El papel del entrenador personal en el anciano

0
619
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI SOLICITAR AGORA!
El papel del entrenador personal en el anciano
5 (100%) 1 vote[s]
ARTIGO EM PDF

DIAS, Lidyanne Luzia Rodrigues [1]

SILVA, Tatiana Alves da [2]

MARRA, Sumaia Barbosa Franco [3]

DIAS, Lidyanne Luzia Rodrigues. El papel del entrenador personal en la Tercera Edad. Revista Multidisciplinar Científica Centro del Conocimiento. Número 08. Año 02, Vol. 01. pp 05-21, noviembre de 2,017 mil. ISSN:2448-0959.

RESUMEN

La demanda de profesionales de la educación física para la realización de actividades individuales, sistemática y progresiva, está aumentando en Brasil. En la vejez, esta vigilancia se vuelve importante para mantener la salud y calidad de vida, pero no todos los individuos reconocen. El objetivo de este estudio fue sistematizar la información sobre el desempeño del entrenador personal (pstr) por los ancianos, que describe los hallazgos de las publicaciones sobre este tema a través de una revisión de la literatura del tipo de documento. El envejecimiento se considera una etapa de la vida en el que se producen varios cambios corporales tales como la reducción de peso y la altura, la densidad ósea, el metabolismo, y una disminución en la masa muscular. Factores tales como la inactividad, la mala nutrición e inadecuados hábitos de vida generales que se arrastran por la vida pueden generar estrés en las personas mayores. La actividad física (PA) en este escenario regular mejora la sarcopenia aparente en el envejecimiento, mejora la marcha postural, actúa sobre el control glucémico y perfil de lípidos, reduce la queja de dolor y aumenta la tasa metabólica basal. Monitoreo por pstr puede aprovechar estos beneficios en un período de tiempo más corto. Esta acción es nueva en Brasil, informa sobre

90s. Ellos son reconocidos por hacer un trabajo individual con los individuos siempre con el fin de eliminar los límites físicos y fisiológicos, la promoción de la salud. Para las personas mayores, trabajar con este profesional ayuda a fortalecer los músculos del esqueleto, aumentar la fuerza y ​​el tono muscular, aumento de la flexibilidad, y desarrollar parte cardiorrespiratoria. Sin embargo, los requisitos de la FA deben basarse en la situación actual de las personas mayores, entienden que la frecuencia e intensidad del ejercicio son tan importantes como la fuerza de trabajo y la expresión del tono muscular. Sin embargo, el rendimiento de pstr debe ser siempre para interferir en el proceso de envejecimiento, colaborando con una prescripción de actividad física constante a las necesidades y limitaciones de cada uno de edad avanzada, con el objetivo de hacerles independientes para llevar a cabo las actividades de la vida diaria.  Por lo tanto, se concluye en este estudio que los beneficios de la FA son a largo plazo, y que la fuerza, la resistencia muscular y la capacidad cognitiva se adquirió gradualmente.

Palabras clave: Personal Trainer, de edad avanzada, la actividad física, de edad avanzada.

INTRODUCCIÓN

El mercado de trabajo para los profesionales de la educación física, cuyo foco es la formación sistemática y progresiva, se ha incrementado en Brasil debido al número de personas que entran en las áreas de salud, con el fin de obtener una formación personalizada y específica para satisfacer sus necesidades ( OLIVEIRA, Santiago; CARVALHO, 2012). Para llevar a cabo con maestría este trabajo ha sido el entrenador personal (pstr), profesional esta regulada por el Consejo Federal de Educación Física (CONFEF) y por el Consejo Estatal de Educación Física (CREF), es necesario comprender los diversos matices que permean envejecer la evolución humana. Esto se debe orientar cada vez más en los asuntos que impregnan las preguntas de cómo mantener al estudiante en el gimnasio, la forma de reunirse simultáneamente y de forma individual a un estudiante, así como las nuevas tecnologías que se insertan en las prácticas deportivas (ARGENTO, 2010) .

Una realidad actual confirma que el mantenimiento de la salud y la capacidad física del individuo debe ser conservado durante muchos años, tanto para la estética, como el propio desarrollo de la salud (GARAY; SILVA, Beresford, 2008). En este escenario puede incluir al público de edad avanzada ya resulta ser significativa en Brasil, el tema de discusión con varias investigaciones (ARGENTO, 2010).

Los datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) estima que en 2020 Brasil tendrá aproximadamente 30 millones de personas mayores (IBGE, 2008). El envejecimiento es un proceso complejo que lleva consigo una serie de problemas psicológicos, físicos y sociales. La motivación puede ser una consecuencia de la inobservancia de las actividades rápidas y fáciles que una vez que se hicieron, no hoy

Se desarrollan al mismo ritmo. Otros terminan perdiendo su autonomía, ya que a menudo no pueden dejar la casa sola, o tomar su baño e incluso el pelo peinado (estilben; MOLINERO; Telles 2010).

Para reducir al mínimo todo este contexto, los medios de comunicación ha hecho hincapié, así como algunas políticas de salud pública, la necesidad de adoptar un estilo de vida más saludable y actividad física regular (PA), que resolverá el físico, motor y psicológico ancianos (estilben; MOLINERO; Telles 2010).

Por lo tanto, la pstr debe ser reconocido por su trabajo cálido y guiar a las personas mayores durante la actividad física (AF).

La preparación de este estudio se dio cuenta de que existen pocos trabajos que representan conjuntamente el pstr y el desarrollo de las personas mayores. Por lo tanto, se decidió identificar lo que la literatura muestra sobre pstr y los ancianos.

Se reconoce que la pstr se prepara para trabajar con un público que tiene diferentes formaciones físicas y fisiológicas de la rutina que se encuentra en las academias, pero que no reconoce y / o se reconoce por su importancia en este campo profesional como en crecimiento, y no buscan formación específica para esta zona.

Este estudio se justifica por la realización del desarrollo y el desarrollo físico, motor y ancianos sociales que lo hacen los programas de AF con un pstr. Aún así, se justifica con el fin de facilitar el estudio de los estudiantes de educación y PSTR físicas que tengan la intención de trabajar o que ya están trabajando, con el público de edad avanzada.

Teniendo en cuenta lo anterior, este tipo de documentales de revisión de la literatura tiene como objetivo sistematizar la información sobre el desempeño de pstr con la población de la tercera edad, que describe los hallazgos de las publicaciones sobre este tema.

METODOLOGÍA

Este estudio se caracteriza como una investigación bibliográfica, tipo documental. Este tipo de literatura difiere de la revisión de la literatura, que trata de asimilar, críticamente, el verdadero significado de los resultados, más allá de una simple observación. Aún así, se caracteriza por estar preparado por material ya conceptual y oportuna tales como libros, artículos y materiales de Internet (GIL, 1994). Se trata de documentos que no fueron tratados analíticamente, al no ser confirmado por la investigación de campo (Andrade, 2002), que sirven entonces inspiraciones para la realización de un análisis más detallado (LIMA; Mioto, 2007).

La búsqueda de cosas que sucedió al azar y al mismo tiempo con la lectura y análisis del contenido encontrado. Los criterios de inclusión fueron los que estaban vinculados a bases de datos virtuales que proporcionan lo que los materiales libres de los estudios, investigaciones o informes que se relacionó con el objetivo de este estudio (identificar el papel de la pstr lado de la tercera edad).

Inicialmente, hubo una búsqueda de materiales relacionados con el tema mediante el cruce de descriptores en bases virtuales Google y Google Académico; y más tarde en las bases de datos SciELO y biblioteca digital de Nuteses. El cruce de los descriptores se hizo a partir de la combinación del descriptor "entrenador personal", con los ancianos, personas mayores, el envejecimiento, la mejor edad y grupos especiales, respectivamente. Esta búsqueda se realizó el 14 de enero y 15 de abril, 2017.

La lectura se realizó con objetividad e imparcialidad, tratando de extraer los textos de las intenciones de los autores y tratando de identificar las ideas más importantes. Mientras que éstos se organizaron, adoptamos una orden de importancia que marca la información clave de secundaria.

Después de una colección completa de los datos y la separación de material útil para la investigación, se concluyó que sólo dos artículos, dos blogs, tres informes periódicos electrónicos respetados, en sentido estricto, el cruce de los descriptores. otros 32 artículos y tres blogs que no cumplieron con los criterios de inclusión de esta investigación se descartó.

Se llevó a cabo más adelante informe del libro de todos los materiales con la información pertinente a la investigación, que podría ser leídos y analizados con más criterios. Luego, al final de este proceso, fue posible preparar tres sesiones diferentes relacionados con el tema: presentación y discusión del contexto de la vejez y su relación con la AF, la descripción de pstr análisis profesional y del papel de pstr en la actuación con las personas mayores .  Los huecos que fueron identificados durante la preparación de esta investigación fueron presentados y discutidos con la literatura relacionada.

FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA

Contextualización de los mayores y su relación con la actividad FÍSICO

Al final del último hombre del siglo presentado cambios contextuales paradigmáticos con la necesidad de modificar sus modelos de comportamiento para tener una buena salud. El nuevo ritmo de vida y de trabajo, junto con el rendimiento tecnológico condujo a una disminución en las características biomecánicas naturales, dando lugar a la tan famosa estrés (COSSENZA; CARVALHO, 1999).

Se reconoce que para entender la importancia de la relación entre el estrés y la vejez se necesita un análisis más profundo de la relación de los procesos degenerativos con un estilo de vida sedentario con la mala alimentación y hábitos de vida inadecuados generales. Sólo entonces se puede conceptualizar, en varios detalles, el concepto de la vejez (COSSENZA; CARVALHO, 1999).

La vejez se considera una etapa de la vida donde hay varios cambios en el cuerpo. Entre ellos, la reducción de peso y la altura, la densidad ósea, el metabolismo, y una disminución en la masa muscular (BALDISSERA, 2016). Se puede considerar como el último nivel del proceso de envejecimiento, teniendo en cuenta que los dos términos difieren uno de otro. La primera se define como una condición de ser, es decir, es el cabello gris, arrugas, reducción de la percepción de los reflejos, cuerpo de refuerzo; mientras que el segundo es el proceso que se ejecuta viejos edad (Santos, 2010).

Es de destacar que todas las viejas características de la edad pueden ocurrir sin que por ello la combinación de la edad cronológica (Santos, 2010). Las personas son menos activos a medida que aumenta la edad cronológica, lo que favorece la aparición de enfermedades crónicas, que pueden ser minimizados con la práctica de AF (ARGENTO, 2010).

En la mitad del siglo XIX la etapa de la vida donde la decadencia física se hizo evidente fue considerado como el comienzo de la vejez, que parecía una falta de condiciones sociales e individuales que comprometían la imagen de las personas mayores (Debert, 1999).

Sin embargo, para obtener es necesaria una vejez satisfactoria de que los ancianos pueden mantener su buena capacidad de mantenimiento antes de la crisis de su misma edad (estilben; MOLINERO; Telles 2010). Aunque algunos factores fisiopatológicos pueden impedir el progreso social, la participación y el desarrollo de programas de acondicionamiento físico, la motivación y la mejora de cuerpo y mente llegar a convertirse en facilitadores de estas dificultades (Aragón; DANTAS; Dantas, 2002).

No se debe clasificar el envejecimiento sólo por la edad cronológica, sino también por la edad funcional orgánico que determina el número de miembros de las prácticas de estilo de vida apropiados de los ancianos. Se considera persona de edad avanzada que, independientemente de cualquier condición de salud o acción exceder de 60 años. Esta población, que crece en el mundo, hará que Brasil en 2025 el sexto país con el mayor número de personas de edad avanzada en el mundo (OMS, 2005).

La longevidad de la población puede ser dado por el control de morbimortalidades, la mejora de las condiciones de salud pública, el saneamiento, la educación (ARGENTO, 2010) y, especialmente, la mejora de las tecnologías sanitarias (Schneider; IRIGARAY, 2008). Por lo tanto, el envejecimiento se considera ahora el objetivo de mejorar la salud pública, garantizando los derechos e intereses de las personas mayores en todos los aspectos.

De esta manera, el gobierno creó en 1994, la Política Nacional para las Personas de Edad (Ley N ° 8842, de 4 de enero, 1994) con el fin de resolver los problemas y garantizar los derechos sociales de las personas mayores mediante el diseño de las formas de promover la autonomía, la participación efectiva y la integración de las personas mayores a la sociedad. Sin embargo, los temas de salud y bienestar de los ancianos son insuficientes para satisfacer la demanda existente, dejando en claro la necesidad de estrategias y proyectos del gobierno y la comunidad misma para remediar estas deficiencias (ARGENTO, 2010).

El envejecimiento es conceptualizado como un conjunto de procesos que disminuyen la capacidad de retención y el deterioro de la homeostasis biológica y reparación en el futuro que conlleva un deterioro funcional de la capacidad de adaptación y la pérdida (Silva et al., 2006).

Autores clasifican las personas de edad en tres categorías de acuerdo con su edad y capacidad funcional. El joven de edad son aquellos individuos que tienen edades comprendidas entre los 65-74 años de edad y que todavía están activas y capaces de desempeñar sus funciones con vigor. Ya los mayores de edad (75 y 84 años) y mayores (≥ 85 años) son los que ya tienen signos de la edad, tales como debilidad, enfermedad, dificultades para realizar actividades de la vida diaria (Papalia; EDAD; FELDMAN , 2006). Esta clasificación puede realmente demostrar que la edad funcional de los ancianos es más importante que la cronológica (SCHNEIDER; IRIGARAY, 2008).

El moderno término antiguo todavía aparece como una persona mayor que tiene el estatus social que le permite orientada a la práctica de AF con la adopción de un estilo de vida mejor, guiándolo a la longevidad esperada con la calidad de vida (estilben; MOLINERO; Telles 2010).

En el pasado, era la idea de que cuanto más tranquilo (sedentaria) fueron los ancianos, mayor es su vida. Con los años, se tiene que la AF es una herramienta importante para alargar la vida de las personas mayores. Los estudios retratan las primeras investigaciones que relacionaban FA con los ancianos que ocurrió al final de la década de 1970 (Feitosa, 2006; Telles 2008). No había ningún conocimiento pedagógico de entender y no enseñar metodologías para pasar la enseñanza de la AF. Había pocos programas gubernamentales e incentivos para alentar a las personas mayores para elevar sus niveles de bienestar y salud. La justificación de este hecho puede ser que el público ancianos eran nuevas para los profesionales de la educación física de las veces (estilben; MOLINERO; Telles 2010).

En una encuesta de la tercera edad que quiere identificar la importancia de supervisar la pstr durante el entrenamiento de fuerza para reducir los índices de presión arterial, los participantes de mayor edad mencionaron que estos profesionales son importantes para ayudar a la corrección de la postura para evitar la práctica de AF las lesiones que pueden comprometer la adherencia de los años de edad (Baldissera, 2016).

El regular de AF mejora la sarcopenia aparente en el envejecimiento y la mejora de la marcha postural (SANTOS; PEREIRA, 2006), el control glucémico y perfil de lípidos, reduce la queja de dolor y aumenta la tasa metabólica basal (DOF, 2007), mientras que la reducción las posibilidades de desarrollar depresión (Rodrigues et al., 2005). Hay evidencia de que la FA ayuda a prevenir enfermedades del corazón mediante el equilibrio de los niveles de HDL y LDL; libera endorfinas, la hormona buen estado de ánimo y el bienestar, mejora la función del sistema inmunológico, lo que contribuye al control de la obesidad (BENEDETTI et al., 2003).

Los ancianos que actualmente solicita AF mismo que el ocio. No es difícil encontrar un mayor que hace caminar, ciclismo e incluso correr en un gimnasio. Por lo tanto, es interesante que se prepara el profesional de la educación física para actuar conscientemente con el público de edad avanzada, la orientación y la mejora de su bienestar físico, mental y social (Telles 2008).

CONOCIENDO EL PAPEL DE ENTRENADOR PERSONAL

El pstr es reconocido por el consejo de educación física como el movimiento del cuerpo de trabajo profesional Licenciatura individualmente y de manera constante, la superación de las barreras de las personas, la mejora de sus limitaciones y la promoción de la salud de calidad (AGUIAR, SOARES; Guimarães, 2008). una nueva profesión en Brasil, con su primer informe en el 90 (MontelliTM, 2015) se considera.

Los autores describen el pstr ya no es accesible sólo para los artistas o empresarios, pero reconocen su necesidad de desarrollo corporal para la prevención de las enfermedades musculoesqueléticas e incluso como una forma de rehabilitación (SON DOMINGUES, 2006). La senescencia se refiere a varios cambios fisiológicos en los ancianos. Entre ellos la disminución de la vestibular, visual y somatosensorial sistemas que se correlaciona cuando los trastornos musculoesqueléticos (reducción de la masa corporal, la velocidad y la fuerza de la contracción muscular) terminan induciendo el control de la postura de ancianos negativamente (Teixeira et al., 2007 ).

Para Lopes (2015) del pstr los conocimientos necesarios para trabajar con las personas de edad es de fundamental importancia, sobre todo para la rehabilitación de las personas mayores que han sufrido caídas. Estos son una realidad en la vida de las personas mayores, debe ser considerado un peligro para la salud. Por lo tanto, reforzar la zona lumbar y los músculos inferiores, lo que ayuda a mejorar la postura, es un objetivo de pstr con las personas mayores, para reducir al mínimo el riesgo de caídas (Santos; PEREIRA, 2006). Una prescripción de ejercicio adecuado debería tener como objetivo mejorar el nivel de la propiocepción, la reducción de estas tasas (hijo Jacob, 2006).

En el estudio de Aguiar, Soares y Guimarães (2008) participó en 11 pstr que estaban registrados en el Consejo Regional de Educación Física de Santa Catarina (CREF3 / SC). Se encontró que la mayoría de estos participantes eran hombres, con una edad media de 31 años con situaciones maritales diversificados (casados ​​y solteros) y del estado de Sao Paulo. los datos relacionados con la edad son contradictorios entre los estudios, ya que la tendencia actual es que los matrimonios se producen cada vez más tarde. La mayoría tenía experiencia en el área de la fisiología del ejercicio, pesas, entrenamiento específico y pstr, la gestión y el marketing deportivo y fisiología aplicada a poblaciones especiales.

Estos participantes están actuando como personales hay 5,5 años, 3,3 años de servicio dedicado a las personas mayores (AGUIAR, SOARES; Guimarães, 2008). El estudio de estilben; Molinero; Telles (2010) mostró que los profesionales entrenados durante más lenta que empiezan a actuar como pstr, a diferencia de los recién graduados que tenían poco tiempo entre la graduación y el inicio de esta actividad en particular. Este hecho puede indicar un mercado que está en expansión que requiere de muchos profesionales. Los que entienden y asumir la responsabilidad por sí mismos, o aquellos que han experimentado este tipo de actuación en la graduación, acepte más fácilmente los desafíos de trabajar con un solo estudiante, la sistematización de su cuidado. Aún así, se formaron hace mucho tiempo no puede absorber la idea o no han tenido la oportunidad de actuar como pstr.

La mayor parte de la audiencia de la tercera edad que buscan este tipo de atención son mujeres de entre 60-70 años de edad que reciben atención en sus propios hogares. El rendimiento de pstr comienza a menudo en la historia de la evaluación física, y caminar como la actividad más citado llevada a cabo por esta audiencia con la supervisión (AGUIAR, SOARES; Guimarães, 2008).

Se reconoce que no siempre es fácil interacción entre pstr y los ancianos. Sin embargo, el estudio Aguiar, Soares y Guimaraes (2008) se identificó como la razón de la adhesión y permanencia de los sujetos se debe a la motivación tenido por el pstr, que se había convertido en una amistad entre ellos.

Debe entenderse que la pstr siempre debe actualizarse debido a la información que varía constantemente sobre el tema de la vejez. Los estudios en esta área también son interesantes porque muestran que los profesionales están directamente relacionados con esta audiencia muy específica (AGUIAR, SOARES; Guimarães, 2008). Los requisitos AF deben basarse en la situación actual de las personas mayores.

Entienden que la frecuencia e intensidad del ejercicio son tan importantes como la fuerza de trabajo y la expresión del tono muscular hará toda la diferencia en el pronóstico de un individuo. De esta manera, se trabaja en conjunto con el personal médico y la terapia física se asegurará una evolución rápida y concreta de la condición física de las personas mayores (LOPES, 2015).

Los requisitos deben ser intensidades progresivas, hasta el límite de cada edad, además de requerir una secuencia de calefacción, acondicionamiento, el fortalecimiento y la refrigeración, con una duración de unos 45 minutos (Corazza, 2005). El control respiratorio debe estar orientada, con la aplicación de las inspiraciones y expiraciones profundas, de modo que la inspiración se producen en los movimientos que requieren la elevación de la anchura del pecho (Ide et al., 2007).

Sin embargo, el papel de pstr es interferir en el proceso de envejecimiento, colaborando con un conjunto coherente de las necesidades y limitaciones de cada receta ancianos con FA, con el objetivo de hacerles independientes para llevar a cabo las actividades de la vida diaria (Baldissera, 2016).

LA FORMACIÓN PERSONAL EN EL RENDIMIENTO PERFORMASSE CON LA TERCERA EDAD

El pstr trabajar con los ancianos debe ser capaz de identificar las necesidades de cada individuo en esta etapa, lo que representa para la prescripción de los mejores ejercicios individualizado (LOPES, 2015b).

Las funciones básicas que los profesores deben llevar a cabo con sus alumnos de edad avanzada de acuerdo Corazza (. 2005, p 26) son:

"Steer; conocer a sus alumnos a lo largo del biopsicosocial '; hablar con respeto; para escuchar; respetar la individualidad 'psicofísica'; siempre tenga en cuenta las opiniones y críticas; saber NaturaMente elogio sin pieguices o commiserations; demostrar la confianza en su metodología; utilizar toda su creatividad y audacia; Siempre estimular la parte social, la sociabilidad del estudiante con el grupo; saber cómo integrar los grupos de estimulante, agradable y de forma no competitiva; Siempre recuerda que no se está preparando o formación "de los atletas; aprender a absorber y explorar el interés del grupo; adaptar su método y forma de trabajar a sus alumnos; proyectos de clases nunca, y siempre se centraron en los ancianos; tener presente que todas las explicaciones y la información que le ha de ir, para enseñar, no siempre van a ser absorbidos en un primer momento por todos o algunos. […] Por lo tanto, para este trabajo realmente a funcionar, continúe con la palabra clave: 'Amor … Amor … Amor'.

Atención especial para los ancianos debe ser debido a caídas en consecuencia de algunas enfermedades. En estos casos, la independencia trabajo hace la diferencia, tanto en la prevención y en la rehabilitación de los cuadros. Sin embargo, a fortalecer la zona lumbar y los músculos inferiores, lo que ayuda a mejorar la postura, es un objetivo de pstr en la actuación con las personas mayores (LOPES, 2015b).

no cuando se inicia un seguimiento de las personas mayores es interesante forzar o arreglarlo primero en no ser la formación de una barrera entre el profesional y el estudiante. Conocer sus limitaciones y supervisar el desarrollo de los ejercicios hace que sea más importante en este momento para evitar la retirada de la formación (Corazza, 2005).

La prescripción de ejercicios debe tener en cuenta la capacidad cognitiva del alumno, su movilidad, su tolerancia al ejercicio, sus restricciones a las actividades de alto impacto y la frecuencia cardíaca (LOPES, 2015b). Aún así, se debe llegar a conocer a la aceptación y la satisfacción del estudiante / viejo para ser agradable y tiene una participación significativa en el proceso de adhesión y mantenimiento de la FA (hijo Jacob, 2006).

Ejemplifica el caso de un paciente de cirugía de corazón. La rehabilitación debe incluir el entrenamiento aeróbico de baja intensidad y la progresión lenta (LOPES, 2015b). Un ejercicio que debe ser indicado sería el paseo, progresando a trote y luego una carrera de luz.

La investigación muestra que la mejor opción para las personas mayores es para realizar AF para combinar el entrenamiento aeróbico con la fuerza muscular y ejercicios específicos para la flexibilidad y el equilibrio (Matsudo, 2006).

El culturismo es un modo muy explotados para trabajar con las personas mayores, ya que mejora la coordinación motora, la rehabilitación del tono muscular y fortalecer los músculos que actúan como ayudantes y protectores de articulaciones prevenir o controlar enfermedades como la artritis y la artrosis, además de promover la función cardiorrespiratoria (en línea, 2017).

Otras modalidades que se proponen son aeróbicos y gimnasia (Santos; Pereira, 2006). actividades acuáticas contribuyen al desarrollo de los músculos y las articulaciones (Ferreira, 2003), pero es necesario comprobar cuestiones como la profundidad de la piscina y la temperatura del agua de modo que los ancianos ver las actividades acuáticas como placenteras y no como un obstáculo (Corazza, 2005).

Los programas de formación, que deberían ser específicos para cada edad, que buscan resultados que son reflejos de la organización de la prescripción AF; por lo que es necesario planificar la secuencia de ejercicios cuidadosamente, centrándose en la frecuencia del tipo y la duración de la formación, la intensidad de la velocidad y el ejercicio, duración y el número de repeticiones de cada serie, teniendo en cuenta los intervalos de descanso (ARGENTO, 2010) . Bompa (2002) menciona algunos principios de la formación, en base a varios autores. Entre estos principios es el principio de sobrecarga, especificidad, la individualidad, y la reversibilidad del uso y desuso.

El principio de sobrecarga traduce que cuanto mayor es la sobrecarga, mayor es la combinación de las variedades de las adaptaciones específicas del cuerpo. Por lo tanto, los ajustes de las funciones corporales fisiometabólicas dependerán de la sobrecarga que se ha trabajado estableciendo el principio de especificidad. Ya la idoneidad de las personas mayores para el inicio de la formación también debe ser considerado en el principio de la individualidad. (ARGENTO, 2010; BOMPA, 2002).

Después del ajuste inicial, el cuerpo se acostumbra a presentar diferencias físicas y fisiológicas. Sin embargo, en el momento en que la práctica de AF se termina, aunque sea por un corto período de tiempo, el individuo comenzará a notar una disminución de la capacidad física, lo que refleja el principio de reversibilidad. Por lo tanto, la formación más habitual y sistemática es, mejor es el cuerpo y las respuestas fisiológicas. El principio del uso y desuso retrata la importancia de AF continuo, como las adaptaciones sólo ocurren si la rutina no está roto (ARGENTO, 2010; BOMPA, 2002).

El rendimiento de pstr hacia los ancianos debe basarse en los principios anteriores, además de estar guiado por la responsabilidad de promover la salud de las personas mayores. Por lo tanto, diversas modalidades pueden ser trabajadas.

En los ejercicios aeróbicos deben trabajar los grupos musculares grandes con elementos de bajo consumo y los movimientos repetitivos de ejercicio para ser apoyado por un período de tiempo más largo. En este grupo podemos incluir actividades de senderismo, nadar, correr y montar en bicicleta (ARGENTO, 2010).

El autor añade que el entrenamiento de resistencia, como en el culturismo, está el tema de los pesos de trabajo para aumentar la masa muscular y aumentar la fuerza de los músculos esqueléticos, importantes para evitar, por ejemplo, caídas en los ancianos. ejercicios localizados deben ser resueltos con el fin de desarrollar la fuerza de un grupo muscular en particular y, a continuación, mantener esta fuerza para apoyar otras actividades, como en el caso de los ejercicios aeróbicos y de resistencia.

ejercicios más innovadores, el estiramiento muscular promover la movilidad y la coordinación, proporcionando la base para otros ejercicios o incluso para el desarrollo del cuerpo (ARGENTO, 2010).

Hay innovaciones en la clase de ejercicios que se pueden trabajar en grupos o individualmente, que tiene como objetivo facilitar la adhesión de los individuos a la práctica regular de AF. Entre ellos, el baile tiene al Yoga y Tai-Chi-Chuan.

Los ejercicios realizados a través del baile, mucho hoy día, que desarrollan la coordinación motriz, mejora la interacción psicosocial, y mejorar la propiocepción que surge de envejecimiento. Hecho bajo la guía de profesionales capacitados, un periodo que puede ir de 30 minutos a una hora, el efecto es equivalente a una actividad aeróbica. Yoga y Tai-Chi Chuan se aconseja en los casos en que haya necesidad para la reeducación postural, mejora de la coordinación, la conciencia corporal y la flexibilidad, haciendo que los ancianos tienen un mayor auto cuerpo (ARGENTO, 2010).

Sin embargo, uno debe tener la idea de que el trabajo con los ancianos, a partir del principio de que éstos son sedentarios o tienen baja carga de AF, debe dar prioridad a esos ejercicios que trabajan la fuerza muscular, la flexibilidad y la aptitud cardiorrespiratoria ( Freitas, 2002). Entre todos estos autores tiene una predilección por el paseo a trabajar en lugar grupos de músculos del esqueleto y el sistema cardiovascular, al ser de coste cero y no tienen necesidad de tener conocimientos específicos (ARGENTO, 2010).

CONSIDERACIONES FINALES

Los objetivos de este estudio fueron alcanzados se pueden reconocer que el país se encamina a una población predominantemente ancianos deben darse cuenta de que las políticas de salud pública necesitan estar más orientado a este público. Dentro de esta realidad, pstr encontró un mercado creciente que se adaptaron a este escenario. El papel del profesional de la educación física es rescente, y los primeros registros en los finales de los 70, principios de los 80.

Es importante darse cuenta de que la senescencia no es una enfermedad, sino un proceso donde hay importantes pérdidas involuntarias biopsicosociales que deben ser mitigados para promover la salud y la calidad de vida de los ancianos.

Fue posible confirmar que la práctica de actividad física regular puede permitir que los ancianos reciben más autonomía para llevar a cabo sus actividades de la vida diaria, donde la falta de movimiento sistemática y específica puede evolucionar o confirmación de un estilo de vida sedentario, causando discapacidades y enfermedades específicas del envejecimiento.

Los beneficios de la AF son a largo plazo. La fuerza, la resistencia muscular y la capacidad cognitiva se adquieren gradualmente. Sin embargo, algunos obstáculos pueden ser reconocidos como factores de la falta de adherencia, como la falta de preparación del profesional que debe ser capaz de reconocer los límites de edad y estudiante; incluso más allá de los factores socioeconómicos. La reducción de la práctica deportiva, o incluso un cese esto puede resultar en la pérdida de todo el éxito ya adquiridos.

Incluso siempre haciendo hincapié en la importancia de reconocer a la población sobre la obra de pstr en la vejez, tenemos todavía esas personas mayores que ya están familiarizados con este PA orientada a la práctica, a veces el médico lo indica, a veces para darse cuenta de que todavía puedan superar sus límites, la mejora de la calidad de vida. Estos casos pueden afirmar la educación física como un profesional de la salud la transformación de la sociedad.

Con respecto a las publicaciones sobre el tema, hemos identificado un número incipiente en las bases de datos virtuales. En cuanto encontrado libros, el problema se aborda de una manera general, sin contribuir directamente la relación entre pstr y ancianos en la práctica de AF. Este hecho es confirmado para satisfacer sólo dos publicaciones que describen la selección de los criterios de inclusión y exclusión de esta investigación.

Científicamente, esta investigación ayudará en la expansión de las obras que se relacionan estas dos cuestiones tan relevantes y ha mostrado un creciente mercado en Brasil.

Al término de esta investigación, se dio cuenta de que todavía hay espacio para un nuevo campo de estudio, la realidad de trabajo en el locus, con el fin de verificar que lo que ocurre en una región de Brasil es similar al de otras regiones, puede darse cuenta de la la práctica de AF guiado por un pstr sucede cultural o financieros cuestiones socioeconómicas.

Referencias

Aguiar D. L.; Soares, A.; Guimaraes, C. A. A. entrenador personal y los ancianos. Fitness & Performance Journal. Río de Janeiro, v. 7, no. 3, p. 185-194, mayo / jun, 2008.

ANDRADE, M. M. Preparación de puestos de trabajo para los cursos de posgrado: nociones prácticas. 5. ed. Sao Paulo: Atlas, 2002.

Aragón, J.; Dantas, E.; Dantas B. Efectos de la resistencia muscular con el objetivo de autonomía funcional y la calidad de vida de los ancianos. Fitness & Performance Journal. Río de Janeiro, v. 1, no. 3, p. 29-37, mayo / jun, 2002.

ARGENTO, R. S. V. Beneficios de la actividad física en la salud y calidad de vida de las personas mayores. Finalización de trabajo, por supuesto, (graduación) – Facultad de Educación Física. Universidad Estatal de Campinas, Campinas – SP, en 2010.

BALDISSERA, V. O. edad avanzada: la importancia del monitoreo entrenador personal durante el entrenamiento de fuerza para la presión arterial baja. En: Ciencia de Paraná Centro-Occidental Congreso región integrada Escuela de Campo Mourao: Actas VII. Campo Mourao, PR, 2016. Disponible en: http://conccepar.grupointegrado.br/resumo/idosos-a-importancia-do- seguir al personal de formadores-para-el-entrenamiento-de-fuerza-a-a- disminución de la presión -arterial / 480/750 de acceso 03 mar 2017

Benedetti T. B.; PETROSKI, E. L.; Goncalves, ejercicios físicos L. T.,

autoimagen y la autoestima en los ancianos institucionalizados. Diario de cineantropometria & Human Performance, Florianópolis, v. 5, no. 2, p. 69-74, 2003.

BOMPA, T. O. La periodización: Teoría y Metodología del Entrenamiento. 4. ed. Sao Paulo: Phorte 2002.

BRASIL. Ministerio de Seguridad Social. Ley n. 8842: Política Nacional para las Personas de Edad. Brasilia, 1994.

FEDERAL CONSEJO DE de educación física, CONFEF. La ley del 2008. Disponible en: <http // www.confef.org.br> Consultado el 6 de febrero del 2008.

CORAZZA, M. A. Tercera edad y la actividad física. 2. ed. Sao Paulo: Phorte de 2005.

COSSENZA, C. E.; CARVALHO, N. entrenamiento personal para grupos especiales. 2. ed. Río de Janeiro: Sprint 1999.

CONSELHOR REGIONAL DE EDUCACIÓN FÍSICA, CREF. Legislación 2008.Disponível a <http://www.crefsc.org.br> Consultado el 6 de febrero del 2008.

Debert, G. G. Reinventar la vejez: la socialización y la privatización de envejecimiento. Sao Paulo: Editora da Universidade de Sao Paulo, FAPESP, 1999.

DOMINGUES SON, L. A. Manual de Brasil personal del instructor. Sao Paulo: Icono de 2006.

Feitosa, L. R.; Tavares, C.; De Paula, F.; Telles, S;. beneficios psicológicos

y fisiológica de la Actividad Física: Una visión de los ancianos. Colección de Investigación en Educación Física, Sao Paulo, v. 7, p. 69-74, 2006.

La actividad física FERREIRA, V. en la vejez: el secreto de la longevidad. Río de Janeiro: Sprint, 2003.

Freitas, E. V. Tratado de geriatría y gerontología. 2. ed. Río de Janeiro: Guanabara, 2002.

Garay L. C.; SILVA, I. L.; Beresford, H. formación personalizada: un enfoque paradigmático de rendimiento para el bienestar. Mover archivos. Río de Janeiro, v. 4, no. 1, p. 144-159, 2008.

Gil, A. C. Métodos y técnicas de búsqueda social. Sao Paulo: Atlas, 1994.  IDE, M. R. Caromano, F. A.; DIP Belini, M. A. V.; GUERINO, Ejercicios M. R.

respirar en la ampliación del pecho del anciano: ejercicios en el agua y la tierra.

Aceptado en, Curitiba, v. 20, p. 33-40, ABR / jun, 2007.

Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, IBGE, 2008.Disponível a <http://www.ibge.gov.br/censo/revista8.pdf.>. Consultado el: 07 noviembre 2016.

Jacob, hijo, W. La actividad física y el envejecimiento saludable. Diario de Deportes Educación Física, Sao Paulo, v. 20, no. 5, p. 73-77 set., En 2006.

LIMA, C. T. S.; Mioto, los procedimientos de R. T. C. metodológicas en la construcción del conocimiento científico: investigación bibliográfica. Rev. katal. Florianópolis, v. 10, no. esp., p. 37-45, 2007.

LOPES, M. entrenador personal para las personas mayores: especialista en rehabilitación. 2015. Disponible en: especialista www.fisiofitsenior.com.br/saude-bem-estar/personal-trainerr-para–old en la rehabilitación. Consultado el 10 de marzo 2017.

             . Entrenador personal para las personas mayores: beneficios y ventajas de tener uno a su lado. 2015. Disponible en: entrenador-para-mayores-beneficios-beneficios-a-tener-una-a-su-lado www.fitfisiosenior.com.br/saude-bem-estar/personal-. Consultado el 10 de marzo 2017.

Matsudo, la actividad física S. M. en la promoción de la salud y calidad de vida en el envejecimiento. Diario de Deportes Educación Física, Sao Paulo, v. 20, p. 135-137 set., En 2006.

MontelliTM, M. entrenador personal para las personas mayores. 2015. Disponible en: <http: telehelp.com.br/personal-trainer-para-a-terceira-idade>. Consultado el: 15 Marzo 2017.

OLIVEIRA, R. S.; SANTIAGO J. S.; CARVALHO, D. R. Personal Trainer: el rendimiento en el gimnasio y el hogar. FIEP BOLETÍN; 82 (Edición Especial) 2012. Disponible en: <http://www.fiepbulletin.net> Acceso: 12 Marzo 2017.

Papalia, D. E.; Olds, S. W.; Feldman, R. D. Desarrollo Humano. Porto Alegre: Artmed de 2006.

LÍNEA, Formación Contactos de éxito. Disponible en: <httpf: www.trainerbrasil.com.br> Consultado el: 10 Marzo 2017.

BAJA, V. Envejecimiento saludable: manual de ejercicios con pesas. 1. ed. Sao Paulo: San diseñador, 2007, p. 31-59.

RODRIGUES, C. A. F.; Trisoglio, C.; PORTO, E.Z .; VONO, B. M. en la depresión

personas de edad avanzada. Facultad de Medicina de São José do Rio Preto, 2005. Disponible en: <http://www.infomedgrp19.famerp.br/>. Acceso: 10 Noviembre 2009.

SANTOS, M. A. M.; Pereira, J. S. Efecto de diferentes tipos de actividad física en la calidad de la marcha en los ancianos. Revista digital. Buenos Aires, n. 102, 2006. Disponible en: <http://www.efdeportes.com/efd102/marcha.htm>. Consultado: 09 Noviembre 2009.

Santos, S. S. C. concepciones filosóficas teóricos de envejecimiento, edad, los ancianos, y de enfermería geriátrica. Revista de Enfermería. Brasilia, v. 63, no. 6, p. 1035-1039, noviembre / diciembre de 2010.

SCHNEIDER, R. H.; IRIGARAY, T. P. envejecimiento hoy: cronológica, biológica, psicológica y social. Campinas, v. 25, no. 4, p. 585-593, Oct / diez en 2008.

SILVA, A. T. A.; Frisoli JUNIOR, A.; Pinheiro, M. M.; Szejnfeld, V. L.

Sarcopenia asociada con el envejecimiento: aspectos etiológicos y las opciones terapéuticas. Journal of Rheumatology, Sao Paulo, v. 46, no. 6, p. 391- 397, noviembre / diciembre de 2006.

Estilben, C.; MOLINERO, M.; Telles S. entrenador personal y los ancianos: un mercado en crecimiento. Colección de Investigación en Educación Física, vol. 9, no. 5, 2010.

Teixeira, D. C.; Prado Junior, R. S. R.; LIMA, D. F.; Gomes, S. C.;

BRUNETTO, A. F. Efectos de un programa de ejercicio físico para mayores en las variables antropométricas, neuromotor y el miedo a caer. Diario de Deportes Educación Física, Sao Paulo, v. 21, no. 2, p. 107-120, abr / jun, 2007.

Telles S. C. C. Construcción de conocimiento acerca de la actividad física de las personas mayores en Brasil. 2008. 197 p. Conclusión Curso de trabajo (Tesis de Postgrado en Educación Física). Gama Filho Universidad, Río de Janeiro, en 2008.

World Health Organization, OMS. Envejecimiento activo: una política de salud. Brasilia: Organización Panamericana de la Salud, 2005.

[1] Curso de Grado Licenciado en Educación Física. Facultad Patos de Minas

[2] Especialista en Educación Especial. Facultad Patos de Minas.

[3] Maestro de educación especial, el riesgo social y de edad avanzada. Universidad Federal de Uberlândia.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here