Evaluación de laboratorio de pacientes con Meningitis: diagnóstico diferencial entre bacteriana y Viral Meningitis

0
717
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI SOLICITAR AGORA!
Classificar o Artigo!
ARTIGO EM PDF

FREITAS, Katherine Valença [1], MATTOS JUNIOR, Márden Estevão [2]

FREITAS, Katherine Valença; MATTOS JUNIOR, Márden Estevão. Evaluación de laboratorio de pacientes con Meningitis: diagnóstico diferencial entre bacteriana y Meningitis Viral. Revista científica multidisciplinaria base de conocimiento. año 03, Ed. 06, vol. 06, pp. 147-168, junio de 2018. ISSN:2448-0959

Resumen

La meningitis es la inflamación de las meninges (piamadre, duramadre y aracnoides), varios factores pueden llevar a un individuo para el desarrollo de meningitis, como agentes infecciosos (bacterias, virus y hongos) y agentes no infecciosos, tales como un trauma; individuos con mayor susceptibilidad son los niños, pacientes inmunocomprometidos y immunocompromised. Esta encuesta proporciona información de importancia en el diagnóstico de la meningitis, se hizo un paralelo entre la meningitis bacteriana y viral, que son de mayor incidencia. El objetivo principal fue definir qué es la meningitis, sus peculiaridades e identifica su laboratorio, describiendo las diferencias clínicas y clarificar el diagnóstico diferencial entre meningitis bacteriana y viral. Este estudio se realizó siguiendo el concepto de la investigación bibliográfica, usando el material ya preparado, formado por libros, tesis y artículos científicos. Los criterios de inclusión para la selección del material consistió en seleccionar los datos que se habían centrado en los aspectos de diagnóstico y laboratorio clínico/laboratorio de meningitis bacteriana y viral. Los parámetros de laboratorio para diferenciar meningitis bacteriana de la examinación viral de mayor importancia es el análisis del líquido cefalorraquídeo que muestra el cambio de examen macroscópico las pruebas más sofisticadas. El análisis del líquido cerebroespinal después de una meningitis bacteriana si exudativa y características facilita el diagnóstico diferencial clínico, a diferencia de los análisis de las muestras después de infecciones virales y fúngicas, que muestran menos cambios con características de trasudado dependiendo de asociaciones clínicas y análisis más específicos como los microbiológicos y la dosificación del lactato para ayudar en la diagnosis diferenciada.

Palabras clave: Meningitis, líquido cerebroespinal, líquido cefalorraquídeo, meningitis bacteriana y meningitis Viral.

Introducción

La meningitis afecta a gran parte de la población mundial, siendo sus hijos objetivo, incluyendo bacterias y virus. (1)

Los problemas presentados en este trabajo abordó la diferenciación del nivel de laboratorio de meningitis bacteriana y viral.

Viendo que esta enfermedad afecta el sistema nervioso central (SNC) hay es de gran importancia en el estudio y profundizar en el conocimiento sobre él y sus variaciones, así como las diferentes formas de diagnosticarlos exactamente. (2, 3)

Las bacterias y los virus son la causa de los principales agentes etiológicos de la meningitis, por lo que debe ser distinguidos por el hecho de que el pronóstico y tratamiento del paciente depende del agente causal (patógeno); debe ser identificado por la relación clínica o de laboratorio, además de una buena anamnesis del paciente. (4, 5, 6)

La presente investigación se convierte en importante para ayudar en el diagnóstico de meningitis con énfasis en la diferenciación de bacteriano y viral, junto con el examen clínico y físico del paciente para observar. (7, 8)

Este trabajo pretende definir qué es la meningitis, como hacer un laboratorio de identificación y sus peculiaridades, clarificar el diagnóstico de laboratorio diferencial entre meningitis bacteriana y viral y describir las diferencias clínicas entre meningitis viral y bacteriana.

Este trabajo se realizó siguiendo el concepto de una investigación bibliográfica exploratoria, que "se desarrolló a partir de material ya preparado, que consta de libros y artículos científicos, entre otros tipos de participaciones electrónicas disponibles. (9)

Utilizamos artículos científicos, estos artículos pueden consultarse en las bases de datos de la revista, Scielo public health São Paulo, Arq de Neurosiquiatr, revista de Pediatría y diario de crecimiento humano y desarrollo; también se ha usado disertaciones, de que muchos están disponibles en la biblioteca virtual de la Universidad de São Paulo (USP) y la Escuela Nacional de Salud Pública – FIOCRUZ y laboratorio clínico/interés libros además a sitios oficiales, así como el Ministerio de salud, FUNASA, Secretaria de Estado da Saúde de São Paulo estado Secretaría de salud (SESAB) que discutir el tema en cuestión, en el periodo de 1993 a 2015. Criterios de inclusión fueron seguidos los materiales que se habían centrado en el laboratorio diagnóstico y laboratorio clínico/aspectos de la meningitis, especialmente vírica y bacteriana y presentar en sus palabras de contenido, tales como: meningitis, líquido cerebroespinal, líquido cefalorraquídeo, meningitis bacteriana y meningitis viral.

Meningitis

La meningitis se clasifican como un proceso inflamatorio de las meninges (piamadre, duramadre y aracnoides), siendo estas membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. (19, 10) La paquimeninge llaman meningitis cuando llegan a la dura y leptomeninge, cuando llegan a la piamadre y aracnoides. (5)

Varios factores pueden llevar a un individuo para el desarrollo de meningitis, como agentes infecciosos (bacterias, virus y hongos) y agentes no infecciosos, tales como un trauma.  La meningitis de origen infeccioso son de mayor interés para su gran ocurrencia clínica y capacidad de desencadenar brotes; en foco son causadas por virus y bacterias. (18)

Para el desarrollo de meningitis, el patógeno cruza la barrera hematoencefálica y la barrera flúida sangre-cerebroespinal del organismo humano. Con trauma lesiones también pueden contribuir a la contaminación de LCR; Además de malformaciones congénitas y procedimientos quirúrgicos. (17)

Como característica clínica, debemos considerar algunos de los síntomas clásicos, tales como fiebre, mialgias, vómitos, dolor de cabeza, letargo, irritabilidad y signos de irritación meníngea, como las señales de maniobra Kening, Brudzinski y de Lasègue. (7)

A lo largo de la enfermedad el paciente puede presentar cuadros de delirio y coma. Teniendo en cuenta el grado al que fue afectado el cerebro puede presentarse convulsiones, parálisis, trastornos de la pupila, temblores, entre otros. (18)

Estos pacientes presentan un cuadro clínico compatible con un síndrome infeccioso de signos de síndrome radicular y la hipertensión intracraneal, se tienen en cuenta los cambios de la examinación quimiocitológico, caracterizado por la mayor celularidad (valor de la Variables como edad de referencia) y cambios bioquímicos. (2)

Meningitis bacteriana

Se caracteriza por ser una inflamación de la meningitis de la región espinal, aracnoides y piamadre, que son las membranas recubren el cerebro y la médula espinal. (3, 16, 20)

En individuos susceptibles, cualquier bacteria tiene la capacidad para producir meningitis. En aproximadamente el 95% de los casos, la meningitis bacteriana son causadas por la bacteria Haemophilus influenzae tipo b, Streptococcus ira (neumococo) y Neisseria meningitidis (meningococo). En algunos casos, meningitis puede ser causada por una invasión bacteriana indirectamente, por ejemplo, una sinusitis, mastoiditis y en raras ocasiones por una otitis media. (3, 19)

Todavía no sabía la forma de invasión de bacterias en el espacio subaracnoideo y la ubicación exacta donde entran en el sistema nervioso central. Los estudios sugieren que pueden pasan por el plexo coroideo, donde sus células junto con los capilares del cerebro pueden tener receptores que oferta la adhesión a las bacterias, así que el transporte de las bacterias en el espacio subaracnoideo, donde le encontrar las condiciones para su cría, puesto que este espacio no tiene un mecanismo de defensa que puede controlar la infección. (3)

La evolución de la meningitis bacteriana puede presentar de diferentes maneras, el más indulgentes, incluso excesivamente severa. Su grado de importancia está ligada a la edad de la paciente, así como, el patógeno involucrado. Los pacientes mayores de 60 años y menores de 1 año, tienen más tendencia a complicaciones posteriores como secuelas neurológicas e incluso la muerte. (6)

Es de suma importancia para identificar el agente etiológico que causa meningitis, pues debe recurrir a técnicas de diagnóstico preciso, ágiles y confiables. (5)

El diagnóstico tardío contribuye a la alta tasa de mortalidad y morbilidad, especialmente en los niños, incluso con antibióticoterapia, así como proporcionar las complicaciones con el empeoramiento del pronóstico, por lo tanto uno de los puntos más importantes de la diagnosis de la meningitis bacteriana es la sospecha clínica, junto con los datos de laboratorio. (1, 14)

Una de las consecuencias de la meningitis bacteriana es la producción de una Vasculitis, formación de trombos, que puede evolucionar en un accidente cerebrovascular o un infarto cerebral, debido a la acción desarrollada en los vasos sanguíneos por las bacterias, además de problemas neurológicos y posible muerte. (11, 15)

La meningitis bacteriana puede conducir a complicaciones vasculares como la artritis y tromboflebitis, complicaciones vasculares, de las cuales las más comunes son la tromboflebitis. El curso fisiopatológico implicado en los cambios vasculares conduce a acciones de las bacterias, que liberan citoquinas inflamatorias, como el factor de necrosis tumoral (TFN) e interleukin-1 (IL). (11)

Meningitis bacteriana Etioepidemiologia

Muchas bacterias pueden promover la meningitis, en Brasil podemos destacar tres como los más comunes y los principales agentes etiológicos, responsables de hasta el 95% de los casos de meningitis bacteriana, siendo ellos, Neisseria meningitidis, Streptococcus pneumoniae y Haemophilus influenzae. (4, 13, 14, 17, 18)

En lactantes hasta 3 meses y en el período neonatal, los agentes etiológicos implicados en la patología en cuestión son el Streptococcus agalactiae (grupo B), Listeria monocytogeneses, Enterobacter spp., Klebsiella pneumoniae, Salmonella enteritidis y Escherichia coli. Infección por estas bacterias puede ser derivadas de parto, debido a la mucosa vaginal, porque son patógenos que colonizan la región. (3.19)

En el período de tres meses de edad, llamado la transición período puede encontrarse ambos agentes del período neonatal, como las que afectan a los niños después de esta edad, los más comunes hasta la edad de dieciocho años son Neisseria meningitidis, Streptococcus pneumoniae y Haemophilus influenzae tipo b. En la edad adulta los bacilos entéricos Gram negativos, Listeria y Haemophilus influenzae tipo b son patógenos de mayor incidencia. (3.19)

Meningitis causada por Streptococcus pneumoniae, bacterias Gram positivas, siendo alfahemolítica y no de grupos, con característica esférica, informes en pares, con amplia variedad de xenobióticos capsulares, se considera más grave, debido a secuelas de izquierda por neumococo. Algunos factores predisponen a la infección por esta bacteria, siendo la neumonía más significativa, además de la otitis media aguda o crónica, alcoholismo, diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia renal, entre otros. (19, 3, 18)

La Neisseria meningitidis es un diplococo Gram-negativa en forma, contiene muchos xenobióticos, serogrupo A es lo que está más asociado con las epidemias, pero los responsables de gran parte de la enfermedad meningocócica son la B y C, en su mayoría del grupo b. (4 12, 18.19) más común en niños menores de cinco años, la enfermedad meningocócica puede ocurrir a cualquier edad y en individuos que presentan deficiencia del sistema de complemento, asplemia anatómica o funcional y properdina son más susceptibles a la enfermedad causada por el meningococo (3.19)

La enfermedad meningocócica puede considerarse cosmopolita y de temporada y representa aproximadamente el 20% de los casos de meningitis bacteriana. (12, 14) La posibilidad de muertes por la enfermedad meningocócica es en promedio 5% al 15% y en algunas secuelas de los casos cuando está curado. (19)

Haemophilus influenzae es un pequeño Gram-negativos, o no, capsular capsular pleomorfa y presenta seis grupos (a f). La forma más invasiva de la enfermedad, generalmente está determinada por el tipo b, ya que sus cepas capsulares. Las cepas desprovisto de cápsulas se encuentran generalmente en las vías respiratorias, implicadas en las infecciones en adultos como en niños, infecciones como sinusitis, bronquitis y otitis media. (3.18)

En general la meningitis causada por Haemophilus influenzae presenta carácter endémico y sus gamas de audiencia objetivo de 3 meses a 18 años de edad. Aunque generalmente sale baja letalidad muestran secuelas con mayor frecuencia, tales como sordera. Con vacuna anti-Haemophilus influenzae tipo b (Hib) meningitis causada por Haemophilus influenzae, dejó de ser el principal agente de la meningitis bacteriana causada. (6, 19)

En pacientes con cambios en la inmunidad celular y los ancianos el agente etiológico más común es Listeria monocytogeneses, un gram positivos Bacillus, mantenerse en el segundo lugar como causa de meningitis en personas mayores, siendo superado solamente por penumococo. Esta bacteria afecta especialmente el trasplante de pacientes con linfoma. (19)

Staphylococcus epidermidis y Staphylococcus aureus son los principales órganos implicados en la meningitis después de enfermedades, especialmente Staphylococcus aureus, bacteria que también está involucrado en la meningitis después de la punción lumbar, así tales como Pseudomonas aeruginosa. (6, 18.19)

La meningitis tuberculosa es causada por el Mycobacterium tuberculosis, que es un bacilo, barra-formado, sin flagelos, no productor de toxinas y no forma esporas, cuando teñidos por el método de Ziehl-Neelsen, lejía después de pasaje por alcoholes. Meningitis causada por esta bacteria es más común en niños que habitan en la región con alta tasa de tuberculosis, que avanzaba lenta y recém-nacidos. (17, 18)

En General gramnegativos son la causa de meningitis en pacientes diabéticos, crónica beber, sufren de infecciones urinarias de carácter crónico, en un paciente con strongyloidiasis diseminado y también después de procedimientos neuroquirúrgico; pacientes en esta condición son más susceptibles a la enfermedad. (17, 18)

Meningitis viral

Meningitis viral presenta un paciente con un cambio neurológico clínico, que generalmente evoluciona más indulgente, en comparación con la meningitis causada por otros agentes, como bacterias, no mostrando la implicación de la médula espinal o parénquima cerebral. (4, 6)

Los niños, generalmente menores de cinco años son los más afectados por esta patología, sin embargo, esto no excluye la posibilidad de que personas de otros grupos de edad son susceptibles a la enfermedad. En promedio el 85% de los casos de meningitis viral son causado por el Enterovirus, destacando el Poliovirús, Echovirús y Coxsockievírus de los grupos A y B 1.2. (4)

La meningitis causada por enterovirus presente determinados signos clínicos, tales como cambios gastrointestinales, respiratorios, erupciones en la piel, además de los signos clásicos en meningitis. (7)

A veces, sin embargo, pueden presentar cuadros más graves con la terrible predicción, en sus manifestaciones clínicas, relacionadas con la edad del paciente, como el agente etiológico involucrado, o con el estado de la competencia inmunológica del paciente y puede algunos quedan con secuelas, como pérdida de memoria, anosmia, disfagia, cambios de personalidad, hemiparesia, ataxia, convulsiones y coriorretinites, entre otros; Además de psicosis, caracterizada por cambios de personalidad y pérdida de memoria. (6)

Las condiciones climáticas, geográficas, exposición a animales, entre otros factores, predispone a una determinada población, la prevalencia de algunos de estos virus. (6)

Meningitis viral Etioepidemiologia

Meningitis viral pueden ser considerada estacionales, cosmopolita y también su tasa más alta está en clima templado, con predominio en primavera y verano, pero hay que tener en cuenta la infraestructura de salud, grupos de población y virulencia de patógenos, que interfieren directamente en la expresión. (6, 7)

En 2015 7194 se reportaron casos de etiología viral meningitis, con un número de 120 muertes, ya que su identificación sólo ha sido posible debido a los brotes. (4, 28)

Generalmente la meningitis viral es más frecuente en niños debido a la transmisión fecal-oral, pero puede afectar a cualquier edad, siendo de forma epidémica o esporádica. (6, 25)

Muchos virus pueden causar meningitis, especialmente a los enterovirus, que representan un promedio de 85% a 90% de los casos de meningitis, el enterovirus pueden encontrarse en cualquier parte del mundo, y su único reservorio es el hombre. (6) uno de los enterovirus, incluido el virus de la polio (3 cepas), virus de coxsackie B (6 cepas), echovírus (28 variedades), coxsackieviruses una (23 cepas) y 5 cepas de otros enterovirus. (17.18)

Además de enterovirus puede destacar también el virus de la parotiditis, arbovirus, virus del herpes, el virus del sarampión, virus de la varicela, virus del sarampión y adenovirus, además estos otros virus también tienen un gran potencial para causar la meningitis, como la Virus Epstein – Barr, virus del SIDA, Cytomegalovírus y Cryomeningitidis linfocítica. (6)

El virus de simplex de Herpes (HSV 1 y 2) tiene alta prevalencia y se encuentran en todo el mundo, y la meningitis causada por estos virus se consideran una emergencia médica, considerada como la segunda causa de meningitis viral en adultos y adolescentes. (6, 26) Se estima que el 60% a 80% de la población del mundo son VIH-positivas para HSV1 y HSV2 de entre 20% y 10%, teniendo en cuenta que las infecciones ocurren por el contacto directo con secreciones que contienen el virus, así como por contacto con lesiones infectadas. (6)

El virus de la parotiditis ha sido la más frecuente entre los casos de meningitis viral, pero después de la vacunación (desarrollado en los años 60), se ha erradicado prácticamente. Edema de la glándula parótida, parotiditis, sin generar una meningitis. En algunos países, este virus tiene comportamiento estacional, con predominio en invierno y primavera, siendo más frecuente en personas de más de 15 años. (6, 26)

Fisiopatología

Generalmente los gérmenes patógenos pueden colonizar las vías respiratorias superiores, siendo considerado como el evento inicial de la meningitis bacteriana, generalmente por organismos encapsulados como el neumococo, meningococo y hemófilo tipo b. (19)

El factor de virulencia del microorganismo, así como la defensa del estado, de acogida puede favorecer una invasión del epitelio por patógeno, que se separa a través del torrente sanguíneo. (19)

Las bacterias liberan enzimas específicas en el proceso de invasión mucosa, tales como las proteasas de IgA por clic y hacer inactivo las específicas locales de enzima, posteriormente ataca el epitelio de las vías respiratorias, causando la pérdida de la actividad ciliar de la epitelio, se une selectivamente al epitelio no ciliado a través de sus fimbrias y el receptor del anfitrión. (3)

La intensa inflamación de las meninges es inducida por la lisis bacteriana y la posterior liberación de los elementos de su pared celular, una vez liberado de estas sustancias, se estimulan la liberación de las células de la microglia y astrocitos, además de la producción de citoquinas, como el factor de necrosis tumoral y la interleukina-1, que se consideran desencadenantes de la respuesta inflamatoria meníngea. (3.19)

Las citoquinas producidas inducen un aumento de la permeabilidad de la barrera blood – brain, este evento promueve la aparición de edema cerebral de vasogenic tipo y permite el paso de leucocitos y proteínas en el LCR, elementos que hacen de la formación de un exudado grueso. Reabsorción de CSF puede ser bloqueada por la garganta, a través de los granos aracnoideas, como se indica en la figura 1. (19)

Figura 1-bacteriana de Fisiopatología. Fuente: (3).
Figura 1-bacteriana de Fisiopatología. Fuente: (3).

Con el avance de la infección se produce pérdida de la autorregulación del sistema nervioso central vascular, causando el flujo de sangre al cerebro es dependiente de la presión arterial sistémica directamente. (3.8)

El proceso inflamatorio que afecta el espacio subaracnoideo termina por afectar a los vasos sanguíneos por contigüidad, como una Vasculitis, causando una trombosis y el infarto cerebral isquémico y también puede favorecer la diseminación de la infección al cerebro, provocando la aparición de abscesos cerebrales. (19)

Diagnóstico

El diagnóstico precoz de meningitis es muy importante que el tratamiento sea eficaz y la mortalidad y las tasas de morbilidad se reducen. (3)

Diagnóstico clínico

Los signos clínicos más característicos de la meningitis son fiebre, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, mialgia, reigidez en la parte posterior de la cabeza, confusión mental, signos de irritación meníngea (signo de Kerning, maniobra de Lasègue y Brudzinski), además de los cambios en el líquido cefalorraquídeo (LCR). (7, 18)

Signo de Kerning: hay una dificultad en extender las piernas, cuando flexiona el tronco. (7, 18.19)

Signo de Lasègue: menor elevación de la extremidad hacia la cadera. (7.18)

Signo de Brudzinski: para flexionar un poco de cabeza hacia el pecho, las piernas también disminuyeron. (7, 18.19)

Diagnóstico de laboratorio

Para diagnosticar la meningitis puede ser hecho un análisis del líquido cefalorraquídeo, sangre y raspado de las lesiones, así como análisis de orina y las heces, para la meningitis viral. (18)

El análisis de laboratorio del líquido cefalorraquídeo proporciona información muy relevante para el futuro diagnóstico del paciente. (19)

Cuando hay sospecha de meningitis las pruebas principales solicitadas para la investigación son: examen citológico de LCR, tinción de Gram, cultura, contra imunoeletroforese y aglutinación por látex. (18)

Análisis de laboratorio del material recogido

Para el diagnóstico de meningitis es necesario que recogemos del líquido cerebroespinal (CFS), si el paciente presenta un bajo nivel de conciencia que se recomienda tomar, como CT y MRI, antes de la punción. La punción de la fuga de CSF debe realizarse en la columna vertebral, que incluye el L1 a S1, indica la ubicación de la L3-L4, L4-L5 y L5-S1. Esta colección debe ser realizada por un patólogo clínico y el material remitido al laboratorio de análisis clínicos. (16, 19, 20)

Puede ser recogido una cantidad de hasta 20 ml del material, debe al mismo tiempo también muestra de sangre venosa de cuchara para comparaciones entre glucosa y liquorica y cloro. Es importante destacar que las botellas utilizadas para la recolección del material deben ser estériles (esterilizado y sellado y no debe utilizarse después de la fecha de vencimiento. (16, 20, 22).

En total se recogen tres tubos, que se enviará a los sectores de la microbiología, la bioquímica y la inmunología y la hematología. En caso de sospecha de malignidad se puede incluir un cuarto tubo, que será enviado para citología, aclaración de la suspicacia. (16, 20)

Al final de la cosecha material debe enviado al laboratorio y analizado tan pronto como sea posible, para reducir la degradación de los mismos, comenzando en promedio 1 hora después de la recolección, teniendo en cuenta que este fácil deterioro material. (16, 20)

El líquido cefalorraquídeo de individuos normales aparece descolorido y claro, con el "agua de roca". (5, 16, 19, 20)

La celularidad en el LCR puede causar opacidad de la misma, dependiendo de la cantidad y tipo de células puede ser una variación de su coloración. (19)

La CRL si se dejan en modo de espera no debe introducir cambios, tales como coágulos de sangre y las precipitaciones. En condiciones anormales pueden introducir algunos cambios. (16, 19, 20)

La exudación fibrinosa: el material se presenta mirando más clara, pero cuando en reposo se forma un enrejado, similar a una red, saludando al más leve movimiento. (20)

Líquido turbio: puede indicar meningitis en la fase aguda. (19, 20)

Líquido purulento: indicación de la meningitis en la fase crónica. (20)

Líquido hemorrágico: inicialmente se debe buscar si el aspecto del líquido cefalorraquídeo hemorrágico está asociado con un accidente de punción, que puede ser visto a lo largo de la colección, en otras palabras, si el aspecto hemorrágico es más fuerte en el primer tubo recoge y encendedor en la otra, sugiere que realmente ha habido un accidente en el acto de recoger, sin embargo si el material presente uniforme de aspecto hemorrágico indica que muy sangre viene desde el espacio subaracnoideo. (20)

Líquido xantocrómico: pós-hemorragia meningoencefálica o meníngea observada en adultos y meníngea la reacción en niños con ictericia. (16, 19, 20)

Pruebas bioquímicas para la dosificación de glucosa, urea, proteínas, cloruros, entre otros. Glucosa de CSF corresponde a una gran parte (2/3) de glucosa en el cuerpo en circulación. La mejor manera de medir la glucosa de un paciente está haciendo una relación de glucosa presente en el LCR y suero glucosa; ya la cantidad de proteínas depende del factor de la edad y la ubicación de la cosecha del material. (19)

La concentración de proteínas está directamente relacionada con el grado de proceso infeccioso, así también cambiando la concentración del CSF. (5)

La mayoría de las proteínas en el LCR se deriva del plasma (alrededor del 80%). El aumento de proteínas no es muy específico, pero es de gran valor para el diagnóstico. (16)

El alto nivel de proteína total, es generalmente equivalente al grado de pleocitosis. (20)

La glucosa existente en el LCR depende de la glucosa en la sangre. (16, 20)

La alta tasa de glucosa en el LCR no puede tenerse en cuenta o no significación clínica, y hasta 2 horas después de la terminación del LP la glucosa puede ser cambiada. El trauma causado por la perforación puede conducir a aumento apócrifos. (16)

Niveles de cloruro en el LCR están relacionados con la presión osmótica ejercida por el equilibrio acido-base y el medio intracelular. (5)

Globulínica de enmienda en el LCR se expresa por las reacciones de Pandy, Ross Jones y Nonne-Apelt se basa en la floculación de proteínas. (20)

El aumento de proteínas presentes en las reacciones positivas de la CSF de las globulinas. El diagnóstico debe tener en cuenta los altos niveles de proteína. (5)

El examen citológico Si cuentas de células y glóbulos rojos, que es un examen cuantitativo y morfológico citar. (5)

El LCR en su composición ofrece pobre celularidad en, siendo en su mayoría compuesto por linfocitos y monocitos. Cuando hay un aumento en el número de células en el material llamado pleocitosis y puede ser clasificado como moderado a severo. (16, 19, 20)

Conteo de CSF, la misma no puede ser diluida y su conteo en cámara manual. Esta cuenta en la cámara puede no ser muy precisa. Para mayor precisión mediante métodos automatizados, no siendo prescindible contar. (16)

Debe hacerse un frotis coloreados para la cuenta total (global) y el diferencial (conteo) de células que se encuentran en el material. (19)

El diferencial no determina la etiología de la meningitis, pero su ausencia clasifica meningitis no determinada. (2)

El método de cultivo utilizado para la confirmación de la tinción de Gram, que puede presentar resultados erróneos. Este método permite ya hizo una prueba de sensibilidad de la muestra. El mayor problema que se presenta en la cultura es la demora en la obtención de resultados y puede ser entre 3 a 4 semanas. (20)

Para un diagnóstico preciso es necesario para el cultivo del microorganismo se realiza en buenas condiciones, tanto físicas como de alimentación del medio de cultivo elegido. Conservación, cuidado con el transporte, almacenamiento y material medio de cultivo elegido es de gran importancia para un buen diagnóstico. (5)

La tinción de Gram pretende el patógeno presente en el líquido cefalorraquídeo y los resultados de la búsqueda depende de varios factores, como el tiempo de recogida (mediante punción lumbar), sustratos de cultivo y cultura adecuada, almacenamiento de la muestra y antibióticoterapia antes de la recogida de la muestra. (5)

Este método permite la clasificación con un bajo grado de especificidad, tintorialmente y morfológicamente de los agentes de la agrupación. (2)

Aunque no una muy confiable, la tinción de Gram puede proporcionar datos útiles a la investigación, cómo detectar los patógenos más comunes de meningitis bacteriana, cerca del 80% a 85% de los casos son confirmados por el gramo. (19, 20)

La contra-imuneletroforese es una prueba eficaz para detectar la meningitis bacteriana, cuando tenga resultados negativos en cultivo y tinción de Gram. (20)

La producción de inmunoprecipitación consiste en aplicar una corriente eléctrica, con el fin de acelerar la inmunodifusión en agar o en acetato de celulosa del antígeno, por lo que dirige al anticuerpo. (5)

En lo referente a exámenes bacteriológicos por aglutinación de látex prueba de rutina es la más factible, debido a su poder para permitir la detección indirecta del patógeno, más bien utilizado para el diagnóstico, sobre la base de urgencia pueden ser muestras de sangre usadas o CSF. (5.17)

"Este método utiliza partículas de látex sensibilizadas con anticuerpos específicos en su superficie para detección de antígeno directamente en muestras clínicas. En presencia de antígeno homólogo aglutinación ocurre." (5)

Comparación del perfil de laboratorio entre la meningitis bacteriana y viral

Para configurar un perfil de laboratorio que caracteriza y distingue la meningitis bacteriana y viral, necesita sobre todo una muestra de líquido cefalorraquídeo de los individuos sospechosos de la enfermedad, pero no es la muestra de sangre prescindibles. El examen de hemograma es posible observar una leucocitosis importante, principalmente en las bacterianas y virales en siendo observado aumenta en fase aguda, en algunos casos, observando que el definitivo se hace el diagnóstico con el análisis del líquido cerebroespinal. (24, 26)

Examen macroscópico

En general la coloración LCR en meningitis bacteriana será de color blanco lechoso a ligeramente xantocrómico, celularidad puede dejar el líquido cefalorraquídeo turbio y su intensidad varía de la cantidad presente en las células mismas, neutrófilos Deje su nublado lisados y purulenta. (16, 18.19)

Generalmente la meningitis viral en origen tienen la CRL de límpido e incoloro, con números bajos de células, sin embargo, en la meningitis en la fase aguda pueden presentar turbidez leve. (14, 19, 27)

Examinación citológica del líquido cerebroespinal

Normalmente el líquido cefalorraquídeo muestra 4 células/mm ³, siendo compuesto de linfocitos y monocitos. (19)

El crecimiento de las células leucocitárias proviene el proceso inflamatorio infeccioso. (16)

Las citoquinas se producen después de la liberación de endotoxinas por las bacterias, favoreciendo la aparición de selectinas, que en su tiempo son receptores para leucocitos, encontrado en las células endoteliales, este evento ayuda a la migración de estas células para el líquido cefalorraquídeo, dejando más nublado, como la intensidad de la infección. (19)

En la meningitis bacteriana se considera generalmente una pleocitosis importante con celularidad sobre 1.000 células/mm ³, incluso sin diferenciación celular, su prevalencia tiende a ser células de polimorfonucleares (PMN), sin embargo en las características de la fase aguda predominio de monocitos (mononucleares). (14, 16, 27)

Meningitis viral presenta celularidad menos de 1.000 células/mm ³, siendo predominante mononuclear (MN), sin embargo en la fase aguda puede venir a presente polimorfonucleares (PMN) la tarifa más alta, así que cómo puede sufrir en este contexto, cambios en casos de infecciones con virus del Herpes simple (HSV), por ejemplo, donde puede haber variación de celularidad entre 0 y 2.500 células/mm ³, siendo que el predominio debe ser 50 a 800 células/mm ³. (14, 27)

Examen bioquímico

Generalmente la meningitis viral allí no es ningún cambio en los niveles de glucosa y proteínas pueden variar de normal a ligeramente aumentado, por el contrario, la meningitis bacteriana, el examen bioquímico muestra una concentración disminuida de la glucosa (< 40 mg/dL), a diferencia de las proteínas, que es alta (generalmente &gt; 100 mg / dL). (14.4.13, 27)

El bajo nivel de glucosa es característico de meningitis bacteriana, cuando hay incremento en el consumo vía glucólisis anaeróbica por tejido cerebral y las células de sangre blancas. (16)

El aumento de la permeabilidad de la barrera blood – brain, puede generar un aumento en el número de proteínas, que puede ser causada por la inflamación, así como una obstrucción (obstrucción) del flujo de LCR y disminución de reabsorción en la aracnóideos de las vellosidades. (16)

Con el aumento de la permeabilidad de la barrera hematoecefalica, cambiando sus propiedades, es el favorecer de un edema cerebral (tipo vasogénico), permitiendo tener una extravasación de leucocitos y proteínas en el LCR, elementos que conducen a la formación de un exudado espeso, que bloquea la reabsorción de la CSF. (19)

La reacción de Pandy muestra positiva en la meningitis bacteriana, debido al aumento de las proteínas, así cambiando las globulinas, debido a la alta concentración de proteínas tienden a eventualmente activar reacciones positivas de las globulinas, no mostrando en General ningún cambio en caso de la meningitis viral. (5, 26)

Alta concentración de proteína C reactiva (PCR) en la fase aguda, se ha utilizado en la diferenciación de la meningitis viral y bacteriana. A supone un negativo resultado con valor bajo, se puede soltar hasta un 97% de la investigación de la meningitis de origen bacteriano. (16)

La concentración de cloruros en meningitis bacteriana disminuyó debido al desequilibrio de acído básico presenta y los cambios de la osmolaridad intracelular media que atraviesa el cuerpo. (5, 18)

Lactato se utiliza como una prueba diferencial de meningitis bacteriana y viral. Altas concentraciones de lactato en LCR muestran metabolismo anaerobio en el sistema nervioso central, debido a la hipoxemia. (3.16)

Altas concentraciones de lactato están más presentes en la meningitis bacteriana, que muestran tasas por encima de 35 mg/dL, a diferencia de los casos de meningitis viral en que lactato, casi siempre menos de 35 mg/dL y generalmente ofrece menos de 25 mg/dL. Concentraciones persistentemente elevadas se asocian con un pronóstico pobre en pacientes con trauma en la cabeza. (16)

Tinción de Gram

Un examen de suma importancia es el bacteriológico, que tiene como objetivo identificar el patógeno en líquido cefalorraquídeo. Considerado como "gold standard", la cultura, aunque poco tarde, puede establecer el diagnóstico correcto. Como las bacterias que causan meningitis son sensibles a la humedad y temperatura debe saber la forma adecuada de hacer la cultura. El cultivo en medio agar chocolate con crecimiento ya sugiere que el agente etiológico es bacteriano y también se puede cultivar en medio de Lowenstein Jansen se sospecha de caso de meningitis tuberculosa. (5, 6, 18)

El Gram es un método presuntivo, microscopía podría resultar positiva para diplococo gram negativo, bacilos Gram-negativos, bacilos gram-positivos y gram positivas cocos. (14, 18)

Aglutininas contra imuneletroforese y látex

La contra-imunoeletroforese es un método importante para el diagnóstico de meningitis bacteriana, así como ser rápido, si muestra reactivo para Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae y Neisseria meningitidis. Por aglutinación de látex, así como el controimuneletroforese, cuando en contacto con el antígeno aglutinación específica, visible, en la investigación para detectar meningitis viral estas pruebas será negativas, no ser reactivos. (13, 18)

También puede utilizar las pruebas de imunoenzimáticos para la identificación de antígenos bacterianos, generalmente un soporte sólido, donde se unen los anticuerpos específicos. Todavía tenemos el método molecular y la reacción en cadena de polimerasa (PCR), que se utilizan como pruebas más específicas. (6)

Consideraciones finales

Los parámetros de laboratorio para diferenciar meningitis bacteriana de la examinación viral de mayor importancia es el análisis del líquido cerebroespinal, mostrando cambios desde el examen macroscópico las pruebas más sofisticadas, en la que todas las pruebas son importantes en la fase de diagnóstico precoz, tratamiento llevará a cabo tan pronto como sea posible. El análisis del líquido cerebroespinal después de una meningitis bacteriana exudativa cuenta y hace el diagnóstico diferencial, en comparación con el análisis de las muestras después de infecciones virales, demostrando menos cambios con características de trasudado, Dependiendo, de análisis más específicos y asociaciones clínicas tales como microbiológicos y la dosificación del lactato para ayudar en la diagnosis diferenciada.

Se observa que en el LCR, generalmente borrosa, debido a la alta proteína y su alta celularidad, la meningitis bacteriana principalmente polimorfonucleares, causando su color varía del blanco al xantocrómico lechoso, en el contraste de la meningitis viral de CSF es descolorido y con predominio de células mononucleares, sin embargo en la fase aguda de la enfermedad puede presentar turbidez leve y aumento de polimorfonucleares. Si se trata de análisis bioquímico, se observa en la meningitis bacteriana hay un aumento de proteínas, así como en la fase aguda de la meningitis viral, que puede variar de normal a ligeramente aumentado; el bajo nivel de glucosa es característico de meningitis bacteriana, no que cambio en viral. Prueba diferencial principal, ha sido utilizado en la determinación de lactato, que aporta altas concentraciones en bacterinas meningitis, no mostrando cambios significativos en viral. Se utilizan las pruebas Gram Tinción y cultivo para confirmación e identificación de los agentes etiológicos de la meningitis bacteriana, más adelante hecho pruebas contra imunoeletroforese y aglutinación por látex, que se muestran positivos / reactivo, a diferencia de la meningitis viral, donde ningún cambio en estas pruebas.

Por lo tanto, el análisis de laboratorio del líquido cefalorraquídeo se vuelve importante en uso clínico como medio de diagnóstico diferencial asociado con los trastornos que afectan el sistema nervioso central, especialmente de origen infeccioso.

Referencias

1. Lete R, García J, Ferreira A, J, J, ex-atleta Valli M, et al. Características clínicas y de laboratorio de meningitis bacteriana en niños. ARQ Neuropsiquiatr. 1996; 54 (54): 571-6.

2. Freitas tapa. Estudio de la aparición de meningitis meningocócica no en la ciudad de Ribeirão Preto-SP, en el período comprendido entre 1998 y 20[dissertação]0[Internet]5. Ribeirão Preto: Universidad de São Paulo – USP; 2007. [acesso em 2016 mar 08]. Disponible en: http://www.teses.usp.br/teses/disponiveis/17/17139/tde-17032008-142358/fr.php

3. Le SM, Farahat CK. Meningitis bacteriana: diagnóstico y conducta. Revista de Pediatría. 1995; 75 (1): 46-56.

4. Secretaría de estado de salud de São Paulo. Menintes viral. São Paulo. Salud pública de Reverendo. 2006; 40 (4): 748-50.

5. Atobe JH. Amplificación del ADN de Neisseria meningitides en muestra de líquido cefalorraquídeo empleó un múltiplex de la reacción en cadena de polimeras[dissertação]a. São Paulo: Universidade de São Paulo – USP; 1998. [acesso em 2016 mar 08]. Disponible en: http://www.teses.usp.br/teses/disponiveis/9/9136/tde-11082006-115017/pt-br.php

6. MGC Trócoli. Epidemiología de la meningitis aguda bacteriana y viral se produjo en el Instituto Estadual de Infectología São Sebastião (IEISS)-Río de Janeiro. Período: 11/11/96 a 06/10/9[dissertação]7[Internet]. Rio de Janeiro: Escuela Nacional de Salud Pública-FIOCRUZ; 1998. [acesso em 2016 mar 28]. Disponible en: http://www.arca.fiocruz.br/xmlui/handle/icict/4650

7. RAL de Nunes. Aplicación de técnicas moleculares en diagnóstico de laboratorio complementan las infecciones virales del sistema nervioso central en el Hospital Universitario de la Universidad de São Paul[dissertação]o. São Paulo: Universidade de São Paulo – USP; 2013. [acesso em 2016 mar 08]. Disponible en: http://www.teses.usp.br/teses/disponiveis/42/42132/tde-19032014-160513/pt-br.php

8. Tauil MC. Aspectos epidemiológicos de la enfermedad meningocócica en 2000 a 2011[dissertação]. São Paulo: Universidade de São Paulo – USP; 2013. [acesso em 2016 mar 08]. Sisponível en: http://www.teses.usp.br/teses/disponiveis/6/6132/tde-14032013-131623/pt-br.php

9. Gil AC. Métodos y técnicas de investigación social. 6. Ed. São Paulo: Atlas S.a.; 2008. p. 49-59.

10. Escosteguy CC Medronho RA, M. R, hectogramo, barón RC, Azevedo OP. Vigilancia epidemiológica y evaluación de la asistencia a la meningitis. Salud pública de Reverendo. 2004; 38 (5): 657-63.

11. Rajan VMLM, roca CM, Fernandes WLM, Guerrero MM. Meningitis bacteriana aguda. Complicaciones vasculares. ARQ Neuropsiquiatr. 1993; 51 (4): 507-10.

12. CMCN roble, roble OAM. Etiología de la Meningitis bacteriana en una muestra de la población de Salvador-Bahia. ARQ Neuropsiquiatr. 1998; 56 (1): 83-7.

13. Caldera de GC. La respuesta inmune humoral de los pacientes con enfermedad meningocócica frente la lipooligossacaarídeos específic[dissertação]a. São Paulo: Universidade de São Paulo – USP; 2004. [acesso em 2016 mar 08]. Disponible en: http://www.teses.usp.br/teses/disponiveis/9/9136/tde-28012005-111217/pt-br.php

14. Costa GAM. Comportamiento de la meningitis bacteriana neonatal según peso al nacer[dissertação]. São Paulo: Universidade de São Paulo – USP; 2006. [acesso em 2016 mar 08]. Disponible en: http://www.teses.usp.br/teses/disponiveis/5/5141/tde-06022007-095913/pt-br.php

15. Miller. laboratorio clínico. 8. Ed. São Paulo: Atheneu; 1999. p. 533-42.

16. Henry Jb. Diagnóstico clínico y tratamiento por métodos de laboratorio. ed 20. São Paulo: Manole; 2008 p. 471-95

17. Av. Santos Meningitis[trabalho de conclusão de curso]. São Paulo: UMF; 2007. [acesso em 2016 abr 05]. Disponible en: http://arquivo.fmu.br/prodisc/pharmacy/avs.pdf

18. Ministerio de salud (Brasil). Guía para la vigilancia epidemiológica. ed 7. Brasilia: Secretaría de salud vigilancia/MS; 2009. P. 21-47

19. Marino M, Señor, M Nicolich, Netto M, Messina B. enfermedades infecciosas. Medcurso. 2014; (3): págs. 45-50.

20. Miller. laboratorio clínico. 8. Ed. São Paulo: Atheneu; 1999. p. 153-8

21. Ministerio de salud (Brasil), Fundación de NHS, el Centro Nacional de epidemiología. Enfermedades infecciosas y parasitarias: aspectos clínicos, medidas de vigilancia y control epidemiológicas. Brasilia: FUNASA; 2000. p. 65-6

22. Laboratorio central del estado de Paraná. Manual de biológico muestras colección y envío de LACEN/PR: 1.30.001 Manual. Curitiba: LACEN; 2012.

23. Vieira s. evaluación de las concentraciones de anticuerpos a los serotipos 4, 6B, 9V, 14, 18C, 19F y 23F de Streptococcus pneumoniae antes y después de la aplicación de la vacuna conjugada 7-Valente en niños con insuficiencia renal crónica en diálisis y tratamiento conservad[dissertação]o[Internet]r. São Paulo: Faculdade de Medicina da Universidade de São Paulo-USP; 2007. [acesso em 2016 mar 08]. Disponible en: http://www.teses.usp.br/teses/disponiveis/5/5141/tde-24102007-144034/pt-br.php

24. AUTO roble. Fundación de Doctor en Medicina Tropical Hector Vasquez[homepage na Internet]. Meningitis[acesso em 2016 jul 30]. Disponible en http://www.fmt.am.gov.br/manual/meningite.htm

25. Adán FG, Wajnsztejn R, Adams CAE, TC moral, Fujimori M, Adami F, et al. Parámetros de laboratorio del líquido cefalorraquídeo en pacientes con meningitis por enterovirus. Diario de desarrollo y crecimiento humano. año 2015; 25 (2): 237-242.

26. Damiani D, MC Furlan, Damiani d. Meningitis aséptica. Rev Bras Clin Med. 2012; 10 (1): 46-50.

27. Gobierno del estado de Bahi[homepage da internet]a. Diagnóstico de laboratorio de meningitis líquores x patologías resultados[acesso em 2016 ago 22]. Disponible en: http://www.suvisa.ba.gov.br/sites/default/files/vigilancia_epidemiologica/imunopreveniveis/arquivo/2012/08/09/DIAG%20LABORATORIAL%20L%C3%8DQUOR%20X%20PATOLOGIAS.pdf

28. Ministerio de salud (Brasil), el Portal[homepage da internet]. Casos confirmados, muertes, incidencia (por 100.000 habitantes) y mortalidad (%) según el tipo de meningitis. Brasil, 2010-2015 *. [acesso em 2016 nov 23]. Disponible en: http://portalsaude.saude.gov.br/images/pdf/2016/outubro/33/tabela-2000-2015_meningite.pdf

[1] Estudiante Ciencias de la vida del Colegio Patos de Minas-FPM en el año 2016

[2] Facultad de ciencias biológicas de la Facultad curso de Patos de Minas-FPM.  Maestría en Ciencias fisiológicas de la Universidade Federal Triângulo Mineiro-UFTM

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here