REVISTACIENTIFICAMULTIDISCIPLINARNUCLEODOCONHECIMENTO

Revista Científica Multidisciplinar

Pesquisar nos:
Filter by Categorias
Administración
Administración Naval
Agronomía
Arquitectura
Arte
Biología
Ciencia de la religión
Ciencias Aeronáuticas
Ciencias de la computación
Ciencias sociales
Cocina
Comunicación
Contabilidad
De marketing
Educación
Educación física
Ética
Filosofía
Física
Geografía
Historia
Ingeniería Agrícola
Ingeniería ambiental
Ingeniería Civil
Ingeniería de producción
Ingeniería de producción
Ingeniería Eléctrica
Ingeniería Informática
Ingeniería mecánica
Ingeniería Química
Letras de
Ley
Literatura
Matemáticas
Medio ambiente
Nutrición
Odontología
Pedagogía
Psicología
Química
Salud
Sem categoria
Sociología
Tecnología
Teología
Tiempo
Turismo
Veterinario
Zootechny
Pesquisar por:
Selecionar todos
Autores
Palavras-Chave
Comentários
Anexos / Arquivos

El problema de la Supply Chain Management ante los impactos del Covid-19 y la reanudación del crecimiento

RC: 129743
594
5/5 - (2 votos)
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI
SOLICITAR AGORA!

CONTEÚDO

ARTÍCULO ORIGINAL

RIBEIRO, Jessiel de Moura [1]

RIBEIRO, Jessiel de Moura. El problema de la Supply Chain Management ante los impactos del Covid-19 y la reanudación del crecimiento. Revista Científica Multidisciplinar Núcleo do Conhecimento. Año. 07, ed. 08, vol. 07, pág. 28-47. Agosto 2022. ISSN: 2448-0959, Enlace de acceso: https://www.nucleodoconhecimento.com.br/administracion-de-empresas/impactos-del-covid-19

RESUMEN

Hablar de Supply Chain implica considerar toda la planificación y estructuración necesaria para atender integralmente al cliente final, demandando la toma de decisiones que involucren los aspectos estratégicos, tácticos y operativos de una organización. Con el surgimiento de la pandemia del Covid-19, la cadena de suministro de diferentes empresas alrededor del mundo se desorganizó, provocando una escasez alarmante, además de la escasez de mano de obra para el trabajo en todos los segmentos. En esta perspectiva, la pregunta que surge es: ¿cómo promover la reanudación de la industria, el comercio y los servicios en el plano global pospandemia? Como objetivo se pretende investigar posibles soluciones para reorganizar el flujo de planificación de abastecimiento de las empresas y retomar el pleno funcionamiento de la cadena productiva ante las exigencias de su clientela en la pandemia post-Covid-19. Este artículo original fue desarrollado utilizando la metodología de investigación bibliográfica, discutiendo la paralización de los procesos de la Supply Chain, provocada por la pandemia de Covid-19 y la consecuente caída de la oferta. Existía la necesidad de crear e implementar cadenas de suministro resilientes, ante eventuales ocurrencias drásticas; desarrollo/implementación de colaboración tecnológica a través de herramientas/plataformas de alto rendimiento para una mejor gestión de los procesos de la Supply Chain, utilizando el sistema blockchain; promover la formación de personas y equipos.

Palabras clave: Pandemia de Covid-19, Supply Chain, Reanudación del suministro pospandemia.

INTRODUCCIÓN

Las prácticas de Supply Chain Management (SCM) comprenden el conjunto de procesos interconectados en una cadena que se inicia con la compra de materias primas, producción, almacenamiento, movimiento interno, transporte y distribución al consumidor final (NEOWAY, 2021).

Con el advenimiento de la pandemia del Covid 19 que impulsó, en un breve lapso de tiempo, una crisis mundial sin precedentes a lo largo de este siglo, se produjo una grave interrupción en el flujo de bienes necesarios para la vida cotidiana de las personas en el formato conocido hasta entonces, impactando toda la cadena de producción y distribución, y con ello, provocando la desaceleración de la economía mundial. Los diferentes sectores de la sociedad comenzaron entonces a experimentar problemas de salud, sociales y económicos (GERDEMAN, 2022).

El comercio entre Estados Unidos y China se vio muy afectado, ya que los trabajadores enfermaron y las fábricas se vieron obligadas a detener sus actividades (HEISE, 2020).

En la actualidad, se perfila la reducción de las formas graves de la enfermedad y del contagio, a pesar de las altas cifras de muertes registradas en todo el mundo. Este hecho se debe a los resultados satisfactorios obtenidos por la adopción de las medidas necesarias para combatir la enfermedad, como el aislamiento social y otras medidas sanitarias adoptadas, aliadas a la vacunación masiva que abarcó a la mayoría de las naciones.

El impacto de la escasez de insumos y bienes en todos los segmentos provocó una reducción de 2% en el crecimiento anual de la economía estadounidense entre julio y septiembre de 2021, contrario a pronósticos anteriores de expertos que apuntaban a la casa de 7% anual. A esta caída del crecimiento económico también contribuye el aumento de los precios de los combustibles, los alimentos, los alquileres y los artículos básicos para la supervivencia de los norteamericanos (CBS NEWS, 2021).

Sin embargo, persisten dificultades en diferentes organizaciones y su esfuerzo concentrado en la búsqueda de la mano de obra necesaria para cubrir las oportunidades profesionales aún abiertas, ya que el mercado laboral se vio fuertemente trastornado por la enfermedad (CBS NEWS, 2021). A esto se suma el hecho de que la reciente reanudación de los negocios ha tomado por sorpresa a muchas empresas que, ante la pandemia, redujeron sus compras y productividad, pero que, ante la creciente demanda de los consumidores, comprobaron su desabastecimiento a atender puntualmente el resurgimiento de la demanda (GERDEMAN, 2022).

En esta perspectiva, este artículo científico original, cuya metodología fue la investigación bibliográfica, pretende responder a la siguiente pregunta: ¿cómo promover la reanudación de la industria, el comercio y los servicios en el nivel global pospandemia?

En respuesta a la problemática planteada, el presente estudio tiene como objetivo identificar posibles soluciones para reorganizar el flujo de planificación de abastecimiento de las empresas y retomar el pleno funcionamiento de la cadena productiva ante las demandas de su clientela en el post-pandemia Covid-19.

EMERGENCIA DE COVID-19

No le corresponde a la humanidad poner en perspectiva los millones de vidas perdidas por enfermedades contagiosas que se extendieron rápidamente por muchos continentes, incluida la viruela, durante el siglo III (de enero de 201 dC a diciembre de 300 dC); la peste negra en 1347, el cólera en 1817, la peste bubónica en 1855, la pandemia de sarampión en 1875, la gripe española en 1918, la gripe asiática en 1957 y la gripe porcina (H1N1) en 2009, según indica el portal de la Universidad de Medicina de Lisboa (UL, 2020).

Aun así, la pandemia de Covid-19 es considerada “la mayor amenaza para la salud pública mundial del siglo”, evento que promovió desequilibrios y deficiencias en el progreso económico, político y social en todos los países (SILVA, 2020, p. 448).

Una tragedia de proporciones sin precedentes, el Covid 19 provocó el desencadenamiento de una crisis de orden mundial que afectó a todos los sectores de la vida humana, ejerciendo además una fuerte presión sobre la capacidad productiva de los diferentes sectores industriales alrededor del mundo, ya que al mismo tiempo que crecía el contagio, la oferta de productos y servicios se fue paralizando lentamente (SILVA, 2020).

Antes del anuncio oficial emitido por el gobierno chino para informar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la aparición del nuevo coronavirus, los países importadores de bienes producidos en China ya comenzaban a sufrir la importante caída en la cadena de suministro de ese país (YOSHIDA, 2020, pág. 12).

Las interrupciones en el flujo de productos e inventarios, catalogadas por los expertos como interrupciones graves -cuando los fabricantes cerraron/paralizaron parcial o totalmente sus actividades, los aeropuertos adoptaron severas restricciones, hubo escasez de equipos y suministros-, en sí mismos, fueron eventos que impactaron la oferta global, redes sociales, también provocado por el aislamiento social tan necesario para contener la propagación del nuevo coronavirus (YOSHIDA, 2020, p. 12).

China, que con el paso del tiempo se ha convertido en el mayor centro local y mundial en la producción de materias primas y repuestos para diferentes segmentos de la industria, se ha convertido en el principal proveedor crítico para los sectores de maquinaria, telecomunicaciones, instrumentos de precisión, etc. (CAI y LUO, 2020).

Wuhan fue la ciudad china más afectada por el nuevo coronavirus, epicentro inicial de la epidemia, cuya producción proviene de grandes empresas del sector de la automoción y los semiconductores, tan necesarias para los gigantes del sector, entre ellos Foxconn, Dongfeng, Motor Group, Honda y General Motors, que enfrentó una fuerte caída en su negocio (CAI y LUO, 2020).

La propagación del Covid-19 llegó rápidamente a las provincias de Guangdong, Zhejiang y Jiangsu, región donde se concentran muchas empresas manufactureras, lo que provocó que la producción de automóviles, celulares y otros productos disminuyera paulatinamente, debido a la falta de materias primas, repuestos de reposición, y también la falta de mano de obra (CAI y LUO, 2020).

El posterior contagio por el nuevo coronavirus provocó el cierre de numerosas fábricas en distintos países, ante las acciones de bloqueo de la circulación de personas y medios de transporte, incluidos sectores de la industria del automóvil, electrónica e incluso farmacéutica. En consecuencia, el riesgo de quiebra de numerosas medianas y pequeñas empresas se ha convertido en una realidad a medio plazo (CAI y LUO, 2020).

Los impactos del Covid-19 en el proceso de abastecimiento mundial ocurrieron en dos fases, descritas por Cai y Luo (2020): en la fase 1, entre febrero y marzo de 2020, comenzaron a ocurrir cambios graduales en todos los procesos productivos en China, en relación con el suministro de materias primas y repuestos, provocando inicialmente retrasos en la entrega de los pedidos de importación. Ante el continuo crecimiento de la contaminación de las personas, en la fase 2 se interrumpieron los procesos productivos.

Cabe señalar que China es considerada “un gran consumidor de materias primas y productos agrícolas mundiales, y las interrupciones en la fabricación en China se han extendido a través de las cadenas de suministro mundiales” (TWINN et al., 2020, apud SILVA, 2020, p. 450).

La reducción en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) impactó de manera integral la cadena productiva global, tanto en la producción y abastecimiento de insumos, como en el abastecimiento de productos industriales y servicios en general, debido a la crisis global instalada, como explicó Steve Rick, economista jefe de la aseguradora Cuna Mutual Group (CBS NEWS, 2021).

CADENA DE SUMINISTRO: PASOS, TIPOS Y ALCANCE

Según Pessoa et al. (2017, p. 176), la nueva realidad mundial, representada por “la globalización, el comercio electrónico y las automatizaciones” permite a los consumidores de todos los estándares y poder adquisitivo innumerables experiencias antes no imaginadas, al mismo tiempo que organizaciones de distintos tamaños buscan expandir su negocio, ya sea en puntos de venta físicos o electrónicos. Y es que todos estos aspectos implican la gestión de la cadena de suministro, así como el cuidado con los riesgos inherentes a dicha gestión.

El concepto de Logística surgió en Francia alrededor de 1917, descrito en el libro “Logística Pura: la ciencia de la preparación para la guerra”, escrito por el entonces Teniente Coronel Thorpe, Marine de los Estados Unidos. En ese libro se describen las “estrategias de guerra, cuyo objetivo era cuidar el acopio, mantenimiento y distribución de diferentes materiales, como alimentos, medicinas, armas, ropas y medios para transportarlos” y lleva a cabo varios proyectos (FUNDACE, 2019).

Pero hubo un desfase entre la publicación del citado libro en 1917 y el fortalecimiento del área de Logística en el contexto empresarial, que recién se dio a partir de 1970, cuando pasó a abarcar aspectos como la planificación eficiente, el inventario y el transporte de productos (FUNDACE , 2019).

De acuerdo con la definición de Yoshida (2020, p. 17-8), la logística es el área que consiste en la gestión estratégica de las actividades de adquisición, movimiento y almacenamiento de materiales, “con el objetivo de maximizar las ganancias, presentes y futuras, a través de la inflexión de costes en el cumplimiento de pedidos”. También comprende:

o serviço ao cliente, relacionado ao tráfego e meios de transporte, armazenagem, localização da planta fabril e seus depósitos, o controle de inventário, o processamento de pedidos, a aquisição de materiais e sua movimentação e distribuição, suprimento, entrada e saída de materiais, devolução de mercadorias e previsão de volume de pedidos, atendendo o cliente de forma eficiente (…) (YOSHIDA, 2020, p.17-8).

La logística tiene como objetivo permitir una mayor rentabilidad de los servicios a los clientes y consumidores, posibilitando el mejor flujo y mayor valor agregado de sus productos a sus clientes (YOSHIDA, 2020).

La evolución de este concepto llevó al surgimiento de la Supply Chain Management (SCM), integrando todos los procesos que intervienen en la Logística con otros necesarios para la gestión integral de este sector (NEOWAY, 2021).

SCM se ha convertido en una estrategia fundamental para las mejoras en los sistemas operativos de las organizaciones, permitiendo la generación de ventaja competitiva a través de la reducción de costos en las fases de producción, innovaciones en los procesos y entrega al consumidor final con mayor calidad (NEOWAY, 2021).

Sin embargo, existen riesgos relacionados con esta Gestión, los cuales se subdividen en: riesgos operativos, amenazas a las inversiones en inventario y costos de la cadena de suministro (YOSHIDA, 2020).

Según Neoway (2021), entre los tipos de cadenas de suministro se encuentran:

  1. Totalmente flexible: se centra en la entrega rápida, como es el caso de los clientes de e-commerce. Es utilizado por áreas de mercado de alta demanda, de cara a consumidores con mayor poder adquisitivo;
  2. Ágil: enfocado en respuestas rápidas a demandas impredecibles, por ejemplo, insumos industriales. Se utiliza en mercados de consumidores no leales que requieren una entrega rápida pero ofrecen un alto rechazo a precios elevados;
  3. Lean: se centra en la eficiencia, la economía de escala y el bajo costo de producción y entrega, representado por ejemplo por los proveedores de suministros de oficina. Utilizado en negocios tipo B2B, suele tener clientes que buscan buenos precios, con un servicio rápido y de calidad;
  4. Reabastecimiento continuo: con un enfoque en el desarrollo de la lealtad del consumidor por productos y servicios confiables, uno puede mencionar a los proveedores de bebidas para bares como ejemplo. Utilizado para mercados cuyas demandas son predecibles y clientes leales a sus proveedores.

Las diferencias entre un concepto y otro consisten en que la Logística es un enfoque específico que involucra los pasos entre el almacenamiento y el transporte, mientras que el Supply Chain Management involucra toda la gestión entre empresas, a destacar: proveedores, distribuidores, almacenes, consumidores, etc. (FUNDACE, 2019).

A su vez, se encuentra la Risk Management Supply Chain (SCRM). Según Lima Jr. et al. (2021, p.279), consiste en la “intersección de conocimientos entre la Gestión de Riesgos y la Gestión de la Cadena de Suministro”. Son riesgos inherentes a cuestiones geográficas, que impactan en las cadenas de suministro, los cuales están vinculados a los contextos sociales y demandas de los diferentes países en sus relaciones proveedor/comprador.

Lima Jr. et al. (2021) enseñan que tales riesgos se refieren a la naturaleza del riesgo o la efectividad de las estrategias de diferentes empresas, países, etc., en la medida en que puedan o no comprometer los negocios y la viabilidad de los proyectos comerciales. Estos autores describen cinco factores de riesgo, a destacar:

  1. Riesgos de transporte: posibles problemas durante el transporte de mercancías, relacionados con retrasos o daños en los productos;
  2. Riesgo de información y previsión: posibles errores en la información y previsión de la demanda, como errores relacionados con la documentación del pedido; errores en la entrada de pedidos y en el sistema de información; solicitudes urgentes de pedidos y cambios por parte de los clientes y adecuado mantenimiento de stock;
  3. Riesgo de proveedor: posible quiebra repentina de un proveedor; mermas y defectos causados ​​por la producción inadecuada del proveedor; deficiencias en la respuesta a solicitudes urgentes;
  4. Riesgo ambiental: consisten en posibles cambios operativos en el SCM; fluctuaciones de precios relacionadas con el aumento de los precios de las materias primas y la inflación; oferta y demanda insatisfechas por insuficiencia de materias primas; cambios en regulaciones, leyes y políticas relacionadas; cambios tecnológicos;
  5. Riesgo destructivo: relativo a desastres naturales y accidentes repentinos e inesperados, tales como epidemias, incendios, accidentes de tránsito, huelgas y cierres de puertos y aeropuertos.

A los cinco riesgos descritos, Gerdeman (2022) agrega un sexto riesgo, relacionado con las numerosas solicitudes de renuncia de trabajadores norteamericanos, ocurridas por diferentes motivos en el período pospandemia.

EL MULTILATERALISMO Y LA CADENA GLOBAL DE SUMINISTRO

Multilateralismo es el término que significa la concepción de estructuras que tienden a funcionar de manera universal entre las partes que lo integran. Es similar al propósito de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), entre otros, cada uno de ellos sujeto “a un determinado sistema de coordinación de relaciones entre diferentes estados, para cumplir con ciertos objetivos” (FONSECA JR, 2019).

Fernandes y Simão (2020 p. 18-19) explican que el multilateralismo como “principio estructurante de las relaciones internacionales”, nació en el siglo XX y puede definirse como “la práctica de coordinar políticas nacionales entre tres o más Estados, a través de ad hoc o instituciones”.

A su vez, el regionalismo y sus múltiples formas se asientan sobre la base de procesos de coordinación entre diferentes estados, con excepción de la Unión Europea (UE). También es similar a varias instituciones, incluida la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) o la Alianza Atlántica, etc. (FONSECA JR, 2019).

También cabe mencionar el concepto de multipolaridad, definida por Fernandes y Simão (2020) como la distribución de factores de poder en los diferentes polos, poder que suele concentrarse en países considerados por el sistema internacional como potencias mundiales. La multipolaridad se diferencia del multilateralismo, que es el arreglo entre países interesados ​​en acuerdos entre sí, porque se relaciona con cuestiones relacionadas con la distribución del poder.

El multilateralismo surge de la necesidad de las diferentes naciones y sus demandas de acuerdos sobre el suministro de insumos, productos, commodities, etc. Se trata de acuerdos que pueden realizarse según preferencias regionales, bilaterales e incluso plurilaterales, y sus signatarios deben permanecer fieles a los principios del libre comercio (TIRONI, 1990).

Las normas relativas al multilateralismo y su fiscalización están a cargo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), con base en reglamentos técnicos desarrollados a partir de otros acuerdos existentes. Entre los polos de poder más grandes del mundo se encuentran Estados Unidos, China y la Unión Europea (UE). Así, de acuerdo con los reglamentos técnicos, otros países pueden elegir o combinar sus elecciones a lo largo de la cadena productiva de un grupo u otro, de acuerdo con sus necesidades e intereses regionales (TIRONI, 1990).

De esta forma, China, EE. UU. y Alemania se vincularon comercialmente, pasando a producir/exportar al norte de Asia, América del Norte y Europa Occidental, respectivamente, mientras que Corea del Sur, Japón y Singapur ascendieron al estatus de alta importancia en la producción/suministro de productos con destino a la cadena global, incluso dependiendo de su ubicación geográfica, ya que sus exportaciones representan el 40% de los productos intermedios, según datos tabulados por la consultora KPMG, reconocida empresa independiente especializada en servicios de auditoría, consultoría y análisis tributario (TIRONI, 1990).

Con respecto específicamente a Estados Unidos y China, Heise (2020) argumenta que se trata de una relación comercial cuyas principales características son el proteccionismo y la incertidumbre.

IMPACTOS DEL DESABASTECIMIENTO EN ESTADOS UNIDOS

Con la pandemia del Covid 19, se produjo una fuerte caída en la oferta de distintos tipos de productos con destino a los distintos países. Era una época en que Estados Unidos redujo a la mitad sus importaciones desde China, entre enero y marzo de 2020, dirigiendo parte del volumen de sus compras a proveedores no chinos (HEISE, 2020).

En la actualidad, dos años después de la pandemia del Covid 19, los norteamericanos aún enfrentan anaqueles desabastecidos en diferentes tipos de tiendas, ya sean de alimentos y artículos de supermercado, electrodomésticos y hasta juguetes, entre muchos otros (KAVILANZ, 2022).

Es un desabastecimiento que afecta incluso a las tiendas de conveniencia, que suelen funcionar como puntos comerciales alternativos e incluso ofrecen artículos de alimentación, entre otros comunes a los supermercados. Ha habido casos de tiendas ubicadas en ciudades más grandes o mercados secundarios en áreas rurales, todos los cuales todavía están relativamente cortos de suministros como resultado de la pandemia de Covid 19 (KAVILANZ, 2022).

Aún así, es un momento en que la Federal Reserve Board se prepara para reducir el subsidio otorgado a la economía estadounidense durante la recesión, el cual está siendo retirado paulatinamente, al mismo tiempo que el referido banco muestra su enorme preocupación por las posibilidades de crecimiento en la inflación, entre otras circunstancias que pueden comprometer la recuperación financiera del país (CBS NEWS, 2021).

Rocha (2021) afirma que, en gran medida, tales dificultades fueron potenciadas en Estados Unidos por el negacionismo del entonces presidente Donald Trump respecto a la peligrosidad de la enfermedad, además de la difusión de fake news sobre asuntos relacionados con el Covid 19, entre ellos, los lineamientos en cuanto al uso de hidroxicloroquina, la falta de incentivo a las medidas preventivas de higiene y uso de mascarillas de protección facial, así como la falta de incentivo masivo al aislamiento social y vacunación.

Esta forma de afrontar la situación llevó a Estados Unidos a encabezar la lista de países con mayores índices de infectados y consecuentes muertes. Rocha (2021) relata que la visión del expresidente Trump sobre la enfermedad lo llevó a retirar al país de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y consecuente supresión de la colaboración en inversiones previstas para investigación científica hasta entonces.

Con el pretexto de cuestionar la autoridad de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y acusar a China de fabricar y exportar el nuevo coronavirus, además de señalar la demora china en alertar a ese organismo sobre la realidad de la crisis sanitaria emergente, el ex -El presidente Trump rebajó las inversiones habituales en esa OMS al 6,91%, entre otras medidas que perjudicaron las relaciones multilaterales (ROCHA, 2021).

En cuanto al compromiso de la cadena de suministro, Attinasi et al. (2022) argumentan que “los cuellos de botella en la cadena de suministro resultan de la interacción de varios factores”, y los enumeran: 1. Fuerte recuperación de la demanda global de bienes manufacturados, que no fue acompañada por un aumento en la oferta de bienes; 2. Sectores muy afectados por la falta de oferta, incluyendo los semiconductores, debido al crecimiento de la demanda de productos y equipos electrónicos, en parte provocado por el aislamiento social y las necesidades de trabajar en home office de gran parte de la población; 3. Las interrupciones relacionadas con la logística como resultado de la congestión portuaria y las actividades de los buques portacontenedores; de medidas restrictivas de bloqueo en algunos países asiáticos, que son importantes proveedores de diferentes insumos intermedios.

Ante esta realidad, al asumir la presidencia de Estados Unidos, el actual presidente Joe Biden reformuló el compromiso del país en temas multilaterales; promovió la inmunización del 50% de la población local, es decir, de las personas que aceptaron la vacunación; anunció el regreso de ese país a la OMS, además de la elaboración/adopción de un plan para distribuir 55 millones de vacunas en todo el mundo, destinando el 75% de estas a los países más necesitados (ROCHA, 2021).

En cuanto al servicio de proveedores nacionales, parece que entre los sectores que más sufrieron el retraso en la producción se encuentran el 36% de la pequeña manufactura, construcción civil y comercios diversos, según datos tabulados entre el 31 de mayo y el 6 de junio de 2021, por EE.UU. empresa Census Small Business Pulse (ROCHA, 2021).

Por su parte, Helper y Soltas (2021) reportan que el impacto ocasionado por la interrupción en la cadena de suministro provocó problemas que persisten en otros segmentos, incluyendo el sector de la construcción civil, automotriz, vestuario y artículos de primera necesidad.

En lo que respecta al sector de la construcción civil, aún persiste la escasez de madera para estructura, paneles de pared y techos, lo que dificulta el avance de las construcciones. El precio de la madera subió un 19% entre mayo de 2020 y mayo de 2021, a pesar de caer después, según una encuesta realizada por la National Association of Home builders. Ante la volatilidad del sector, las alternativas que encontraron los constructores fueron retrasar el inicio de las nuevas obras (HELPER y SOLTAS, 2021).

El sector de la automoción, por su parte, se enfrenta a una fuerte subida de los precios de los coches nuevos, usados ​​y alquilados, lo que impacta en gran medida en el repunte de este segmento. Ante la pandemia del Covid 19, las automotrices cancelaron sus pedidos habituales para la adquisición de semiconductores porque creían en una caída de la demanda (HELPER y SOLTAS, 2021).

Sin embargo, sus dificultades aumentaron mucho, pues es un componente cuyo suministro normal ya lleva mucho tiempo, aspecto que fue mucho peor cuando se troceó su producción, cuando cada parte de sus fases productivas estuvo a cargo de varias empresas alrededor el mundo (HELPER y SOLTAS, 2021).

Gerdeman (2022) explica que, além da falta de insumos relativa às restrições à fabricação e envio de fornecedores, os setores automotivos e o de eletrônicos foram especialmente atingidos, já que os prazos de entrega subiram para 21 semanas por parte dos fornecedores da Malásia, por ejemplo.

Entre los demás elementos necesarios para la producción de vehículos automotores, se encuentran el acero, el plástico y el caucho, que se encuentran entre las 30.000 piezas necesarias para la producción de cada unidad vehicular, y también es necesario considerar la logística necesaria para transportar todo lo necesario partes de diferentes partes del país (HELPER y SOLTAS, 2021).

A su vez, el sector de la confección se vio afectado debido a que la producción china de textiles manufacturados, calzado y maquinaria cayó drásticamente en marzo de 2020, en comparación con marzo de 2019. En este contexto, Estados Unidos identificó oportunidades para importar productos textiles suministrados por India y Bangladesh, así como como calzado y maquinaria suministrada por Vietnam (HEISE, 2020).

En cuanto a las necesidades básicas, dado el aislamiento social, al inicio de la pandemia del Covid 19 se incrementó en un 40% el consumo de papel higiénico de buena calidad por parte de la población civil, ante el aislamiento social y su permanencia en casa. Temerosos de la falta del artículo, los norteamericanos “limpiaban los estantes de las tiendas” (HELPER y SOLTAS, 2021).

Al tratarse de un artículo cuya demanda suele ser estable, se dificulta el almacenamiento de grandes cantidades de este producto, ya que es un artículo muy voluminoso. A este hecho se suma el tema relacionado con el tamaño de maquinaria, el volumen de personal y el tamaño de predios aptos para nuevas plantas fabriles y el volumen de capital pecuniario en tiempo récord, inviable en un corto lapso de tiempo que permitiría los impactos de la pandemia a sortear (AYUDA y SOLTAS, 2021).

Entre las soluciones encontradas por los fabricantes están: producir rollos más grandes que el tamaño habitual; operar su maquinaria a la máxima capacidad posible (92%); mantener existencias durante dos o tres semanas; reactivar cualquier maquinaria inactiva; reducir el intervalo de descanso de su equipo; invertir en sus procesos de distribución, anticipándose a posibles desabastecimientos regionales (HELPER y SOLTAS, 2021).

ESCASEZ DE MANO DE OBRA

Según el informe de la consultora Everstream, especializada en Inteligencia Artificial, se espera que la demanda de trabajadores crezca significativamente en 2022, dadas las dificultades de las organizaciones de diferentes sectores para cubrir sus puestos de trabajo, especialmente para las actividades relacionadas con la Logística, que sufre un falta de choferes para camiones y camionetas, entre otras oportunidades (GERDEMAN, 2022).

Otro, entre los fenómenos provocados por la pandemia del Covid 19, cuyos resultados impactaron en la economía de manera integral, por la pérdida de personal, las interrupciones en la cadena de suministro, el aumento del costo de vida y las urgencias de la reanudación de procesos industriales, comerciales y de servicios, la falta de personal para cubrir los puestos vacantes ha permitido la presión de los trabajadores por el aumento de los salarios ofrecidos (GERDEMAN, 2022).

Incluso ante la actual caída de las reclamaciones del seguro de desempleo en Estados Unidos, que registró niveles por debajo de las 250.000 reclamaciones en marzo de 2020, los expertos estiman que las empresas están comprometidas con el mantenimiento de su plantilla, dadas las dificultades actuales en el trabajo (CBS NEWS, 2021).

Se puede mencionar, por ejemplo, a Malasia, que es uno de los principales proveedores de semiconductores en el mundo, que redujo en un 60% la producción de estos componentes, ante la necesidad de adoptar un tercer bloqueo nacional, ante los brotes recurrentes de la enfermedad que alcanzó a los trabajadores locales, provocando la suspensión de sus actividades industriales (GERDEMAN, 2022).

También cabe mencionar la contaminación de los camioneros por la variante Ômicron, así como el trabajo de innumerables personas destinadas en las distintas áreas de producción, entre ellas el envasado y transporte de carne; el contagio de trabajadores en almacenes, puertos, minoristas y tiendas, todos vieron impactado su trabajo y desempeño, hechos informados por Jon Samson, director ejecutivo de American Trucking Associations (McCAUSLAND, 2020).

En su testimonio ante el Congreso de EE.UU., Samson informó que antes de la pandemia, la industria, en general, ya contaba con 80.000 conductores menos, pero que este problema se potenció mucho con la llegada del Covid-19, ya que, la falta de profesionales para la carga y la descarga de mercancías impactó el cumplimiento de los plazos de entrega.

A pesar de la evolución de la situación, los empresarios encargados de negocios en puertos, almacenes, restaurantes, supermercados y fast food aún enfrentan inestabilidad en su oferta, pues muchos trabajadores se vieron afectados por la nueva variante del omicron, quedando temporalmente inhabilitados para realizar labores normales (McCAUSLAND, 2020).

A su vez, a los empresarios de la industria del envasado de carnes les preocupa lo que se ha denominado el “mandato vacunal” surgido con el Gobierno de Biden, que fomenta en todos los sentidos la adherencia a la vacunación, a la que muchos trabajadores son refractarios. De aprobarse tal proyecto, los empresarios temen una estampida masiva de mano de obra en este sector. Además, surgirían problemas con la legislación laboral, debido a que este segmento industrial se vería impedido de contratar nuevos trabajadores no vacunados, impactando su productividad (McCAUSLAND, 2020).

MULTILATERALISMO Y EL RETORNO DE LA ECONOMÍA MUNDIAL

Según un análisis del FMI, la crisis sanitaria provocada por el Covid 19 provocó una caída del 5,3% en el comercio de bienes de consumo en octubre de 2020, índice que estuvo por debajo del estimado por la OMS, cuya proyección estimaba un 9,2%. Se registra que los diferentes países promovieron acciones de protección fiscal y monetaria a los organismos internos, adoptando 133 medidas proteccionistas por parte de los países componentes del G20, de las cuales el 63% fueron para facilitar el comercio, y solo el 37% restrictivas (ROCHA, 2021).

Hay varios factores a considerar para una recuperación más robusta de la economía mundial, a pesar de las claras señales de esta evolución. McCausland (2022) señala los riesgos de nuevas variantes del Ômicron y posibles picos de casos como factores que impiden una recuperación más efectiva. Además, reporta la ocurrencia de patrones climáticos anormales, ante lluvias y tornados en plena primavera.

Con respecto a la variante omicron de COVID-19, Attinasi et al. (2022) comparten la visión de McCausland (2022), respecto a un eventual “cierre de fábricas y puertos y en consecuencia arrojan más incertidumbres, especialmente en el corto plazo. En particular, podría haber contratiempos en las cadenas de suministro si China continúa adhiriéndose a una estrategia estricta de cero COVID”. Los autores también informan que la guerra en Ucrania constituye otra preocupación mundial para la reanudación óptima del suministro.

Dada la necesidad de las empresas de crear oportunidades laborales más atractivas para atraer nuevos trabajadores, se estima que a partir del segundo semestre de 2022, la normalización de la cadena de suministro se dará de una forma más natural. McCausland (2022) destaca que 4,5 millones de estadounidenses abandonaron espontáneamente sus trabajos en noviembre de 2021, seguros de la existencia de mejores ofertas y oportunidades.

Attinasi et al. (2022) contradicen las predicciones de McCausland (2022), sugiriendo que los problemas de suministro global no se normalizarán antes de finales de 2022, especialmente en la eurozona, que comprende los siguientes países: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia , Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Portugal, Grecia y España.

En opinión de Gerdeman (2022) y Helper y Soltas (2021) la pandemia ya ha superado, ante las señales de una disminución de los reflejos en la interrupción de la cadena de suministro, que se deben, en parte, a que la La variante de ômicron es mucho menos severa que las otras.

La lenta recuperación en el negocio muestra récords de ventas de viviendas nuevas aumentando a niveles que superan las ventas globales en este segmento en los últimos 14 años, mientras que las ventas de automóviles han superado los totales de ventas globales en los últimos 15 años. En cuanto a los artículos de fabricación, los niveles de existencias acumuladas alcanzaron los 45 días, frente a los 33 días actuales, como consecuencia del impacto de las interrupciones en la cadena productiva (HELPER y SOLTAS, 2021).

Además de las dificultades para mantener inventarios que atiendan la reanudación de la demanda de bienes de consumo, las organizaciones enfrentan el problema de la necesidad de identificar y contratar mano de obra, cuyas vacantes alcanzaron la marca de 8,3 millones en abril de 2021 (HELPER y SOLTAS, 2021).

MEDIDAS PREVENTIVAS SOBRE SUMINISTROS EVENTUALES EN ESTADOS UNIDOS

Entre las lecciones aprendidas con el evento de la pandemia del Covid 19, se considera la reanudación de algunas actividades críticas en la cadena productiva nacional en Estados Unidos, además de la búsqueda y definición de proveedores alternativos, para evitar la posible dependencia de un solo proveedor para los diferentes productos (HEISE, 2020).

Gerdeman (2002) informa que, según señala la consultora Everstream Analytics, especializada en Inteligencia Artificial, en su Informe Anual de la Cadena de Suministro, existen cinco áreas con las que los diferentes países deben preocuparse, algunas de las cuales están relacionadas con la Pandemia de Covid  19, reportada aquí.

En cuanto a la carga marítima, que es un medio confiable, de bajo costo y sumamente útil para los viajes de larga distancia, el transporte marítimo es considerado la columna vertebral del comercio mundial, y representa una preocupación, como lo demostró el evento de la pandemia del Covid 19 Se puede mencionar, por ejemplo, que a fines de 2021, algunos barcos estuvieron detenidos durante 30 días, esperando atracar en los puertos de Long Beach y Los Ángeles (GERDEMAN, 2022).

En cuanto al incremento de inventarios, se presenta el dilema en las decisiones sobre acumular existencias preventivas, acción que incluye la compra, almacenamiento y manejo de artículos de interés, siendo una opción que puede ocasionar altos costos para su mantenimiento, o incluso que los artículos almacenados se pierdan estropearse o quedar obsoletos (GERDEMAN, 2022).

En cuanto al factor sustentabilidad, en el informe de la Consultoría Everstream, hay preocupaciones de algunos países como Noruega y Alemania, por ejemplo, respecto a temas ambientales, sociales y de gobernanza, que implican riesgos legales y reputacionales (GERDEMAN, 2022).

Se trata de aspectos que consisten en violaciones de derechos humanos relacionados con la cadena de suministro, y prohibiciones de venta de materiales extraídos, fabricados o producidos en determinadas provincias chinas, como la provincia de Xinjiang, cuya producción, al parecer, se realiza a partir del trabajo forzoso. Es de destacar que las empresas que operan en contra de tales prohibiciones no pueden comercializar sus productos en suelo norteamericano (GERDEMAN, 2022).

Con respecto al calentamiento global, las empresas proveedoras internacionales, que son productores manufactureros, deben prestar atención a los problemas relacionados con sus emisiones locales de carbono tanto de sus empresas como de la fuente original de las materias primas utilizadas por sus proveedores.

También se debe considerar el consumo mundial de agua, ya que, según proyecciones elaboradas por Naciones Unidas, 2/3 de la población mundial sufrirá escasez de agua para el año 2025. El descuido generalizado en cuanto al agua y su uso afectará residencias, industrias e incluso redes logísticas (GERDEMAN, 2022).

A modo de ejemplo, Gerdeman (2022) aclara que en 2019 los barcos más grandes utilizados como portacontenedores viajaron totalmente cargados por el Canal de Panamá. Otro aspecto radica en las necesidades de agua para la agricultura, ya que, ante el riesgo inminente de escasez de agua, la producción de alimentos se verá comprometida.

MEDIDAS PREVENTIVAS CONTRA SUMINISTROS

Gerdeman (2022) menciona que hay mejoras por realizar en cuanto a la elaboración de pronósticos protectores de la cadena de suministro de los diferentes sectores industriales y comerciales. Aclara que la consultora Everstream Analytics ha desarrollado herramientas de inteligencia artificial para detecciones tempranas que permitirán que problemas similares a los ocurridos durante la pandemia del Covid 19 se presenten en posibles oportunidades futuras. Este autor informa que las acciones preventivas de Supply Chain Management no se limitan a eventos específicos.

Entre las posibles herramientas está la adopción del sistema blockchain, que permite, entre sus diversas funcionalidades, la capacidad de monitorear cadenas de suministro, registros y certificaciones. Rodrigues y Yoshino (2021, p. 167) informan que se trata de una tecnología para la elaboración de contratos entre partes interesadas sin la participación de terceros y sin costos adicionales, cuyos datos son rastreables e irreversibles, lo que permite “optimizar los flujos en las cadenas de suministro”. blockchain es considerado por los expertos como una “tecnología que resuelve problemas como la seguridad, la supervisión, la transparencia, la privacidad y la confianza de todos los involucrados”.

A su vez, decisiones recientes del Gobierno de Biden-Harris, como la creación de un Grupo de Trabajo de Interrupciones de la Cadena de Suministro (HELPER y SOLTAS, 2021).

En cuanto a los temas coyunturales, el rol del grupo de trabajo será monitorear y resolver aspectos relacionados con suministros en general, pero con especial atención a los segmentos de construcción civil y componentes electrónicos, como semiconductores, por ejemplo. En el largo plazo, se propusieron acciones para fortalecer la base industrial, con el objetivo de reducir las soluciones y respuestas a posibles crisis en el suministro local (HELPER y SOLTAS, 2021).

En cuanto a los gastos relacionados con los riesgos inherentes a las cadenas de suministro, la propuesta consiste en invertir en investigación, producción, reciclaje para los trabajadores, así como en las comunidades locales, promoviendo la reconstrucción de la capacidad de fabricación sostenible en el país. Las inversiones sugeridas eran de al menos US$50 mil millones, para ser consideradas y aprobadas por el Congreso de los Estados Unidos (HELPER y SOLTAS, 2021).

Desde una perspectiva internacional, la Task Force propuesta sugiere el fortalecimiento de alianzas enfocadas en el cuidado inherente a la cadena de suministro, de acuerdo con las estrategias geopolíticas más convenientes (HELPER y SOLTAS, 2021).

CONCLUSIÓN

La literatura científica seleccionada para el desarrollo de este estudio, combinada con publicaciones recientes relacionadas con la pandemia del Covid 19, las situaciones secuenciales y las medidas gubernamentales existentes en los diferentes medios de comunicación demuestran la gravedad de las situaciones que han afectado a toda la sociedad en los últimos dos años.

Los cambios que afectaron la cadena de suministro local y global comprometieron la forma de vida de las personas hasta entonces, que van desde la falta de diversos componentes para la industria, llegando a los anaqueles de los supermercados y otro tipo de comercios, donde aún faltan productos alimenticios para los consumidores finais.

Tales carencias están siendo superadas lenta y paulatinamente tras las medidas sanitarias implementadas por los organismos mundiales de salud, en especial la vacunación masiva, que permiten el retorno a una cierta normalidad social.

Sin embargo, el retorno a niveles ideales aún requiere esfuerzos compensados ​​de gobiernos y empresas en todos los aspectos antes mencionados, así como en términos de identificación y atracción de mano de obra en cantidad y calidad que atienda a los diferentes sectores de la cadena de suministro.

En respuesta a la pregunta propuesta para la investigación de este estudio, que fue: “¿cómo promover la reanudación de la industria, el comercio y los servicios en el mundo pospandemia?”, se sugieren tres acciones consideradas fundamentales para el retorno a la normalidad, las cuales se describen a continuación.

Una primera solución radica en la creación de una cadena de suministro resiliente, es decir, que proporcione buenas estrategias de Supply Chain, con el objetivo de satisfacer la demanda nacional/global para permitir una reestructuración efectiva del sector y evitar posibles nuevas carencias en futuras crisis.

Como segunda solución, se cree que la colaboración tecnológica será de gran valor, con el objetivo de crear herramientas/plataformas de alto rendimiento, capaces de gestionar los procesos de la Supply Chain, como el uso del sistema blockchain.

Por último, pero no menos importante, se sugiere promover la formación de personas y equipos, que se animen a alcanzar los objetivos definidos por las organizaciones.

REFERENCIAS

ATTINASI, Maria Grazia; DE SANTIS, Roberto A.; DI STEFANO, Claudia; GERINOVICS, Rinalds; TÓTH, Máté Barnabás. Supply chain bottlenecks in the euro area and the United States: where do we stand? ECB Economic Bulletin, Edição 2/2022. Disponível em: https://www.ecb.europa.eu//pub/economic-bulletin/focus/2022/html/ecb.ebbox202202_01~272e32f7f4.en.html; acesso em 06 jul 2022.

BARATA, Lourdes. As Epidemias e as Pandemias na História da Humanidade. Roteiro da memória. UL – Curso de Medicina da Universidade de Lisboa, News n. 99, março de 2020. Disponível em: https://www.medicina.ulisboa.pt/newsfmul-artigo/99/epidemias-e-pandemias-na-historia-da-humanidade#:~:text=A%20Gripe%20Espanhola%20é%20considerada,derrubados%20na%20Primeira%20Guerra%20Mundial; acesso em 06 jul 2022.

CAI, Min; LUO, Jianwen. Influence of COVID-19 on Manufacturing Industry and Corresponding Countermeasures from Supply Chain Perspective. Journal of Shanghai Jiaotong University (Science), 2020, vol. 25, n. 4, p. 409-416, 02 ago 2020. Disponível em: https://doi.org/10.1007/s12204-020-2206-z; acesso em 11 jul 2022.

CBS NEWS. U.S. economy slowed amid headwinds from COVID-19 and supply-chain woes. CBS NEWS, 28 out 2021. Disponível em: https://www.cbsnews.com/news/economic-growth-2-percent-q3-united-states/; acesso 06 jul 2022.

FERNANDES, Sandra; SIMÃO, Lucínia. Os conceitos e a evolução do multilateralismo: o nexo reflexão-ação. Imprensa da Universidade de Coimbra, 07 nov 2020. Disponível em: https://eg.uc.pt/bitstream/10316/96355/1/Os%20conceitos%20e%20a%20evolucao%20do%20multilateralismo.pdf; acesso em 01 ago 2022.

FONSECA JR, Gelson. Multilateralismo e Regionalismo. Academia, 2019. Disponível em:  https://www.academia.edu/38663085/MULTILATERALISMO_E_REGIONALISMO?bulkDownload=thisPaper-topRelated-sameAuthor-citingThis-citedByThis-secondOrderCitations&from=cover_page; acesso em 06 jul 2022.

FUNDACE – Fundação para Pesquisa e Desenvolvimento da Administração Contabilidade e Economia. Qual é a diferença entre Logística e Supply Chain? FUNDACE, 07 mar 2019.  Disponível em: https://blog.fundace.org.br/supplychain/#:~:text=O%20supply%20chain%20management%20envolve,reversa%20e%20redução%20de%20custos; acesso em 02 ago 2022.

GERDEMAN, Julie. Globalization: Understanding the “new normal”, supply chain risks in 2022 and beyond, DLH Delivered, Março, 2022. Disponível em: https://www.dhl.com/global-en/delivered/globalization/supply-chain-risks-in-2022.html; acesso em 06 jul 2022.

HEISE, Sebastian. How Did China’s COVID-19 Shutdown Affect U.S. Supply Chains? Federal Reserve Bank of New York Liberty Street Economics, 12 maio 2020. Disponível em: https://libertystreeteconomics.newyorkfed.org/2020/05/how-did-chinas-covid-19-shutdown-affect-us-supply-chains/; acesso em 05 jul 2022.

HELPER, Susan; SOLTAS, Helper. Why the Pandemic Has Disrupted Supply Chain? The White House, 17 jun 2021. Disponível em: https://www.whitehouse.gov/cea/written-materials/2021/06/17/why-the-pandemic-has-disrupted-supply-chains/; acesso em 06 jul 2022.

KAVILANZ, Parija. Nos EUA, até lojas de conveniência têm tido dificuldade de reabastecimento. CNN Brasil, 06 fev 2022. Disponível em: https://www.cnnbrasil.com.br/business/nos-eua-ate-lojas-de-conveniencia-tem-tido-dificuldade-de-reabastecimento/; acesso em 06 jul 2022.

LIMA JÚNIOR, Idoneu Mitrano; FONSECA, Celso Suckow da; RODRIGUES, Alba Regina Pereira; MELLO, José André Villas Boas. Riscos, Complexidade e Incertezas na Cadeia de Suprimentos: uma revisão sistemática de literatura. P2P & INOVAÇÃO, Rio de Janeiro, vol. 7, n. 2, p.277-294, 15 Mar 2021. DOI: https://doi.org/10.21721/p2p.2021v7n2.p277-294; acesso em 06 jul 2022.

McCAUSLAND, Phil. Here’s why store shelves are empty again in parts of the U.S. NBC NEWS, 12 jan 2022. Disponível em: https://www.nbcnews.com/business/business-news/why-store-shelves-are-empty-omicron-bad-weather-hurt-supply-chain-rcna11859; acesso em 06 jul 2022. 

NEOWAY. Cadeia de Suprimentos: o que é, as etapas e como fazer a sua gestão. NEOWAY, 24 mar 2021. Disponível em: https://blog.neoway.com.br/cadeia-de-suprimentos/; acesso em 01 ago 2022.

PESSOA, Josimara de Oliveira; MOREIRA, Otacílio José; FERREIRA, Carla Guimarães; MURTA, Aurélio Lamare Soares; MURTA, Maria da Penha Araújo. Gestão de risco na cadeia de suprimentos: um estudo de caso. Revista UNIABEU, vol. 10, n. 26, p. 175-190, set/dez 2017. Disponível em: https://revista.uniabeu.edu.br/index.php/RU/article/view/2819; acesso em 06 jul 2022.

ROCHA, Aline Afonso Silva da. O papel do multilateralismo em tempos pandêmicos. Relações Exteriores, 05 ago 2021. Disponível em: https://relacoesexteriores.com.br/multilateralismo-tempos-pandemicos/; acesso em 05 jul 2022.

RODRIGUES, Tamires Marques de Souza; YOSHINO, Rui Tadashi. Blockchain aplicado a Supply Chain. Brazilian Journal of Development, Curitiba, v.7, n.3, p. 28166-28178. 20 mar 2021. Disponível em: https://brazilianjournals.com/ojs/index.php/BRJD/article/view/26685/21138; acesso em 17 ago 2022.

SILVA, Mygre Lopes da; SILVA, Rodrigo Abbade da. Economia brasileira pré, durante e pós-pandemia do covid-19: impactos e reflexões. UFSM – Observatório Socioeconômico da Covid-19, 19 jun 2020. Disponível em: https://www.ufsm.br/app/uploads/sites/820/2020/06/Textos-para-Discuss%C3%A3o-07-Economia-Brasileira-Pr%C3%A9-Durante-e-P%C3%B3s-Pandemia.pdf; acesso em 11 jul 2022.

TIRONI, Luís Fernando. Regulamentação Técnica, Acordos Comerciais e Multilateralismo. IPEA – Instituto de Pesquisa Econômica Aplicada, Rio de Janeiro, 2650, abril, 2021. Disponível em: http://dx.doi.org/10.38116/td2650; acesso em 02 ago 2022.

YOSHIDA, André Yugo. A Importância Da Atuação Do Pcp Em Tempos De Pandemia. Universidade do Estado do Amazonas. Manaus, 2020. Disponível em: http://177.66.14.82/bitstream/riuea/3327/1/A%20importância%20da%20atuação%20do%20PCP%20em%20tempos%20de%20pandemia.pdf; acesso em 05 jul 2022.

[1] Licenciado en Administración de Empresas y Post Graduado en Contraloría.

Enviado: Agosto de 2022.

Aprobado: Agosto de 2022.

5/5 - (2 votos)
Jessiel de Moura Ribeiro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

POXA QUE TRISTE!😥

Este Artigo ainda não possui registro DOI, sem ele não podemos calcular as Citações!

SOLICITAR REGISTRO
Pesquisar por categoria…
Este anúncio ajuda a manter a Educação gratuita