REVISTACIENTIFICAMULTIDISCIPLINARNUCLEODOCONHECIMENTO

Revista Científica Multidisciplinar

Pesquisar nos:
Filter by Categorias
Administración
Administración Naval
Agronomía
Arquitectura
Arte
Biología
Ciencia de la religión
Ciencias Aeronáuticas
Ciencias de la computación
Ciencias sociales
Cocina
Comunicación
Contabilidad
De marketing
Educación
Educación física
Ética
Filosofía
Física
Geografía
Historia
Ingeniería Agrícola
Ingeniería ambiental
Ingeniería Civil
Ingeniería de producción
Ingeniería de producción
Ingeniería Eléctrica
Ingeniería Informática
Ingeniería mecánica
Ingeniería Química
Letras de
Ley
Literatura
Matemáticas
Medio ambiente
Nutrición
Odontología
Pedagogía
Psicología
Química
Salud
Sem categoria
Sociología
Tecnología
Teología
Tiempo
Turismo
Veterinario
Zootechny
Pesquisar por:
Selecionar todos
Autores
Palavras-Chave
Comentários
Anexos / Arquivos

Educación: nuevas perspectivas en el uso de las tecnologías

RC: 134219
2.217
2/5 - (1 voto)
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI
SOLICITAR AGORA!

CONTEÚDO

ARTÍCULO ORIGINAL

GUIMARÃES, Íris Lindbeck [1], SENÁRIO, Flávia Fabiane Fernandes [2], BARRETO, Lúcia Angélica da Cruz [3], GUIMARÃES, Magaly Lindbeck[4]

GUIMARÃES, Íris Lindbeck. et al. Educación: nuevas perspectivas en el uso de las tecnologías. Revista Científica Multidisciplinar Núcleo do Conhecimento. Año. 07, ed. 10, vol. 02, págs. 24-41. Octubre 2022. ISSN: 2448-0959, Enlace de acceso: https://www.nucleodoconhecimento.com.br/educacion-es/uso-de-las-tecnologias

RESUMEN

En su contexto, el artículo aborda la inclusión digital y la realidad de los docentes cuando deben innovar el aula durante el período de pandemia, principalmente ante la falta de recursos y acceso a tecnologías; también se discute sobre las tecnologías digitales en la educación y sus aportes a la enseñanza, donde el rol del docente es fundamental en el protagonismo de los estudiantes, siendo necesario redefinir el proceso formativo y educativo de los docentes, en los diferentes niveles educativos, asociado a sus implicaciones y todos sus desarrollos para garantizar el cumplimiento de las exigencias que se desprenden de un nuevo modelo de sociedad, basado en la constante evolución de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) con el uso de las tecnologías, ya sea a distancia o presencial. Se entiende que las nuevas perspectivas en el uso de tecnologías implican más que el uso de equipos electrónicos, y se cuestiona la necesidad de una preparación formativa diferenciada, ya que el problema rector no se limita a la capacidad de operar equipos, tecnologías, comunicación e información, pero sabiendo enseñar para que los alumnos asimilen los conocimientos, haciendo uso de los recursos digitales. De esta forma, el objetivo general de esta investigación es describir las nuevas perspectivas del uso de las tecnologías en el ámbito educativo de manera amplia, y no solo sobre la necesidad de informatizar las escuelas. Este trabajo se caracteriza por ser una investigación de revisión bibliográfica, realizada a través de un enfoque descriptivo y cualitativo, donde se buscó y recolectó datos e información en Google académico, en la base de datos Scielo, en libros y artículos científicos para el enriquecimiento y actualización de la investigación a través de el aporte de las teorías de los autores citados, así como de sus interlocutores. En términos generales, los estudios analizados revelaron que las TIC deben integrarse a la educación en todos los niveles educativos, y son herramientas con poderosos recursos que contribuyen a la formación integral de los estudiantes, conduciendo sus proyectos de vida y preparándolos para vivir en la sociedad del siglo XXI cada vez más digitalizado.

Palabras clave: Educación, Uso de Tecnologías, Tecnologías de la Información y la Comunicación, Nuevas Perspectivas Educativas.

1. INTRODUCCIÓN

Actualmente, los estudiantes aprenden a través de innumerables caminos diferentes, donde la mirada del aprendiz se dirige hacia la búsqueda de recursos visuales que puedan favorecer la interacción y el intercambio de datos e información, en tiempo real e inmediato, donde el acceso al mundo digital ocurre sin miedo, a través de un navegación exploratoria por varios canales, aunque aún no tengan acceso a celulares, tabletas y computadoras con tecnologías más actuales y avanzadas como 5G, por ejemplo.

Las nuevas perspectivas educativas de la contemporaneidad, según Mattar (2010) están ligadas a las tecnologías y los estudiantes del siglo XXI son considerados nativos digitales, en tanto tienen acceso y uso de los recursos y medios digitales en su vida cotidiana, de tal forma que el camino de aprender a aprender ha cambiado, por lo que es necesario que los profesores se adapten a los métodos de enseñanza, a fin de proporcionar una experiencia y una comprensión más significativas.

Según Parada (2016), vivimos en una sociedad cada vez más tecnológica, y este hecho nos ha llevado a repensar la educación en sus diferentes niveles, lo que favoreció una discusión en todo el país, posibilitando la creación de nuevas políticas públicas en el área de la educación, proyectos y programas desarrollados en el área de tecnología, fortalecimiento de una conexión establecida entre la escuela y los nuevos recursos de comunicación, mediante el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) o la integración de los Medios Digitales en las prácticas pedagógicas que pasan a ser progresiva, especialmente en lo que se refiere a la incorporación a las aulas.

Como afirma Perrenoud (2000), las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC), cada vez más presentes en nuestra vida cotidiana, han transformado las formas de comunicarse, jugar, trabajar y estudiar, y, en este sentido, las escuelas deben seguir este desarrollo y incluirse en el universo de sus alumnos, lo que, en consecuencia, conduce a la necesidad de una formación continua del profesorado. Ante estas numerosas demandas, se hizo necesario buscar una comprensión del problema que orienta este trabajo, pues entendemos que los docentes no solo deben tener dominio de las TIC y de los instrumentos didácticos que permean la enseñanza contemporánea, sino que sepan enseñar de una manera significativa, donde los estudiantes sean los protagonistas de su conocimiento, haciendo uso de los recursos digitales, con la ayuda de la tutoría del docente.

Debido a la interrogante planteada, la presente investigación propone en su objetivo general la descripción de las nuevas perspectivas del uso de las tecnologías en el ámbito educativo de manera amplia, y no solo sobre la necesidad de informatizar las escuelas.

Para el desarrollo de esta investigación, de carácter bibliográfico, la metodología utilizada fue cualitativa, de carácter descriptivo, donde los datos e información investigados fueron recolectados en Google académico, en la base de datos Scielo, en libros y artículos científicos para el enriquecimiento y actualización de la investigación a través del aporte de las teorías de los autores citados, así como de sus interlocutores.

De acuerdo con Klausen (2017, p. 6409), la navegación en internet se da a través de diversos escenarios y posibilita el desarrollo de los estudiantes, motivándolos a aprender y construir su aprendizaje de manera reflexiva, donde el uso de los recursos tecnológicos se convierte en un facilitador, que además de orientar el docente en el proceso de enseñanza, proporciona medios significativos, dinámicos y más atractivos para los estudiantes.

Para Moran y Bacich (2018), las tecnologías digitales son importantes, ya que personalizan el proceso de aprendizaje y a través de estas, los estudiantes pueden acceder y estudiar a su propio tiempo y ritmo, permitiendo que cada estudiante progrese de acuerdo a su capacidad. Para los mismos autores, los docentes actúan como mediadores de los procesos educativos, ayudando a los estudiantes en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Datos presentados por Brasil (2020) muestran que la pandemia del coronavirus causante de la COVID 19, iniciada en marzo de 2020 en Brasil, nos impuso una dura realidad de aislamiento social y ante la necesidad de contener la enfermedad, todos los países se vieron obligados a cambiar la forma de comunicarse y vivir, así como las escuelas y las Instituciones de Educación Superior (IES)[5] se vieron obligadas a paralizar todas las clases y actividades presenciales por un largo período de tiempo. La Ordenanza N° 343/2020 del MEC[6] – Ministerio de Educación autorizó, con carácter de emergencia, la sustitución de las clases presenciales por clases a distancia, por lo que cada escuela e IES debía seguir una nueva directriz orientativa para utilizar los recursos tecnológicos digitales como herramientas eficientes de promoción eficaz de la enseñanza.

Es necesario señalar aquí que la enseñanza a distancia es utilizada con frecuencia, en el contexto actual, por varias instituciones educativas en el desarrollo de los componentes curriculares. Corroborando esta idea, Arruda (2020, p. 266) señala que “la enseñanza a distancia se puede presentar en un tiempo similar a la educación presencial, con transmisiones en horarios específicos de las clases del docente, en formatos en vivo”.

Neto (2018) señala que el desafío de enseñar a través de las TIC y los recursos digitales no se debió solo a la dificultad de aceptación por parte de los docentes, o resistencia, sino al desafío de enseñar de acuerdo con los recursos disponibles en las comunidades e instituciones. Los constantes cambios sociales y el crecimiento de la comunicación a través de las tecnologías digitales, además del surgimiento de diferentes dispositivos tecnológicos y el acceso masivo a estos medios, así como la efectividad del método de enseñanza-aprendizaje, que debe incluir tecnologías y recursos digitales para hacer más atractiva la docencia, a través de procesos creativos, participativos y colaborativos, fueron desafiantes y se dieron sin la previa y debida formación docente. Es necesario poder insertar nuevos conceptos y elementos que sean dinámicos en la preparación de las clases y en la realización de las actividades propuestas, a través de recursos digitales, para que la enseñanza se lleve a cabo de manera significativa y que favorezca el proceso de protagonismo de el conocimiento del alumno.

El escenario de la pandemia, a través del aislamiento social, en Brasil, propuso nuevos desafíos trayendo una nueva realidad, una nueva normalidad a través del teletrabajo. La educación en el país se ofrecía a los diferentes niveles educativos a través del Ministerio del Interior. La escuela innovó y ofreció a estudiantes y docentes clases en ambientes virtuales, tanto a nivel de educación primaria, secundaria y superior mediante el uso de Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA) y diversas plataformas. Se utilizaron programas como ZOOM, TEAMS, Google Meat, entre otros, que facilitaron el proceso de aprendizaje significativo en todo el país, pero solo la inserción de tecnologías no garantiza un aprendizaje efectivo, ya que las TIC tienen que estar insertadas y vinculadas a metodologías de enseñanza.

Según Marcon y Carvalho (2018), a pesar de la existencia de políticas públicas relacionadas con la inclusión digital en el área educativa, y que están en funcionamiento, no todas las escuelas tienen acceso a la red de internet ni a la infraestructura necesaria para el uso de estos programas y actualmente implementado en ambientes educativos en Brasil. Las nuevas perspectivas de construcción del conocimiento surgidas a partir del uso de las Tecnologías Digitales (TD) y de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) pueden generar un enorme y profundo abismo entre la escuela y la sociedad si los docentes y sus alumnos no son incluidos en el universo de la cultura digital en Brasil, y es en ese sentido que los mismos autores afirman que:

A inclusão digital é um processo que fomenta apropriações tecnológicas, nas quais os sujeitos são compreendidos como produtores ativos de conhecimento e de cultura, em uma dinâmica reticular que privilegia a vivência de características nucleares na sociedade contemporânea, como a interação, a autoria e a colaboração. Inclusão digital pressupõe o empoderamento das pessoas por meio das tecnologias, a garantia à equidade social e a valorização da diversidade, suprindo necessidades individuais e coletivas, visando à transformação das próprias condições de existência e o exercício da cidadania na rede. (MARCON; CARVALHO, 2018, p. 272-273)

También se entiende que en Brasil, la exclusión digital es uno de los desafíos a ser superados a través de políticas públicas educativas para garantizar el acceso a internet y el dominio de herramientas pedagógicas y educativas digitales para profesores y estudiantes.

También es necesario reflexionar sobre la formación y calificación docente, para que el docente pueda orientar a sus alumnos de manera eficaz, participativa y colaborativa, ya que el uso de las tecnologías digitales es visto y entendido como un recurso que amplía la acción pedagógica, hace que el hacer en el aula es dinámica y es un conducto para la expansión rápida y dialógica del conocimiento. Según Ribeiro; Oliveira; Mil (2013), la cualificación de los docentes para actuar en la era digital requiere una reflexión sobre su base de conocimientos, especialmente los de carácter tecnológico y que son necesarios para el ejercicio de la docencia circunscrito en un territorio cada vez más pulverizado por las tecnologías.

2. USO DE TECNOLOGÍAS

La tecnología digital puede ser otro motivador educativo cuando se usa bien. Hoy en día, varias instituciones escolares hacen uso del aula invertida, una didáctica que facilita el uso de actividades aplicadas por el docente que requieren un mayor nivel de complejidad y razonamiento, y que beneficia directamente las actividades en el aula contribuyendo a una mayor profundidad. Esto solo es posible gracias a las nuevas tecnologías educativas, que además permiten una mayor interacción entre alumno y docente.

La implementación de sistemas informáticos en las escuelas se remonta al año 1980, según Maciel (2020), y las implementaciones experimentadas en la Universidade Federal do Rio de Janeiro (UFRJ), la Federal do Rio Grande do Sul (UFRGS) y la Universidade de Campinas (UNICAMP) tuvo lugar para unir, en el campo metodológico y teórico, la educación y la tecnología, lo que contribuyó para un cambio de comportamiento, demostrando ventajas y desventajas, a través de los avances tecnológicos y el uso de las telecomunicaciones, favoreciendo la popularización de las computadoras, teléfonos inteligentes e internet, modernizando la forma de obtener conocimiento y recibir información.

El uso de las tecnologías brinda alternativas para dinamizar todas las áreas de trabajo y es justo que las instituciones educativas a través de las cuales se descargan todas las acciones del trabajo social se transformen en todos los aspectos estructurales, teóricos y materiales para que esta tecnología que ha venido alterando las formas de pensar y actuar, transmiten el mayor crecimiento de la colaboración, la cooperación y el análisis en la sociedad. Kenski (2007, p. 44), afirma que las tecnologías están presentes en todo momento en el proceso pedagógico, desde la planificación de las disciplinas, en la elaboración de la propuesta curricular hasta la certificación de los alumnos que han concluido un curso. La presencia de una determinada tecnología puede inducir cambios profundos en la forma de organizar la enseñanza.

Las Tecnologías Digitales (TD) son vitales para el aprendizaje y para dar sentido a los contenidos que se estudian, pues según Saccol, Schlemmer y Barbosa (2011), estimulan el interés y facilitan la visualización de los contenidos que se imparten en el aula a través de la estimulación del diálogo y la cooperación las acciones colaborativas, por parte de los estudiantes, estimulan el razonamiento y la percepción visual, ofrecen un desafío e instigan la curiosidad.

Según Fausto y Thuinie (2021), al analizar el concepto de digital, este no debe entenderse solo como un efecto y posibilidad que presenta un recurso digital, sino cómo su uso puede modificar relaciones, formas de pensar y cómo afectará aspectos de vida, que es lo que genera una nueva perspectiva en el uso de las tecnologías.

En esta época en la que los estudiantes nacen digitales, Fausto y Thuinie señalan que los docentes necesitan capacitarse para capacitarse en el aula, retándose a sí mismos a ofrecer a sus estudiantes una sala digital interactiva y participativa, que permita comprender la importancia de esta estructura como se indica:

Uma compreensão sólida e científica do mundo digital permitirá a construção de inúmeros saberes e a democratização da educação, por meio da aprendizado significativo”; neste sentido, os recursos digitais auxiliam a visualizar propósitos de vida, talentos, potenciais e espírito crítico, tudo para que possam lidar com os desafios cotidianos e da vida adulta (FAUSTO e THUINIE, 2021, p. 37)

De esta forma, los educadores necesitan mejorar cada día su manera de explorar y hacer uso de estos recursos tecnológicos digitales disponibles para preparar sus clases, ya que estos recursos contribuyen a aumentar el interés y la participación activa de los estudiantes.

Según Maia (2007, p. 7-8), el uso de las nuevas tecnologías en la enseñanza no debe limitarse a la Enseñanza A Distancia (EAD), donde suele haber separación física entre alumnos y profesores, también deben utilizarse en la enseñanza tradicional, ya que la educación a distancia proporciona aprendizajes que no deben darse únicamente en aulas asincrónicas, siendo aliada al amplio uso de las tecnologías, que son formas de superación de las distancias físicas y temporales, resultando en interacción y dinamismo.

Para Mattar (2010) la experiencia tecnológica en la enseñanza tiene que ser integral, y debe formar parte de la vida cotidiana, en una experiencia cultural amplia, pues se espera facilidad en el aprendizaje, disponibilidad de recursos y materiales, así como divertirse con nuevos experiencias, mejorar su desempeño y compartir conocimientos.

Teniendo en cuenta las competencias enumeradas en la Base Curricular Común Nacional (BNCC)[7], en particular la realidad brasileña, Lopes et al. (2020) contemplan conocimiento, comunicación, pensamiento crítico, pensamiento científico, pensamiento creativo, cultura digital, repertorio cultural, proyecto de vida, vida profesional, autoconocimiento, cooperación, responsabilidad y ciudadanía. El parámetro curricular nacional vigente recomienda que el libro de texto no sea el único material para la enseñanza de los estudiantes, e incluso propone el uso de computadoras y otros contenidos disponibles en formato digital, incentivando el uso de tecnologías, metodologías activas y el estímulo de la reflexión crítica y la autonomía búsqueda del conocimiento.

Aún así, según Lopes et al. (2020), las propuestas pedagógicas innovadoras, así como el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son muy importantes para el desarrollo de los ciudadanos, sin embargo, no siempre son fáciles de desarrollar en los escenarios escolares, especialmente en las redes públicas, que son generalmente más carentes de recursos y, principalmente, en ciertas regiones de Brasil, por lo tanto, es necesario invertir en proyectos que brinden oportunidades y compartir experiencias, metodologías de aplicación en un posible nivel de logro, y también presentar los resultados obtenidos a través de la uso de pocos recursos y con mucha creatividad.

Según el Programa Nacional de Informática en la Educación PROINFO/Diretrizes, Brasil (1977), la inclusión de las tecnologías en los diversos ámbitos sociales sólo es posible implementarla a través de políticas públicas que brinden a la población el acceso a las tecnologías como eslabón de unión entre todos los involucrados en esta nueva era de la información. Con ese fin, las políticas públicas relacionadas con la inclusión digital en Brasil crearon, en 1977, el Programa Nacional de Informática en la Educación (PROINFO)[8]. Este programa trabajó con los Centros de Tecnología Educativa (NTE)[9], que promovieron la formación continua de los docentes y la asistencia técnica en la inclusión de las tecnologías de la información y la comunicación en las escuelas adscritas al programa.

En 2007, mediante el Decreto N° 6.300, de 12 de diciembre de 2007, surgió una nueva versión del programa, que establecía:

I – promover o uso pedagógico das tecnologias de informação e comunicação nas escolas de educação básica das redes públicas de ensino urbanas e rurais;

II – fomentar a melhoria do processo de ensino e aprendizagem com o uso das tecnologias de informação e comunicação;

III – promover a capacitação dos agentes educacionais envolvidos nas ações do Programa;

IV – contribuir com a inclusão digital por meio da ampliação do acesso a computadores, da conexão à rede mundial de computadores e de outras tecnologias digitais, beneficiando a comunidade escolar e a população próxima às escolas;

V – contribuir para a preparação dos jovens e adultos para o mercado de trabalho por meio do uso das tecnologias de informação e comunicação;

VI – fomentar a produção nacional de conteúdos digitais educacionais. (BRASIL, 2007).

De acuerdo con la legislación brasileña (2017), el mismo Decreto nº 6.300, de 12 de diciembre de 2007, creó otro programa, aún vigente, denominado Inovação Educação Conectada, cuyo objetivo es “apoyar la universalización del acceso a internet de alta velocidad y promover el uso pedagógico de las tecnologías digitales en la Educación Básica”.

El uso de diferentes tipos de aprendizaje, especialmente cuando se trata del uso de medios digitales, son fundamentales ante el avance tecnológico y, como afirma Graebin (2009), es un factor que transforma no solo la comunicación, sino también la sociedad y la forma de vida ver el mundo. Esta transformación afecta directamente al sistema educativo, que deberá adaptarse a estas tecnologías y a la nueva forma de pensar, reflexionar y aprender de sus alumnos, lo que repercutirá en los criterios pedagógicos a aplicar en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Con el paso de los años, la tecnología está cada vez más presente en la vida de la sociedad, y por ello, los docentes deben estar cada vez más actualizados en los llamados entornos virtuales, ya que es un puente entre el aprendiz y el aprendizaje, y que esta generación es más pedagógicamente mediatizada por diversas formas de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), y con el uso de internet, pasamos a convivir con los conceptos de hipertextualidad y cibercultura, lo que se evidenció mejor en la época contemporánea, debido al período de la pandemia del COVID 19, donde el uso de las nuevas tecnologías se impone cada vez más a la sociedad como un camino sin retorno, requiriendo numerosas y nuevas perspectivas en el campo educativo para docentes y alumnos, quienes deben innovar y adaptar siempre las metodologías de enseñanza-aprendizaje.

3. NUEVAS PERSPECTIVAS

Según Brasil (2017b), la educación tiene como objetivo la realización y el desarrollo integral del sujeto, su preparación para ejercer plenamente la ciudadanía, participando de todas las decisiones tendientes al progreso de la sociedad, así como la calificación para el trabajo.

Las escuelas contemporáneas, así como muchas IES públicas y privadas, se han encontrado con un gran desafío en relación al desajuste entre lo que hace la escuela y lo que se espera de ella, ante este escenario pospandemia, lo que ha determinado la necesidad de adecuar la educación a su finalidad social. La obligación de repensar todo el proceso formativo en los diferentes niveles educativos, con sus implicaciones y todas sus consecuencias, se hizo inevitable con la irrupción de la pandemia del COVID 19. Asegurar toda la adecuación de la finalidad de la educación a las exigencias que emergen de un nuevo modelo de sociedad, basado en la constante evolución de las tecnologías de la información y la comunicación a través del uso de las tecnologías, se ha vuelto inevitable y, como afirma Gadotti (2000, p. p.9)”, la escuela necesita dar ejemplo, atreverse a construir el futuro. Innovar es más importante que reproducir lo existente con calidad. La materia prima de la escuela es su visión del futuro”.

En este sentido, las nuevas perspectivas para el uso de las tecnologías van más allá de la mera introducción, uso y adquisición de recursos digitales, mostrándose como un nuevo medio de enseñanza y aprendizaje. Para Oliveira et al. (2015), dentro de este panorama de profundos cambios, la práctica docente necesita redimensionarse para que pueda hacer frente a las transformaciones que atraviesa la sociedad y que, inevitablemente, afectan también al espacio escolar.

Ante estos avances, y teniendo en cuenta que el uso de las tecnologías en la vida cotidiana ha llegado de una forma muy incisiva y dinámica, y el conocimiento se presenta en una nueva forma de aprendizaje, rápida y disponible, mediado por recursos tecnológicos y dispositivos de medios, Ramazotti (2022) indica que es a través del uso de las tecnologías en la educación que es posible transformar la información en conocimiento, con el fin de proporcionar desarrollo cognitivo, mejorar habilidades y competencias, y mejorar la capacidad de resolución de problemas.

En este sentido, para Neto (2018), el docente y la escuela juegan un papel clave en el desarrollo del estudiante a lo largo de la vida, pues se apoyan en la inserción de diferentes tecnologías en el campo educativo aplicadas a través de nuevos recursos, herramientas, dispositivos y artefactos tecnológico-informáticos. Sin embargo, no es fácil encontrar actividades sencillas, accesibles económicamente y realizables en la práctica, así como actividades que sean aplicables a diferentes disciplinas y al mismo tiempo estimulen la creatividad y el conocimiento de los estudiantes, sin que los docentes tengan la preparación, el dominio y los mínimos necesarios conocimientos de metodologías activas, vinculadas al uso concomitante de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la educación, mediante la innovación o renovación de pedagogías, didácticas, métodos o técnicas.

De esta forma, el rol del docente, mencionado por Maciel (2020), en la perspectiva pedagógica, es un rediseño, que redefine las metodologías tradicionales, sin abandonarlas, reestructura la escuela e involucra la formación profesional para ampliar los aprendizajes, integrando saberes y disciplinas, a través de la mediación y el uso de los recursos de las tecnologías de la información y la comunicación, utilizados como medio para agregar y facilitar el aprendizaje, ya no limitados a los entornos laborales y corporativos.

Es importante resaltar, como lo muestra Mattar (2010), que la enseñanza a través de las tecnologías trae oportunidades colaborativas, habilidades y competencias esenciales para la actividad laboral y la convivencia en sociedad, y no solo se utilizan en la educación básica, sino también en la educación media y superior y profesionalizadora, ya que une el aprendizaje académico con la actividad lúdica, con el fin de involucrar a los estudiantes, facilitando actividades como la resolución de problemas, la improvisación y los descubrimientos, la capacidad de investigar, estudiar y difundir el conocimiento, la realización de análisis crítico y reflexivo, entre otras sociales, cognitivas , beneficios afectivos y culturales.

Así, Graebin (2009) afirma que el uso de diferentes tipos de aprendizaje, especialmente cuando se trata del uso de medios digitales, son esenciales para el avance tecnológico, que transforma no solo la comunicación, sino también la sociedad y la forma de ver el mundo y el sistema educativo, que deberá adaptarse a estas tecnologías y a la nueva forma de pensar, reflexionar y aprender de sus alumnos, que reflexionará sobre los criterios pedagógicos a aplicar en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Las herramientas a ser utilizadas por los profesores deben ayudar a preparar las clases, así como ser coherentes con los objetivos y plan de clase, ya que las prácticas y criterios pedagógicos utilizados permitirán potenciar y consolidar los conocimientos en el proceso de enseñanza-aprendizaje, con métodos de formación efectivos, según se afirma por Marcon (2011), brindando un aprendizaje efectivo, dinámico y placentero, que comparte conocimientos, aumenta la capacidad reflexiva y crítica, mejora el habla, la lectura y la escritura, a través del uso de las tecnologías, lo cual, ejemplificado por si Blogs, gamificación, videos, foros de discusión , el uso de webquest, moodle y podcast, entre muchos otros.

Según Ramazotti (2022), la educación debe proporcionar a los estudiantes la capacidad de trabajar con los recursos tecnológicos, extraer de ellos nuevos conocimientos y facilitar los procesos de enseñanza y aprendizaje, con el objetivo de facilitar el desarrollo integral del estudiante, mejorando la percepción y estimulando la creatividad. Para ello, los educadores deben mejorar sus conocimientos sobre tecnología y aplicar una metodología didáctica capaz de hacer comprensible la materia a los alumnos.

Finalmente, Beserra (2017, p.15) corrobora la necesidad de que la formación docente se relacione con las TIC, en una perspectiva de desafíos en relación al manejo de artefactos.

O desafio é imenso. As TICs materializam-se em variados artefatos e seus usos não são estáticos. Daí a necessidade dessa formação docente para esses usos pedagógicos; manusear tecnicamente um notebook, um projetor ou um produtor de slides, por exemplo, não é tarefa difícil, os alunos sabem fazer isso. Parte do desafio reside em planejar uma aula onde esses recursos possam ser usados não como um apêndice ou como objetos para motivar os alunos e dinamizar as aulas, mas, como recursos que são parte integrante e inseparável da sociedade e que são mais que recursos para as atividades curriculares, são também um sistema que conecta o sujeito usuário com o artefato, o conhecimento, o contexto e com outros sujeitos e cenários; um sistema que revoluciona a forma de pensar, produzir linguagem, criar, memorizar, perceber etc. (BESERRA , 2017, p. 15)

Por ello, el aprendizaje debe ser cada vez más creativo e innovador, y en cualquier etapa del proceso de enseñanza-aprendizaje, los docentes deben estimular el pensamiento crítico en sus alumnos, además de su forma de actuar, con el fin de estimular la imaginación y la creatividad, ya sea a través de juegos o simulaciones realistas, principalmente, con el objetivo de reflexionar sobre las actividades, y estas deben ser trabajadas y desarrolladas, desde la educación infantil hasta la educación superior.

Estas nuevas perspectivas educativas abarcan, tal como lo presentan Carvalho y Bittar (2010), la navegación con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, los debates grupales, la transmisión amplia de conocimientos, la mediación de conflictos y los proyectos educativos, que pueden ser mejorados a través del uso del correo electrónico (correos electrónicos), búsquedas en internet, uso de mapas mentales e imágenes, uso de videos, recursos en la nube y almacenamiento de archivos, diccionarios virtuales, búsqueda de artículos, libros y otros contenidos en bibliotecas virtuales y blogs, interacción a través de conversaciones de chat, grupos, comunidades virtuales , foros de debate y el uso de otros recursos y aplicaciones de mensajería instantánea, así como la celebración de reuniones y videoconferencias. A esto se suman, según Maciel (2020), herramientas como smartphones, bluetooth, WI-FI, aplicaciones móviles y redes sociales, como: Redu, Google Docs, Visual Class, Tonomundo, E-proInfo, Portal Aprendi Brasil, Moodle, entre muchos otros.

Branco (2021) afirma que la inclusión de las tecnologías en la vida cotidiana y en los círculos académicos es inevitable, siendo las tecnologías de la información y la comunicación parte del cotidiano de los estudiantes, por lo que es necesario analizarlas y utilizarlas para ampliar el proceso de aprendizaje, con el fin de a fin de posibilitar el intercambio de información y crear nuevas redes de enseñanza-aprendizaje, con amplio potencial para transformar el sistema educativo mediante el uso de herramientas tecnológicas y nuevas prácticas educativas.

Maciel (2020) también asocia que las tecnologías crecen para que se superen las dificultades cotidianas, ayudando a la humanidad a desarrollarse, impactando en la evolución social, histórica y educativa. Aliado a esto, el uso masivo de los smartphones, que se ha convertido en una herramienta mediadora y un aparato tecnológico imprescindible en el ámbito educativo, bastando con tener acceso a internet, procesador y sistema operativo para asemejarse y generar opciones de acceso iguales a una computadora, con la ventaja de la movilidad, fácil manejo y multifuncionalidad, integrando varias áreas de conocimiento, de forma atractiva para los estudiantes. Sin embargo, es necesario enfatizar que la tecnología no es la solución a todos los problemas educativos, evidenciándose la necesidad de su uso conjunto con las metodologías tradicionales, que también son importantes formas de enseñanza, volviéndose interdependientes.

Dada la velocidad de la evolución tecnológica contemporánea, se entiende, por tanto, que el uso de la tecnología y las TIC en el ámbito educativo, así como el uso de todos los dispositivos tecnológicos educativos, superan por completo a la mera adopción, selección y adquisición de destrezas y habilidades docentes en uso, ya que se relaciona con la formación continua de los docentes en sus diferentes niveles de actividad, que debe abarcar metodologías activas de aprendizaje, buscando resultados significativos y métodos de enseñanza efectivos, desempeñando el papel de asesor y mediador, y estimulando el aprendizaje crítico y reflexivo, produciendo, como resultado esperado, un verdadero aprendizaje y el desarrollo integral del alumno.

4. CONSIDERACIONES FINALES

Considerando que uno de los grandes desafíos de esta era del conocimiento es trabajar las transformaciones sociales en conjunto con las tecnologías, el presente trabajo buscó describir y analizar el hecho de que las nuevas tecnologías no se limitan al mero uso de equipos y recursos tecnológicos por profesores, sino que se trata de su integración en metodologías cada vez más activas. El rol docente contemporáneo se entiende como un tutor que enseña de manera participativa y colaborativa, para que los estudiantes asimilen los conocimientos, haciendo uso de los recursos digitales para ello.

Aquí encontramos que las facilidades para acceder al conocimiento están al alcance de todos, pero no siempre al alcance de todos los grupos, y deben ser utilizadas en las aulas, con el objetivo común de aprender, moldeado por la cooperación y las habilidades como forma de estimular y cautivar a los estudiantes.

Durante el proceso de esta investigación pudimos percibir que la implementación de tecnologías en el área educativa responde a la necesidad de desarrollar prácticas pedagógicas que promuevan el conocimiento y una mayor asimilación de los contenidos por parte del estudiante, ya sea con el uso de gamificación a través de interactivos juegos o mediante el uso de otros recursos destinados a estimular una nueva modalidad de aprendizaje para los estudiantes que empiezan a buscar nuevos medios de conocimiento, convirtiéndose en protagonistas de su propio proceso de aprendizaje.

Podemos decir que todos los conocimientos adquiridos a lo largo del desarrollo de esta investigación contribuyeron significativamente a una actitud docente más consciente de su pertinencia en todo el proceso contemporáneo de aprendizaje de los estudiantes.

También notamos que los procesos de enseñanza y aprendizaje están en constante desarrollo, buscando siempre propiciar la adquisición de conocimientos a través de estudios, experiencias y el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, así como la inclusión digital está cada vez más presente en el desarrollo de los estudiantes en todas etapas de la educación.

Ante el crecimiento de la comunicación a través de las tecnologías digitales, el surgimiento de diferentes dispositivos tecnológicos, así como su acceso masivo, esta revisión bibliográfica confirmó que los docentes actuales necesitarán desarrollar sus competencias digitales mediante la creación de contenidos ricos en información y bastante diversificados, donde el estímulo para el aprendizaje significativo se da a través del acceso a videos, imágenes, juegos, textos y artículos, entre otros, permitiéndote elegir las herramientas digitales más aplicables a tus contenidos y didácticamente más adecuadas para tus alumnos.

Finalmente, destacamos la importancia de las políticas públicas educativas para la inclusión digital en los diferentes niveles educativos, y en especial las relacionadas con la formación continua de los docentes para desarrollar nuevas y creativas habilidades relacionadas con los planes de estudio y los planes pedagógicos, con el fin de contribuir a la rica y el aprendizaje significativo de los nativos digitales con el fortalecimiento de la formación continua de los docentes.

REFERENCIAS

ARRUDA, Eucidio Pimenta. Educação remota emergencial: elementos para políticas públicas na educação brasileira em tempos de Covid-19. Em rede, v. 7, n. 1, p. 257-275; 2020.

BACICH, Lilian., MORAN, José. Metodologias ativas para uma educação inovadora: uma abordagem teórico-prática. Porto Alegre: Penso; 2018. 430 páginas.

BESERRA, R.A.M. As TICs e a docência no Ensino Médio público: entraves e ganhos. Limoeiro do Norte: Universidade Estadual do Ceará; 2017. Disponível em: https://revistaensinoeeducacao.pgsskroton.com.br. Acesso em 25 de julho de 2022.

BRANCO, Márcia Castelo. Tecnologias da informação e comunicação (TICs): quais os desafios e perspectivas para o ensino a educação e formação profissional. Imperatriz: Marco Zero; 2021. 132p.

BRASIL. Organização Mundial de Saúde declara pandemia do novo Coronavírus. Brasília: Universidade Aberta do Sistema Único de Saúde; 2020. Disponível em: https://www.unasus.gov.br/noticia/organizacao-mundialde-saúde-declarapandemia-de-coronavirus. Acesso em: 25  de julho de 2022.

BRASIL. Portaria nº 343, de 17 de março de 2020. Dispõe sobre a substituição das aulas presenciais por aulas em meios digitais enquanto durar a situação de pandemia do Novo Coronavírus – COVID-19. Brasília: Ministério da Educação; 2020. Disponível em: https://www.in.gov.br/en/web/dou/-/portaria-n-343-de17-de-marco-de-2020-248564376. Acesso em 02 de agosto de 2022.

BRASIL. Decreto n. 9.204, de 23 de novembro de 2017. Programa de Inovação Educação Conectada. Disponível em: https://www.planalto.gov.br/ccivil_03/_ato2015-2018/2017/decreto/d9204.html. Acesso em 02 de agosto de 2022.

BRASIL. Lei de Diretrizes e Bases da Educação Nacional. Brasília: Senado Federal, Coordenação de Edições Técnicas; 2017. 58p.

BRASIL. Decreto nº 6,300, de 12 de dezembro de 2007. Programa Nacional de Tecnologia Educacional – Proinfo. s.l. Disponível em: https://www2.camara.leg.br/legin/fed/decret/2007/decreto-6300-12-dezembro-2007-566380-publicacaooriginal-89955-pe.html. Acesso em 02 de agosto de 2022.

BRASIL. Ministério da Educação e Desporto. Secretaria de Educação a Distância. Programa Nacional de Informática na Educação PROINFO/Diretrizes. Brasília: MEC; 1977.

CAMARGO, Fausto; THUINIE, Daros. A sala de aula digital: estratégias pedagógicas para fomentar o aprendizado ativo, online e híbrido. Porto Alegre: Penso; 2021. 208 p.

CARVALHO, Fábio Câmara Araújo de; IVANOFF, Gregório Bittar. Tecnologias que educam: ensinar e aprender com tecnologias da informação e comunicação. São Paulo: Pearson Prentice Hall; 2010. 86 p.

GADOTTI, Moacir. Perspectivas atuais da educação. São Paulo em Perspectiva, São Paulo, v. 14, n. 2, p. 3-11, Abr-Jun, 2000. Disponível em: http://produtos.seade.gov.br/produtos/spp/v14n02/v14n02_01.pdf. Acesso em: 24 de agosto de 2022.

GRAEBIN, Cristini. Critérios pedagógicos, ambiente educacional, programa curricular e os aspectos didáticos: critérios relevantes na avaliação de softwares educacionais. Porto Alegre: INTED-UFRGS. Novas Tecnologias na Educação. V. 7 Nº 1, Julho, 2009. Disponível em https://seer.ufrgs.br/renote/article/view/13914/7821. Acesso em 22 de agosto de 2022.

KENSKI, Vani Moreira. Educação e tecnologias: o novo ritmo da informação. Campinas: Papirus; 2007.

KLAUSEN, Luciana dos Santos. Aprendizagem significativa: um desafio. IV Seminário Internacional de Representações Sociais, Subjetividade e Educação (SIRSSE) e VI Seminário Internacional sobre profissionalização Docente (SIPD/Cátedra UNESCO). Sine loco: Educere; 2017. p. 6403-6411. Disponível em https://educere.bruc.com.br/arquivo/pdf2017/25702_12706.pdf . Acesso em 22 de agosto de 2022.

LOPES, Carla.Caroline; ULLER, Carla; MEIRELLES, Fábio; SARMENTO, Fernanda; FISCHBERG, Josy; TROTTA, Karina & SARAIVA, Roan. . Guia de Práticas Pedagógicas Inovadoras (2020). s.l;s.d Disponível em: https://www.oifuturo.org.br/wp-content/uploads/2018/05/eNAVE.pdf. Acesso em 20 de agosto de 2022.

MACIEL, Thiago Ferreira. A Aplicação das tic ‘s na sala de aula: as metodologias ativas na prática. São Paulo, SP: Kindle; 2020. E-book.

MAIA, Carmem.; MATTAR, João.  ABC do EAD: a educação a distância hoje. 1. ed. São Paulo: Pearson Prentice Hall; 2007. 160 p.

MARCON, Karina; CARVALHO, Marie Jane Soares. Formação de professores na cultura digital. In: MILL, Daniel (org.). Dicionário crítico de educação e tecnologias e de educação a distância. Campinas: Papirus; 2018. p. 271-274.

MARCON, D.; GRAÇA, A.B.S.; NASCIMENTO, J.V. Critérios para a implementação de práticas pedagógicas na formação inicial em educação física e implicações no conhecimento pedagógico do conteúdo dos futuros professores. São Paulo: CDD. 20.ed. 371.12 Rev. bras. Educ. Fís. Esporte, v.25, n.3, p.497-511, jul./set. 2011.

MATTAR, João. Games em educação: como os nativos digitais aprendem. São Paulo: Pearson Prentice Hall; 2010. 182 p.

NETO, Alaim Souza. Relações Contemporâneas entre  educação, Aprendizagem e Tecnologias. São Paulo: Editora Pimenta Cultura; 2018. 342 p.

OLIVEIRA, Eloiza da Silva Gomes de; CARVALHO, Caio Abitbol; SILVA, Fabiana Triani Barbosa da; RODRIGUES, Gabriel Moura Souza Miranda. Formação docente para o uso das tecnologias digitais: novos saberes do professor.  Revista do Seminário Mídias & Educação, Ministério da Educação, Colégio Pedro II, Rio de Janeiro, v. 1, 2015, não paginado. Disponível em: http://cp2.g12.br/ojs/index.php/midiaseeducacao/article/view/505.Acesso em 26 de agosto de 2022.

PARADA, Eloá Azzena. Tic’s na escola (Educação e Pedagogia). Curitiba: Editora Appris. E-book; 2016.

PERRENOUD, Philippe. Dez novas competências para ensinar. Trad. Patrícia Chittoni Ramos – Porto Alegre. Editora Artmed; 2000. 192 p.

RAMAZOTTI, Keila Maria; BIFFE, Liliane Blaya Martinez; FREITAS, Marco Aurélio Martins; NASSIM JUNIOR, Oswaldo Elias & RICANELLO, Viviana Silva. Boas Práticas em educação com uso das TICs. Mococa: Fabíola Ventavoli/Amazon; 2022. 50 p.

RIBEIRO, Luis Roberto de Camargo; OLIVEIRA, Marcia Rozenfeld Gomes de; MILL, Daniel. Tecnologia e educação: aportes para a discussão sobre a docência na era digital. In: MILL, Daniel (org.). Escritos sobre educação: desafios e possibilidades para ensinar e aprender com as tecnologias emergentes. São Paulo: Paulus; 2013. p. 137-163.

SILVA, J. D. DA; COSTA, W. P. L. B. DA; ROCHA NETO, M. P. DA. A sala de aula inovadora: estratégias pedagógicas para fomentar o aprendizado ativo – Fausto Camargo, Thuinie Daros. Porto Alegre: Penso, 2018. e-PUB. Administração: Ensino e Pesquisa, v. 21, n. 2, p. 239-253, 1 maio 2020. 

APÉNDICE – NOTA AL PIE

5. Instituições de Ensino Superior (IES).

6. Ministério da Educação (MEC).

7. Base Nacional Comum Curricular (BNCC).

8. Programa Nacional de Informática na Educação (PROINFO).

9. Núcleos de Tecnologia Educacional (NTE).

[1] Estudiante de Maestría en Educación: Especialización en Educación Superior: TIC en Educación – Universidad Europea Del Atlántico – (UNEATLANTICO) – España; Maestría en Administración de Empresas en Liderazgo y Coaching (UNINTER); Especialista en Derecho Aplicado – (EMAP); Especialista en Derecho Comercial – (UNIOESTE); Licenciatura en Derecho – Faculdade de Ciências Sociais Aplicadas de Cascavel – (UNIVEL). ORCID: 0000-0003-3151-5456.

[2] Estudiante de Maestría en Educación: Especialización en Educación Superior: TIC en Educación – Universidad Internacional Iberoamericana – (UNIB) – Puerto Rico; Especialista en Educación Especial – Servicio Educativo Especializado – AEE. – Universidade Federal do Ceará; Especialista en Supervisión Educativa (UNIUBE); Graduación en Normal Superior de la Serie Inicial – Universidade Estadual de Montes Claros – (UNIMONTES). ORCID: 0000-0001-8504-7892.

[3] Estudiante de Maestría en Educación: Especialización en Educación Superior: TIC en Educación – Universidad Internacional Iberoamericana – (UNIB) – Puerto Rico; Especialista en Salud de la Familia – (UFMG); Especialista en Salud Pública – (UNAERP); Especialista en Enfermería Obstétrica – (UFMG); Licenciatura en Enfermería – Pontifícia Universidade Católica de Minas Gerais – (PUC MG). ORCID: 0000-0001-9719-4937.

[4] Estudiante de Maestría en Educación: Especialización en Educación Superior: TIC en Educación – Universidad Europea Del Atlántico – (UNEATLANTICO) – España; Especialista en Derecho Aplicado – (EMAP); Especialista en Derecho Comercial – (UNIOESTE); Licenciatura en Derecho – Faculdade de Ciências Sociais Aplicadas de Cascavel – (UNIVEL); Gestión Pública – IFPR. ORCID: 0000-0001-7584-0838.

Enviado: Septiembre de 2022.

Aprobado: Octubre de 2022.

2/5 - (1 voto)
Lucia Angelica da Cruz Barreto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

POXA QUE TRISTE!😥

Este Artigo ainda não possui registro DOI, sem ele não podemos calcular as Citações!

SOLICITAR REGISTRO
Pesquisar por categoria…
Este anúncio ajuda a manter a Educação gratuita