está sujeta a los estándares de ABNT (Asociación Brasileña de Normas Técnicas), justificándose:

  • Socialmente, para lanzar una nueva mirada a la terapia en relación con el lupus;
  • Institucionalmente, favorece la investigación y la difusión;
  • Científicamente, ofrece novedad temática respaldada por el diagnóstico de ryodoraku e instiga discusiones sobre YNSA en otras enfermedades autoinmunes.

En este trabajo surge la pregunta: ¿Puede YNSA ser útil en el control del lupus? El lupus es una enfermedad compleja y multifactorial, que puede tratarse de varias maneras, dependiendo de la manifestación de los síntomas. YNSA estimula de forma inmediata y extensa el cerebro, sugiriendo una amplia liberación de neurotransmisores (colinas, aminas biogénicas, aminoácidos y neuropéptidos), que son hormonosensitivos (así como lupus) e inmunosensibles…

Objetivos específicos:

  • Demostrar la evolución de los 24 meridianos a través de Ryodoraku durante el tratamiento del paciente lupus con YNSA
  • Compare el amperaje de los 24 meridianos del paciente lupus durante: 1) tratamiento exclusivo con YNSA; 2) la combinación de YNSA con alopatía; y 3) la intervención exclusiva de drogas;
  • Evaluar el estado de energía de la relación de 5 elementos y Yin/Yang
  • Correlacionar perspectivas diagnósticas y terapéuticas orientales y occidentales;
  • Registre las impresiones y reacciones del paciente con respecto al tratamiento con YNSA.

2. REVISIÓN

2.1 ERYTHESUS LUPUS ETYMO

“Lupus”, del lupus latino, sinónimo “lupo” (HOUAISS et al, 2009), significa lobo. Este es un término utilizado para designar lesiones erosivas de la piel, en forma de mordedura de lobo (ANTAS, 1980; STEDMAN, 1990; COSTEIRA, 2001).

El lupus eritematoso sistémico (LES o SLE – Systemic Lupus Erythematosus) se caracteriza por una inflamación crónica de la piel, con ulceraciones o manchas, según el tipo específico (HOUAISS et al, 2009). Amadio (2002) la define como tuberculosis de la piel y Oliveira (2004) dice que forma parte de un grupo de cutaneopatías en las que las lesiones sufren erosión.

2.2 ETIOLOGÍA Y FISIOPATOLOGÍA DE LA ESQUISTO

El Lupus erithesus sistémico (LES) es el prototipo clásico de enfermedad multisistema de origen autoinmune, caracterizado por una amplia gama de autoanticuerpos, especialmente antinucleares (ANA) (COTRAN et al, 2000). Su carácter autoinmune se caracteriza por la producción de anticuerpos contra componentes del núcleo celular, en asociación con un variado conjunto de manifestaciones clínicas (MAGALHÃES et al, 2003).

Su etiología es desconocida y probablemente multifactorial (CECATTO et al, 2004), por lo que los elementos genéticos, hormonales y ambientales participan en su desarrollo (COMISSÃO DE LÚPUS DA SOCIEDADE BRASILEIRA DE REUMATOLOGIA, 2011). Los estudios sugieren una relación entre la LES y el cromosoma X y no con el género sexual o las hormonas sexuales (SCOFIELD et al, 2014).

Según Cotran et al (2000), el número aparentemente ilimitado de anticuerpos en pacientes con lupus contra los autoconstituentes es indicativo de que su defecto fundamental es un fracaso de los mecanismos reguladores que mantienen la autocon tolerancia. Utiyama et al (2004), confirma. Para él, es la activación del complemento, por complejos inmunológicos que se depositan en múltiples órganos que está conectado a la fisiopatología. Complement es un componente termo de labile del suero capaz de suavizar la bacteria que contribuye a la defensa del huésped también mediante la fijación de opsoninas o fragmentos de complemento en la superficie bacteriana, facilitando la fagocitosis (MAYER, 2009; ABBAS et al, 2008).

La activación complementaria, que comprende más de 20 proteínas séricas (C1qrs, C2, C3, C4, etc.), puede reclutar y activar varias células, incluyendo células polimorfoonucleares y macrófagos. Además, puede participar en la regulación de las respuestas de anticuerpos, así como ayudar en la eliminación de complejos inmunológicos y células apoptóticas, o incluso contribuir a la inflamación y daño hepático, generando anafilaxia (MAYER, 2009).

Deficiencia hereditaria de homocigótico de C1q, C1r, C1s, C4 y C2 susceptibilidad a la LES. El deterioro en la activación de la vía clásica debido a esta deficiencia se refleja en la solubilización y eliminación de los complejos. La deficiencia de CR1 también compromete la eliminación de complejos, favoreciendo su deposición en diferentes tejidos y, en consecuencia, la inflamación (UTIYAMA et al, 2004).

Otro aspecto implicado en la activación de esta enfermedad inflamatoria (SOCIEDADE BRASILEIRA DE REUMATOLOGIA apud REIS et al, 2014), es la deficiencia de vitamina D (ARNSON et al, 2007), cuyos niveles están inversamente relacionados con la actividad de la enfermedad (TEIXEIRA y COSTA, 2012).

La vitamina D actúa sobre la regulación y diferenciación de células como linfocitos, macrófagos y células natural killer (NK); interfiere con la producción de citoquinas in vivo e in vitro; reduce la producción de interleucina-2 (IL-2), interferón-gamma (INFγ) y factor de necrosis tumoral (TNF); inhibe la expresión il-6 y la secreción y la producción de autoanticuerpos por linfocitos B (MARQUES et al, 2010).

El estrés no causa lupus (SBR apud REIS et al, 2014), pero la dimensión psicosomática considera el estrés y el sufrimiento psicosocial para desencadenar, evolución, empeoramiento y posible control (MOREIRA y MELLO FILHO, 1992).

El riesgo de desarrollar cáncer a partir de esta enfermedad inflamatoria es aproximadamente un 1,15% mayor que en la población general (SBR apud REIS et al, 2014) y un 2,5% mayor para las enfermedades hematológicas malignas, como linfoma y leucemia (MEDEIROS, 2010).

Hipertensión, hipercolesterolemia e insuficiencia renal, todas las afecciones más frecuentes en el lupus, contribuyen a las enfermedades cardíacas (SBR apud REIS et al, 2014), específicamente, pancarditis (GROSS, 1932-1940 apud FALCÃO et al, 2000):

Según Auteroche y Navailh (1992, p. 37, 66, 76, 84, 128-129), Eiras (2006) y Wang (2001, p. 638), desde la perspectiva de la Medicina Tradicional China (MTC) en lupus se produce:

  1. Alteración de la gallina (actividad mental);
  2. Desarmonía en Gan (Responsable de asegurar el progreso suave y la facilidad en los movimientos y la transformación de Qi, con regulación de funciones orgánicas y viscerales);
  3. Mucosidad en el cuerpo (Producto de la interrupción parcial del metabolismo de líquidos orgánicos, causando una condensación de los estados de ánimo);
  4. Fei pobre que no regula la circulación de Qi defensivo a la piel;
  5. Deficiencia de Shen Yin o Yang;
  6. Síndrome Migratorio Bi (Síndrome que se propaga por todo el cuerpo, comienza y termina repentinamente; un lado puede afectar al otro; su dolor se quema y puede desaparecer repentinamente);
  7. Fuera de control de Wei Qi (energía de defensa).

2.3 ESTADÍSTICAS DE LES

LES tiene una predilección para las mujeres en edad reproductiva, con aparición de síntomas en las décadas 2ª y 3ª de vida y una proporción de nueve a diez mujeres a un hombre (AYACHE y COSTA, 2005; TISKIEVICZ, 2008; SATO et al, 2006).

Se centra en todas las etnias y regiones geográficas, especialmente individuos de origen africano, asiático e hispano. La etnia negra es 4 veces más afectada que el blanco, afectando a 1 de cada 1.000 blancos y 1 de cada 250 negros (LUPUS FOUNDATION OF AMERICA, 2005; BONFÁ y NETO, 2000, p. 25-33 apud AYACHE y COSTA, 2005, p. 313).

Afecta a 1 de cada 700 mujeres en edad fértil (DUTRAL y OLIVEIRA, 2009) y a 1 de cada 1.700 mujeres brasileñas (COMISSÃO DE LÚPUS DA SBR, 2011), con una influencia genética del 10% al 20% (AYACHE y COSTA, 2005, p. 313).

Según la Lupus Foundation of America (2005), basada en datos epidemiológicos disponibles sobre el tema, los investigadores creen que al menos 5 millones de personas en todo el mundo tienen lupus (0,08%), y se desarrollan más de 100.000 nuevos casos cada año (0,002%); probablemente estimaciones bajas.

Beltrão (2010) dice que no hay estudios epidemiológicos en Brasil que muestren la incidencia de la LES en la población. Por otro lado, Villar y Sato (2001), nueve años antes, destacaron que el único estudio de incidencia de la LES que se realizó en Brasil se produjo en Natal (RN), lo que indica un estimado de 8,7 nuevos casos por cada 100.000 habitantes al año (0,01%).

Para Villar y Sato (2001), la  “elevada” incidencia  se atribuiría a factores genéticos y ambientales, como la presencia permanente de luz solar con altas tasas de rayos ultravioleta. Es importante destacar que los datos del SBR, con encuesta estadística de todo el territorio nacional, son 6 veces superiores a las encuestas de Villar y Sato (2001).

Aunque la Comisión de Lupus del SBR (2011) reconoce que no tiene cifras exactas en Brasil, actualmente se estima que hay unas 65.000 personas con lupus; aproximadamente 4.000 en Rio de Janeiro y 6.000 en São Paulo.

En el territorio norteamericano hay aproximadamente 1 caso de LES en 194, o 0.51% o 1.4 millones de personas (WD, 2011). Otros estudios indican una prevalencia que oscila entre 14 y 50/100.000 habitantes y de 1/2000 a 1/10.000 habitantes (SATO et al, 2006; SANTO ANTONIO et al. 2004). Dutral y Oliveira (2009) afirman que la prevalencia de la LES puede alcanzar hasta 1 por cada 2.500 habitantes en ciertas poblaciones.

Los estudios realizados en el Reino Unido y los Estados Unidos indican una incidencia de LES de 3,7 a 5,5/100.000 habitantes al año, respectivamente (MEINÃO y SATO, 2008). Dos años antes, Santantonio et al (2006) reportó una incidencia aproximada de 5,7 a 7,6 casos por año por cada 100.000 habitantes en los Estados Unidos.

La Lupus Foundation of America (2005) estima que 1,5 millones de estadounidenses tienen una forma de lupus. Scheinberg (2013) apunta a unos 5 millones. Sólo en las últimas cuatro décadas, la incidencia del lupus casi se ha triplicado. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos han publicado un informe que sugiere que las muertes por lupus han aumentado casi un 60 por ciento en 20 años.

En cuanto a la morbilidad, un estudio realizado en Rio Grande do Sul con 72 pacientes con lupus (93% mujeres) y 2.384 individuos de la comunidad (55% mujeres con una edad media de 42 años) identificó alteraciones psiquiátricas en el 89% de los pacientes con SLE y el 13% en individuos de la comunidad. El nivel de morbilidad estaba relacionado con el bajo nivel escolar, pero no con los ingresos familiares (BELTRÃO, 2010).

2.4 DIAGNÓSTICO DE LUPUS

2.4.1 DIAGNÓSTICO OCCIDENTAL DE LAS LES

La precisión diagnóstica del Lupus depende de la evaluación de reacciones clínicas, histopatológicas, IFD y serológicas (BERBERT y MANTESE, 2005):

  • Clínico: Según los criterios establecidos por el Colegio Americano de Reumatología;
  • Histopatológico: Hiperquesatosis, engrosamiento de la membrana basal con tampone folicular, adelgazamiento y aplanamiento del estrato malpighiano (BERBERT y MANTESE, 2005, p. 1, 4);
  • IFD: De todas las pruebas serológicas disponibles, el valor más alto en la detección de LES es inmunofluorescencia directa;
  • Reacciones serológicas: Detección de ANA, motas, periféricas, homogéneas o nucleolares (JÚNIOR, 2007; BELTRÃO, 2010).

Los criterios de clasificación diagnóstica de la LES por el American College of Rheumatology se definieron en 1982, señalando la presencia de al menos 4 de los 11 criterios en el intervalo de observación (BORBA et al, 2008, p. 196-197; JÚNIOR, 2007; BELTRÃO, 2010). Son: Eritema malar; lesión por desconcierto; fotosensibilidad; úlceras orales/nasales; artritis; serosito; insuficiencia renal; alteraciones neurológicas; cambios hematológicos; cambios inmunológicos; anticuerpos antinucleares.

2.4.2 DIAGNÓSTICO ORIENTAL DE LAS LES

Para MTC, la salud corresponde a un estado de equilibrio entre los 5 elementos y entre los 2 aspectos opuestos, lo que resulta en el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Las enfermedades son vistas como una ruptura de esta armonía (NASCIMENTO, 2006).

Piel, tez, huesos, meridianos, olores, sonidos, estado mental, preferencias, emociones, lengua, pulso, hábitos y fluidos corporales reflejan el estado de los sistemas internos y se pueden utilizar en el diagnóstico chino, que, a su vez, se basa en el principio fundamental de que los signos y síntomas reflejan la condición de los sistemas internos (MACIOCIA, 1996; YAMAMURA, 1996).

Los patrones indican una desarmonía que guía todas las manifestaciones clínicas; que es la esencia de la patología china y el diagnóstico médico, que se da por observación; audición y olfato; anamnesis y palpación (MACIOCIA, 1996). Para Mann (1996), no hay una norma absoluta, y algo que puede ser normal para un individuo, para otro puede ser patológico. Un ejemplo de esto es la relación entre las variaciones de temperamento y la calidad de las arterias radiales.

2.4.3 DIAGNÓSTICO DE LA LES  POR RYODORAKU

Yoshio Nakatani desarrolló el medicamento Ryodoraku en 1950 en la Universidad de Kyoto (GOTO, s.d.), a partir de un dispositivo (Neuro Meter / Energy Meter), que contiene 12 voltios de corriente directa, cargado con una corriente de 200 microamperes (AMORIM, s.d.). Con esto, se demostró que era posible diagnosticar y actuar en los órganos internos a través de las “vías permeables” Ryodoraku relacionadas con el Sistema Nervioso Autonómico (SOBRINHO, 2007).

Ryodoraku es una terapia de estímulo que se refiere al diagnóstico y la terapia basado en su propia teoría, que reconoce la electropermeabilidad en puntos con variación eléctrica (Puntos Ryodo o Puntos Ryodo reactivos), nombrando las líneas que conectan estos puntos Ryodoraku (GOTO, s.d.).

El trabajo de Nakatani comenzó a ser utilizado como parámetro de diagnóstico en la acupuntura tradicional. Este diagnóstico media la electroconductividad de los diferentes puntos representativos, 12 en el lado derecho y doce en el lado izquierdo, de los cuales 6 están en las manos (representados por la letra H) y 6 están en los pies (representados por la letra F) (AMORIM, s.d.).

2.4.4 DIAGNÓSTICO POR YNSA

Los puntos de acupuntura, situados en canales energéticos y proyectados sobre la piel, representan la mayor parte exterior de la relación interior-exterior de órganos y vísceras (YAMAMURA, 1995, p. 39).

En YNSA, tanto el diagnóstico abdominal como el cervical son esenciales para determinar qué puntos deben tratarse. Yamamoto se divide la cabeza según una línea vertical que pasa a través del ápice de la oreja. Por lo general, para los problemas de Yang (dolor), se buscan puntos de la región de Yin; y para los problemas de Yin (parálisis), se buscan puntos de la región de Yang (YAMAMOTO, 2007; KWANG, s.d.).

2.5 ENFOQUE TERAPÉUTICO CONVENCIONAL

Ningún medicamento funciona para el lupus de la misma manera (WALLACE, s.d.). El tratamiento incluye una serie de medidas, que incluyen medicamentos como cortisona y/o talidomida, antiinflamatorios, antipalúdicos e inmunosupresores, así como estándares para vivir bien (WALLACE, s.d.; MAGALHÃES et al, 2003). Se trata de un tratamiento individualizado, que depende de los órganos o sistemas afectados y de la gravedad de las lesiones (JÚNIOR, 2007).

El profesional debe guiar a las personas con LES para aprender sobre la enfermedad; evitar el sol y las lámparas en función de la radiación ultravioleta; psicoterapia y actividad física; adoptar una dieta equilibrada, reduciendo la sal, carbohidratos y lípidos; evitar fumar; si las mujeres, suspenden los anticonceptivos; evitar infecciones; y aprender a diferenciar los síntomas que pueden ser causados por otras enfermedades (KRAUTHAMER et al, 1999; SATO et al, 2002).

Para Greco et al (2013), se ha demostrado que los suplementos como la vitamina D, los ácidos grasos omega 3, la N-acetilcisteína y la cúrcuma son útiles para controlar la enfermedad. Los métodos mente-cuerpo, como la terapia cognitivo-conductual y otras intervenciones de asesoramiento, pueden mejorar el estado de ánimo y la calidad de vida en el LES.

2.6 LES SEGÚN MTC

En el MTC, todas las enfermedades se analizan a través de trastornos energéticos. Dependiendo de la fase y los órganos afectados, el lupus puede ser fuego hepático; Deficiencia de Yin renal; desarmonía entre agua y fuego; deterioro del Bazo y el Corazón; acumulación de calor en el corazón y bazo, con insuficiencia del Yin del riñón que causa la hiperactividad del fuego; debilitamiento del Fuego y la puerta de la vida; humedad térmica en las articulaciones; etc. (KWANG, 2009; MEDEIROS, 2009). Otros términos son “Mai Xing Pan Zhuang Hong Ban Xing Lang Chuang” y “Xi Tong Hong Xing Ban Lang Chuang” (JIAN-HUI, s.d.).

Para MTC, el lupus es un síndrome bi-migratorio, con trastorno de Shen, Hun, Po, Yi y Zhi (EIRAS, 2006; SOUSA y VASONCELOS, s.d.). En este polisíndromo (WANG, 2001, p; 638; KWANG, 2009), hay dolor ardiente; generalizado según la circulación sanguínea; repentino en y extremo y un lado puede afectar al otro. Debe perforarse repetidamente, incluso si el dolor se detiene, para evitar la remisión (WANG, 2001, p. 638).

2.7 SÍNDROMES ENERGÉTICOS

Los síndromes pueden ser externos o verdaderos: por viento (Feng), calor (Re) y fuego (Huo), canicula (Huo) o calor de verano (Syu), humedad (Shi), sequedad (Zao) o frío (Han). También pueden ser internos o falsos: por viento interno, calor interno, humedad interna, sequedad interna o frío interno (KWANG, s.d.).

2.8 MÉTODOS COMPLEMENTARIOS Y ALTERNATIVOS PARA LA ESQUISTO

En M.T.C., el tratamiento de los trastornos energéticos tiene como objetivo restaurar el equilibrio de los 5 Elementos y consiste en la administración de medicamentos herbarios como Radix Glycyrrhizae (Gan Cao), Dai Qing Gao y/o Liu Wei Di Huang Wan. También terapias dietéticas, práctica Qi Gong, acupuntura, masaje, mhoxhum, magnetoterapia, terapia de ventosa, flores y otros. Tales medidas también se utilizan como profilaxis. Con esto, se estima que más del 50% de los pacientes con LES están utilizando medicina complementaria y alternativa (KWANG, 2008; JIAN-HUI, s.d.; GRECO et al, 2013).

2.8.1 ACUPUNTURA

Del latín acum (aguja) punctum (aguijón), acupuntura significa pinchazo de aguja. En japonés (Shin-Kyu) y chino (Zhen-Jiu), significa aguja y moxa (HUSZ, 2007).

La acupuntura es el conjunto de conocimientos teórico-empíricos de la medicina tradicional china que tiene como objetivo la terapia y curación de enfermedades a través de la aplicación de agujas y moxas, además de otras técnicas (WEN, 2006). Altera la circulación sanguínea; promueve la liberación de hormonas como las endorfinas; aumenta la resistencia del huésped; regula las funciones orgánicas y estimula el metabolismo (WEN, 2006).

Tiene efecto sedante; antiemético; myorelaxant; antiácido; inmunizador; curación; estética; neurorehabilitación; ansiolítico, antidepresivo, hipnótico; antiespasmódico; desintoxicación; analgésico; broncodilatador (HUSZ, 2007).

En acupuntura, 5-Hydroxy-Triptófano es liberado (SCOTTO, 2006; MARTINS et al, 2010), aumenta los niveles de acetilcolina en el tálamo, restringiendo la actividad de la colinesterasa, que reduce los niveles de 17-Hidroxicorticosterona, y aumentando la sensación de analgesia. A través de estímulos periféricos, la acupuntura accede al SNC y ans, modulando y aumentando la respuesta inmune (SCOTTO, 2006).

En cuanto a la fisiología de la acupuntura, hay cuatro teorías aceptadas: 1. Transmisión de corrientes bioeléctricas, con cambio en el potencial de membrana neurona; 2. Represión biológica, con represión de una señal nerviosa o elevación del umbral del dolor; 3. Teoría comportas, con apertura y cierre de puertas que permiten que la señal dolorosa pase a través de fibras aferentes; 4. Teoría inmunológica, con mayor inmunidad celular (Linfocitos T) e inmunidad plasmática (Linfocitos B) (SCOTTO, 2006).

2.8.2 ELECTROSTIMULACIÓN Y ELECTROACUPUNTURA:

Se estima que la electricidad en los tratamientos de acupuntura se ha utilizado desde la primera mitad del siglo XIX. A pesar de esto, la electroacupuntura sólo comenzó a utilizarse con más frecuencia desde la década de 1930 hasta la década de 1930 y se generalizó más desde la década de 1960 (AMESTOY, 2005).

En YNSA, el ajuste recomendado de la estimulación eléctrica debe ser de alrededor de 5 a 15 Hz, 1.000 a 15.000 μA o ajustarse de acuerdo con la tolerancia del paciente (YAMAMOTO et al, 2007).

2.9 SOMATOTOPIA CRANEAL JAPONESA – YNSA

YNSA fue desarrollado en 1970 y publicado en 1973 con motivo de la 25ª reunión de la Sociedad Japonesa Ryodoraku (Japischen Ryodoraku Gesellschaft); con una descripción de los puntos A, B, C, D y E. Para enfatizar el hecho de que la craneopuntura de Yamamoto es diferente de la craneopuntura china conocida hasta entonces, se añadió el término “nova” (YAMAMOTO et al, 2007, p. 3; BOUCINHAS, 2007, p. 47).

YNSA es una acupuntura somatotópica (Figuras 1, 2 y 3), por lo que todo el cuerpo se refleja sobre un área pequeña. Desde la perspectiva de Yamamoto, la cabeza se divide según una línea vertical que pasa a través del ápice de la oreja. La parte anterior es Yin y la posterior es Yang. La parte yang trata las perturbaciones de Yin y la parte Yin trata las perturbaciones Yang (YAMAMOTO et al, 2007, p. 3; KWANG, s.D.).

Figura 1: Parte Yin y parte Yang, según somatotopia de Yamamoto.

Fuente: Yamamoto et al (2007:6).

figura. 2. Puntos base YNSA.

Fuente: Yamamoto et al, 2007.

Figura 3. Puntos base Ynsa, parte Yin y Yang parte, respectivamente.

Fuente: Yamamoto et al, 2007.

Hay dos hemisomatotopías, una Yin en la parte estructural-anatómica y otra Yang, correspondientes imágenes especulares casi verdaderas yuxtapuestas, punto por punto, al Yin (BOUCINHAS, 2007).

El Hemi-Somatotopia Yin energético o funcional difiere fundamentalmente de estructural o básico, ya que comprende los puntos Y (puntos Yamamoto), que son correspondencia con el Zang-Fu del ERM (Figura 4). Se utilizan para trastornos de energía meridiana, vinculados a trastornos internos de órganos y también es un campo para las indicaciones psicosomáticas, vegetativas y meridianas (BOUCINHAS, 2007).

Figura 4: Puntos Y de Yamamoto.

Fuente: Yamamoto et al (2007, p.61).

YNSA se divide en cuatro grupos de puntos (Figura 5): 1. Puntos básicos: Aparato locomotor. 2. Puntos cerebrales: cerebro, cerebelo y ganglios basales; 3. Puntos sensoriales: Órganos sensoriales; 4. Puntos Y: órganos internos (YAMAMOTO et al, 2007).

Figura 5: Puntos YNSA: Cerebral a la izquierda y Sensorial a la derecha.

Fuente: Yamamoto et al (2007:51;37).

2.9.1 PROCEDIMIENTOS DE YNSA

Después de la anamnesis, con el reconocimiento del problema básico del paciente, la zona correspondiente es palpa en somatotopia estructural Yin (Puntos Básicos), para verificar si es dolorosa o “alta y endurecida”. Se repite. (BOUCINHAS, 2007). En general, se elige la parte homolateral de las quejas. Para secuelas como el trazo, se utiliza el lado contralateral (KWANG, s.d.).

Si la queja del paciente está por encima del diafragma, se recomienda palpar, en primer lugar, el punto IG4 (Hegu), con el fin de determinar el lado más sensible, que será el primero en ser tratado. En los problemas en la parte inferior del cuerpo, uno debe apretar el punto D simétricamente y utilizar el lado más sensible, así (YAMAMOTO et al, 2007, p. 71; KWANG, s.d.) (Figura 6).

En los casos con cambios en órganos o meridianos, es importante diagnosticar puntos sensibles cervicales o abdominales (KWANG, s.d) (Figura 7). Toda la longitud de un meridiano está contenida dentro de un punto Y respectivo y cualquier punto de acupuntura clásica perteneciente a un meridiano puede ser tratado por el punto Y (YAMAMOTO et al., 2017).

Figura 6: Puntos IG4 y D, respectivamente, utilizados para definir el lado a tratar.

Fuente: Kono (2011); Yamamoto et al (2007).

Figura 7: Puntos utilizados en el diagnóstico abdominal y cervical en YNSA.

Fuente: Yamamoto et al (2007:81;104).

2.10.2 INDICACIONES PARA YNSA

Los 11 puntos básicos de YNSA se utilizan para disfunciones motoras nerviosas, dolor y otras disfunciones del sistema locomotor causadas por lesiones, procedimientos quirúrgicos o alteraciones del tipo de tumores o hernias de disco. El tratamiento de los órganos internos por los puntos básicos es poco frecuente. Los 4 puntos sensoriales se utilizan para disfunciones, trampas de dolor y procesos alérgicos relacionados con los órganos de los sentidos (YAMAMOTO et al, 2007).

2.10.3 CONTRAINDICACIONES A YNSA

Sin contraindicaciones a ningún tratamiento con YNSA, se recomienda la atención a pacientes febriles o de aspecto demasiado debilitado (YAMAMOTO et al, 2007).

2.10.4 RELACIÓN LUPUS-YNSA

A pesar de la indicación para el tratamiento del lupus con YNSA (YAMAMOTO et al, 2007), en 7 idiomas (inglés, portugués, español, italiano, francés, alemán y chino), no se encontró ninguna investigación en esta línea.

3. MATERIALES Y MÉTODO

3.1 SITIO DE LLAMADAS

La oficina de Acupuntura y Terapias Complementarias ubicada en Corphus Academia, en la ciudad de Mogi das Cruzes, SP, fue el lugar elegido para la práctica de esta investigación, en 2009. Motivo: Infraestructura.

3.2 SUJETO

Debido a que se trata de un caso de estudio y exigencia de mayor rigor, la selección del paciente para esta investigación fue de acuerdo con los siguientes criterios:

  • Ser portador de Lupus Sistémico Erytheamsum;
  • Ser mujer (género predominante);
  • De gravedad moderada a alta (hospitalización reciente, amputación de miembros inferiores y anemia persistente);
  • Signos y síntomas recurrentes.

3.3 MATERIALES Y PROCEDIMIENTOS

Sulfito a4 hoja, Times New Roman font, letter size 12 y 9 se utilizaron en la preparación de los formularios y el cuestionario. El aparato AccusPoint ryodoraku se utilizó en las 24 sesiones, así como algodón hidrófilo de la marca Apollo y agua potable para realizar los exámenes.

En el tratamiento se utilizaron agujas de la marca Dong Bang, 25x40mm (esterilizadas y reutilizadas[3]) y Electrostimulator de la marca Lautz, con 6 cables, en modo continuo[4].

Al voluntario se le explicó el tratamiento a realizar; necesario baño previo sólo con agua en todas las sesiones; aplicado el “Formulario de Consentimiento Libre e Informado”; el “Formulario de Evaluación Inicial”; en la 23ª y última aplicación de YNSA, el “Formulario de Evaluación Final”; y después de 30 días (11/8/9) se realizó un nuevo análisis y se aplicó el cuestionario. La 24ª sesión de la investigación no tuvo scalpoterapia y cesó con las respuestas de muñeca del paciente en el cuestionario.

3.4 ANÁLISIS DE DATOS

El análisis de datos se realizó mediante métodos interpretativos y estructurales. interpretativa, evaluando los detalles de los datos recopilados; organización y clasificación por categorías. estructural, mediante análisis de datos y esfuerzos concentrados para encontrar patrones en la situación en estudio.

4. RESULTADOS Y DISCUSIONES

Los valores se registran en la hoja de cálculo de Excel para la formación de gráficos Ryodoraku y automáticamente se determina un punto medio entre ellos, trazando a continuación, una línea paralela. Del promedio, se dibujan dos líneas paralelas de 7 mm cada una. El rango de 14 mm encontrado corresponde a la normalidad energética del gráfico (AMORIM, s.d.).

4.1 EVOLUCIÓN DE LOS PROMEDIOS ENERGÉTICOS DE LA PERSONA CON LUPUS DURANTE EL TRATAMIENTO CON YNSA

En la evaluación inicial del paciente, los gráficos Ryodoraku indicaban una condición energética general marcadamente baja; alcanzar el 27% de la energía mínima considerada normal (45-70 μA) en CS7 y C7 izquierdos. El hemicuerpo izquierdo (HE) presentó el 54% de la energía mínima deseada y el hemicuerpo derecho (HD) el 72%. La primera sesión de YNSA, HD se realizó con un avance del 0,6% y HE en un 17% (Tabla 1).

Tabla 1: Resultados obtenidos por Ryodoraku antes y después de la primera sesión de YNSA

Antes de la primera sesión de YNSA Después de la primera sesión de YNSA
Izquierda (a) Derecha (b) Izquierda Derecha
P9 22 33 29 30
CS7 12 28 18 24
C7 12 28 16 34
ID5 19 22 21 30
TA4 29 39 28 42
IG5 28 35 28 41
BP3 28 22 25 10
F3 47 71 45 47
R4 25 30 33 38
B65 15 18 19 14
VB 21 22 34 34
E42 35 39 47 46
Promedio 24,4 32,3 28,6 32,5

(a) Izquierda: Energía hemicuerpo izquierda en microamplificadores (μA).

(b) Derecha: Energía hemicuerpo derecha en microamplificadores (μA).

Hasta la 12ª sesión, los avances oscilantes dieron como resultado, en he, un aumento de la energía del 41%, mitigando el déficit inicial del 46% al 24%. La EH ha progresado un 26%, reduciendo su déficit del 28% al 10%. El valor más bajo encontrado fue en la izquierda C7 y la derecha B65, ambos con el 51% de la energía mínima deseada (Tabla 2). Desde el principio hasta el final de las sesiones de craneopunctura (Tabla 3), el voluntario tuvo un avance energético del 32% en HE (reducción del déficit del 46% al 13%) y 24% de avance en HD (Reducción del déficit del 28% al 3%). Realizó la 23ª y última acupuntura, en relación con el inicio de la investigación, avanzó 61% y, HD avanzó 35%.

Tabla 2. Resultados obtenidos por Ryodoraku en la 12ª y 23ª sesión de YNSA

12ª sesión de YNSA 23ª sesión de YNSA
Izquierda. (a) Derecha  (b) Izquierda. Derecha.
P9 30 33 36 40
CS7 31 29 40 45
C7 23 33 39 45
ID5 31 30 41 45
TA4 30 32 45 45
IG5 29 38 42 45
BP3 27 46 31 45
F3 49 60 41 52
R4 50 45 44 44
B65 31 23 30 21
Vb 35 55 37 45
E42 47 63 46 50
Promedio 34,4 40,6 39,3 43,5

(a) Izquierda: Energía hemicuerpo izquierda en microamplificadores (μA).

(b) Derecha: Energía hemicuerpo derecha en microamplificadores (μA).

Tabla 3. Resultados obtenidos por Ryodoraku antes de la 1ª y 23ª sesión de YNSA, y después de la 23ª sesión de YNSA.

Antes de la primera sesión Antes de la 23ª sesión Después de la 23ª sesión
Izquierda. (a) Derecha (b) Izquierda. Derecha. Izquierda. Derecha.
P9 22 33 19 28 36 40
CS7 12 28 16 22 40 45
C7 12 28 20 21 39 45
ID5 19 22 26 38 41 45
TA4 29 39 29 38 45 45
IG5 28 35 31 37 42 45
BP3 28 22 36 41 31 45
F3 47 71 36 45 41 52
R4 25 30 44 35 44 44
B65 15 18 35 34 30 21
VB 21 22 36 43 37 45
E42 35 39 51 45 46 50
Promedio 24,4 32,3 31,6 35,6 39,3 43,5

(a) Izquierda: Energía hemicuerpo izquierda en microamplificadores (μA).

(b) Derecha: Energía hemicuerpo derecha en microamplificadores (μA).

4.2 INFLUENCIA DE LA ALOPATÍA EN LOS RESULTADOS DE INVESTIGACIÓN

Con la implementación del difosfato de cloroquina (DC), que tuvo lugar alrededor de la aplicación 14 de YNSA, HE frenó su progreso; ya HD avanzado. La energía de la F derecha, que desde el principio mostró una tendencia al exceso, se agravó aún más con el fármaco y el paciente comenzó a quejarse de grietas en las puntas de los dedos de las manos y los dedos de los dedos de los dedos de los manos. Durante este período, se dieron 3 restauraciones dentales.

Después de un mes sin YNSA, pero con el tratamiento de fármacos, la mitad de los meridianos, que involucran los elementos metálicos, de fuego y madera, estaban por debajo del estado inicial de la investigación. El resto: agua, tierra, parte madera y fuego, lograron al menos valores más altos que las iniciales.

4.3 RESULTADOS FINALES DE BÚSQUEDA

Desde el 23 y último de la YNSA hasta la 24ª y última reunión, que tuvo lugar después de un mes de alopatía exclusiva, el revés fue intenso (Tabla 4).

Tabla 4. Resultados obtenidos por Ryodoraku antes de la primera sesión de YNSA, después de la 23ª sesión de YNSA y después de un mes de suspensión de YNSA.

Antes de la primera sesión Después de la 23ª sesión Después de 1 mes sin YNSA
Izquierda. (a) Derecha (b) Izquierda. Derecha Izquierda. Derecha
P9 22 33 36 40 19 19
CS7 12 28 40 45 14 23
C7 12 28 39 45 13 24
ID5 19 22 41 45 14 21
TA4 29 39 45 45 23 26
IG5 28 35 42 45 26 25
BP3 28 22 31 45 45 49
F3 47 71 41 52 52 50
R4 25 30 44 44 42 48
B65 15 18 30 21 56 26
VB 21 22 37 45 20 30
E42 35 39 46 50 40 47
Promedio 24,4 32,3 39,3 43,5 30,3 32,3

(a) Izquierda: Energía hemicuerpo izquierda en microamplificadores (μA).

(b) Derecha: Energía hemicuerpo derecha en microamplificadores (μA).

A diferencia del comienzo de la investigación que estaban fuera de la línea máxima y mínima, sólo F, E, CS y C, después de 1 mes sin YNSA, hubo distanciamiento de casi todos los meridianos, para más o menos, lo que indica un cambio en los ciclos de generación (Xiag Sheng) y Dominio (Xiang Ke).

Entre el equilibrio energético del paciente y el predominio relativo de 5 Zang y 6 Fu en ninguno de los hemibodies, no se observó correlación.

Excepto F, ya fortalecido en relación con los otros meridianos, todos los demás Zang Fu mostraron un aumento del amperaje al final de las aplicaciones de YNSA.

Desde la primera evaluación hasta el primer mes de interrupción del tratamiento con YNSA, la evolución del hemicuerpo izquierdo fue de 5,91uA (24%) y el hemicuerpo derecho fue de 0,08uA (porcentaje irrelevante), lo que demuestra la retirada en los resultados.

4.4 VARIACIONES EN EL TRATAMIENTO DEL LUPUS EXCLUSIVAMENTE CON YNSA, YNSA CON DIFOSFATO DE CLOROQUINA Y DIFOSFATO DE CLOROQUINA ÚNICAMENTE

La relación de ganancias y pérdidas durante la investigación fluctuó mucho. La mayoría de Zang Fu respondió mejor al tratamiento exclusivo con YNSA y, aunque la derecha P, C y CS bilateral también evolucionaron con YNSA aliada a DC, en esta segunda situación, la evolución se produjo mucho más tímidamente.

Con la exclusiva scalpoterapia, sólo la F bilateral retrocedió, que fue armonizadora, ya que F al principio estaba expresamente más desarrollada que los otros 22 meridianos, que a su vez avanzaron.

En la combinación de YNSA y DC, 18 meridianos retrocedieron: Agua Zang Fu, Madera y Tierra, además de izquierda P e ID, IG y TA bilaterales. Ya la identificación correcta mantuvo el resultado antes de la combinación terapéutica y el resto progresó.

En el consumo exclusivo de la droga, en comparación con la combinación de YNSA con antipalúdico, se retraían 17 meridianos: P/IG, C/ID, CS/TA, Left R, VB y E bilateral. A pesar de esto, la exclusividad de la droga fue significativamente positiva para la izquierda BP y la bilateral B, y, aunque en menor medida, también para la izquierda F, derecha BP (que solo con YNSA respondió mejor) y, finalmente, derecha R, que a su vez con YNSA combinada evolucionó mejor.

4.4.1 TRATAMIENTO DEL PACIENTE CON LUPUS EXCLUSIVAMENTE CON YNSA

Sobre las 13 aplicaciones iniciales de YNSA, el hemicuerpo izquierdo ganó en promedio 63,46μA/sesión (total 825μA) y a la derecha en promedio 74,75μA/sesión (total 897μA). En este proceso, cada meridiano hemicuerpo izquierdo evolucionó en promedio 5,29μA/sesión y hemicuerpo derecho 5,75μA/sesión.

Por los contratiempos que caracterizaron los intervalos entre sesiones, la tasa acumulada hasta inmediatamente antes de la 13ª sesión fue de sólo 5,9μA en hemicuerpo izquierdo (media/sesión 0,49μA) y 3,2μA en el hemicuerpo derecho (media/sesión 0,27μA). Durante la 13ª aplicación, el acumulado a lo largo del tratamiento saltó a 18,1μA (media/aplicación1,39μA) en el hemicuerpo izquierdo y a 13,3μA (media/aplicación 1,02μA) en el hemicuerpo derecho. Se demostró que los resultados eran mejores en promedio inmediatamente después de las sesiones que en los intervalos.

4.4.2 EVOLUCIÓN ENERGÉTICA EN LA COMBINACIÓN TERAPÉUTICA DE YNSA CON CLOROQUINA DIFOSFATO

En el tratamiento combinado de YNSA con DC (10 sesiones, distribuidas en 1 mes), HE ganó un promedio de 47,3 µA / sesión (Total 473 µA), mientras que HD avanzó en promedio 28,2 µA / sesión (Total 282 µA). Esto correspondió a un aumento de 3,94 µA / sesión en cada meridiano HE y un aumento de 2,35 µA / sesión en cada meridiano HD.

El desarrollo energético de la 14ª pre-aplicación a la 23ª pre-aplicación de YNSA fue de -8,5μA en HE (media/sesión -0,94μA) y -6,4μA en HD (media/sesión -0,71μA). Después de la última aplicación de YNSA combinada con tratamiento alopático (23ª sesión de la investigación), la regresión acumulada en relación con el tratamiento combinado anterior (14ª sesión de la investigación) se minimizó, de -8,5μA a -0,8μA en HE (media/aplicación -0,08μA) y la disminución de la EH se convirtió en avance, pasando de -6,4μA a +1,5μA (media/aplicación +0,15μA).

La DC combinada con YNSA perjudicó la respuesta al tratamiento.

4.4.3 DESARROLLO ENERGÉTICO SÓLO CON DIFOSFATO DE CLOROQUINA

El uso continuo y exclusivo de DC durante 1 mes fue el resultado de la última aplicación de scalpoterapia en la 24ª reunión, en un rebobinado de -9μA (meridiano medio -0,75μA) en HE y -11,2μA (media por meridiano -0,93 μA) en HD. Desde la aplicación anterior de YNSA hasta la última evaluación (después de 1 mes de tratamiento con antipalúdico), el contragolpe energético en HE fue mucho menos impactante (aunque también importante), con una variación de -1,3μA en HE y -3,3 μA en HD.

Al final de la investigación, ya sin YNSA, la sangría era tan expresiva que los valores se nivelaron a los obtenidos al principio: Pequeña variación de +5.9μA en HE y nulo en HD. Según los datos disponibles, aunque es imposible determinar si la nivelación final de energía en relación con los parámetros iniciales se produjo por la suspensión de la YNSA y/o por la toxicidad del fármaco, la evolución terapéutica apunta a la segunda hipótesis.

4.5. ASPECTOS DE YIN Y YANG DEL PACIENTE DURANTE LA BÚSQUEDA

Con YNSA, la condición inicial más Yin que Yang (Gráfico 1) fue el equilibrio (Gráfico 2), alcanzando la participación equitativa de polaridades antagónicas y complementarias (Gráfico 3). Suspendido el YNSA, en 1 mes, volvió a ser predominantemente Yin, aunque con mayor equilibrio de la relación Yin-Yang en los 5 Elementos (Gráfico 4). En la última scalpoterapia, Madeira Yin fue más controlada (Comparar gráficos 1, 2 y 3), otros elementos progresaron (Gráficos 2, 3 y 4) con mayor proporcionalidad (Gráficos 1 y 5).

Gráfico 1. Relación entre Yin y Yang de los 5 Elementos en la 1ª evaluación.

Gráfico 2. Relación Yin y Yang de los 5 Elementos en la 12ª aplicación de YNSA.

Gráfico 3. Relación Yin y Yang de los 5 elementos en la aplicación 23ª YNSA.

Gráfico 4. Yin y Yang ratio de los 5 Elementos en la última evaluación de la investigación, después de 1 mes de tratamiento alopático y suspensión de YNSA.

4.6 ANÁLISIS DE ZANG FU A LO LARGO DE LA INVESTIGACIÓN

4.6.1 EVOLUCIÓN DEL PULMÓN O EL SIF DURANTE LA INVESTIGACIÓN

El pulmón (P) mostró una mayor estabilidad con YNSA, especialmente en HE (Tabla 6). Progresó con YNSA y regresó con la intervención de DC, un proceso que empeoró con la suspensión de la scalpoterapia.

Tabla 6.Evolución de los meridianos pulmonares a lo largo de la investigación “Respuesta del paciente con LE al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

P presentado, respectivamente, antes y después de las sesiones, máximo de 52μA y 47μA en HE, y máximo de 51μA y 54μA en HD. El mínimo adquirido, también antes y después de las sesiones, fue de 13μA y 20μA en HE, y 21μA y 23μA en HD. Por lo tanto, la media obtenida respectivamente antes y después de las sesiones de YNSA fue de 28,9μA y 32,04μA en HE, y 33,61μA y 36,17μA en HD. Las oscilaciones energéticas fueron más pronunciadas en los intervalos entre sesiones que durante las sesiones: El coeficiente de variación fue, respectivamente, antes y después de la YNSA, 0,34 y 0,23 en HE y 0,29 y 0,25 en HD.

4.6.2 EVOLUCIÓN DEL INTESTINO GRUESO O CHANG DURANTE LA INVESTIGACIÓN

Al igual que P, el intestino grueso (IG) evolucionó mejor con la intervención de YNSA (Tabla 7). Igualmente, progresó con YNSA y se retiró con DC, un proceso agravado por la suspensión de la terapia de mineral del cuero cabelludo.

Por lo tanto, respectivamente antes y después de las sesiones, P presentó un máximo de 56μA y 57μA en HE y 55μA y 61μA en HD. El mínimo adquirido fue, respectivamente antes y después de las sesiones, 17μA y 26μA en HE, y 18μA y 32μA en HD. La media encontrada fue, respectivamente antes y después de las sesiones, 38,22μA y 40,26μA en HE, y 43,96μA y 45,30μA en HD. Las oscilaciones energéticas eran las mismas antes y después de las sesiones de YNSA en HE (Coeficiente de variación: 0,23) y más pronunciadas en los intervalos entre sesiones que durante las sesiones HD (Coeficiente de variación antes y después de la scalpoterapia, respectivamente, de 0,20 y 0,14).

Tabla 7. Progreso de meridianos del intestino grueso en la investigación “Respuesta del paciente con LE al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

intestino grueso Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda +67,85% +5,21% -8,69% -0,86% -38,09%
Derecha +40,00% +3,07% -10,00% -1,00% -44,44%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda +50,00% +21,17% -7,14% -0,29%
Derecha +28,57% +1,24% -28,57% -0,19%

4.6.3 EVOLUCIÓN DE LLANTA O GALLINA DURANTE LA INVESTIGACIÓN

Riñón (R), con intervención YNSA, evolucionó más en HE que en HD (Tabla 8). En la asociación de la DC con la acupuntura, ambos hemicuerpos retrocedieron, especialmente a la derecha. En la administración exclusiva de DC, la HD volvió a evolucionar y la HE siguió disminuyendo.

R, respectivamente antes y después de las sesiones, presentadas en HE, máximo de 48μA y 70μA; mientras tanto, en la HD era un máximo de 59μA y 70μA. El mínimo adquirido fue respectivamente antes y después de las sesiones, 18μA y 33μA en HE, y 30μA y 33μA en HD.

La media, respectivamente antes y después de las sesiones de terapia del cuero cabelludo, fue de 35μA y 48,26μA en HE, y 45μA y 51,87μA en HD. Entre las sesiones de YNSA, las oscilaciones energéticas fueron sutilmente más pronunciadas en HE y, durante las sesiones, las oscilaciones se acentuaron más en la HD. El coeficiente de variación, respectivamente antes y después de YNSA fue de 0,27 y 0,20 en HE y 0,18 y 0,19 en HD.

Tabla 8.Avances de los meridianos de llantas a lo largo de la investigación “Respuesta del paciente con LE al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

riñón Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda +80,00% +6,15% -4,34% -0,43% -4,54%
Derecha +53,33% +4,10% -16,98% -1,69% 9,09%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda 76,00% 3,30% 68,00% 2,83%
Derecha 46,66% 2,02% 60,00% 2,50%

4.6.4 EVOLUCIÓN DE LA VEJIGA O PANG GUANG DURANTE LA BÚSQUEDA

La vejiga (B) varió más después que antes de las aplicaciones de YNSA (Tabla 9). Progresó con YNSA, retrocedió en la combinación de YNSA con CD, y progresó de nuevo después de la interrupción de la scalpoterapia de continuidad de fármacos. De hecho, sólo con DC B avanzó más, especialmente en HE.

Tabla 9. Progreso de meridianos vesicales a lo largo de la investigación “Respuesta del paciente con LE al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

Vejiga Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda 66,66% 5,12% -18,91% -1,89% 86,66%
Derecha 27,77% 2,13% -25,00% -2,50% 23,80%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda 100,00% 4,34% 273,33% 11,38%
Derecha 16,66% 0,72% 44,44% 1,85%

 

Respectivamente antes y después de la scalpoterapia, B presentó un máximo de 45μA y 57μA en HE y 47μA y 61μA en HD. El mínimo obtenido fue, respectivamente antes y después de la scalpoterapia, 15μA y 16μA en HE, y 17μA y 12μA en HD.

Se encontraron promedios, respectivamente antes y después de las sesiones, de 30,61μA y 31,78μA en HE, y de 28,87μA y 27,87μA en HD. Las oscilaciones energéticas se acentuaron inmediatamente después de la scalpoterapia, con coeficiente de variación, respectivamente antes y después de YNSA, de 0,32 y 0,34 en HE, y 0,30 y 0,40 en HD.

4.6.5 EVOLUCIÓN DEL HÍGADO O GAN DURANTE LA INVESTIGACIÓN

Hígado (F) al comienzo de la investigación presentó una imagen en la MTC conocida como Tyranny. En estas condiciones, el exceso de Zang Fu comienza a deprimir al “nieto”.

F osciló más en los intervalos de omisión del cuero cabelludo que durante las sesiones (Tabla 10) y retrocedió con YNSA, especialmente en combinación con DC. Después de la acupuntura, avanzó en HE y continuó disminuyendo en HD, pero se desaceleró (Tabla 10).

Exhibió, respectivamente antes y después de YNSA, un máximo de 75μA y 70μA en HE, y 77μA y 91μA en HD. El mínimo adquirido fue, respectivamente antes y después de las aplicaciones de YNSA, de 32μA y 21μA en HE, y de 38μA y 37μA en HD.

Tabla 10. Progreso de meridianos hepáticos a lo largo de la investigación “Respuesta del paciente con LE al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

Hígado Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda -4,25% -0,32% -19,60% -1,96% 26,82%
Derecha -5,63% -0,43% -14,75% -1,47% -3,84%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda -12,76% -0,55% 10,63% 0,44%
Derecha -26,76% -1,16% -2,93% -0,12%

 

La media encontrada en HE fue de 46,96μA antes y 49,74μA después de la scalpoterapia, y la media que se encontró en el hemicuerpo derecho fue de 55,78μA antes y de 59,96μA después de la scalpoterapia. Las oscilaciones energéticas fueron ligeramente más pronunciadas en las sesiones de YNSA y no en los intervalos: El coeficiente de variación fue, respectivamente antes y después de la acupuntura, 0,21 y 0,22 en HE, y 0,19 y 0,20 en HD.

4.6.6 EVOLUCIÓN DE LA VESÍCULA BILIAR O DAN DURANTE LA INVESTIGACIÓN

La vesícula biliar (VB) fue más variable entre las sesiones de YNSA que durante. Avanzó con YNSA, retrocedió en la combinación de YNSA con DC y retrocedió aún más en la administración exclusiva de antipalúdicos (Cuadro 11).

Antes y después de las sesiones, respectivamente, VB presentó un máximo de 70μA y 63μA en HE y 69μA y 76μA en HD. El mínimo obtenido fue, respectivamente antes y después de la scalpoterapia, 21μA y 27μA en HE, y 22μA y 31μA en HD.

Los medios encontrados, respectivamente antes y después de las sesiones, fueron 36,74μA y 43,04μA en HE, y 46,87μA y 51,26μA en HD. La mayor variación de energía ocurrió en el intervalo entre las sesiones de YNSA, especialmente en HE. El coeficiente de variación, respectivamente antes y después, fue de 0,32 y 0,23 en HE; 0.22 y 0.21 en HD.

Tabla 11. Avances de los meridianos de la vesícula biliar en la investigación “Respuesta del paciente con LE al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

Vesícula biliar Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda 114,28% 18,79% -22,91% -2,29% -45,94%
Derecha 131,81% 10,13% -21,05% -2,10% -33,33%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda 76,19% 3,31% -4,76% -0,19%
Derecha 104,54% 4,54% 36,36% 1,51%

4.6.7 EVOLUCIÓN CARDÍACA O TOXINA DURANTE LA INVESTIGACIÓN

El corazón (C) en HE progresó más durante la terapia del cuero cabelludo, y en HD, progresó más entre sesiones (Tabla 12). Evolucionó mucho con YNSA, especialmente en HE, y se desplomó con la intervención de DC. Se suspendió la punción craneal, pero con el fármaco restante, disminuyó en ambos hemicuerpos, alcanzando valores de HD inferiores a los de la primera evaluación.

C mostró, respectivamente antes y después de las sesiones, un máximo de 37μA y 47μA en HE y 46μA y 50μA en HD. Obtuvo un mínimo, respectivamente antes y después de YNSA, de 12μA y 16μA en HE, y de 14μA y 23μA en HD.

Sus medios fueron, respectivamente antes y después de las sesiones de YNSA, 27,09μA y 32,43μA en HE, y 27,70μA y 36,30μA en HD. El coeficiente de variación, respectivamente antes y después, fue de 0,25 y 0,26 en HE, y 0,27 y 0,21 en HD.

Tabla 12. Progreso de meridianos cardíacos a lo largo de la investigación “Respuesta del paciente con Lupus Erytheamus al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

Corazón Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda 175,00% 13,46% 11,42% 1,14% -66,66%
Derecha 39,28% 3,02% 18,42% 1,84% -46,66%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda 225,00% 9,78% 8,33% 0,34%
Derecha 60,71% 2,63% -14,28% -0,59%

4.6.8 EVOLUCIÓN DEL INTESTINO DELGADO O XIAO CHANG DURANTE LA INVESTIGACIÓN

El intestino delgado (ID) evolucionó en tratamiento exclusivo con YNSA (Tabla 13) y, en combinación con cd, disminuyó en ÉL, permaneciendo en HD. Se mantuvo la YNSA suspendida y la alopatía, disminuyó sustancialmente, alcanzando niveles inferiores a los encontrados al comienzo del estudio en ambos hemiciclos.

Tabla 13. Progreso de meridianos del intestino delgado a lo largo de la investigación “Respuesta del paciente con LE al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

intestino delgado Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda 110,52% 8,50% -10,86% -1,08% -65,85%
Derecha 90,90% 6,99% 0,00% 0,00% -53,33%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda 115,78% 5,03% -26,31% -1,09%
Derecha 104,54% 4,54% -4,54% -1,18%

 

Durante la scalpoterapia varió ligeramente más bajo que entre sesiones. Su coeficiente de variación en HE fue, respectivamente antes y después de YNSA, 0.27 y 0.25; hd era 0.26 y 0.25.

Alcanzó, respectivamente antes y después de YNSA, un máximo de 41μA y 53μA en HE, y 47μA y 50μA en HD. Obtuvo un mínimo de 16μA y 21μA en HE, y 20μA y 22μA en HD.

Sus medios fueron, respectivamente antes y después de las sesiones de YNSA, 26,91μA y 34,30μA en HE, y 33,65μA y 38,26μA en HD.

4.6.9 EVOLUCIÓN DE LA CIRCULACIÓN-SEXO O XIN BAO LUO DURANTE LA INVESTIGACIÓN

Circulation-sex (CS) evolucionó con acupuntura; continuó evolucionando, pero lentamente en la combinación de DC, y se negó a la suspensión de YNSA (Cuadro 14). Al final de la investigación, la disminución de la HD con la droga fue tanto, que alcanzó un estándar de energía inferior al que se encontró inicialmente en la investigación.

Varió más entre las sesiones de YNSA que durante la scalpoterapia. Su coeficiente de variación fue, en HE, 0.33 y 0.25, respectivamente antes y después de YNSA; y, en HD, 0.36 y 0.27 respectivamente antes y después de YNSA.

Tabla 14.Avances de meridianos de circulación-sexo a lo largo de la investigación “Respuesta del paciente con LE al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

Circulación-Sexo Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda 241,66% 18,58% 25,00% 2,50% -65,00%
Derecha 60,71% 4,67% 40,62% 4,06% -48,88%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda 233,33% 10,14% 16,66% 0,69%
Derecha 60,71% 2,63% -17,85% -0,74%

Antes y después de las sesiones, respectivamente, CS presentó un máximo de 39μA y 50μA en HE y 47μA y 50μA en HD. Respectivamente antes y después de la scalpoterapia, el mínimo obtenido fue de 12μA y 18μA en ambos hemiciclos; los medios fueron 24,13μA y 30,57μA en HE, y 26,13μA y 34,83μA en HD.

4.6.10 EVOLUCIÓN DEL TRIPLE CALENTADOR O SAN JIAO DURANTE LA BÚSQUEDA

El triple calentador (TA) varió su energía más entre sesiones de YNSA que durante el tratamiento. Obtuvo, antes y después de la terapia del cuero cabelludo, coeficientes de variación de 0,23 y 0,19 en HE, y de 0,19 y 0,17 en HD, respectivamente.

Avanzó con YNSA, más a la derecha, y retrocedió a la combinación DC, especialmente cuando la acupuntura fue suspendida. En la alopatía exclusiva, se retiró de tal manera que alcanzó valores inferiores a los del inicio de la investigación en HE (Cuadro 15).

Ta alcanzó, respectivamente antes y después de las sesiones, un máximo de 56μA y 55μA en HE y 55μA y 58μA en HD. Obtuvo un mínimo, respectivamente antes y después de YNSA, de 19μA y 28μA en HE, y de 20μA y 26μA en HD.

Tabla 15. Progreso de los meridianos Triple Calentador en la encuesta “Respuesta del paciente con Lupus Eritematoso al tratamiento con YNSA – Caso de Estudio”

Triple calentador Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda 17,94% 1,38% -13,46% -1,34% -42,22%
Derecha 97,14% 7,47% -11,53% -1,15% -13,04%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda 15,38% 0,66% -33,33% -1,38%
Derecha 31,42% 1,36% 14,28% 0,59%

 

Sus medios, respectivamente antes y después de las sesiones de YNSA, eran 39,30μA y 41,09μA en HE y 44,04μA y 45,13μA en HD.

4.6.11 EVOLUCIÓN DEL ESPLEN-PÁNCREAS O PI DURANTE LA INVESTIGACIÓN

El bazo-páncreas derecho (BP) cambió más en las sesiones de YNSA que en los intervalos; en la PA izquierda ocurrió lo contrario. Presentó, respectivamente, antes y después de YNSA, un coeficiente de variación de 0,35 y 0,37 en HD, y de 0,31 y 0,26 en HE.

Avanzó, sobre todo a la derecha en el tratamiento exclusivo con YNSA, y, poco después de la combinación de DC. En la exclusiva alopatía, su energía volvió a subir, especialmente a la izquierda (Tabla 16).

Tabla 16. Progreso de meridianos de esplen-páncreas a lo largo de la investigación “Respuesta del paciente con LE al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

BazoPáncreas Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda 25,00% 1,92% -13,88% -1,38% 45,16%
Derecha 127,27% 9,79% -23,72% -2,37% 8,88%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda 10,71% 0,46% 60,71% 2,52%
Derecha 104,54% 4,54% 122,72% 5,11%

 

Antes y después de YNSA, BP obtuvo el mismo máximo de 47μA en HE; en HD, obtenido 67μA antes y 76μA después de la scalpoterapia. Su mínimo fue, respectivamente antes y después de YNSA, 12μA y 18μA en HE, y 14μA y 10μA en HD. Mientras tanto, los medios encontrados, respectivamente antes y después de las sesiones de YNSA, fueron 29,87μA y 31,41μA en HE y 40,48μA y 44,17μA en HD.

4.6.12 EVOLUCIÓN DEL ESTÓMAGO O LA ÚBEDA DURANTE LA INVESTIGACIÓN

El estómago (E) oscilaba más durante YNSA que en el intervalo entre sesiones. Su coeficiente de variación fue, respectivamente antes y después de la scalpoterapia, 0,17 y 0,23 en HE y 0,18 y 0,22 en HD. Avanzó con YNSA, retrocedió a la combinación de CD y se desplomó en la alopatía exclusiva (Cuadro 17).

Tabla 17. Progreso de meridianos estomacales a lo largo de la investigación “Respuesta del paciente con Lupus Erytheamus al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

Estómago Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda 97,14% 7,47% -11,53% -1,15% -13,04%
Derecha 25,64% 1,97% -12,28% -1,22% -6,00%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda 31,42% 1,36% 14,28% 0,59%
Derecha 28,20% 1,22% 20,51% 0,85%

 

El máximo, respectivamente antes y después de la scalpoterapia, fue de 65μA y 86μA en HE; y 63μA y 85μA en HD. El mínimo fue, respectivamente antes y después de YNSA, 30μA y 40μA en HE, y 26μA y 30μA en HD. Los medios encontrados fueron, respectivamente antes y después de YNSA, 46,43μA y 54,61μA en HE y 50,04μA y 55,17μA en HD.

4.6.13 EVOLUCIÓN DE LA MEDIA ENERGÉTICA DURANTE LA ENCUESTA

En promedio, he varió ligeramente más entre sesiones de YNSA que durante la terapia; lo contrario ocurrió en HD. El coeficiente de variación en HE fue, respectivamente antes y después de YNSA, 0,17μA y 0,16μA en HE, y 0,15μA y 0,17μA en HD.

En el cálculo final, el voluntario avanzó en terapia exclusiva del cuero cabelludo, retrocedida en la combinación de DC, especialmente en la alopatía exclusiva (Tabla 18).

La media de todo el estudio fue, respectivamente antes y después de YNSA, 34,22μA y 39,35μA en HE y 51,3μA y 58,1μA en HD. El máximo fue de 44,3μA y 53,1μA en HE, y 51,3μA y 58,1μA en HD. El mínimo fue de 22,9μA y 29μA en HE, y 26,8μA y 31,2μA en HD.

Tabla 18. El progreso del hemicuerpo significa a lo largo de la investigación “Respuesta del paciente con Lupus Erytheamus al tratamiento con YNSA – Caso práctico”

Hemicuerpos promedio Hemicuerpo YNSA (1-13) YNSA (1-13) medio / sesión YNSA+DC

(14-23)

YNSA+DC

(14-23) medio / sesión
DC (23-24)
Izquierda 11,84% 0,91% -9,65% -0,96% -22,90%
Derecha 16,03% 1,23% -8,61% -0,86% -25,74%
  Después de 23 apl. YNSA (1-23) Después de 23 apl. YNSA (1-23) medio / sesión Después del investigación (1-24) Después de investigación (1-24) medio / sesión  
Izquierda 3,42% 0,14% -20,26% -0,84%
Derecha 10,68% 0,46% -17,81% -0,74%

4.7 PREDOMINIO ENERGÉTICO DE LOS 5 ELEMENTOS DURANTE LA BÚSQUEDA

Los 5 elementos eran predominantes en HD. Aunque el 12 Zang Fu varió mucho en la investigación, con un predominio de energía ahora en HE, o en HD, la débil correlación entre la scalpoterapia y el predominio de Zang Fu en un lado en detrimento del otro indicó Pearson: -0.04192 en HE y Pearson: 0.168675 en HD.

5. CONCLUSIONES

Este estudio señaló las cuestiones más relevantes de carácter energético en el tratamiento del Lupus con Electroacupuntura en la técnica YNSA. Utilizamos a un paciente considerado grave, después de la detección en el que participaron más de 300 pacientes con lupus, seleccionados e indicados por un reumatólogo, profesor de medicina en Mogi das Cruzes. El criterio fue la presencia de lupus, paciente moderado a grave. Este voluntario había sufrido 3 meses antes del estudio, amputación de miembros inferiores debido a la enfermedad, presentó condición anémica, hiperpotosofosis funcional y expresión apática. Después de 23 aplicaciones, su postura fue más erguida, de confianza en sí mismo, seguridad y serenidad, manteniendo este estándar hasta el 24 y último encuentro.

En Ryodoraku se observó en la primera sesión intensa y generalizada (con la excepción del hígado) déficit de energía, lo que indica un proceso degenerativo severo. La normalidad de la media energética de algún hemicuerpo, sin tener en cuenta la particularidad de cada meridiano, sólo fue posible después de dos aplicaciones de YNSA en el hemicuerpo derecho, y después de ocho aplicaciones de YNSA en el hemicuerpo izquierdo.

En el momento de la octava sesión, por primera vez, incluso antes de la terapia del cuero cabelludo, el hemicuerpo derecho comenzó la sesión con un promedio de energía adecuado, a pesar de los déficits en numerosos meridianos del mismo hemicuerpo. Incluso con los avances, la energía media del hemicuerpo izquierdo no se presentó en ningún momento de la investigación normalizada antes de YNSA, ya que en ninguna de las 47 evaluaciones, los 24 meridianos normalizados fueron encontrados simultáneamente.

A lo largo de la investigación, el paciente demostró energía inestable e incapacidad para mantener una línea de aumento o declive energético: Eran altibajos. Mientras que, en general, YNSA ha mejorado su estándar energético general. Aunque la scalpoterapia resultó eficaz si continuaba en la LES, hubo momentos raros en los que la propia técnica deprimió el ya deficiente patrón energético y el avance se produjo entre sesiones.

2/3 de las sesiones con promedio de energía normal se componían de post-sesiones y 1/3 de sesiones previas. Esto sugiere que mejores resultados son más inmediatos que a medio plazo y que en el transcurso de los días generalmente hay disminución de energía. Estos datos están en línea con la gran disminución de energía observada en la reunión del día 24, después de un mes de terapia de suspensión.

De las 5 sesiones (10, 16, 17, 18 y 22) cuyo paciente atendió con media energética normal, sólo en la 22ª sesión, en lugar de reforzar esta condición, YNSA proporcionó niveles de energía por debajo de lo normal. Al parecer, lo que diferenció la 22ª sesión de los demás (10º, 16º, 17º y 18º) para obtener un resultado final diferenciado, fueron los signos menstruales ausentes hasta entonces, durante más de 9 meses, y que se manifestaron en los próximos días… Y/o, tal vez, la gripe incipiente.

En relación con la terapia exclusiva con YNSA, la asociación de difosfato de cloroquina trajo resultados más negativos que positivos y YNSA evitó el agravamiento energético causado por la alopatía en medio del tratamiento. Debido a la oscilación energética durante todo el tratamiento con la caída posterior en un solo mes sin YNSA, se concluye la necesidad de continuidad del tratamiento con YNSA para preservar un estado energético más adecuado.

A pesar de las variaciones negativas y la falta de cura para lupus, a lo largo de la investigación hubo situaciones de triplicación del patrón de energía muy deficiente del cuerpo. De hecho, la propia voluntaria estaba expresamente contenta con el resultado.

REFERENCIAS

ABBAS, A.K. et. al. Imunologia Celular e Molecular. 6. ed. 564p. Rio de Janeiro: Elsevier, 2008 ISBN 978-85-352-2244-9

AMADIO, I. Dicionário de Termos Médicos e de Enfermagem. P. 295. 1 Ed. São Paulo: Rideel, 2002.

AMESTOY, R. D. F.. Eletroterapia e Eletroacupuntura. Cap. 1. Breve Referência Histórica da Eletricidade e Seu Emprego em Eletroterapia e Eletroacupuntura. p. 8. Florianópolis: Absoluta, 2005.

AMORIM, E.K.; AMORIM, P.F.C.. Ryodoraku: Método de Avaliação. VII Simpósio Brasileiro de Aperfeiçoamento em Acupuntura e Terapias Orientais – EBRAMEC. Acupuntura Japonesa e Técnicas Associadas. Disponível em: <http://www.ebramec. com.br/palestras/palestras1/Paulo%20e%20%C9rika.pdf>. Acesso em: 5/914.

ANTAS, L.M., 1980. Dicionário de Termos Técnicos Inglês-Português. 6ª Ed: Traço.

AP 585 Accurate Pulse Microprocessado. Manual de Instruções – MS 80005120011. Fabricante: VMV Costa. CNPJ: 71.594.899/0001-66. Distribuidor: Lautz. P. 6.

ARNSON, Y; AMITAL, H.; SHOENFELD, Y. Vitamin D and autoimmunity: new etiological and therapeutic considerations. Ann Rheum Dis 2007; 66:1137-42.

AUTEROCHE, B. e NAVAILH, P.. O Diagnóstico na Medicina Chinesa. Andrei, 1992. P: 37, 66, 76, 84, 128-129.

AYACHE, D.C.G.; COSTA, I.P. Alterações da Personalidade no Lúpus Eritematoso Sistêmico. Personality Disorders in Systemic Lupus Erythematosus. Revista Brasileira de Reumatologia, v. 45, p.313, set./out., 2005.

BELTRÃO, S.M.R.. Prevalência de sintomas psiquiátricos em pacientes com Lúpus Eritematoso Sistêmico em um centro de referência. Dissertação de Mestrado para obtenção do grau de Mestre pelo Programa de Pós-Graduação em Medicina da Pontifícia Universidade Católica do Rio Grande do Sul (PUCRS). Porto Alegre: 2010.

BERBERT, A.L.C.V e MANTESE, S.A.O.. Lúpus eritematoso cutâneo – Aspectos clínicos e laboratoriais. Anais Brasileiros de Dermatologia, vol.80 nº 2, Rio de Janeiro, 2005. Disponível em: <http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0365-0596200500020000 2&script =sci_arttext&tlng=pt >.

BONFÁ, E.S.D.O.; NETO, E.F.B.B.. Lúpus Eritematoso Sistêmico. In: BONFÁ, E.S.D.O.; IOSHINARI, N.H.: Reumatologia para o clínico. São Paulo: Roca, 2000. P: 25-33.

BORBA, E.F.; LATORRE, L.C.; BRENOL, J.C.T.; KAYSER, C.; SILVA, N.A.; ZIMERMANN, A.F.; PÁDUA, P.M.; COSTALLAT, L.T.L.; BONFÁ, E.; SATO, E.I.. Consenso de Lúpus Eritematoso Sistêmico. Consensus of Sistemic Lupus Erythematosus. Rev. Bras. Reumatol., v.48, n.4, p.196-197, jul/ago 2008. Disponível em: < http://www.scielo.br/pdf/rbr/v48n4/v48n4a02.pdf>. Acesso em: 15/7/14.

BOUCINHAS, J.. Acupuntura Craniana de Yamamoto. Cap. 5. Idéias básicas sobre YNSA.  WP Gráfica e Editora, 2007. p.: 47, 50, 105.

CALLADO, J.C.. Nova Craniopuntura Japonesa. Caderno – Anotações da 11ª aula do curso de pós-graduação em acupuntura lato sensu, turma XXII, do CBF/CEATA. Ano: 2008.

CECATTO, S.B., GARCIA, R.I.D., COSTA, K.S., ANTI, S.M.A., LONGONE, E., RAPOPORT, P.B.. Perda auditiva sensorioneural no lúpus eritematoso sistêmico: relato de três casos. Rev Bras Otorrinolaringol. V. 70, n.3, 398-403, mai/jun 2004. Disponível em: <http://www.scielo.br/pdf/%0D/rboto/v70n3/a17v70n3.pdf>. Acesso em: 28/dez/11.

COMISSÃO DE LÚPUS DA SOCIEDADE BRASILEIRA DE REUMATOLOGIA – SBR. Lúpus Eritematoso Sistêmico (LES) – Cartilha da SBR. Ano: 2011. Disponível em: < http://www.reumatologia.com.br/index.asp?Pagina=reumatologia/principaisDoencasEorientacoesPacienteResultados.asp&IDPrincipalDoencaIDOrientacaoPaciente=OP;28>. Acesso em: 28/dez/11.

COSTEIRA, O., Termos e Expressões da Prática Médica. Rio de Janeiro: Farmoquímica, 2001. 262p. P. 114.

COTRAN, R. S., KUMAR, V., COLLINS, T.. Lúpus Eritematoso Sistêmico; Etiologia e Patogenia. Robbins: Patologia Estrutural e Funcional, p. 193, 194. Ano: 2000.

DETHLEFSEN, T. & DAHLKE, R.. A Doença como caminho. Cap.1. A doença e os sintomas. São Paulo: Cultrix, 1983. 265p. P. 16,17.

DUTRAL, R. M.; OLIVEIRA, T. B.. Lúpus eritematoso sistêmico (LES): perfil clínico-laboratorial dos pacientes atendidos em um serviço privado de reumatologia na cidade de Santo Ângelo-RS. Revista: RBAC, vol. 41(1): 77-80, 2009. Disponível em: <http://www.sbac.org.br/pt/pdfs/ rbac/rbac_41_01/rbac_41_0 1_14.pdf>. Acesso em: 7/5/11.

EIRAS, M. E. C.. Lúpus – Trabalho de Conclusão de Curso – Turma 80. Curso de Acupuntura e Medicina Tradicional Chinesa – CEATA, SP. Ano: 2006.

_________________. Equipe Doia. Lúpus Vulgar, Lúpus Carcinoma. Lúpus Vulgar. Dermis – Dermatology Information System. Disponível em: <http://www.dermis.net /dermisroot/pt/10368/image.htm>;<http://www.dermis.net/dermisroot/pt/10340/image.htm>;<http://www.dermis.net/dermisroot/pt/10275/image.htm>; <http://www.dermis.net/ dermisroot/pt/10376/image.htm>. Alemanha, 1996-2011. Acesso em: 7/5/11.

FALCÃO, C.A.; LUCENA, N.; ALVES, I.C.; PESSOA, A.L.;GODOI, E.T.. Cardite Lúpica. Arq Bras Cardiol vol.74 nº1. P: 56 Recife: 2000. Disponível em: < http://publicacoes.cardiol.br/abc/2000/7401/74010007.pdf>. Acesso em: 21/7/14.

GOTO, K. O que é Ryodoraku? JSRM – Japanese Society Ryodoraku Medicine. Disponível em: <http://www.ryodorakudobrasil.com.br/o-que-e-ryodoraku/>. Acesso em: 5/9/14. S.d.

GRECO, C.M.; NAKAJIMA, C.; MANZI, S. Update review of complementary and alternative medicine treatments for systemic lupus erythematosus. Curr Rheumatol Rep; 15 (11): 378, 2013 Nov. Portal de Pesquisas da BVS. Disponível em: <http://bvsalud.org/portal/resource/pt/mdl-24078104>. Acesso em: 15/7/14.

HOUAISS, A., VILLAR, M.S. e F.M.M., FRANCO, 2009. Houaiss da Língua Portuguesa. 1. ed. – Rio de Janeiro: Objetiva, 2009, 1986p. P.1202, 1899.

HUSZ, I.. O que é acupuntura. Apostila do Curso de Especialização em Acupuntura CBF/CEATA. Ano: 2007.

JIAN-HUI, L.. 1. Systemic Lupus Erithematosus; 2. Chronic Disciform Lupus Erythematosus. A Handbook of Tradicional Chinese Dermatologia. S.d. Acesso em: 2008.

JÚNIOR, A. M.. Lúpus Eritematoso Sistêmico. Disponível em: <http: // http://www.medicinageriatrica.com.br/tag/psicose/>. Acesso em: 2/mar/2004.

KONO, A. Craniopuntura de Yamamoto. Disponível em: < http://pontoacupuntura.blogspot. com.br/2011/05/cranioacupuntura-de-yamamoto.html >. Acesso em: 26/9/14.

KRAUTHAMER, A., COELHO, L.E. & SATO, E.I., 1999; SATO et al, 2002. Tratamento do LES. In E. I. Sato (Org.), Lúpus Eritematoso Sistêmico – O que é? Quais são suas causas? Como se trata? (p. 26-31). São Paulo: Sociedade Brasileira de Reumatologia.

KWANG, W. T., S/D. Classificação das Doenças; Etiopatogenia; YNSA. Apostilas do Curso de Especialização em Acupuntura CBF/CEATA, turma XXII. São Paulo, 2007.

KWANG, W.T.. Craniopuntura de Yamamoto – YNSA. Disponível em: < http://pt. slideshare.net/simonepascelli/yamamoto-ynsa)>. Acesso em: 8/9/14. S.d.

KWANG, W. T.. Entrevista. Jornal: O Legado. Ano: 2008.

KWANG, W. T., S/D. Mecanismo Neurofisiológico. Ponto de Acupuntura; Vias Aferente e Eferente da Acupuntura; Acupuntura e Neuroendocrinoimunologia. Apostila do Curso de Especialização em Acupuntura CBF/CEATA, turma XXII, Ano: 2007, p. 1,2,4.

KWANG, W. T.. Lúpus Eritematoso Sistêmico/Discóide. Disponível em E-mail: <[email protected]>. Ano: 2009.

KWANG, W.T., S/D. Craniopuntura 1 (YNSA 1) e Craniopuntura 2 (YNSA 2). DVD da Escola CEATA.

LUPUS Foundation of America, Inc., 2005. World Lupus Day Observed. Who Gets Lupus? Disponível em: <http://www.lupus.org/webmodules/webarticlesnet/?z=59&a= 1487>. Acesso em: 28/dez/11.

MACIOCIA, G.. Cap 16 – Diagnóstico; Cap 17 – Identificação dos Padrões. Os Fundamentos da Medicina Chinesa. São Paulo: Roca, 1996.

MACIOCIA, G. A Psique na Medicina Chinesa. Cap.9. A Prática da Medicina Chinesa: Tratamento das Doenças com Acupuntura e Ervas Chinesas. São Paulo: Roca, 2010.

MARTINS, A.C.C.L.; SILVA, T.M.; GLORIA, M.B.A. Determinação simultânea de precursores de serotonina – triptofano e 5-hidroxitriptofano – em café. Artigo. Quím. Nova vol.33. nº2. Disponível em: <http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0100-40422010000200016&script=sci_arttext>. Acesso em: 24/9/14. São Paulo, 2010.

MEDEIROS, E.F. Lúpus Eritematoso Sistêmico/Discóide. E-mail do [email protected] Acesso em: 14/3/9. Ano: 2009.

MAGALHÃES M.B., DONADI E.A. & LOUZADA J. P. Manifeatções clínicas do lúpus eritematoso sistêmico: Abordagem diagnóstica e terapêutica na sala de urgência. Medicina, Ribeirão Preto, 36: 409-417, abr/dez. Disponível em: < http://www.fmrp.usp. br/revista/2003/36n2e4/31manifestacoes_clinicas_lupus_eritematoso.pdf >. Acesso em: 28/dez/11. Ribeirão Preto, 2003.

MANFRED, P. The theoretical foundations of Chinese medicine. Massachusetts: The MIT Press, 1974.

MANN, F.. Acupuntura – A Arte Chinesa de Curar. Hemus, 1994. P.: 98-101.

MARQUES, C.D.L.; DANTAS, A.T.; FRAGOSO, T.S.; DUARTE, A.L.B.P.. A importância dos níveis de vitamina D nas doenças auto-imunes. Ver Bras Reumatol vol.50 nº1 São Paulo Jan/Feb. 2010. Disponível em: < http://www.scielo.br/scielo.php? script=sci_arttext&pid=S0482-50042010000100007 > Acesso em: 21/7/14.

MAYER, G. Trad: HOPKINS, M. Cap.2 – Imunologia. 2009. Disponível em: <http://pathmicro.med.sc.edu/portuguese/immuno-port-chapter2.htm>. Acesso em: 14/7/14.

MEDEIROS, C. Lúpus aumenta as chances de desenvolvimento de câncer. Correio do Estado, 2010. Disponível em: < http://www.correiodoestado.com.br/ noticias/lupus-aumenta-as-chances-de-desenvolvimento-de-cancer_86327/>. Acesso em: 21/7/14.

MERCADO LIVRE. Anúncio: Acupuntura – Analyser Diagnóstico (Ryodoraku) – Cosmotrom. Acesso em: 5/9/14.

MOREIRA M.D. & MELLO FILHO, J. Psicoimunologia hoje. In J. Mello Filho (Org.), Psicossomática hoje (pp. 119-151). Porto Alegre: Artes Médicas, 1992.

NASCIMENTO, M.C. As duas faces da montanha: estudos sobre medicina chinesa e acupuntura. São Paulo, Hucitec: 2006.

NOGIER, R. e BOUCINHAS, J.C., 2006. Prática Fácil de Auriculoterapia e Auriculomedicina. Cap. 4: Detecção e Tratamento dos Pontos. 3ª Edição. Ed.: Ícone. P.: 31,32.

NÖTHLICH, B., 2006. Pulsologia Chinesa: o estudo moderno e a prática clássica. Disponível em: <http://acupuntura.pro.br/artigos/pulsologia-chinesa/>. Acesso em: 24/4/11.

OLIVEIRA, Paulo Marcos Agria – Tradução do original: Dorland’s Pocket Medical Dictionary. Dorland (Pocket) Dicionário Médico. 26 ed. – São Paulo: Roca, 2004. 1056p.

PINTO A.R., SILVA, B., OLIVEIRA, I.C., PEREIRA, J.O.S., NUNES, L.. Manual de normalização de trabalhos acadêmicos. Universidade Federal de Viçosa, 2011. Biblioteca Central. Disponível em: < http://pt.scribd.com/doc/ 72692510/31/ Figura-18-%E2%80%93-Modelo-de-anexo-ABNT-NBR-14724-2011>. Acesso em: 31/12/11.

REIS, E.C.F.B.; PRADO, F.A.; RABELO, F.; CARNEIRO, J.N.; KIRCHENHEIM, R.A.F.V.; FILHO, R.R.S.; EVARISTO, T.. Verdades e Mentiras sobre o Lúpus Eritematoso Sistêmico. Centro de Reumatologia do DF. Disponível em: <http://reumatologiadf.com.br/neosite/index.php/reumatologia-menu/dicas-reumato-me nu/48-verdades-e-mentiras-sobre-o-lupus-eritematoso-sistemico>. Acesso em: 21/7/14.

REQUENA, Y. Acupuntura e Psicologia. São Paulo: Andrei, 1990. P. 61-63.

SANTANTONIO, J., YAZIGI, L., SATO, E.. Adolescentes com Lúpus Eritematoso Sistêmico: Um estudo por meio do método de Rorschach. Pisicologia: Teoria e Pesquisa. Mai-Ago 2004, Vol. 20 n. 2, PP 145-151. Disponível em: < http://www.scielo.br/pdf/ptp/v20n2/a07v20n2.pdf>. Acesso em: 15/mai/11.

SATO et al pela Sociedade Brasileira de Reumatologia. Lúpus eritematoso sistêmico: acometimento cutâneo articular. Rev. Assoc. Med. Bras. vol.52 nº6 São Paulo Nov./Dec. 2006.  Disponível em: <http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext& pid=S0104-42302006000600012>. Acesso em: 28/dez/ 11.

SATO, E. I., BONFÁ, E. D., COSTALLAT, L. T. L., SILVA, N. A., BRENOL, J. C. T., SANTIAGO, M. B., SZAJUBOK, J. C. M., FILHO, A. R., BARROS, R. T., & VASCONCELOS, M.. Consenso brasileiro para o tratamento do lúpus eritematoso sistêmico (LES). Revista Brasileira de Reumatologia, 2002. P. 42(6), 362-370.

SCHEINBERG, M. Morton Scheinberg: A conquista do lúpus. Folha de S. Paulo. Opinião. 10/5/13. Disponível em: < http://www1.folha.uol.com.br/opiniao/ 2013/05 /1276223-morton- scheinberg-a-conquista -do-lupus.shtml>. Acesso em: 15/7/14.

SCOFIELD, R.H.; WINDLE, M.L.; RUSH, E.T.; BUEHLER, B.. Genetics of Systemic Lupus Erythematosus. Disponível em: < http://emedicine.medscape.com/article/1884 084-overview>. Acesso em: 7/7/14.

SCOTTO, C.M.. Relação com as Biomoléculas. Masterclin Treinamentos. Apostila: Acupuntura Auricular, 2006. p.3.

SILVEIRA, L.M.R. Acupuntura como tratamento auxiliar nas alterações comportamentais em cães.52 f. Monografia de Especialização em Acupuntura Veterinária. Instituto Qualittas. São Paulo, 2009.

SOBRINHO, R.B.. Dr. Nakatani. Ryodoraku = “sinal” do S.N.A. – 1950. Ryodoraku – Caminhos Permeáveis, p. 9. Apostila do Curso de Especialização em Acupuntura CBF/CEATA, 2007.

SOBRINHO, R. B. Manual EAV/Ryodoraku. Medchina, 2008.

SONTHEIMER, R.D.. Clinical manifestations of cutaneous lupus erythematosus. In: Wallace DJ, Hahn BH. Dubois’lupus erythematosus. Pennsylvania: Lea & Febiger, 1993. P.285-301.

SOUSA, J.L. e VASCONCELOS, E.B.. Acupuntura Constitucional (Tipologia). Disponível em: <http://webcache.googleusercontent.com/ search?q=cache:JFpgrFlD Mu0J:www.portalunisaude.com.br/arquivos/CONSTITUCIONAL.pdf+hum+po+yi+zhi&cd=2&hl=pt-BR&ct=clnk&gl=br&source=ww w.google.com.br>). Acesso em: 21/4/ 11. S.d.

SOUZA, M.P.. Tratado de Auriculoterapia. Cap. 3. Diagnóstico. Brasília: LooK, 2001. P.: 31.

STEDMAN, T. L., 1990 (1853-1938). Trad.: ARAÚJO, C.L.C. et al., 1996. Stedman – Dicionário Médico 25ª Edição. Ed.: Guanabara Koogan. 1657p. P.: 746-748, 1376. Rio de Janeiro, 1990 Baltimore, USA.

TEIXEIRA, T.M.; COSTA, C.L. Papel da vitamina D no Lúpus eritematoso sistêmico. The role of vitamin D in systemic lupus erythematosus. Rev. Nutr. Vol. 25 nº4 Campinas Jul/Ago 2012.

TISKIEVICZ, F.. Perfil hormonal, marcadores imunológicos e atividade da doença em mulheres com lúpus eritematoso sistêmico, 2008. Tese de Mestrado da Faculdade de Medicina da Universidade Federal do Rio Grande do Sul. Programa de Pós-Graduação em Ciências Médicas: Endocrinologia.

UTIYAMA, S.R.R.; REASON, I.T.M.; KOTZE, L.M.S.. O sistema complemento nas doenças: genética e patogenia. The complement system in diseases: genetic and pathogeny. Revista Brasileira de Reumatologia, vol.44, nº 4, São Paulo, Jul/Ago, 2004. Disponível em: < http://www.scielo.br/scielo.php?script= sci_arttext&pid=S0482-50042004000400006 >. Acesso em: 7/7/14.

VILLAR, M. J. P., & SATO, E. I.. Estimando a incidência de lúpus eritematoso sistêmico em Natal/RN-Brasil. Comunicação apresentada na XVI Jornada Brasileira de Reumatologia e XIII Jornada do Cone-Sul de Reumatologia. Florianópolis, 2001.

WALLACE, D. et al. Tratamentos. Disponível em: <http://http://www.lupusonline.com. br/trata.asp>.  Acesso em: 14/3/9. S.d.

WEN, T. S.. Conceito sobre os mecanismos da Acupuntura. Acupuntura Clássica Chinesa, p. 14 – 16. Cultrix, 2006.

WANG, B.. Cap 27 – Zhou Bi. Princípios de Medicina Interna do Imperador Amarelo. P.: 638. São Paulo: Ícone, 2001.

WD, 29/4/11. Prevalence Statistics for Types of Connective tissue disorders. Disponível em: <http://www.wrongdiagnosis.com/c/connective_tissue_disorders /prevalence-types.htm>. Acesso em: 7/5/11.

YAMAMOTO, T., YAMAMOTO, H. e YAMAMOTO, M. M., 2007. Cap 6 . Diagnósticos Abdominal e Cervical da Nova Craniopuntura de Yamamoto. Diagnóstico Abdominal da Nova Craniopuntura de Yamamoto. P. 3, 6, 70, 71, 72, 80. Ed.: Roca.

YAMAMURA, Y. Pontos de Acupuntura. Cap.3. Acupuntura Tradicional: A Arte de Inserir, p. 39. São Paulo: Roca, 1995.

YAMAMURA, Y., Introdução. Cinco Movimentos, a Natureza e o Ser Humano; Cap 16. Diagnóstico. Acupuntura Tradicional: A Arte de Inserir, p. L, 181, 182. São Paulo: Roca, 1996.

APÉNDICE – REFERENCIA DE NOTA AL PIE

3. N.A.: Aunque Yamamoto (2007:72) recomienda el uso de agujas desechables 25×40 mm, no se formula una objeción directa a su reutilización. Durante la investigación, varias veces se cambiaron las agujas, según sea necesario y reutilizadas fueron esterilizadas.

4. N.A.: A pesar de la indicación de varios pinchazos en los mismos puntos (WANG, 2001) y Yamamoto recomiendan el uso de onda pulsada, el investigador optó por la onda continua. Esto se debe a que la incomodidad causada por este tipo de electroestimulación fue grande y, además, no hay evidencia que demuestre la ineficacia de la onda constante para el caso.

[1] Especialista en Acupuntura, académico en Ingeniería de Producción, se graduó en Fisioterapia y también en Administración.

[2] Profesor de posgrado y autor de varios libros sobre Medicina Tradicional China y Avelar dos Santos, Médico Osteopath Ortomlecular y Supervisor de Posgrado Lato Senso en Acupuntura.

Enviado: Agosto de 2020.

Aprobado: Abril de 2021.

5/5 - (2 votos)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

DOWNLOAD PDF
RC: 86548
POXA QUE TRISTE!😥

Este Artigo ainda não possui registro DOI, sem ele não podemos calcular as Citações!

Solicitar Registro DOI
Pesquisar por categoria…
Este anúncio ajuda a manter a Educação gratuita
WeCreativez WhatsApp Support
Temos uma equipe de suporte avançado. Entre em contato conosco!
👋 Hola, ¿Necesitas ayuda para enviar un artículo científico?