Péptidos de colágeno combinados con tipo II en dolor articular de los ancianos

DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI
SOLICITAR AGORA!
Rate this post
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email

CONTEÚDO

ARTÍCULO ORIGINAL

LIMA, Rafaela Batista de [1], AMARAL, Camilla Lais [2], MINATTI, Jaqueline [3]

LIMA, Rafaela Batista de. AMARAL, Camilla Lais. MINATTI, Jaqueline. Péptidos de colágeno combinados con tipo II en dolor articular de los ancianos. Revista Científica Multidisciplinar Núcleo do Conhecimento. Año 05, Ed. 08, Vol. 07, páginas 115-127. Agosto de 2020. ISSN: 2448-0959, Enlace de acceso: https://www.nucleodoconhecimento.com.br/nutricion/peptidos-de-colageno

RESUMEN

Se sabe que el colágeno es una proteína de gran importancia para huesos, tendones, cartílago, músculos, piel, cabello y uñas. Hay varios tipos de colágeno, y el tipo II es el componente principal de la matriz de cartílago articular y puede ayudar a prolongar el estilo de vida independiente de una persona mayor, mejorando su calidad de vida. La investigación tuvo como objetivo evaluar el efecto de una mezcla de colágeno compuesta de péptidos, colágeno tipo II y nutrientes implicados en el metabolismo óseo articular de ancianos activos. Los voluntarios con una edad mínima de 60 años y físicamente activos participaron en la investigación. Se trata de un ensayo clínico no aleatorio realizado con el grupo de gimnasia de los ancianos de un Centro de Actividades en Florianópolis – SC. La suplementación oral con la mezcla de colágeno compuesta de péptidos bioactivos de colágeno hidrolizado, colágeno de tipo II intacto, silicio y nutrientes implicados en el metabolismo óseo articular (Duo flex®) se administró durante 90 días, y el siguiente ciclo de 30 días del suplemento siempre se entregó antes del final del ciclo actual, de modo que los participantes no interrumpieron el tratamiento. Estos también fueron seguidos semanalmente a través del contacto telefónico para evitar la retirada o interrupción del tratamiento. Se aplicaron cuestionarios para evaluar los síntomas relacionados con la sarcopenia, las funcionalidades articulares, la piel característica, la salud de las uñas y el cabello, y las mediciones antropométricas. La muestra consistió en 50 ancianos, la mayoría de ellos mujeres (72%).  El consumo de producto redujo el dolor, disminuyó la rigidez y mejoró la movilidad articular según el resultado del cuestionario WOMAC. Duo flex® ha mejorado significativamente la salud de las articulaciones y, por lo tanto, puede ser una solución eficaz para retrasar las manifestaciones articulares. Los resultados sugieren que la mezcla de colágeno se puede utilizar como un enfoque terapéutico para ancianos físicamente activos.

Palabras clave: colágeno, ancianos, osteoartritis, composición corporal, envejecimiento.

1. Introducción

Según las Naciones Unidas (ONU, 2017), los sistemas de atención de la salud de todo el mundo están trabajando para promover el envejecimiento saludable, prevenir y tratar las enfermedades crónicas no transmisibles. La población mundial de 60 años o más ascendió a 962 millones en 2017, más del doble que en 1980, cuando había 382 millones de personas mayores en todo el mundo. Se espera que el número de personas mayores siga creciendo considerablemente para 2050, cuando se espera que alcance casi 2.100 millones.

El individuo de edad avanzada puede presentar manifestaciones clínicas con varias alteraciones que forman parte del envejecimiento natural a pesar de que tienen una vida físicamente activa y una dieta saludable. Con esto se produce la pérdida gradual de masa muscular, degeneración en cartílagos articulares, envejecimiento de la piel, pérdida de cabello, uñas débiles, que por lo tanto puede disminuir la satisfacción de la vida y aumentar la tasa de mortalidad (CAI, 2016).

El cartílago articular es un tejido bien organizado con una durabilidad notable, sin embargo, el daño puede resultar en dolor articular debilitante y deterioro funcional en la persona mayor, empeorando la movilidad (MORAN et al., 2014; QUEIROZ; LEMOS; RAMOS, 2010). Según Bakilan et al. (2016), se observan cambios degenerativos en el hueso articular y subcondral. El desequilibrio entre síntesis y degradación conduce a su destrucción. Por lo tanto, numerosos agentes farmacéuticos y nutricionales se han desarrollado con el objetivo de frenar la progresión de los cambios estructurales en la Osteoartritis (OA), como el colágeno.

El colágeno es una proteína de función estructural para las células y hay diferentes tipos de colágeno, dependiendo de los tejidos de los que se origina. El tipo I es el más común, generalmente se encuentra en lugares que resisten altas cepas como tendones, dermis, huesos e incluso córnea. El tipo II se encuentra en estructuras resistentes a altas presiones, como el cartílago elástico y la hialina, los discos intervertebrales y los ojos. El colágeno tipo III se identifica en la arteria aorta, pulmones, músculos del intestino, hígado, útero que constituye fibras reticulares y tipo VI, no está asociado con fibrillas, tiene la función de soporte y filtración, presente en los riñones, lamina basal y cápsula cristalina (GERMANO et al., 2016).

Los péptidos de colágeno (PC) se han propuesto como nutracéuticos para mejorar la salud de las articulaciones en pacientes con osteoartritis. En un estudio prospectivo, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo en mujeres mayores con osteoartritis de rodilla leve a moderada, se demostró que la ingesta oral de péptidos de colágeno durante seis meses redujo significativamente el dolor articular y mejoró la movilidad evaluada por dos sistemas de puntuación bien establecidos (puntuaciones WOMAC y Lysholm). Este estudio confirmó que los péptidos de colágeno son nutracéuticos altamente eficientes para mejorar la salud de las articulaciones, lo que puede ayudar a mantener un estilo de vida activo durante el envejecimiento (JIANG et al., 2014).

Dado que el cuerpo del individuo de edad avanzada necesita cuidados para minimizar las agresiones a los tejidos articulares, óseos y musculares para que tengan mayor autonomía y mejor calidad de vida, el objetivo de este estudio fue evaluar el efecto de una mezcla de colágeno, compuesta de péptidos de colágeno, colágeno tipo II, silicio orgánico y nutrientes implicados en el metabolismo óseo articular de los ancianos. 

2. DESARROLLO

2.1 METODOLOGÍA

Se trata de un ensayo clínico no aleatorio, con participantes que asistieron a las clases de gimnasia, clase voliva, entrenamiento multifuncional y pilates en un Centro de Actividades en la ciudad de Florianópolis – SC. Las personas de 60 años o más fueron reclutadas. Los voluntarios participaron en el estudio sólo después de firmar el Formulario de Consentimiento Libre e Informado (TCLE) de acuerdo con la Resolución No 466/12 del Consejo Nacional de Salud, que fue aprobado por el Comité de Etica de Investigación (CEP) del Centro Universitario Estácio de Santa Catarina, cumpliendo con los requisitos de la Resolución No 466/12, que describe los derechos que se establecen para proyectos de investigación que involucran a seres humanos. Aprobado según el proceso (CAAE: 96708718.0.0000.5357).

El estudio incluyó 50 sujetos afectados con dolor articular y/o diagnóstico autoinformado de enfermedad ósea y/o articular. Los sujetos comenzaron el tratamiento de 90 días con la mezcla de colágeno compuesta de péptidos bioactivos de colágeno hidrolizado, colágeno de tipo II intacto, silicio y nutrientes implicados en el metabolismo óseo articular (Duo flex®) con el fin de evaluar la influencia de esta suplementación en el estado general de los participantes, especialmente en las manifestaciones articulares.

La investigación tenía los siguientes criterios de exclusión: participantes que usaban condroitina y/o glucosamina, antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y corticoesteroides, pero aquellos que habían estado usando estos mismos medicamentos durante más de 30 días y todavía sentían dolor se incluían. Los participantes que no cumplieron con el protocolo o que modificaron los hábitos alimenticios y/o físicos durante la intervención podrían ser excluidos del estudio. Aquellos que tuvieron cirugías, inyecciones de medicamentos intraarticulares, o que habían modificado la medicación oral en el mes anterior al comienzo del estudio también serían excluidos. En el estudio no se aceptaron participantes con sinovita y derrame en la rodilla, enfermedades sistémicas concomitantes graves, trastorno neurológico periférico o central, enfermedad hematológica cardíaca, renal, hepática o grave. Además de aquellos que incluyeron medicamentos como condroitina y/o glucosamina (AINEs) y corticoesteroides durante el estudio, también se excluirían.

Los datos se recopilaron en el momento 0, después de 30, 60 y 90 días de intervención.

2.2 DISEÑO METODOLÓGICO

Para rastrear el perfil de la muestra, se utilizó el cuestionario adaptado con variables como la edad, el género, el nivel de actividad física y las mediciones antropométricas (MOTA, 2017).

En cuanto a los datos antropométricos, el peso se midió mediante una báscula digital de vidrio transparente de la marca Powner® con una capacidad de 150 kg. Para la medición de altura, el compacto 200 cm, montado en la pared, ajuste delgado Slim Fit®. El estado nutricional de los ancianos fue clasificado de acuerdo con el índice de masa corporal (IMC) y evaluado de acuerdo con los puntos de corte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS 2002), y los ancianos fueron clasificados como infrapeso (IMC ≤23 kg//m2), peso normal (IMC ≥23≤28 kg/m2), sobrepeso (IMC ≥28≤30 kg/m2) y Obesidad (IMC ≥30 kg/m2).

Para investigar el efecto de la suplementación en los síntomas relacionados con la sarcopenia, se aplicó la puntuación SARC-F + CP (circunferencia de la pantorrilla), que contiene 5 componentes que significan las letras del nombre de este cuestionario en inglés, Fuerza, Asistencia para caminar, Levántate de una silla, Subir escaleras y Caídas, y las puntuaciones oscilan entre 0 y 10 para CP y de 0 a 2 puntos para cada componente que compone el cuestionario. La puntuación igual o superior a 4 fue predictiva de la sarcopenia (MALMSTROM et al., 2016).

Para medir la circunferencia de la pantorrilla, se utilizó una cinta de medición de la marca TBW ® plástico flexible, inelástico, auto retráctil y graduado de 0 a 150 cm, medido en la parte más protuberante, mientras el paciente estaba sentado, con la pierna doblada en un ángulo de 90 grados. La circunferencia de la pantorrilla es un buen parámetro para evaluar la masa muscular en los ancianos y debe considerarse adecuada a la circunferencia igual o superior a 31 cm para hombres y mujeres (BRASIL, 2017).

La puntuación HAQ (Health Assessment Questionnaire) evalúa ocho áreas de actividades funcionales habituales, con 20 preguntas sobre la vida diaria del paciente. Los pacientes respondieron a las preguntas cada una con cuatro posibilidades de respuestas, siendo: sin dificultad (puntuación 0), con cierta dificultad (puntuación 1), con gran dificultad (puntuación 2) e incapaz de realizar (puntuación 3). Se calculó la media aritmética de la puntuación más alta de cada una de las ocho áreas evaluadas y el resultado final fue la puntuación HAQ (FERNANDES, 2003).

La puntuación WOMAC (Westerm Ontario y McMaster Universities) se divide por secciones que cuestionan la intensidad del dolor en la artrosis de rodilla, la intensidad de la rigidez articular en la rodilla y la capacidad de moverse y cuidarse en las actividades físicas diarias, en las que las respuestas pueden ser “ninguna”, “leve”, “moderada”, “fuerte”, “muy fuerte”. Para analizar los datos, estos niveles se transformaron respectivamente en 0, 25, 50, 75 y 100. Por lo tanto, se utiliza para analizar la eficacia de la suplementación en la recuperación conjunta (FERNANDES, 2003).

La puntuación lequesne también se utilizó para analizar las articulaciones y de acuerdo con Marx et al. (2006), investiga si la persona siente dolor, malestar o no siente dolor durante las actividades diarias. Es una forma de evaluar la mejora funcional de un paciente con osteoartritis, donde el sujeto informa de sus dificultades. Las puntuaciones van de cero (sin implicación) a dos (incapaz) y la suma de la puntuación oscila entre 1 y 4 (poca implicación), 5 a 7 (moderada), 8 a 10 (grave), 11 a 13 (muy grave), igual o mayor que 14 (extremadamente grave).

El cuestionario del día habitual describió las comidas diarias de cada sujeto para controlar los hábitos alimenticios durante el estudio. Las dietas con valores entre el 90 y el 110% de la recomendación se consideraron adecuadas, insuficientes cuando <90% et excessif lorsque> 110%. Además, se aplicó un cuestionario adaptado utilizado para evaluar las características de salud de la piel, las uñas y el cabello como una forma indirecta de evaluar los posibles beneficios de los péptidos de colágeno y las asociaciones del suplemento sobre la salud de las estructuras corporales. Después de 30, 60 y 90 días de ingesta de tratamiento, con preguntas que evaluaron si hubo una diferencia en firmeza, elasticidad, hidratación y apariencia general de la piel, con respecto a la apariencia, crecimiento y fuerza de las uñas (ADDOR, 2015).

2.3 INTERVENCIÓN

Se instruyó a los participantes a ingerir 12g de Duo flex marca Snella® (proporcionado por Basecol Mix® – Botucatu – SP) diariamente durante 90 días. Se les instruyó que disolvieran el producto en un vaso de agua, jugo o vitamina o incluso, arrugados con frutas en uno de los intervalos entre las comidas principales (goûter). Las personas fueron instruidas sobre los beneficios de la ingesta del suplemento y la necesidad de mantener sin cambios los hábitos alimenticios y físicos, así como el uso de medicamentos durante el estudio.

Los datos fueron tabulados en el programa Microsoft Office Excel® y analizados con software de GraphPad InStat con Student’s T Test, siendo considerados significativas p<0,05. Los resultados obtenidos se presentaron a través de tablas y gráficos.

2.4 RESULTADOS Y DISCUSIÓN

De los ancianos analizados, la mayoría eran mujeres (72%). La edad media fue de 67 ± 5,2 años, sin diferencia significativa entre los sexos, con una media de 67 ± 4,9 años en mujeres y una media de 67 ± 6,3 años en hombres. La altura media de los voluntarios fue de 1,61 ± 0,096 m y el peso medio fue de 71 ± 12,7 kg. En cuanto al tipo de actividad física de los participantes, el 16% practicó gimnasia, 36% voleibol, 24% entrenamiento multifuncional y 24% pilates. Todos los participantes permanecieron físicamente activos durante el estudio y no cambiaron sus medicamentos y/o dieta.

La evaluación del estado nutricional (EN) de los participantes mostró que el 16% tenía bajo peso, la mayor proporción (58%) tenía un peso normal, el 12% tenía sobrepeso y el 14% eran obesos. Los participantes mantuvieron la misma EN hasta el final del estudio.

En relación con EN, el alto peso (26% de los participantes), añadido a los procesos naturales y el desgaste del envejecimiento, puede interferir en el mantenimiento de la salud con el aumento del dolor articular, influyendo negativamente en la calidad de vida y la morbilidad y mortalidad (CHUMLEA, 1989).

Otra queja común observada en la muestra estudiada fue con respecto a la salud de la piel, las uñas y el cabello. Se sabe que la reducción del colágeno, una situación común en la senectude, no sólo empeora la salud de las estructuras osteoarticulares, sino que también se muestra en cuestiones estéticas. En cuanto a la evaluación de las características de la piel, las uñas y el cabello, hubo una mejora parcial de las uñas en el 32% de las analizadas; mejora parcial de uñas y cabello (26%); mejora parcial de la piel y las uñas (4%); mejora total del cabello (10%); mejora total del cabello, la piel y las uñas (6%); y la indiferencia reportada (22%) de los estudiados. A medida que aumenta la edad, hay cambios que conducen a una disminución del colágeno en la población general, que aún no se entienden completamente. El envejecimiento puede variar de persona a persona, estilo de vida, enfermedades actuales y establecidas, influencias genéticas y ambientales (YAAR et al., 2002), y la sustitución de péptidos de colágeno parece traer resultados beneficiosos independientemente de factores externos, en el presente estudio, visto en el 78% de los analizados.

Para evaluar la sarcopenia a través del protocolo SARC-F + CP, se evidó que el 16% de los ancianos comenzaron en t0 con sarcopenia, mientras que en t30 se convirtieron en 14% y al final del estudio aumentaron al 12%. Aunque la suplementación no tenía el objetivo principal dirigido a mejorar la masa magra, 4% de los participantes mostraron estos resultados beneficiosos al final del estudio. No hubo nuevos casos de sarcopenia durante la investigación. El estudio de Zdzieblik (2015) fue capaz de demostrar que los individuos complementados con colágeno presentaron un mayor aumento en la masa magra y la fuerza muscular, lo que corrobora los resultados en cuestión.

Además del análisis de la masa magra, el estado funcional evaluado se realizó por medio de HAQ, donde más de la mitad (60%) presentaron en la clasificación de deficiencia leve, es decir, que son capaces de realizar actividades de la vida diaria, sin embargo, hubo una prevalencia del 47% que reportó dolor o molestia en la articulación del hombro, y que de acuerdo con la Figura 1, el rendimiento se observa a lo largo de t30 (p = 0.0003), t60 (p < 0.0001) y t90 (p < 0.0001) en comparación con t0.00. Recientemente, los péptidos de colágeno se han discutido vívidamente como un agente modificador de síntomas para la osteoartritis. Basándose en su aplicación en alimentos funcionales como ingredientes bioactivos, se cree que actúan en una fase antes de la enfermedad, ayudando a prevenir o retrasar la manifestación de la osteoartritis (VIJVEN et al. 2012), como en situaciones ya establecidas, aportando mejoras.

Figura 1 – Comparación de dolor/incomodidad medida por cuestionario HAQ (media ± DP) durante los tiempos de estudio con suplementos de mezcla de colágeno.

Fuente: datos primarios (2018). Leyenda: *p < 0,05 en comparación con t0.

En la evaluación del protocolo WOMAC, se observó que el 58% de los voluntarios tenían osteoartritis en la rodilla o sentían algunas molestias relacionadas con los síntomas. Para los participantes que respondieron a este protocolo, se obtuvo una mejora en el primer mes de tratamiento, como se muestra en la Figura 2, con la mejora de la capacidad funcional en t30 (p-0.0001), t60 (p<0.0001) y t90 (p<0.0001). Estos resultados corroboran los hallazgos en el estudio Crowley et al. (2009) con la demostración de la eficacia del tratamiento con colágeno tipo II y la reducción de la puntuación WOMAC en un 33% relacionada con dificultades en las actividades diarias de los individuos.

Figura 2 – Comparación de la capacidad funcional medida por WOMAC (Media ± DP) durante los tiempos de estudio con la suplementación con mezcla de colágeno.

Fuente: datos primarios (2018). Leyenda: *p < 0,05 en comparación con t0.

Según Lugo et al. (2015), también demostró que las personas que consumieron colágeno tipo II mostraron mejores resultados clínicos en comparación con los suplementados con placebo en este estudio. El análisis de las subescales WOMAC mostró que hubo reducciones en las tres subescalas WOMAC que contribuyeron a la mejora de la puntuación global WOMAC observada en individuos complementados con colágeno tipo II

Se sabe que a medida que avanza el envejecimiento, hay pérdida de hueso trabecular. Sin embargo, según el estudio de Oftadeh et al. (2015), la microarquitectura trabecular mejoró después del tratamiento con PC. Este resultado sugiere claramente que las PC son eficaces para mejorar la capacidad de la red trabecular.

En cuanto a la clasificación del dolor de la puntuación Lequesne, la mayoría de los hombres (71%) Edad media 65 ± 5,2 años presentó alguna dificultad en la actividad diaria en relación con la rodilla y la cadera, y 30% fueron obesos según el IMC, lo que puede influir en este resultado agravando las lesiones. Según las figuras 3, hubo una reducción en el dolor/desonforme en la cadera en t30 (p<0.0001), t60 (p<0.0001) y t90 (p<0.00001) y rodilla en t30 (p<0.0001), t60 (p<0.0001) y t90 (p<0.0001). El uso de colágeno se puede utilizar en la prevención y / o tratamiento de la osteoartritis y osteoporosis. Un estudio clínico mostró eficiencia en la reducción del dolor articular y la mejora de la movilización del paciente cuando se complementa (ZIEGLER y SGARBIERI, 2009).

Figura 3a – Comparación del dolor/incomodidad de la cadera medido por Lequesne (Media ± DP) durante los tiempos de estudio con la suplementación con mezcla de colágeno.

Fuente: datos primarios (2018). Leyenda: *p < 0,05 en comparación con t0.

Figura 3b – Comparación del dolor de rodilla / malestar medido por Lequesne (Media ± DP) durante los tiempos de estudio con la suplementación de mezcla de colágeno.

Fuente: datos primarios (2018). Leyenda: *p < 0,05 en comparación con t0.

3. CONSIDERACIONES FINALES

Los protocolos utilizados en este estudio fueron eficaces con resultados tales como: mejora de la fuerza muscular, reducción del dolor y mejora de las actividades diarias de los pacientes con dolor o alguna molestia en las articulaciones. Se observó que la mezcla de colágeno puede ser una buena alternativa para los problemas articulares para ancianos físicamente activos.

Sobre la base de los resultados obtenidos, se concluye que el suplemento de mezcla de colágeno compuesto de péptidos bioactivos de colágeno hidrolizado, colágeno de tipo II intacto, silicio y nutrientes implicados en el metabolismo óseo articular (Duo flex® – Brand Snella) demostró eficacia en manifestaciones articulares que evidenció ser un buen nutracéutico para los ancianos activos.

REFERENCIAS

ADDOR, F. A. S. A. Influência de um suplemento nutricional com peptídeos de colágeno nas propriedades da derme. Surgical & Cosmetic Dermatology, v. 7, n. 2, p. 116-122, 2015.

BAKILAN, F. et al. Effects of native type II collagen treatment on knee osteoarthritis: a randomized controlled trial. The Eurasian journal of medicine, v. 48, n. 2, p. 95, 2016.

BARBOSA-SILVA, T. G. et al. Enhancing SARC-F: Improving sarcopenia screening in the clinical practice. Journal of the American Medical Directors Association, v. 17, n. 12, p. 1136-1141, 2016.

BRASIL. Ministério da Saúde. Secretaria de Atenção à Saúde Departamento de Ações Programáticas Estratégicas. Caderneta de Saúde da Pessoa Idosa. 4ª edição. Brasília – DF. 2017. Disponível em: (http://bvsms.saude.gov.br/bvs/publicacoes/caderneta_saude_pessoa_idosa_3ed.pdf). Acesso em: 09/06/2018.

CAI, J.; STOYANOV, A. Population aging and comparative advantage. Journal of International Economics, v. 102, p. 1-21, 2016.

CHUMLEA, W. C.; BAUMGARTNER, R. N. Status of anthropometry and body composition data in elderly subjects. The American Journal of Clinical Nutrition, v. 50, n. 5, p. 1158-1166, 1989.

CROWLEY, D. C. et al. Safety and efficacy of undenatured type II collagen in the treatment of osteoarthritis of the knee: a clinical trial. International journal of medical sciences, v. 6, n. 6, p. 312, 2009.

FERNANDES, M. I. Tradução e validação do questionário de qualidade de vida específico para osteoartrose WOMAC (Western Ontario McMaster Universities) para a língua portuguesa. 2002. 119 f. Dissertação (Mestrado em medicina) – Escola Paulista de Medicina, São Paulo, 2003. Disponível em: (http://repositorio.unifesp.br/handle/11600/19401). Acesso em: 15/02/2018

GERMANO, M. D. C. M. et al. Colágeno e os benefícios para pele. 2016. Disponível em: (http://publicacoesacademicas.fcrs.edu.br/index.php/mostracientificafarmacia/article/view/1226/994). Acesso em: 16/02/2018.

JIANG, J. X. et al. Collagen peptides improve knee osteoarthritis in elderly women: A 6-month randomized, double-blind, placebo-controlled study. Agro Food Industry Hi Tech, v. 25, p. 19-23, 2014. Disponível em: (http://collagen2joint.com.br/site/artigos/6.pdf). Acesso em: 24/02/2018.

LIPSCHITZ, D. A. Screening for nutritional status in the elderly. Primary care, v. 21, n. 1, p. 55-67, 1994.LUGO, J. P.; SAIYED, Z. M.; LANE, N. E. Efficacy and tolerability of an undenatured type II collagen supplement in modulating knee osteoarthritis symptoms: a multicenter randomized, double-blind, placebo-controlled study. Nutrition journal, v. 15, n. 1, p. 14, 2015.

MALMSTROM, T. K. et al. SARC‐F: a symptom score to predict persons with sarcopenia at risk for poor functional outcomes. Journal of cachexia, sarcopenia and muscle, v. 7, n. 1, p. 28-36, 2016.

MARX, F. C. et al. Tradução e validação cultural do questionário algofuncional de Lequesne para osteoartrite de joelhos e quadris para a língua portuguesa. Revista Brasileira de Reumatologia, 2006.

MELLO, F. M. Análise da correlação dos escores de atividade de doença na artrite reumatóide. Trabalho de Conclusão do curso de graduação em medicina – Universidade Federal de Santa Catarina, Florianópolis, 2008. 66 f. Disponível em: <https://repositorio.ufsc.br/bitstream/handle/123456789/119441/255546.pdf?sequence=1). Acesso em: 01/03/2018.

MORAN, C. J. et al. Restoration of articular cartilage. The Journal of Bone and Joint Surgery, v. 96, n. 4, p. 336-344, 2014.

MOTA, J. P. Características sociodemográficas, fragilidade e sarcopenia em idosos longevos. 2017. Disponível em: (https://bdtd.ucb.br:8443/jspui/handle/tede/2184). Acesso em: 23/02/2018.

OFTADEH, R. et al. Biomechanics and mechanobiology of trabecular bone: a review. Journal of biomechanical engineering, v. 137, n. 1, p. 010802, 2015.

ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD. División de Promoción y Protección de la Salud (HPP). Encuesta Multicentrica salud beinestar y envejecimiento (SABE) em América Latina el Caribe: Informe Preliminar [Internet]. In: XXXVI Reunión del Comité asesor de investigaciones em Salud; 9-11 jun 2001; Kingston, Jamaica: OPAS, 2002 [acesso em 20 out 2018]. Disponível em: (www.opas.org/program/sabe.htm). Acesso em: 21/06/2018.

QUEIROZ, Z. P. V.; LEMOS, N. F. D.; RAMOS, L. R. Fatores potencialmente associados à negligência doméstica entre idosos atendidos em programa de assistência domiciliar. Ciência & Saúde Coletiva, v. 15, p. 2815-2824, 2010.

SANTOS, A. J. A. O.; MELO, M. W. L.; SOUZA, M. F. C. Avaliação do consumo de alimentos com compostos bioativos e com agentes cancerígenos em pacientes oncológicos. HU Revista, v. 39, n. 3 e 4, 2013. Disponível em: (https://hurevista.ufjf.emnuvens.com.br/ hurevista/article/view/2236/770). Acesso em: 11/05/2018.

UNITED NATIONS. Department of Economic and Social Affairs, World Population Ageing. No. E.17.XIII.3 New York, 2017. Disponível em: (http://www.un.org/en/development/desa/population/publications/pdf/ageing/WPA2017_Highlights.pdf). Acesso em: 04/07/2018.

VAN VIJVEN, J. P. J. et al. Symptomatic and chondroprotective treatment with collagen derivatives in osteoarthritis: a systematic review. Osteoarthritis and cartilage, v. 20, n. 8, p. 809-821, 2012.YAAR, M.; ELLER, M. S.; GILCHREST, B. A. Fifty years of skin aging. In: Journal of Investigative Dermatology Symposium Proceedings. Elsevier, 2002. p. 51-58.ZDZIEBLIK, D. et al. Collagen peptide supplementation in combination with resistance training improves body composition and increases muscle strength in elderly sarcopenic men: a randomised controlled trial. British Journal of Nutrition, v. 114, n. 8, p. 1237-1245, 2015.

ZIEGLER, F. L. F.; SGARBIERI, V. C. Caracterização químico-nutricional de um isolado proteico de soro de leite, um hidrolisado de colágeno bovino e misturas dos dois produtos. Revista de Nutrição, 2009.

[1] Licenciado en Nutrición por el Centro Universitario Estácio de Santa Catarina, Brasil.

[2] Maestro de nutrición. Profesor del curso de Nutrición en el Centro Universitario Estácio de Santa Catarina, Brasil, Asesor.

[3] Maestro de nutrición. Co-asesor.

Enviado: Marzo de 2020.

Aprobado: Agosto, 2020.

Rate this post

Leave a Reply

Your email address will not be published.

DOWNLOAD PDF
RC: 63193
POXA QUE TRISTE!😥

Este Artigo ainda não possui registro DOI, sem ele não podemos calcular as Citações!

Solicitar Registro DOI
Pesquisar por categoria…
Este anúncio ajuda a manter a Educação gratuita
WeCreativez WhatsApp Support
Temos uma equipe de suporte avançado. Entre em contato conosco!
👋 Hola, ¿Necesitas ayuda para enviar un artículo científico?