Influencia de orgánica y fertilizante Mineral en el desarrollo temprano de la cultura italiano calabacín (Cucurbita pepo).

0
642
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI SOLICITAR AGORA!
PDF

SOUZA, Pablo Porto [1]

SOUZA, Pablo Porto. Influencia de orgánica y fertilizante Mineral en el desarrollo temprano de la cultura italiano calabacín (Cucurbita pepo). Revista científica multidisciplinaria base de conocimiento. año 03, Ed. 06, vol. 02, pp. 133-145, junio de 2018. ISSN:2448-0959

Resumen

El experimento se desplegó con el fin de verificar el efecto de fertilizantes minerales y orgánicos en el desarrollo temprano en el cultivo de calabacita italiana (Cucurbita pepo l.). El trabajo se llevó a cabo en el campo de la condición en la prueba de manchado grande granja ubicada en el municipio de Baianópolis-Ba. El diseño experimental utilizado fue bloques al azar, en el cual se establecieron cuatro tratamientos, consistente en T1: testigo; T2: fertilización mineral, utilizando la fórmula 4-14-8, se aplica a 18 gramos por tumba; T3: estiércol de vaca 200 g. Cova-¹; T4:125 sepulcro de g. ¹ del aviario. Área utilizada fue de 42 m², con espaciamiento de 1.0 x 0.80 m, y las plantas fueron dispuestas en dos filas, cada una con dos plantas, cuatro plantas por parcela. La fertilización se realizó diez días antes de la siembra como los tratamientos establecidos. La evaluación de los valores medios del número de hojas (NC), altura de planta (AP), diámetro de tallo (DC), pasta fresca (MF). El mayor valor comparativo encontrado para la variable AP, durante los 30 días de evaluación, fueron los tratamientos que recibieron el tratamiento orgánico y fertilización, T3 y T4. Los valores promedio más altos para el diámetro de la caña (mm) alcanzado fue el tratamiento orgánico en particular el tratamiento tres que tenían valor promedio de 7.5 mm. Promedios obtenidos para el número de hoja demostraron que las plantas que se llevaron a cabo la fertilización orgánica proporcionan cantidad de superior deja a tratamientos que no recibieron ningún tipo de fertilizante (T1) y los que recibieron fertilización mineral (T2).  Los resultados de la pasta fresca (MF) revelaron que el uso de estiércol de vaca como fertilizante orgánico proporciona un mayor aumento en comparación con los otros tratamientos. La diferencia entre el 3 y el tratamiento 1 fue alta, donde puede examinar el tratamiento que obtuvo 9, 9 g más que el testigo. Con los resultados obtenidos puede analizar el uso de abono orgánico fue el tratamiento que en relación con el crecimiento de calabacín italiano, promover un aumento en su potencial productivo.

Palabras clave: desarrollo de la fertilización, calabacín,.

1. Introducción

La familia de las cucurbitáceas tiene unos 118 géneros y 825 especies, adaptadas a las regiones tropicales y subtropicales de ambos hemisferios. En esta familia, podemos citar las calabazas y morangas que pertenece al género Cucurbita (RIBEIRO, 2008).

Calabacita italiana (Cucurbita pepo l.), también conocido como arbusto de calabacín, tiene crecimiento vertical, corta los tallos y hojas semillas moteadas. El sistema de la raíz es larga y poco profunda con una mayor concentración en la capa de suelo de 20 cm. Los frutos de calabacín italiano son alargados y cilíndricos, con un color verde claro con estriaciones longitudinales más oscuras (RIBEIRO, 2008). Se recomienda la plantación de calabacín desde septiembre a febrero en invierno frío, mientras que en climas calurosos, siembra puede realizarse durante todo el año (CONSTAT estadísticos consultores, 2003).

La especie Cucurbita pepo l. es una planta vulnerable a las heladas, pero tiene una buena tolerancia a bajas temperaturas. Temperatura juega una gran influencia en la germinación y cada especie tiene una temperatura mínima, máxima y óptima para la germinación (RIBEIRO, 2008). Ideal para el desarrollo de las calabazas está en el rango de 20 a 27° c. Bajas temperaturas afectan la producción, y las plantas pueden morir incluso a temperaturas inferiores a 10° c. Por otra parte, las altas temperaturas y el alto contenido de humedad pueden provocar la aparición de enfermedades. El calabacín también requieren temperaturas en el rango de 22 a 25° C y no soportan frío prolongado y fuerte (SANTOS et al., 2005).

Las verduras se considera exigente en nutrientes, requeriría grandes cantidades de nutrientes en un ciclo corto por lo que conseguir un buen desarrollo (GOTO; TIVALLI, 1998).

Uno de los objetivos de la granja es aumentar la productividad de los cultivos. Sin embargo, estos incrementos deben ser compatibles con la reducción de los costos de producción. Para que ello, las prácticas culturales asociadas con la fertilización deben ser eficiente (KANO et al., 2010).

En lo referente a la fertilización es posible inferir que lograr la productividad esperada, así como tener en la fertilidad del suelo cuenta donde se inserta la cultura.  El cálculo del encalado y la fertilización del suelo debe tener en cuenta la fertilidad del suelo y sus nutrientes (COSTA, 2006). Para máxima eficiencia en el sistema de nutrientes alçassem donde estaba empleado, es necesario distribuir en equilibrio y en cantidad necesaria (TOLEDO; HIJO DE MARCOS, 1997).

Fertilizantes químicos se forman de compuestos inorgánicos, con la mayoría de los empleados en la agricultura debido al alto contenido de nutrientes, menor costo por unidad del artículo, menos humedad y obtienes resultados más rápido.

Fertilizantes minerales, fertilizantes químicos aplicados en el suelo causando alta productividad e instante crecen, sin embargo las aplicaciones frecuentes de estos fertilizantes pueden afectar la calidad nutricional de los alimentos como la características químicas del suelo, en algunos casos conduce a una degradación del potencial productivo del suelo (2006).

La fertilización con NPK apunta a reponer los nutrientes absorbidos por las plantas para su desarrollo o a mejorar la fertilidad del suelo. La aplicación puede hacerse con la mezcla, como el 4-14-8 o NPK aplicando nutrientes aislados (OLIVEIRA, 1998)

El uso de fertilizantes minerales, además de modificar el patrón de crecimiento y producción vegetal, influye en los procesos metabólicos como la absorción y la distribución de iones minerales (ROBSON; PITMAN, 1983).

Las verduras en general son beneficiadas por el uso de abonos orgánicos, tanto en productividad como en la calidad del producto lograda, siendo el ganado de fuente más generalmente estiércol, especialmente en suelos pobres en materia orgánica (FILGUEIRA, 2000). Porque actúan como un poderoso agente de acondicionador de suelo, capaces de mejorar sustancialmente muchas de sus características físicas y químicas (FERREIRA et al., 1993).

Fertilizante orgánico es un producto de origen vegetal, animal o agroindustrial que aplicado al suelo proporciona una elevación de su fertilidad, el aumento en la productividad y calidad de las cosechas (TRANI et al., 2013). Los abonos animales, residuos de cultivos y abonos verdes constituyen las principales fuentes de abonos orgánicos disponibles (SBCS, 2004). La adopción del uso de la materia orgánica se ha relacionado con el cambio de propiedades físicas del suelo y con la adición de nutrientes al sistema (KANG 1993).

La selección de residuos orgánicos a aplicarse se da con respecto a la disponibilidad de este, que puede variar no sólo de la región, sino también a la cultura (KIEHL, 1985).

La aplicación sigue vaca estiércol causas elevación significativa del pH que se relaciona con la liberación de amoníaco durante la descomposición de su o posiblemente la presencia de Ca y Mg de este residuo, que neutraliza y desplaza elementos responsables por la acidez, el contenido de los otros elementos en la capa de 0-20 cm en el suelo, en comparación con zonas sin estiércol (GALVÃO et al., 2008). Las interacciones beneficiosas de características del estiércol con microorganismos del suelo, disminuye la compresión, aumenta la calidad y estabilidad de sus agregados, mejora la infiltración del agua, aireación y penetración de raíz ( ANDREOLA et al., 2000).

Con el uso creciente de residuos orgánicos en los cultivos, es posible disminuir con los años, la aplicación de fertilizantes minerales y mejorado la calidad del suelo (menos contaminación de varios recursos naturales), desde la ley de residuos orgánica también como los acondicionadores de solo (SILVA, 2005).

El uso de los residuos producidos dentro de una propiedad puede reducir los costos de producción, como la cama de la pajarera generada en la creación de las aves que puede ser utilizado como fertilizante orgánico (VILELA, 2009).

Segundo Primavessi (1982), la pajarera, intensifica la capacidad de intercambio catiónico del suelo, aumenta el pH, reduce el contenido de aluminio intercambiable, aumenta la disponibilidad de nutrientes y promueve la salud de la planta, para diversificar la producción de sustancias tales como fenoles, mejorar las condiciones físicas, químicas y biológicas del suelo.

La creciente generación de residuos de las aves de corral está causando impactos ambientales, ya que su tasa de producción es mayor que la tasa de degradación; Por lo tanto es cada vez más importante la necesidad de reducir, reciclar y reutilizar los residuos producidos en avicultura, con la intención de recuperar la materia y la energía (STRAUS; MARCOS, 1993).

Los efectos beneficiosos del estiércol de aves se comparan con los de urea debido a la rápida respuesta y generalmente tiene una tasa alta de nutrientes (SOUZA, 2007). Las concentraciones de N, P y K en gallinaza son más grandes que otras especies de animales domésticos, porque su materia seca contiene de 5 a 15% de agua, mientras que otros abonos tienen el 65% 85. Los residuos de estiércol contienen los sólidos y líquidos en la gran mayoría se crea con alimentación del pájaro conduciría a concentrado (TEDESCO et al., 2008).

Esta entrada normalmente contienen altos niveles de fósforo, potasio, calcio y magnesio, que hace un abono orgánico con uso potencial en diferentes cultivos de importancia agronómica (FARIDULLAH et al., 2008).

Incluso con el crecimiento del cultivo de calabazas en Brasil en los últimos años, utilizando, entre otras prácticas, la fertilización mineral y orgánica, productividad, según Makishima (1991), ha sido variable, requiriendo así la fertilización y nutrición () datos INFORME, 1991).

Así, el objetivo principal de este trabajo fue evaluar la influencia de los abonos minerales (npk 4-14-8) y orgánicos (vaca y cama aviar) en el desarrollo temprano de los calabacines.

2. Desarrollo

Materiales y métodos 2.1

El experimento se llevó a cabo el día 18/06/2017 a 23/07/2017 en el área experimental descubierto gran finca ubicada en el municipio de Baianópolis-Ba, con las siguientes coordenadas geográficas: 12 ° 18 ' 53 "latitud sur y 44 ° 35' de longitud, con una altitud 59.29 de 668 m, con precipitación promedio anual de 1040 mm, con una temperatura promedio de 24,9 ° C y con humedad relativa entre 65% a 68%.

Según suelo análisis del sitio se encontraron un suelo arenoso, con pH 5.79; P = 7, ³ (muy bajo); de 90 mg/dm K = ³ (alto); 89 mg/dm CA = 2, 30cmolc/l (arriba); Mg = 0, 70cmolc/l (bajo); Na = 10 ppm y materia orgánica 2,60% (m/v) (bajo).

El diseño experimental utilizado fue bloques al azar, en el cual se establecieron cuatro tratamientos, consistente en T1: testigo; T2: fertilización mineral, utilizando la fórmula 4-14-8, se aplica a 18 gramos por tumba; T3: estiércol de vaca 200 g. Cova-¹; Tumba de g. ¹ T4:125 de cama aviario correspondiente a la dosis de la recomendación de las palomas (1994), distribuida en cinco repeticiones. Área utilizada fue de 42 m², con espaciamiento de 1.0 x 0.80 m, que fueron arregladas en dos filas, cada una con dos plantas, cuatro plantas por parcela. La separación entre parcelas fue 0, 70 m. El método de propagación ocurrió por el manual de puerca que empleaba 3 a 4 semillas de calabacin caserta por hoyo a una profundidad de 4 a 5 cm, la fertilización se realizó 10 días antes de la siembra.

Ocho días después de la emergencia se hizo el raleo para quitar exceso plantas por sepulcro, dejando sólo 1 planta por hoyo. Control de plantas invasoras ha pasado manualmente y suministro de agua se produjo a través de riego por aspersión convencional.

En cada colección (10, 20:30 DAE) fueron evaluadas las características del desarrollo vegetativo de las plantas como altura de planta (cm), tallo (mm) de diámetro, número de hojas mayores de 3 cm y la masa fresca total (gramos). Para determinar que la altura era utiliza una extensión de 3 m de cinta medir acero, graduada en centímetros, midiendo desde la base del suelo a la hoja más extendida. Para determinar que el diámetro del tallo fue utiliza un análogo de la pinza en acero, universal tipo, medido en el cuello de la planta. Después de cortar, la fitomasa de calabacín, puesto en bolsas de papel, debidamente identificado. Luego fue trasladada para el retiro de sus pesos en balanza analítica de precisión, que la masa de materia fresca. Los datos recogidos fueron sometidos a análisis de varianza y las medias se compararon por la prueba de Tukey al 5% de probabilidad, utilizando el programa estadístico Sisvar.

3. Resultados y discusión

3.1 planta de altura (AP)

Los datos obtenidos en cuanto a altura de planta (cm), dependiendo de los diferentes tipos de fertilización en calabacita italiana-cultura se exponen en la tabla 1. Con respecto a los tratamientos aplicados, se observa que, cuando los promedios se presentaron a la prueba de Tukey al 5%, el mismo presentadas diferencias significativas entre ellos.

Tabla 1 promedio los valores para el total de la altura (cm) de plantas de calabacín italiano sometido a fertilizantes orgánicos y minerales.

Altura de la planta de tratamiento (cm)
T1 (testigo)3, 5b
T2-((4-14-8))4, 2ab
T3 – (estiércol de vaca)4, 4a
T4 – (aviar)4, 4a
CV (%) *: 12.1

Total media: 4.1

DMS **: 0.95

* CV: coeficiente de variación;
** DMS: diferencia mínima significativa;
Medio, seguido por la misma letra no difiere en le prueba de Tukey al 5% de probabilidad de entrada

A pesar de tener efectos significativos, los promedios encontrados los tratamientos no eran muy distantes unos de otros, numéricamente hablando. El mayor valor comparativo encontrado para la variable AP, durante los 30 días de evaluación, fueron los tratamientos que recibieron el tratamiento orgánico y fertilización, T3 y T4. Para comparar estos tratamientos con el tratamiento control, cabe señalar que hubo una diferencia de casi 1 cm.

En una encuesta realizada por campos (2013), también confirmó la superioridad de los tratamientos con materia orgánica en el tratamiento con fertilizante mineral (NPK). La altura media de las plantas de los tratamientos de fertilizantes orgánicos superadas significativamente en el 10.5% de tratamiento de NPK. Lal et al. (2015), también se encuentran respuestas positivas a la AP mediante el uso de abono orgánico. Informan que, la altura de planta fue influenciada perceptiblemente por las cantidades de fertilizante orgánico utilizado, teniendo un comportamiento cuadrático, donde el valor máximo se obtuvo al utilizar la cantidad máxima de fertilizante. Según ellos, esto posiblemente podría vincularse directamente con la mayor disponibilidad de nutrientes a la planta, favoreciendo así el crecimiento en altura.

El material orgánico que se puede hacer a través de dungs, tiende a aumentar la capacidad de intercambio catiónico del suelo, también funciona con fuente de energía para útiles microbios, reduce al mínimo las variaciones en la reacción del suelo que puede ser causada por diversas causas, aumenta el almacenamiento de agua y la infiltración. Condiciones del suelo, dando una mejor estructuración y emisión que facilitan el desarrollo del sistema radicular y ayuda en el suministro de nutrientes al suelo, haciéndolos disponibles para las plantas y promover un buen desarrollo de la misma ( MALAVOLTA et al., 2002).

3.2 diámetro de la caña

El uso de diferentes tipos de fertilización (Mineral y orgánico) en la producción de calabacita italiana añadió positivamente (p < 0.05) en el diámetro de la caña (mm) de estas plantas, como puede verse en la tabla 2.

Tabla 2-media valores para el diámetro de la caña (mm) total de plantas de calabacín italiano sometidas a fertilizantes orgánicos y minerales.

Tratamientos diámetro de la caña (mm)
T1 (testigo)4, 4b
T2-((4-14-8))6, 6a
T3 – (estiércol de vaca)7, 5a
T4 – (aviar)6, 5a
CV (%) *: 10.8

Total media: 6.2

DMS **: 1.27

* CV: coeficiente de variación;
** DMS: diferencia mínima significativa;
Medio, seguido por la misma letra no difiere en le prueba de Tukey al 5% de probabilidad de entrada

Al analizar las plantas de calabacín italiano de diámetro variable de la caña, se observó que el único tratamiento que mostró elevado no era exactamente el tratamiento que no recibió ningún tipo de fertilización (T1). Al comparar T1 con los otros tratamientos, la diferencia entre ellos llegó a superar los 3 mm.  De los tratamientos que recibieron fertilizante, lo que fue el tratamiento 3, que recibieron estiércol. El tratamiento T2 y T4 fueron en la misma línea.

Oliveira Júnior et al. (2009), para estudiar el efecto de diferentes fuentes de abonos orgánicos en el cultivo de moringa, también señaló que los mayores diámetros con techo de paja se obtuvieron en los tratamientos que recibieron la aplicación de estiércol de vaca. Además, otros estudios también demuestran este efecto beneficioso y gradual de la fertilización orgánica. Según Saad et al. (2012) el aumento en el diámetro del tallo de las plantas ocurre, posiblemente debido a la adición de materia orgánica en el suelo, dando lugar a varios efectos beneficiosos como la mejora en las propiedades del suelo y aumentando el aporte de nutrientes a las plantas .

Y una vez más, algunos estudios han demostrado el efecto positivo y gradual de la fertilización orgánica. Walter et al. (2009), en estudios donde se evaluaron efectos residuales e inmediatos del uso de la pajarera, han obtenido mejor producciones obtenidas con fertilización mineral. La elevación de la concentración de materia orgánica del suelo se considera el principal beneficio del uso agrícola de residuos orgánicos, debido a su contribución a la mejora en los atributos químicos, físicos y biológicos del suelo (BERTON; Valadares, 1991).

3.3 número de hojas

Los promedios que encontraron y sometieron a análisis de varianza mostró en sus resultados, resultados que se exponen en la tabla 4 que el uso de fertilización diferentes en la producción de calabacín italiano demostró efectos significativos para la número de hojas.

Valores de la tabla 3 promedio para los números del total de hojas de plantas de calabacín italiano sometidas a fertilizantes orgánicos y minerales.

Número de tratamientos
T1 (testigo)4, 4b
T2-((4-14-8))5, 3ab
T3 – (estiércol de vaca)5, 9a
T4 – (aviar)5, 6a
CV (%) *: 14.68

Total media: 5.2

DMS **: 1.43

* CV: coeficiente de variación;
** DMS: diferencia mínima significativa;
Medio, seguido por la misma letra no difiere en le prueba de Tukey al 5% de probabilidad de entrada

Para el variable número de hojas, los resultados obtenidos para los diferentes tipos de fertilizantes utilizados en la producción de calabacín italiano (tabla 4) mostraron que las plantas han recibido de la fertilización orgánica, como la vaca de estiércol (T3) y cama aviar (T4) Cantidad enviada del alto deja a tratamientos que no recibieron ningún tipo de fertilizante (T1) y los que recibieron fertilización mineral (T2).

Lima et al. (2001), estudiando la aplicación de fertilizante orgánico y fertilizante mineral, en Marañón enano precoz en las plantas, observó que el uso de estos fertilizantes mostraron efectos positivos en la cantidad de hojas de las plantas. Ya Manu (2008) reportó que los mejores resultados se encontraron en plantas que recibieron la fertilización orgánica. Costa (2008) también encontró los mejores resultados con el uso de estiércol de cabra, obteniendo un promedio de 63,87 hojas.

3.4 masa fresca total

Así como de las otras variables, la masa fresca total también mostró efectos significativos para los diferentes parámetros evaluados. Estos datos se pueden dar en la siguiente tabla (tabla 4):

Tabla 4 promedio valores en relación con el total de masa fresca (g) total de plantas de calabacín italiano sometido a fertilizantes orgánicos y minerales.

Tratamiento de masa fresca (g)
T1 (testigo)         21, 7b
T2-((4-14-8))        27, 3ab
T3 – (estiércol de vaca)         31, 6a
T4 – (aviar)        24, 0ab
CV (%) *: 17.25

Promedio general: 26.15

DMS **: 8.47

* CV: coeficiente de variación;
** DMS: diferencia mínima significativa;
Medio, seguido por la misma letra no difiere en le prueba de Tukey al 5% de probabilidad de entrada

Los resultados encontrados en este parámetro mostraron que el uso de estiércol de vaca como fertilizante orgánico presentado un mayor incremento en comparación con los otros tratamientos. La diferencia entre el 3 y el tratamiento 1 fue descaradamente obvia, donde se puede observar (tabla 4) el tratamiento obtiene 9, 9 g más que el tratamiento 1.

Silva et al. (2016) informa sobre su trabajo, se logró la mayor producción total de vaina de frijol fresco cuando se utiliza la fertilización a través de estiércol, este factor puede ser conectado directamente a la fuente de los nutrientes presentes en el estiércol, vacas o cabras . Presentan la ventaja de suministrar los nutrientes más rápidamente en la solución del suelo, cuando se administra un volumen adecuado de riego agua, con esto, que la mejor respuesta de la cultura y alentar una mayor producción, una vez que la Asociación de los factores (fertilizantes orgánicos y niveles de agua de riego) maximizar la relación suelo-agua-planta, con esta que va en la más grande acumulación de fitomasa.

Esta superioridad de abono orgánico también se observó en un trabajo de Galbiatti et al. (2011), donde él habla, mineralización de la materia orgánica potenció la acción de los microorganismos, como resultado un mejor aprovechamiento de los nutrientes del suelo y promover un mayor equilibrio nutricional del cultivo evaluado.  Según Baqeti et al. (2011), mayor materia orgánica presente el suelo mediante la aplicación de abonos, puede realzar grandemente la provisión de nutrientes a las plantas, según ha confirmado en trabajos por otros autores. La disponibilidad de estos nutrientes puede venir para cumplir con los requerimientos nutricionales de las plantas, además de contribuir a la mejora de la retención capacidad del suelo en que función reducirá la frecuencia de riego, moderando el productor (el gasto de agua SILVA et al., 2016).

Conclusión

Con los resultados obtenidos, fue posible analizar el uso de abono orgánico, contribuye en el crecimiento vegetativo de calabacín italiano (Cucurbita pepo l.), promover un aumento en su potencial productivo. Sin embargo, el fertilizante químico puede también utilizarse, siempre que su uso se hace racionalmente y sin la aplicación de pesticidas que dañan el medio ambiente.

Referencias

ANDREOLA, F.et al. Cubierta de invierno y la fertilización orgánica y, o minerales que influyen en la sucesión frijol/maíz. Diario brasileño de suelo ciencia, Campinas, v. 24, n. 4, p. 867-874, 2000.

BERTON, R.S.; VALADARES, A. J. M. S. agrícola potencial de hecho arriba de residuos urbanos en el estado de São Paulo en Brasil. La Embrapa, v. 43, p. 87-93.1991.

BAQETI, l. et al. Abono de papa orgánica con estiércol de vaca en el municipio de esperanza-PB. Horticultura brasileña. v. 42, n. 2, p. 482-487, 2011.

CAMPOS, r. f. orgánica y fertilizante mineral en las características productivas de tomate cultivar Santa Cruz de la planta en ambiente protegido. 2014. Tesis (Licenciatura en ingeniería agrícola) – da Federal universalidad Paraíba, arena-PB, 2013.

COSTA, j. M. Fuentes y dosis de sustratos orgánicos en la producción de plántulas de tamarindeiro. 2014. 64f. Tesis (Maestría en gestión de suelo y agua) – Universidade Federal Rural semiárido (atendidos), Mossoró-RN, 2014.

COSTA, C.C.; OLIVEIRA, C.D. de; SILVA, C. J. da; TIMOSSI, P.C.; LECHE, I.C. crecimiento, productividad y calidad de raíces del rábano cultivadas en diferentes fuentes y dosis de fertilizantes orgánicos. Horticultura brasileña, Brasilia, v. 24, n. 1, p. 118-122, 2006.

CONSTAT CONSULTORES ESTADÍSTICOS. Diagnóstico de procesos para la producción de hortalizas-Balsas (MA). São Luiz, 2003

FARIDULLAH, m. i. et al. Caracterización de elementos traza en pollo y pato camada ceniza. Gestión de residuos, v. 29, n. 1, p. 265-271, 2009.

FERREIRA, M. E.; CASTELLANE, P. E.; Cruz, m. c. p. nutrición y fertilización de hortalizas. Piracicaba: Potafos, 1993. 487 p

FILGUEIRA, nuevo manual de f. r. a. de olericulture: Agrotecnología moderna en la producción y comercialización de hortalizas. 2. Ed. Viçosa: UFV, 2000. 412 p.

GALBIATTI, j. a. frijol desarrollo bajo el uso de bio-fertilizantes y fertilización mineral. Ingeniería agrícola. v. 31, n. 1, p. 167-177, 2011.

GALVÃO, S. R. S.; SALCEDO, I. H.; OLIVEIRA, f. f. acumulación de nutrientes en el estiércol compostado con suelos arenosos. Corporación de investigación agrícola brasileña, Brasilia, v. 43, n. 1, p. 99-105, 2008.

GOTO, R.; TIVELLI, la producción de hortalizas de S.W. en entorno protegido: condiciones subtropicales, São Paulo. UNESP (FEU), 1998. 319 p.

KANG, b. t. 1993. Cambios en suelo química propiedades y cultivo con cultivo continuo de un Entisol en el trópico húmedo. p. 297-305. En K. Mulongoy y KANO r., C.; CARDOSO, A.I.I. ; VILLAS BÔAS, influencia de l. r. de dosis de potasio en los niveles de macronutrientes en plantas y semillas de lechuga. Horticultura brasileña, Brasilia, v. 28, p. 287-291, 2010.

Kiehl ' s, abonos orgánicos de e. j.. Piracicaba: 1985 Ceres Ag. 492p.

Leche, y. s. a. et al. Influencia de las cantidades y fuentes de abonos orgánicos en la planta de maní (Arachis hypogaea l.). Agrotec-v magazine. 36, n. 1, p. 167-175, 2015.

Lima, s de r. l… et al. Crecimiento de plántulas de Marañón enano que precoz "CCP-76" enviado a fertilizantes orgánicos y minerales. Revista brasileña de horticultura, v. 23, n. 2, p. 391-395, 2001.

MAKISHIMA, n. 1991. Situación de las cucurbitáceas en Brasil. Hortic. Bras., 9:99-101.

MALAVOLTA, e. et al. Fertilizantes y fertilización. São Paulo. SP. Nobel, 2002.

MERCKX, (Eds.). Dinámica de materia orgánica del suelo y la sostenibilidad de la agricultura tropical. Nueva York: Juan Wiley e hijos. 392 p.

OLADAPO, S. et al. Fertilización con abonos en diferentes crecimiento moringa (Moringa oleifera LAM.). Revista verde, v. 4, n. 1, p. 125-134 enero/marzo de 2009.

Informe de la mesa redonda sobre nutrición y métodos culturales. 1991. Hort. Bras., 9:109.

RIBEIRO, Dágnon da Silva. Parámetros agrometeorológicos de ambiente protegido

con cultivo de calabaza italiana bajo fertilización orgánica. 2008. 103 f. Tesis (doctoral)-Universidad Federal de Pelotas, Pelotas. 2008.

Robson, A. D. y M. G. Pitman. 1983. Interacciones entre nutrientes en las plantas superiores. En Lauchli, A. R. L. y Bieleski. Nutrición de las plantas inorgánicos. Nueva York: Springer-Verlag, v. 15. Encys de fisiología vegetal.

PALOMAS. Fertilización y encaladas recomendaciones a los Estados de Rio Grande do Sul y Santa Catarina. Passo Fundo: SBC-Regional Sur Central, 1994. 224p.

SANTANA, c. c. t. et al. Rendimiento de cultivares de lechuga americana en respuesta a diferentes dosis de cachaza. Ciencias agrícolas. v. 43, n. 1, p. 22-29, 2012.

SANTOS, Ricardo Henrique Silva et al. Producción orgánica de frutas vegetales. Brasilia: SENAR, 2005. 92 p. (colección Senar, 119).

SILVA, i. c. m. et al. Influencia del abono orgánico en el desarrollo de la soja-pod en diferentes niveles de agua de riego. V de verde revista-ISSN 1981-8203-(Pombal). 11, núm. 5, p. 01-07, edición especial, 2016.

STRAUS, L. E.; MARK l. v. t. minimización del desperdicio, Congreso brasileño de sanitario e ingeniería ambiental, 17, Navidad, 1993, anales. Rio de Janeiro, ABES. 1993, v. 2: p. 212-225, 1993.

OLIVEIRA, fertilidad del M. D. Soil en 4 semanas: clases de química, manejo y fertilidad del suelo. Mossoró: ESAM, 1998. 50 p.

PRIMAVESI, limitar factores de productividad agrícola y labranza cero. São Paulo: BASF, 1982. 326 p.

PORTO, M.L. producción, estado nutricional y acumulación de nitrato en plantas de lechuga orgánicas y sometidas a la fertilización nitrogenada. 2006, 80f. Tesis (Maestría en Agronomía)-programa de postgrado en Agronomía Campus II, Universidad Federal de Paraíba, arena-Pb, 2006.

TRANI, p. e. et al. Fertilización orgánica de verduras y frutas. Campinas: Instituto Agronômico, 2013, 16 p.

SBCS. Sociedad brasileña de Ciencias del suelo y fertilizantes. Ajuste Manual de los Estados de Rio Grande do Sul y Santa Catarina. Porto Alegre: Comité de fertilidad química y suelo, 2004.10 ed, 400 p.

SILVA, m. n. b.; BELTRÃO, n. e. M.; CARDOSO, algodón de d. g. de color fertilización en el sistema orgánico en 200 BRS Brasil Brasil. Revista brasileña de agricultura e ingeniería ambiental, Campina Grande, v. 9, n. 2, p. 222-228, de 2005.

SHARMA, j. L. De. Cultivo orgánico de vegetales: sistema de producción. Viçosa: CPT, 2007. 314p.

TOLEDO, F.R.; Hijo de Marcos, j. manual de la semilla: tecnología de producción. São Paulo. Ceres de Agronomía, 1997. 224 p.

TEDESCO, J. M.; SELBACH, P. A.; LIGNIFICADAS, C.; CAMARGO, f. a. o. residuos orgánicos en el suelo y los impactos sobre el medio ambiente. En: SANTOS, g. A.; SILVA. L. S.; CANELLAS, L. P.; CAMARGO, F.A.O. fundamentos de la materia orgánica del suelo: ecosistemas tropicales y subtropicales. 2 ed., revisada y actualizada. Porto Alegre: metrópolis, p. 113-135, 2008.

VILELA, L.A.F.; PORTUGAL, A.F.; CARBALLAL, M. R; RIBEIRO, D.O.; AGUILAR, E.J.; GEORGE, M.F.D.. Efectos del uso de cama de pollo asociada con diferentes dosis de nitrógeno en la acumulación de materia seca en Brachiariabrizanthacv. Marandu. En: anual… Simposio Internacional sobre animal residuos uso de gestión de residuos animales como fertilizante. Florianópolis, 2009.

WALTER, i. et al. Efectos a corto plazo de las aves de corral dejan en desorden aplicación sobre propiedades químicas del suelo y maíz del ensilaje. Ciencia y utilización de compost v. 17, n. 3, p. 189-196 de 2009.

[1] Licenciado en Agronomía, Universidad San Francisco barreras.

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here