Estudio de caso sobre el enfoque del componente curricular de Historia: una visión interdisciplinaria

DOI: 10.32749/nucleodoconhecimento.com.br/educacion-es/una-vision-interdisciplinaria
Rate this post
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email

CONTEÚDO

REVISIÓN INTEGRATIVA

VIANA, Maria Betânia Rossi [1]

VIANA, Maria Betânia Rossi. Estudio de caso sobre el enfoque del componente curricular de Historia: una visión interdisciplinaria. Revista Científica Multidisciplinar Núcleo do Conhecimento. Año 05, Ed. 10, Vol. 04, pp. 98-108. Octubre de 2020. ISSN: 2448-0959, Enlace de acceso: https://www.nucleodoconhecimento.com.br/educacion-es/una-vision-interdisciplinaria, DOI: 10.32749/nucleodoconhecimento.com.br/educacion-es/una-vision-interdisciplinaria

RESUMEN

Este artículo nació de la inquietud con respecto a la fragmentación de la historia que se enseña en la Escuela Estatal profesora Maria Curtareli Lira, en la escuela secundaria, que describe el arduo camino tomado por el componente curricular de la Historia, desde la colonización de Brasil hasta la actualidad y cómo la interdisciplinaridad es importante, siendo poco abordada o simplemente inexistente en las clases del componente curricular de la historia. Cuyos objetivos son describir una breve historia del componente curricular de la historia, conceptualizar la interdisciplinaridad, así como especificar cómo se inserta en el panorama educativo brasileño. La metodología utilizada fue una encuesta bibliográfica de los autores pertinente al tema, concluyendo con los enfrentamientos sobre la interdisciplinariedad y la forma integrativa que se retrata en la Base Curricular Nacional Común.

Palabras clave: Historia, interdisciplinariedad, Base Común del Currículo Nacional.

1. INTRODUCCIÓN

Este artículo científico analiza un tema muy debatido, la interdisciplinaridad, que comenzó en las universidades después de la Segunda Guerra Mundial, con el surgimiento de una realidad que trae en su calabozo cambios drásticos, causados por la bomba atómica y todas las atrocidades experimentadas en los campos de concentración.

Ambas situaciones son el resultado del uso distorsionado de las ciencias modernas, poniendo en primer plano la necesidad de reconstruir la forma en que la sociedad utiliza toda esta nueva tecnología, el compromiso con las consecuencias que el mal uso de las mismas trae a la humanidad.

Con las diversas preguntas, se observó que el conocimiento científico, como productor de conocimiento, no apoyaría seguir siendo abordado de forma aislada, sacó a la luz la necesidad de ruptura con la organización fragmentada de los conocimientos escolares.

A pesar de todos los estudios y debates sobre esta nueva visión, todavía se aplica poco en la rutina escolar, cuando uno desea enseñar y al mismo tiempo aprender de una manera integrada y no sombreada en áreas de conocimiento. Esta revisión bibliográfica se centra en la interdisciplinariedad aplicada en el componente curricular de la historia.

El abordaje del tema que dio origen a esta obra fue la historia en un enfoque interdisciplinario, en la Escuela Estatal profesora Maria Curtarelli Lira, en la que se atiende a estudiantes de 6º grado a 9º de primaria y de 1º a 3º año de secundaria, en los períodos matutino, vespertino y nocturno. Se encuentra situado en el municipio de Apuí, al sur del estado de Amazonas, en medio de la selva amazónica.

La clientela servida, escapa del nivel de la población tradicional amazónica, porque la mayor parte está formada por inmigrantes de varias regiones del país, donde prevalecen los inmigrantes del sur, que llegaron a la región amazónica en busca de mejores condiciones de vida.

La cultura típica predominante es barbacoa, chimarrão, fiestas juninas y Rodeio. La mayoría de los estudiantes asistidos por la institución viven en el área urbana y el treinta por ciento viven en el área rural, por lo tanto dependiendo del transporte escolar para llegar a la escuela.

La comunidad en la que opera es muy participativa, colabora siempre que es posible con la institución escolar en el desarrollo de proyectos educativos, en el cuidado de la infraestructura escolar y en el desarrollo de conferencias y orientaciones a los alumnos.

Al observar el trabajo desarrollado por los maestros, en la rutina diaria de la institución educativa, detectó que los componentes curriculares eran abordados de una manera totalmente fragmentada, sin un vínculo entre ellos, quedando las asignaturas sueltas y sin sentido.

A partir de esta inquietud buscamos información más teórica sobre la interdisciplinariedad y la viabilidad en su aplicación cuando se desea alcanzar el éxito en la enseñanza-aprendizaje, ya que forma parte de las normas educativas.

Analiza el camino emprendido por el Componente Curricular de la Historia desde el inicio del aprendizaje de la enseñanza en Brasil a través de los jesuitas hasta su configuración actual en el BNCC, buscando una base en teóricos de cómo trabajarlo interdisciplinario con las otras ciencias, así como la etapa donde surgió la visión y sus contribuciones a un aprendizaje efectivo de los estudiantes.

2. LA INTERDISCIPLINARIEDAD Y EL COMPONENTE CURRICULAR DE LA HISTORIA EN LA EDUCACIÓN BRASILEÑA

La historia en Brasil retrata el uso del Componente Curricular de la Historia como una fuente de lectura por parte de los jesuitas para enseñar lectura y escritura en la escuela primaria. La constitución del Imperio y la Historia de Brasil se utilizaron como material para esta enseñanza del aprendizaje.

Las propuestas vigentes en la educación formal, en ese momento, no diferenciaban las ideas morales, las historias políticas estatales o las culturas populares.

Los profesores de primaria deberían, según los planes de estudio propuestos en 1827, utilizar para la enseñanza de la lectura, entre otros textos, “la Constitución del Imperio y la Historia de Brasil”. La enseñanza de la historia se asoció con lecciones de lectura, para que se pudiera aprender a leer utilizando temas que incitaban a la imaginación de los niños y fortificaban el sentido moral a través de los deberes a Pátria y sus gobernantes (BITTENCOURT, 2018, p. 48).

En el período imperial, para legitimar la alianza entre la Iglesia y el Estado, la enseñanza religiosa prevaleció en los planes de estudio de las Escuelas de Las Primeras Letras, también en el nivel secundario. A pesar de todo el contexto y las intenciones legislativas, el Componente curricular de la Historia era una disciplina no obligatoria en los planes de estudio de las escuelas primarias en ese momento, se insertó en la escuela secundaria después del año 1885. Más tarde, se crearon programas de historia para las escuelas primarias.

El vínculo religioso que el país experimentó en la educación brasileña durante los primeros siglos fue difícil de romper, a pesar de la inserción de la Historia Nacional como un asunto constitutivo del currículo de las escuelas primarias, a su lado también vio la historia sagrada como el contenido de la Educación Moral y Religiosa.

Los contenidos, a su vez, no estaban claramente definidos, aunque había propuestas para la enseñanza de la historia general profana, la historia sagrada y la historia del Imperio de Brasil. La consolidación de los planes de estudio sólo se produjo desde el momento en que el Colegio Pedro II, creado en 1837, instituyó sus programas curriculares, introduciendo, a partir de 1838, la enseñanza de la Historia a lo largo de sus ocho grados.(FONSECA, 2006, p. 43)

En el año 1870, se produjo la transformación de los programas curriculares de las escuelas primarias que están influenciados por percepciones científicas que lucharon contra los enfrentamientos con los sectores conservadores que en consecuencia estaban vinculados a una educación moralizadora coordinada por la Iglesia Católica.

Los planes de estudio de las escuelas primarias se ampliaron y las materias escolares innovadoras en ese momento se incorporaron a ella como: las ciencias físicas, las materias de la escuela de historia natural. Incluye temas sobre Historia Brasileña, Historia Regional y Geografía Universal. Teniendo en cuenta que este componente curricular viajó un comino largo hasta convertirse en una disciplina de área específica de acuerdo con los PCN:

En el transcurso de la década de 1970, las luchas de los profesionales desde el aula hasta la universidad ganaron expresión con el crecimiento de las asociaciones de historiadores […] y su compromiso en la batalla por el retorno de la historia y la geografía a los planes de estudio escolares y la extinción de los cursos de grado en Estudios Sociales (PCNs, 1991, p.27).

Los pensadores brasileños cada vez más indignados por la posición que la historia ocupaba en el currículo escolar, buscaban incesantemente una renovación de la misma y el comienzo de este cambio estaba garantizado, según Penteado:

De acuerdo con la ley y dictamen 853/71, “Estudios Sociales es un área de estudio que tiene como objetivo la integración espacio-tiempo del estudiante, utilizando tanto para el conocimiento y conceptos de Historia y Geografía y otras ciencias humanas – Antropología, Sociología, Política, Economía – como un instrumento necesario para la comprensión de la historia y para el ajuste al entorno social al que el educador pretende (PENTEADO, 2005, p.20).

Se pensaron y pusieron en práctica nuevas reorganizaciones en el currículo de las escuelas primarias con el objetivo de concebir una propuesta de Historia Profana con mayor alcance y eliminar la historia sagrada.

Porque, en el período imperial, el plan de estudios ya proponía esta separación, pero en la práctica, en el momento del aprendizaje de la enseñanza, no se podía afirmar sobre la historia que se enseñaba.

A pesar de la reformulación, el mismo modelo adoptado por la Historia Sagrada se experimentó en los programas historia de Brasil, en los que sólo reemplazaron las narrativas morales que describían la vida de los santos y las acciones heroicas de ciertos personajes de ese período, que creían que eran constructores de la nación, como autoridades gubernamentales y clérigos.

La disposición de los episodios se organizó de acuerdo con la sucesión de reyes, batallas contra pueblos extranjeros que trataron de invadir los territorios, todos los acontecimientos que de alguna manera estaban vinculados a la independencia, también la formación del Estado Nacional, todos los hechos que llevarían al país a convertirse en una gran nación.

La metodología utilizada en su momento, en el aula, en el momento del desarrollo de los conocimientos a adquirir con el Componente Curricular de la Historia era la tradicional, basada enteramente en la memorización de los acontecimientos históricos en la forma en que se presentaban y en la repetición de textos.

Brasil experimenta nuevos desafíos políticos y educativos a finales del siglo XIX, los más relevantes para ser citados son: liberación de esclavos a través de la Ley Aurea firmada por la princesa Isabel; Proclamación de la República; cambios en el campo laboral y la migración; entre otros factores.

La historia se incorpora a partir de contenidos humanistas y pacifistas, centrados en el análisis de los procesos de desarrollo económico de las sociedades de la época, los avances de las tecnologías, las ciencias y la cultura.

Desde 1930, comenzaron a surgir propuestas para reemplazar los componentes curriculares de Historia y Geografía por el componente curricular de Estudios Sociales, inspirado en las escuelas norteamericanas. Perfeccionamiento sólo en 1950, a través de estudios pedagógicos.

En el período militar, la intención era que la historia continuara sólo lo que era de interés para los militares, y durante mucho tiempo siguió siendo una manera de enseñarles civilidad y obediencia. Nunca transgredir las normas y sufrir coerciones de varias maneras, siendo durante un período hasta cierto punto sin mucho valor en el currículo escolar. En este período del contexto educativo brasileño, el componente curricular de historia no fue visto como una disciplina.

Durante la mayor parte del período de la dictadura militar (1964-1985), las disciplinas de Historia y Geografía fueron eliminadas de la escuela primaria y reemplazadas por los contenidos de Educación Moral y Cívica y Organización Social y Política del Brasil (OSPB) (ZUCCHI, 2012, p. 20).

Sin embargo, vimos el aumento y la expansión de las oportunidades de acceso a las instituciones educativas de la época, para la mayoría de la población que hasta ese momento eran el margen de la educación. Por otro lado, hubo una degradación de la calidad de la Educación Pública, debido a varios factores políticos, educativos y económicos.

En 1980, se produjo la democratización del conocimiento educativo, que comenzó a examinarse y reorganizarse a través de reformas curriculares. Hubo un cambio drástico en la clientela de la escuela, que fue formada por varios grupos sociales, que experimentaron un intenso proceso de éxodo rural. Con esta marcada diferencia en la clase social forzaron un cambio en el contexto educativo.

Con el fin del régimen militar, a mediados de la década de 1980, entidades formadas por profesores, investigadores y otros profesionales relacionados con las áreas de Historia y Geografía […] iniciaron un proceso de debate, con el objetivo de hacer estas disciplinas presentes e independientes de nuevo en los planes de estudio de las escuelas brasileñas (ZUCCHI, 2012, p. 21).

Sin embargo, la historia de la actualidad en los grados/años iniciales de la escuela primaria todavía se transmite a los estudiantes de una manera un tanto romántica y fuera de la contextualización de la vida cotidiana experimentada por él, sin embargo que los maestros tienen su formación en pedagogía, y necesitan enseñar todos los componentes curriculares que la cuadrícula requiere.

Es muy difícil abandonar la educación tradicional en la que se graduó la mayoría. En este contexto de enseñanza de la historia no trae importancia, los estudiantes no tienen ganas de aprenderla, viéndola como un simple asunto decorativo que se vuelve irrelevante para su vida diaria y su vida laboral.

Creo que la historia, en todas sus dimensiones, es esencialmente formativa. Así, su enseñanza, materias, aprendizaje, conocimiento, prácticas, experiencias didácticas tienen una enorme importancia para la vida social, para la construcción de la democracia y la ciudadanía (GUIMARÃES, 2013, p. 21).

La interdisciplinariedad comenzó a abordarse en Brasil a partir de la Ley Nº 5.692/71. A partir de este momento, su presencia en el ámbito de la educación brasileña ha hecho una presencia notable, principalmente con la nueva Ley de Directrices y Bases Nº 9.394/96, con los Parámetros Curriculares nacionales y actualmente también, es un componente integral de la Base Nacional de Currículo Común, que fue aprobada el 20 de diciembre de 2017[2].

Más o menos desde 1994, incluso antes de la aparición de los Parámetros Curriculares Nacionales para la escuela primaria, ya habían surgido propuestas para la historia docente que buscaban incorporar estas tendencias, independientemente de su existencia en los planes de estudio oficiales (FONSECA, 2006, p. 62)

La interdisciplinariedad influyó fuertemente en la legislación educativa y las propuestas curriculares, convirtiéndose en una pieza primordial, presente en el trabajo del habla y la educación de los maestros, que buscan enseñar componentes curriculares de una manera integrada e indivisa.

El uso de la interdisciplinariedad como metodología didáctica para el progreso de la integración de los objetos de conocimiento de un componente curricular con otros componentes curriculares. Propuesta insertada en la Base Nacional de Currículo Común que contribuye a un mayor alcance de la enseñanza-aprendizaje del estudiante. A través del análisis de estudios, se puede observar que la interdisciplinariedad aún se desconoce en su totalidad, así como su importancia y viabilidad en la educación académica de nuestros estudiantes.

En brasil, conceptualizamos la interdisciplinariedad mediante una nueva actitud hacia la cuestión del conocimiento, desde la apertura a la comprensión de aspectos ocultos del acto de aprendizaje y los aparentemente expresados, poniéndolos en tela de juicio (FAZENDA, 2011, p. 21).

Existe la posibilidad de interacción entre los distintos componentes curriculares, se puede considerar esta interacción como una forma de complementación o suplementación, lo que conduce a la perspectiva de una elaboración de un conocimiento crítico-reflexivo, que debe ser prestigioso gradualmente en la enseñanza-aprendizaje en clase.

La formación en educación por e interdisciplinaridad se impone y debe concebirse sobre bases específicas, apoyadas por trabajos desarrollados en la zona, a los que se hace referencia en diferentes ciencias que pretenden contribuir desde los fines particulares de la formación profesional hasta el desempeño del profesor (FAZENDA, 2011, p. 23).

Saliendo de esta perspectiva, una manera de superar el sombreado entre los componentes curriculares. Permitiendo así una conversación entre ellos, relacionándolos entre sí para una mayor comprensión de la realidad en la que se inserta. La interdisciplinaridad busca correlacionar los componentes curriculares a la hora de confrontar los temas de las materias en estudio.

La interdisciplinariedad requiere acciones disciplinarias que compartan intereses comunes. Pero sólo será eficaz si se cumplen los objetivos educativos esbozados. Si estos objetivos se establecen de antemano y todos los profesionales de la institución educativa los comparten y colaboran en su consecución.

La interdisciplinaridad ofrece una nueva actitud hacia el conocimiento, un cambio de actitud en busca del contexto del conocimiento, en busca de ser como persona integral. La interdisciplinaridad tiene como objetivo asegurar la construcción de un conocimiento globalizador, rompiendo con los límites de las disciplinas. El objetivo de la construcción de una didáctica interdisciplinaria y la investigación es la explicación del contorno ambiguo de los movimientos y acciones pedagógicas – sólo el ejercicio de la ambigüedad puede sugerir la multifacética del movimiento y, en consecuencia, del fenómeno investigado (FAZENDA, 2011, p. 27).

El uso de la interdisciplinariedad debe ser utilizado en la enseñanza, estimulando en los maestros un comportamiento innovador, trasciende lo que se retrata en la Base Curricular Nacional Común, porque se convierte en una necesidad para él tomar una postura intrínsca, utilizando metodologías y didácticas apropiadas para esta perspectiva.

Por lo tanto, a través de una instrucción interdisciplinaria, con posicionamiento centrado en el aspecto histórico-crítico, en el que los profesores proporcionarán a sus alumnos un aprendizaje eficiente para la vida de cada uno, en su complejidad, para que el mundo actual no quiera fragmentaciones, se requiere el conjunto, algo completo.

La historia es una disciplina escolar que tiene (o debe tener) una profunda relación con su propia práctica sociopolítica y cultural, pero que a menudo se convierte en un conocimiento esotérico y enigmático para los estudiantes, fenómenos que creemos que están de alguna manera relacionados con la acción de los profesores (MONTEIRO, 2010, p. 27).

En el componente curricular de la historia, la interdisciplinariedad tiene sus raíces en el desarrollo de su enseñanza-aprendizaje, porque todos los componentes curriculares tienen su conexión con ella. Podemos enumerar varias metodologías y disciplinas relacionadas, desde una fotografía simple, una carta, un relato de todo, podemos acercarnos de una manera interdisciplinaria.

En vista, que tanto los objetos, componentes curriculares, como las personas, traen en su marco una historia. En la que son parte de la historia y son productores de sus propias historias.

3. CONCLUSIÓN

En el campo de la investigación, se observan los estudios historiográficos y la interdisciplinaridad que se está debatiendo en Brasil, un amplio avance desde su aparición, centrándose no sólo en la teorización.

La búsqueda efectiva de posibilidades en el campo de la investigación. En el momento del aprendizaje de la enseñanza en el aula, uno nota la necesidad de tener una integración efectiva entre los diferentes niveles de aprendizaje de los componentes curriculares.

En los grupos de historiadores que investigaron el tema, están los que defienden la teoría de la filosofía del sujeto, en la que el sujeto y el objeto se vuelven autónomos. Por otro lado, existe una perspectiva histórica, en la que el tema y el objeto son inseparables, teniendo en cuenta sus contextos históricos – sociales.

La Legislación Educativa Brasileña, trae en su calabozo la necesidad de adecuación de la educación brasileña en todas sus esferas y niveles de integración de los diversos aspectos, construidos por el conocimiento científico de cada área del conocimiento.

Las universidades forman el Profesor en la parte Teórica, pero sólo en el ejercicio de la profesión, en la práctica diaria y en la experiencia de la vida escolar diaria el profesor adquiere experiencia, también aprende y relea de sus alumnos. Nadie nace como maestro, pero se convierte en maestro. Así, su formación profesional está marcada por el desarrollo social e histórico en los terrenos escolares con sus alumnos.

En la Base Curricular Común Nacional se observa una preocupación más profunda que otros documentos educativos con interdisciplinaridad y contextualización. Corresponde a cada maestro preparar, organizar sus clases y desarrollar proyectos, con el objetivo de transponer esta fragmentación que tiene entre los componentes curriculares en las escuelas brasileñas.

Siendo de suma importancia, destacar que en el trabajo interdisciplinario no pretende aniquilar los componentes curriculares, apunta a lo contrario, porque estima la existencia de disciplinarización.

La interdisciplinaridad que retrata este artículo, los componentes curriculares no tienen sus especificidades no relacionadas o la importancia. Pero, una conexión entre ellos, donde todos los componentes curriculares se interconectan, creando vínculos, donde los estudiantes aprenderán los contenidos de una manera integrada y sin sombra.

Los constantes cambios experimentados por las instituciones educativas y las etapas de los debates constantes indican un replanteamiento de la historia en general, porque no hay verdades absolutas. El proceso de construcción siempre debe ser cuestionado, para que siempre estemos en reconstrucción y reestructuración.

Principalmente, en el ámbito educativo, en busca de un excelente aprendizaje, en el que siempre podamos tener una línea de vinculación entre el Componente Curricular de la Historia con los demás componentes curriculares.

4. REFERENCIAS

ASSOCIAÇÃO BRASLIEIRA DE NORMAS TECNICAS. 6023: Informação e Técnicas, Rio de Janeiro, 2002.

BITTENCOURT, C. M. F. Ensino de História: Fundamentos e Métodos. 5. ed. São Paulo: Cortez, 2018.

BORGES, V. P. O que é História. Tatuapé, SP: Brasiliense, 2017.

BRANCO, E. P. et al. A implantação da base nacional comum curricular no contexto ds politicas neoliberais. Curitiba: Appris, 2018.

BRASIL, B. N. C. C. Educação é a Base. Brasilia, MEC/CONSED/UNDIME, 2017. Disponivel em: <http:// basenacionalcomum.mec.gov.br/imagens_publicacao.pdf>. Acesso em: 21 Abril 2019.

BRODBECK, M. D. S. L. Vivenciando a História – Metodologia de Ensino da História. Curitiba: Base Editorial, 2012.

FAZENDA, I. C. A. Integração e Interdisciplinaridade no Ensino Brasileiro: Efetividade ou ideologia. 6. ed. São Paulo: Loyola, 2011.

FONSECA, T. N. D. L. E. História & Ensino de História. São Paulo: Autentica, 2006.

GUIMARÃES, S. Didática e Pratica de Ensino de História. 13. ed. Campinas: PAPIRUS, 2013.

______. Interdisciplinaridade: História,Teoria e Pesquisa. 14. ed. São Paulo: Papirus, 2007.

______. Ministério da Educação e Cultura. LDB- Lei nº939/96, de 20 de dezembro de 1996. Estabelece diretirzes e bases da Educação Nacional Brasilia:MEC, 1996.

MONTEIRO, A. M. Professores de Historia: Entre Saberes e Práticas. 2. ed. Rio de Janeiro: Mauad X, 2010.

PACHECO, R. A. Ensino de História e Patrimonio Cultura: Um Percurso Docente. Jundaí, SP: Paco, 2017.

PENTEADO, H. D. Metodologia do Ensino de História e Geografia. São Paulo: cortez, 2005.

______. Secretaria de Educação Fundamental. Parametros Curriculare Nacionais: História/Geografia, Brasília: MEC/SEF, 1998.

ZUCCHI, B. B. O Ensino de História nos Anos Iniciais do Ensino Fundamental: teoria, conceitos e uso de fontes. São Paulo: SM Ltda, 2012.

APÉNDICE – REFERENCIA DE NOTA AL PIE

2. Tomando como referencia la fecha 20 de diciembre de 2017, el día en que el BNCC de la Escuela Primaria fue aprobado por el Ministerio de Educación, el BNCC debe implementarse a partir de diciembre de 2019. Teniendo en cuenta que el año escolar comienza en febrero, a más tardar al comienzo del año escolar 2020.

[1] Máster en Ciencias de la Educación.

Enviado: Febrero de 2020.

Aprobado: Octubre de 2020.

Rate this post

Leave a Reply

Your email address will not be published.

DOWNLOAD PDF
RC: 79497
Pesquisar por categoria…
Este anúncio ajuda a manter a Educação gratuita
WeCreativez WhatsApp Support
Temos uma equipe de suporte avançado. Entre em contato conosco!
👋 Hola, ¿Necesitas ayuda para enviar un artículo científico?