Feria BR patrimonio: Experiencias y Narrativas compatibles en la Educación de la herencia por Musealización un territorio en Prol de su Desarrollo [1]

0
300
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI SOLICITAR AGORA!
Classificar o Artigo!
ARTIGO EM PDF

NASCIMENTO, Helder José Souza do [2]

MORAES, Francisco dos Santos [3]

PUTRICK, Simone Cristina [4]

DENDASCK, Carla Viana [5]

NASCIMENTO, Helder José Souza do; et.al. Feria BR patrimonio: Experiencias y Narrativas compatibles en la Educación de la herencia por Musealización un territorio en Prol su desarrollo. Revista Multidisciplinar Científica Centro del Conocimiento. Número 08. Año 02, Vol. 02. pp 37-52, noviembre de 2,017 mil. ISSN:2448-0959

resumen

Este estudio tiene como objetivo presentar reflexiones sobre el potencial de la Feria del patrimonio BR, celebrada en la ciudad de Parnaíba, estado de Piauí, región de Oriente el norte de Brasil. Dentro de este espacio trata de tener en cuenta la importancia de las prácticas de contexto y educación patrimonio y su contribución a la educación de los sentidos. Sin embargo, los estudios también giran en torno a pensar musealización del patrimonio cultural como un proceso estratégico para el desarrollo de la ciudad y la región sobre todo marcada por la presencia de un delta, único en el continente americano que fluye hacia el mar abierto, manglares, ríos, festivales, conocimientos y formas de expresión que constituyen los puntos de referencia de identidad y memoria para la gente del Delta.

Palabras clave: la herencia, la educación del museo del patrimonio.

introducción

En la primera etapa para introducir el tema, es apropiado para colocar el escenario en el que nace la BR Patrimonio Feria y el contexto en el que opera el evento, concebido como una herramienta estratégica para el desarrollo de un territorio y de sus habitantes, apoyado sobre la base de Sociomuseology o 'nueva museologí[6]a', si es así que podemos llamar. Parnaíba, Piauí ciudad con el sitio Historia Tumbled como Patrimonio Nacional de Brasil desde 2008, forma parte de un territorio que lleva en su esencia manifestaciones culturales únicas y es indissociadamente patrimonio material e inmaterial rica, que se refleja en el Bumba-meu-boi, en las explotaciones ganaderas en las casas coloniales y de ferrocarril, la tradición popular de las procesiones religiosas y Marujada, encaje de bolillos y bordados, artesanías de barro rojo y carnauba – árbol de la vida, los pescadores artesanales, ríos, lagos, pantanos, playas y el único delta que desemboca en el mar abierto, las Américas.  Manoel de Barros nos [7]dice en uno de sus poemas, "lo importante no es medida con cinta adhesiva o con escamas o con barómetros, etc. La importancia de una cosa que hay que ser medido por el encanto que lo produce en nosotros ". Pero, sin embargo, dicha expresión y la riqueza de ahora elencada menudo forman la ciudad y el territorio presentan, nunca se puede medir y la traducción de la sensación aula que afecta a la experiencia real no era suficiente, por sí mismo, a la educación del camino de la comunidad para la preservación de su patrimonio cultural, muchos amenazada o ya reemplazado por un vacío nunca se llena.

Es en este escenario que nace en el año 2016, bajo la dirección del Programa de Posgrado en Artes, Patrimonio y Estudios de Museo[8] de la Universidad Federal de Piauí – UFPI, Recinto de Parnaíba, el BR Patrimonio Feria. Iniciativa de carácter cultural, educativo y social, que había tomado como referencia eventos similares a los ya colocar con éxito hace unos años, en países como Portugal, España, Italia, Alemania y, más recientemente, en los países africanos. La propuesta, basada en la Museología Social fue diseñado con los actores locales como una forma de reforzar la dimensión del patrimonio inspirar nuevas posibilidades y logros para el desarrollo local a través de un proceso educativo y cultural de la identificación de las prácticas cotidianas, costumbres, creencias y experiencias históricas con el fin de preservarlas mientras dinamizar con conexiones entre los espacios / prácticas y el momento actual, estimular el descubrimiento de nuevos usos, carreada la idea de que la equidad no está separado de la vida cotidiana.

Figura 1 - Los estudiantes, Fair BR patrimonio (2017). Foto Cássia Moura
Figura 1 – Los estudiantes, Fair BR patrimonio (2017). Foto Cássia Moura

Este estudio presenta reflexiones museológicas actuales, por creer en la implementación de un nuevo estándar de musealización, que emerge principalmente de Santiago de Chile Mesa (1972), La declaración de este que cuestiona el modelo clásico – Nota Museo Museo de base de datos – y adopta una nueva forma – Museo abierto e interactivo – que presupone la participación de la comunidad en el proceso de reconocimiento, gestión y protección del patrimonio.  Es precisamente este último modelo de la BR Patrimonio Feria alojada por el Maestro de Artes, Patrimonio y Museología, propone a la ciudad de Parnaíba y el territorio habitado por poblaciones deltas, en la creencia de que un museo al aire libre como el paisaje que ahora presentamos no se puede cerrar sólo cuatro paredes. Desde hace más de un edificio con colecciones para ser disfrutado por los visitantes, estamos en posesión de un territorio rico en patrimonio cultural y natural, que debe estar en su lugar para el propio desarrollo de la comunidad del servicio y más allá. A lo largo del estudio vamos a cubrir el análisis conceptual de algunas palabras, términos y expresiones inherentes al enfoque interdisciplinario que permite el reflejo del papel y el lugar de la educación del patrimonio en este proceso? Y cómo sus propios objetos de investigación pueden encontrar subvenciones para responder: ¿Qué educación es que necesitamos? Que el patrimonio es que tenemos? 

Para esto, se tomará en base a las experiencias y narrativas observados y absorbidos a lo largo de la idealización, por supuesto, la producción y ejecución de la Herencia Feria, en particular en cuanto al análisis del discurso Conferencia presentada en un evento paralelo en el Congreso Internacional Arte, Patrimonio y Museología , Parnaíba-PI de 2017, el Coordinador de Educación del Patrimonio del Instituto del Patrimonio artístico Nacional para – IPHAN, Sonia Rampim Florencio, un movimiento de horizontes revelando sobre las mejores prácticas que se centran en "Educación sobre el Patrimonio y la participación social: inventarios participativos", lo que confirma los ideales propuestos para el caso de Parnaíba y su delta del PAC.     También creemos que además del estudio de los conceptos de museo puede divulgar este estado de revolución y paradigma de ruptura en el pensamiento del patrimonio local, introducido con la llegada de la Maestría en Artes, Patrimonio y Museología en Parnaíba, en 2015, a que puede extenderse el concepto de museo en el servicio de las necesidades de desarrollo de la comunidad, marcando el comienzo de una nueva era de democracia y ciudadanía cultural.

El lugar y el evento: Una correlación necesaria

Bajo el ecuador del Sol y el Océano Atlántico la ciudad de Parnaíba se encuentra en la región norte del Estado de Piauí, considerado el Delta del Parnaíba puerta de enlace, título atribuido popularmente a integrar el Área de Protección Ambiental (APA) – creado por Decreto Presidencial el 28 de agosto de 1996, con un área de cobertura 2.750km² – y tienen la mejor infraestructura entre los municipios de esta formación geográfica del río se encuentra con el mar, sólo en las Américas, la unidad biológicamente diversa compuesta de manglares, playas, marismas, dunas fijas y móviles, llanuras marinos y lacustres de marea, sabanas y áreas de Carnaubal. Además de la ciudad costera de Delta Parnaiba también se encuentra en las ciudades de Cajueiro Beach, Luis Correia e Ilha Grande, Piauí; Araioses, agua dulce, Tutóia y Paulino Neves, Maranhão; Chaval y Barroquinha, Ceará.

Para tener una idea de la importancia de esta área en el contexto global, APA conceptualizar como una especie de áreas protegidas definidas por la Ley Federal Nº 6902 de 27 de abril de 1981, instrumento mediante el cual el Ejecutivo establece que cuando hay un gran interés público puede área de estado del territorio nacional y de interés para la protección del medio ambiente con el fin de asegurar el bienestar de las poblaciones humanas y conservar o mejorar las condiciones ecológicas locales.

Entre los puntos que tienen en común los municipios de Delta, es la vocación comercial de zonas Litorâneas, como entrada y la salida interior para pre-amazónica y para el interior fuera de pista. Otro punto en común es la tradición de la pesca artesanal, lo que resulta favorecida por las condiciones del ecosistema. Y, por último, el turista y vocación ecológica determinada por el rico potencial de toda la franja costera que conforma el Delta (Diagnóstico y Gestión Plan de Geo-ambiental y socio económico de la APA del Delta del Parnaíba, p.42)[9]

En función del paisaje, la producción y la generación de ingresos en muy vinculantes para las características del medio, la extracción y el turismo explotación. Parnaíba se destaca en este contexto por ser dueño de la población casi eminentemente urbana que contribuye a la actividad comercial, la exportación de los recursos vegetales, especialmente cera de carnauba, aceite de babasú, aceite de coco, hojas de Jaborandi, anacardo, acerola , algodón y cuero. La ciudad también es hoy como un centro educativo estratégica de la Educación Básica, Educación Superior y Postgrado lato sensu stricto y. Es el segundo más grande y más rico en el estado de Piauí, con el segundo PIB sólo para la capital, Teresina (IBGE 2014).

El nombre del municipio "Parnaíba" se produjo porque la nomenclatura río – nacido en la Chapada das Mangabeiras, extremo sur de Maranhão – que a su importancia es el denominador de todo el delta. proceso de colonización del testigo Brasil, se deslizó a través de Río Igaraçu y se ancla una de sus principales tarjetas postales, el "Porto das Barcas", Parnaíba, se eleva desde el centro de la segunda mitad del siglo XVIII dentro de una pluralidad de arquitectura con influencias portuguesas, Inglés al art deco de los conceptos icónicas de sus casas. En su trazado urbano guardia tres siglos recuerdos aún conserva gran parte de su patrimonio material. Elevado a la categoría de ciudad en 1844, que tenía importantes ciclos económicos con la carne seca, piel y carnauba. Es evidente en la lectura relevante este contexto que en 2008, Parnaíba se convierte en jurídicamente protegido por la Federal de vuelco propuesto por el Instituto del Patrimonio Artístico Nacional para – IPHAN, pasando el título de Patrimonio Nacional.

En este orden de ideas, incluso con más de veinte años de la legalización del Delta del APA y casi diez años de inflexión federal, no hay una actitud reflexiva hacia el concepto "Parnaíba – Ciudad Patrimonio". Latente es la ausencia de esa identidad por parte de la población que sirve a la autoestima que estos bonos deben generar. Este problema se denota la ausencia de acciones que crean vínculos de cooperación técnica entre los residentes públicas, privadas y de la comunidad; y que no existe una percepción homogénea de la urgencia de la rica y compleja protección del patrimonio cultural.

En medio de estas preocupaciones que vienen de los actores de diversas matrices, los miembros de la comunidad interesados ​​en mejorar la calidad de vida y la condición humana de los indígenas que también son la equidad y vincular esto con la vida real, que creen en un instrumento de sistematización de experiencias históricas entrega integrar el conocimiento en estructuras dinámicas, el resultado de un proceso dialéctico y participativo sin monólogos seguro, pero un creador y el diálogo emancipadora; por lo tanto, se propone la "Feria BR Herencia", basado en los principios y estrategias de educación patrimonial.

Heritage BR justa: Perspectivas y reflexiones sobre el proceso de participación

Mientras que los profesores y estudiantes de la Maestría Profesional de Estudios de Arte, Patrimonio y Museo de la Universidad Federal de Piauí – UFPI, Recinto de Parnaíba, en el lanzamiento de una cruzada necesaria para discutir el papel de las instituciones y acciones museológicas en Parnaíba mientras se realiza el evento Semana Nacional museos, que es una temporada cultural coordinado por el Instituto brasileño de museos – IBRAM, que tiene lugar cada año para celebrar el Día Internacional de los museos (18 de mayo). Cada año, el ICOM (Consejo Internacional de Museos) realiza un tema diferente para la celebración de esta fecha, que es también el lema que guía las actividades de la Semana de los Museos.

Con la propuesta pionera Feria BR patrimonio en Piauí y Brasil tiene lugar en Semana Museo en Parnaíba, esperamos promover el patrimonio cultural, ambiental y crear una cultura de consumo de bienes culturales en un medio de explotar los aspectos económicos y , factores culturales, la educación, el turismo, los generadores de ingresos sociales y promotores de empleo e ingresos. La herencia Feria se ha materializado en un conjunto de demandas educativas, lo que nos dialogarmos con una porción más grande de la sociedad, los agentes públicos y privados, empresas, estudios de arquitectura / diseño, operadores turísticos, proyectos de base territoriales, empresas centros de conservación y restauración y renovación urbana, otras universidades y la formación especializada, artistas, artesanos, todos los que están interesados ​​en asuntos relacionados con el patrimonio, museos, turismo, empreendedorismos y desarrollo.

El formato 'mercado libre' se ha diseñado para eliminar este debate de un mundo estrictamente académico y establecer una conexión más estrecha con las personas que forman parte del paisaje cultural de este territorio en un intento de desmitificar la complejidad de la comprensión acerca de las recientes acciones del patrimonio mundial y museos. Este trabajo de salida más allá de las paredes de la academia le permite poner en el mismo nivel y en el espacio, los sociólogos, los pescadores, los profesores de carrera, bordadoras, médicos y semianalfabetos, que comprende cada uno como maestro de su oficio y miembro activo de la comunidad. Estos son múltiples voces con las que vamos a trabajar, ya que la educación sobre el patrimonio no deja de lado o descalificar a cualquiera de las partes interesadas en el patrimonio cultural de su ubicación, método expreso de Carlos Rodrigues Brandão en el artículo "investigación participativa: un momento de educación popular". por lo tanto:

En la mayoría de los casos, la investigación participativa es un tiempo de trabajo de educación popular hecho con las comunidades y de servicios, grupos y movimientos sociales en general, popular. No es constante diálogo doctrinal de la parte que un consenso cada vez dinámico y modificable, debe ir también en construcción. Una verdadera investigación participativa crea la solidaridad, pero nunca impone el conocimiento y los valores (BRANDÃO, Ver partidario. Ed. La gente, Uberlândia, v. 6, p – 55, jan./dez. 2007)

A través de "alimentos y bebidas", música, exposiciones, talleres en vivo de las artes asociadas con el paisaje cultural de la mitad norte, llevará a cabo una serie de conferencias, charlas, mesas temáticas, ruedas de conversaciones, coordinar las comunicaciones sobre los museos y su función social en un espacio que desea ser encantador, juguetón, colorido y diverso, característica de los mercados libres desde la época medieval.

Figura 2 - Artisan, Twisted Island, Parnaíba. Foto Cássia Moura.
Figura 2 – Artisan, Twisted Island, Parnaíba. Foto Cássia Moura.

Sabemos que el patrimonio Feria es sólo uno intervenciones educativas posible producir una acumulación de formación e información capaz de promover esta auto-reflexión en la comunidad acerca de la importancia de su patrimonio cultural, sin embargo, creemos que dicho instrumento sea estratégica para dar cabida a la heterogeneidad de pública que, naturalmente, se acercan a este proceso de educación.

Educación patrimonio: un camino

Asumiendo la Feria BR El patrimonio como agravante herramienta para comprender el papel fundamental y educativo de la identificación, registro y salvaguardia del patrimonio en el proceso de musealización de un territorio tenemos que entender que estamos hablando de equidad. Como referencia pertinente en la conceptualización de este patrimonio, la Constitución brasileña de 1988 se establece que

Art. 216. Constituyen bienes del patrimonio cultural de Brasil de la naturaleza material e inmaterial, considerados individualmente o en conjunto, la identidad portadoras de referencia, la acción y la memoria de los diferentes grupos de la sociedad brasileña, que incluyen:

I – formas de expresión;

II – las maneras de crear, hacer y vivir;

III – creaciones científicas, artísticas y tecnológicas;

IV – las obras, objetos, documentos, edificios y otros espacios destinados a manifestaciones artísticas y culturales;

V – complejos urbanos y sitios de interés histórico, natural, artístico, arqueológico, paleontológico, ecológico y científico. (Constitución Federal de 1988)

En esta transcripción de la Constitución, podemos definir el patrimonio es sobre todo el hombre mismo, su entorno y toda su producción, provenientes de diferentes grupos de la sociedad brasileña, lo que hace que el concepto más amplio, lo que permite al individuo para hacer una mundo de la lectura, la comprensión del socio culturales universo que se inserta y tienen una conciencia activa para la construcción de su presente y futuro, inseparable relación con el proceso de enseñanza / aprendizaje. No es la relación indispensable entre el museo y la educación.

Es la formación de ciudadanos conscientes de su identidad y la memoria que pueden hacer que un ecomuseo, tales co[10]mo los destinados en el territorio del Delta, que contribuye a la mejora de las referencias culturales, los significados y las prácticas de la vida social (fiestas, los conocimientos, los lugares y formas de expresión, etc.).

"La educación sobre el patrimonio se compone de todos los procesos de educación formal y no formal que se centran en el patrimonio cultural social apropiado como un recurso para la comprensión socio-histórico de las referencias culturales en todas sus manifestaciones."

"El proceso educativo debe luchar por la construcción colectiva y democrática del conocimiento a través del diálogo permanente entre los agentes culturales y la participación efectiva de poseer y producir comunidades de referencias culturales, donde coexisten diferentes nociones del patrimonio."

IPHAN. Educación patrimonio: historia, conceptos y procesos. Brasilia: Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico, 2014, P. 19

Este tema de la educación sobre el patrimonio no es reciente en Brasil, como en los años treinta acciones en consecuencia permear las actividades del Instituto Histórico Artístico Nacional para – IPHAN, el organismo responsable de la formación de la idea de la equidad en Brasil, que tiene la educación como uno de sus frentes, aunque todavía no recibe ese nombre. Es "de la primera jornada celebrada en 1983 en el Museo Imperial de Petrópolis, RJ, inspirado en el trabajo pedagógico desarrollado en Inglaterra bajo el nombre de Educación del Patrimonio", como se relata en los fundamentos de la guía de educación sobre el patrimonio (Croft et al. , 1999), que el término se convirtió en parte de nuestro vocabulario, pero con el tiempo ha transformaciones que sufren, así como el propio concepto de la protección del patrimonio dentro del cuerpo. Sonia Rampin Florencio (2014),[11] señala que ya en el proyecto de ley para crear el SPHAN (actual IPHAN), Mario de Andrade muestra el interés en promover acciones educativas por el período de la agencia desde 1937 a 1970: identificado por el espíritu de "para cumplir preservar "; ya que el período de 1970-1983: se caracteriza por los locales de participación, el desarrollo de las ideas cuando Aloísio Magalhães, presidente de IPHAN en el tiempo, crea el Proyecto de Interacción, que propone un mayor respeto en el trabajo educativo con la dinámica de la vida diaria cultural; sólo en el período 1983-2004: es que crea el concepto de "educación sobre el patrimonio" como metodología, más precisamente en 1999, cuando se publica la Educación Básica guía del Patrimonio, que busca establecer una metodología de trabajo basada en la "alfabetización cultural ".

Y entre estos hitos que revelan la trayectoria de la educación del patrimonio en el IPHAN, tiene la Carta de Nova Olinda (2009), Primer Foro Nacional de la Herencia Cultural (2009), Documento II Encuentro Nacional de Educación del Patrimonio (2011), la publicación "Educación sobre el Patrimonio: historia, conceptos y procesos" (2014); "Llevar Educación: inventarios participativos" (2016); y la más reciente, la Ordenanza 137 de abril de 2016, que en su Art. 3 establece las directrices importantes de la educación sobre el patrimonio:

I – Fomentar la participación social en la formulación, implementación y ejecución de las actividades educativas, para estimular el papel de los diferentes grupos sociales;

II – La integración de las prácticas educativas a la vida diaria, la participación de los bienes culturales a los espacios de la vida;

III – para resaltar el territorio como espacio educativo, capaz de lecturas e interpretaciones a través de múltiples estrategias educativas;

IV – promover las relaciones de afecto y estima inherente a la recuperación y conservación del patrimonio cultural;

V – consideran que las prácticas educativas y políticas de conservación son parte de un campo de conflicto y negociación entre los distintos segmentos, sectores y grupos sociales;

VI – Considerar la intersectorialidad de las actividades educativas, con el fin de promover la preservación de políticas conjuntas y mejora del patrimonio cultural con la cultura, el turismo, medio ambiente, educación, salud, desarrollo urbano y otras áreas relacionadas;

VII – Fomentar la asociación de las políticas de patrimonio cultural a las acciones de sostenibilidad local, regional y nacional;

VIII – consideran patrimonio cultural como un tema transversal y interdisciplinar.

Estas directrices rectores están relacionados con una serie de supuestos conceptuales que ayudan a problematizar la construcción de nuestro conocimiento sobre la educación que debemos tener en cuenta para una acción verdaderamente transformador, contrariamente a lo que Paulo Freire llama "banca" educ[12]ación, simplemente instructivistic, teniendo comunidad como un consumidor de información en lugar de aceptarlo con sus diferencias, las subjetividades, las pluralidades, donde las personas son agentes de desarrollo.

Dentro de una perspectiva socio-constructivista, es necesario pensar en una mediación de Educación Patrimonial para la apropiación del conocimiento, mirando a la comunidad como productor de conocimiento, teniendo en cuenta su experiencia y el reconocimiento de la existencia del conocimiento local asociada con la memoria lugar y la gente son titulares de la "buena". Un proceso bidireccional como Freire expresado, "nadie educa a nadie, ya que nadie educa a sí mismo; los hombres se educan en comunión, mediada por el mundo".

Figura 3 - mediación cultural, Fair BR Heritage. Foto Cássia Moura.
Figura 3 – mediación cultural, Fair BR Heritage. Foto Cássia Moura.

Es necesario que romper los paradigmas conceptuales ampliando el concepto de que "El patrimonio es todo lo que creamos, valoramos y queremos preservar: son los monumentos y obras de arte, y también los festivales, canciones y bailes, las diversiones y los alimentos, el conocimiento, obras y hablar. Todo lo que finalmente producen las manos, las ideas y la fantasía (Fonseca, 2005, p. 21), "todo lo que expresa los diferentes contextos culturales en los que vivimos, todos los ambientes educativos. Para disminuir así la brecha entre la alta cultura con la cultura popular, como es el pasado había una jerarquía inferiorizada primero.

Siguiendo la idea de Aloísio Magalhães, que "La comunidad es el mejor guardián de su herencia," debemos tener en cuenta la participación efectiva de las comunidades en el reconocimiento del patrimonio y el desarrollo y ejecución de las actividades educativas. Es decir, tiene que ser la legitimación de todo el proceso por aquellos que experimentan el patrimonio y no sólo un grupo de intelectuales. Por lo tanto, es importante pensar que todos los marcos legales y directrices crearon el logotipo de tiempo a centrarse en la educación del patrimonio no puede adoptar el movimiento vertical, de arriba a abajo, como un reglamento emitido por el poder del Estado, sino para servir como una guía para ayudar caminar en las acciones.

Cada momento las directrices que se presentan en este documento para confirmar la idea de que el patrimonio como un recurso para el desarrollo local, no puede ser visto fuera de los ritmos de la sociedad puesto que los bienes están completamente insertados en los espacios de vida, en medio de todo conflictos modernos y tensiones. Está claro que esta comprensión del patrimonio cultural como un campo de conflicto también sirven para fomentar la solidaridad en la aceptación diferente. Y en este sentido, la educación sobre el patrimonio también cumple con su papel de mediador.

Aunque el término "educación" siempre estar estrechamente vinculado con el entorno escolar, la educación patrimonial que estamos hablando es de una educación que va más allá de las paredes de la escuela, que comprende el espacio educativo como el propio territorio. ¿Qué hay de todo tipo no es una excepción a los dictados actuales de la educación formal de uno, pero vamos a ver que la Ley de Directrices y Bases, la LDB – 9.394 / 96, que establece en su artículo. 1: "La educación abarca los procesos de formación que se desarrollan en la vida familiar, en la sociedad humana, en el trabajo, en las instituciones educativas y de investigación, movimientos sociales y organizaciones de la sociedad civil y las manifestaciones culturales" (Brasil, 1996).

Sincronizarlo con los procesos mediante los cuales se dan a la conservación y desarrollo del patrimonio cultural a través de la educación deben adoptar principios transversales, multi, poli, transdisciplinarios, donde no se puede pasar por alto las diversas interfaces simbólicos y sociales. La educación sobre el patrimonio que tenemos que ser visto como un medio y no un fin.

Figura 4 - Workshop "Rendilhando Memories" Fair BR Heritage. Foto Cássia Moura.
Figura 4 – Workshop "Rendilhando Memories" Fair BR Heritage. Foto Cássia Moura.

Dado que muchas experiencias han sido sacrificados en la hoguera de la historia, tenemos que desarrollar un proceso educativo que respete estas directrices básicas que respeta cualquier expresión de este rico patrimonio de los pueblos del Delta. Por lo que el BR Patrimonio Feria será también una forma de resistencia y lucha.

Estos estudios también tiene como objetivo facilitar, herramientas analíticas en herramientas importantes para el campo de la museología, a saber, "cómo comunicar" y "para informar" al público sobre la existencia de una estrategia relacionada con la protección, la protección y promoción rico patrimonio cultural de la ciudad de Parnaíba-PI, por el norte de Brasil.

CONSIDERACIONES FINALES

Estas breves reflexiones, aún frente preliminar de un trabajo en curso, dirigidas a atraer a un primer plano la importancia de los eventos regionales (municipales) que tienen como objetivo perpetuar no sólo el conocimiento, sino el reconocimiento del individuo como a tu espacio, con lo que la posibilidad de pertenencia de la construcción, y de ahí el interés en la creación de acciones relacionadas con el desarrollo local. Por lo tanto, utilizando el BR Patrimonio Feria como un objeto de estudio, que permite no sólo el reflejo de este evento, así, abrir las puertas de este evento se puede utilizar como ejemplificación.

Referencias

BIONDO, Fernanda. Educación a los desafíos del patrimonio cultural de campo: Casas del patrimonio y Redes de la acción educativa. Maestros profesionales en conservación del patrimonio cultural. IPHAN. 2016.

Brandao, Carlos Rodrigues (Eds.). la investigación participativa. Sao Paulo: Brasiliense, 2001.

BRASIL. Constitución (1988). Constitución de la República Federativa del Brasil. Brasilia, DF: Senado: Graphic Center, en 1988.

FERNANDEZ, Luis Alonso. Introduccióna una nueva museología La. Alianza Editorial. Madrid, 1999.

Freire, Paulo, Pedagogía del oprimido. Río de Janeiro: Paz e Terra. 1977.

GOMES, L. F. Nacional de Cine: caminos tomados. Sao Paulo: Ed.USP de 2007.

IPHAN. Educación patrimonio: historia, conceptos y procesos. Brasilia: Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico, 2014, P. 19.

LDB – Ley de Directrices y Bases. Ley N ° 9.394. 1996. Disponible en: <http://portal.mec.gov.br/seed/arquivos/pdf/tvescola/leis/lein 9394.pdf> Acceso en junio el año 2016

MAGALHÃES, Aloisio. bienes culturales: instrumentos para el desarrollo armonioso. Brasilia CNRC. s / d.

NACIMIENTO, Francisco de Assis Sousa; NACIMIENTO, Helder José Souza. Municipal de Cultura del Plan de Parnaíba – 2015/2025. Superintendente Municipal de Cultura / Departamento de Gestión. Parnaíba: Piauí. 2015.

PLAN DE GESTIÓN y socio DIAGNÓSTICO GEO-ambiental y económico del delta PARNAÍBA APA. Ministerio de Medio Ambiente – ICMBio, p.42.

Pinheiro, Áurea da Paz; MOURA, Cassia. Configurar la historia y el paisaje de Parnaíba – Piauí cuadernos patrimonio cultural; V.2 – Teresina: Superintendente de Iphan Piauí, 2010.

Varine, Huges de. Las raíces del futuro: el patrimonio con el desarrollo local. Trad:. María de Lourdes Pereira Horta. 1ª reimpresión – Porto Alegre. Canalón de 2013.

VYGOTSKIY, S. L. Formación Social de la Mente. 6 Edição.- Sao Paulo: Martins Fontes, 1998.

[1] Trabajo presentado para la evaluación de la disciplina del patrimonio, la sociedad y la educación del museo del Programa de Postgrado, Maestría en Artes, Patrimonio y Museología – UFPI, 2017.

[2] Maestro del Programa de Postgrado Maestría Profesional de Artes, Patrimonio y Museología – UFPI.

[3] Maestro del Programa de Postgrado Maestría Profesional de Artes, Patrimonio y Museología – UFPI.

[4] Tourismologist, estudiante de doctorado en Geografía, profesor de la Universidad Federal de Piauí.

[5] Doctorado en Psicoanálisis por el Seminario Teológico Internacional, Máster en Estudios Religiosos de la Universidad Mackenzie Prebiteriana.

[6] Se puede decir de la idea de la participación comunitaria en la definición y gestión de las prácticas museológicas; la adopción de la museología como factor de desarrollo y no sólo preocupado por colecciones.

[7] Manoel Wenceslao Leite de Barros (Cuiabá 19 de diciembre, 1916 – Campo Grande, 13 de noviembre de 2014) fue un poeta brasileño del siglo XX, que pertenece cronológicamente a la Generación del 45, pero formalmente el brasileño post-modernismo, de pie más cerca de la vanguardia europea de principios de siglo y Poesía Pau-Brasil y antropofagia de Oswald de Andrade. Con 13 años, se trasladó a Campo Grande (MS), donde vivió el resto de su vida. Recibió varios premios literarios, entre ellos dos premios tortugas y fue miembro de la Academia Grosso del Sur Mato de Letras. Es el más aclamado de la poeta brasileña contemporánea en los círculos literarios. Mientras sigue escribiendo, Carlos Drummond de Andrade negó el epíteto poeta vivo de Brasil en favor de Manoel de Barros. Su obra más conocida es el "Libro de la Nada" 1996.

[8] Disponible en <http://www.sigaa.ufpi.br/sigaa/public/programa/portal.jsf?lc=pt_BR&id=793>.

[9] Disponible para dowload en el sitio web oficial del Ministerio de Medio Ambiente ICMBio – Delta del APA – Plan de gestión: <http://www.icmbio.gov.br/portal/unidadesdeconservacao/biomas-brasileiros/marinho/unidades-de-conservacao ropa de cama / 2246-apa-delta del Parnaíba>.

[10] El término Ecomuseu es en la literatura conectado a Hugues de Varine y George Henri Riviere, en 1972 y 1980 respectivamente. En la Declaración de Quebec en 1984, se colocan los principios de la Nueva Museología cabo, lo que incluye los museos comunitarios; entre ellos el eco-museo, la cual estará compuesta con la integración de la equidad, la participación de la comunidad, el medio ambiente y el territorio. museólogo de consideraciones de oro Paz Pinheiro en el artículo COMUNIDAD, museos de SANS MURS: un proyecto participativo para promover la sostenibilidad, la ciudadanía y el conocimiento local.

[11] IPHAN. Educación patrimonio: historia, conceptos y procesos. Brasilia: Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico, 2014, P. 19.

[12] Freire, Paulo, Pedagogía del oprimido. Río de Janeiro: Paz e Terra. 1977.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here