Las fístulas arteriovenosas del cuidado de enfermería: revisión de la literatura

0
2379
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI SOLICITAR AGORA!
ARTIGO EM PDF

ANDRADE, Nívea Cristiane de Sousa de [1]

ANDRADE, Nívea Cristiane de Sousa de. Las fístulas arteriovenosas del cuidado de enfermería: revisión de la literatura. Revista científica multidisciplinaria base de conocimiento. Año 1. Vol. 9. págs. 88-106, octubre el noviembre de 2016. ISSN. 2448-0959

RESUMEN

Hemodiálisis para fístula arteriovenosa es una modalidad terapéutica de elección mayor, porque es un acceso vascular que ofrece una mayor durabilidad en el tratamiento y que ofrece menos riesgos de complicaciones. La enfermera desempeña un papel importante en la identificación temprana de las complicaciones y en el mantenimiento de la fístula arteriovenosa (AVF), a través de la excelencia en la atención al paciente con AVF. Este estudio tuvo como objetivo principal conocer la enfermería cuidado de fístulas arteriovenosas en pacientes con insuficiencia renal crónica. La metodología adoptada fue la revisión de la literatura en libros, revistas electrónicas y artículos científicos que abordó el tema acerca de la enfermedad renal crónica, fístula arteriovenosa, hemodiálisis, cuidados de la FAV de enfermería. Se accedió a bases de datos csielo, lilacs, biblioteca virtual en salud, tesis de maestría publicaron en los últimos nueve años (2005-2014). En cuanto a la discusión de los resultados de los autores fueron unánimes en cuanto a la formación de enfermeras en el cuidado del paciente con AVF. El estudio hizo posible cumplir con la atención de enfermería a la fístula arteriovenosa y concluye que el servicio de terapia Renal Substititiva de enfermera debe ser un especialista en nefrología, dotado de conocimientos técnicos y científicos en relación con la preparación y mantenimiento de la fístula arteriovenosa, asegurando durabilidad la FAV y la extensión de la vida del paciente.

Palabras clave: hemodiálisis; Atención de enfermería; Fístula arteriovenosa.

1. INTRODUCCIÓN

Según la sociedad brasileña de Nefrología en 2008: en el mundo sobre 1 millón y 200.000 personas están bajo tratamiento de hemodiálisis. En Brasil, hay aproximadamente 87.044 pacientes por año, de los cuales el 89.4% son en programa de tratamiento sustitutivo renal (COSTA, 2011).

El diario en línea después de informe con el Sespa, en el que informa que en 2011 en Pará hay cerca de 1.674 pacientes en tratamiento de diálisis. Ya en el año 2013 el número de pacientes renales crónicos alcanza a 2000 personas en tratamiento de diálisis en Pará como Presidente de la alerta de la sociedad brasileña de Nefrología-parada Regional, Luis Claudio Pinto.

Segundo Prezotto (2014) Insuficiencia Renal Crónica se considera un problema de salud pública importante, con aumento considerable en el número de pacientes renales crónicos en la población brasileña, estos datos confirmados por la diálisis de censo 2011 sociedad brasileña de Nefrología, donde el número de pacientes con IRC corresponde a un total aproximado de 50.128.

Et de la leche. Al., (2013) y Delhi (2014) confirman que la insuficiencia renal crónica viene alcanzando proporciones relevantes en salud pública, debido al número creciente de personas afectadas por la enfermedad que requieren hemodiálisis.

Dado que cada año crece el número de casos de pacientes con insuficiencia renal crónica en hemodiálisis para fístula arteriovenosa, siendo esta la opción del modo más alto. (Leche, 2013).

Hemodiálisis para fístula arteriovenosa es una modalidad terapéutica de elección mayor, siendo un acceso seguro y de larga duración, LECHE (2013). Sharma, (2011) añade que la fístula arteriovenosa (AVF) presenta una supervivencia adecuada y tiene baja tasa de complicaciones.

Para Daugirdas (2010), la hemodiálisis se realiza después de la realización de una fístula arteriovenosa, que es formada por una anastomosis subcutánea de una arteria por una vena nativa adyacente, permitiendo el flujo directo de la arteria a la vena.

Las fístulas se realizan en la palanca de brazo (radiocefálica), en el brazo más bajo (cubital-Basílica), codo (braquiocéfalos) (DAUGIRDAS, 2010).

A pesar de ser un procedimiento simple, adecuada planificación del sitio de la anastomosis, que debe ser en el preoperatorio y postoperatorio y ajuste el tiempo para el comienzo del clip son fundamentales para el éxito de la cirugía (TOREGLANI, 2008).

Para esto es necesario también reducir los problemas que se evidencia con la fístula arteriovenosa: trombosis, bajar la presión arterial, estrechamiento de vasos, disminución del flujo debido a repetidas punciones, contusiones, hemorragias, isquemia del miembro con la fístula, estos problemas que hacen que los pacientes pierden fístulas antes de cinco años, esta vez creada por Anvisa. (ANVISA, 2014); (POLIMANTI, 2012).

Como se describe en Barros (apud blanco, 2005) "los cuidados de la FAV se deben seguir para aumentar supervivencia y prevenir las complicaciones derivadas de la utilización.

Pacientes con insuficiencia renal crónica requieren aumentar la supervivencia de las fístulas, en diálisis para sobrevivir. Considerando que algunos manuales y protocolos de atención de enfermería a pacientes con CRF pacientes con fístula arteriovenosa debe formular la siguiente pregunta: ¿Qué es la atención de enfermería proporcionada a pacientes con fístula arteriovenosa pacientes con IRC?

La investigación se justifica por la alta tasa de individuos con insuficiencia renal crónica bajo tratamiento de hemodiálisis en el estado de Pará, estudiarlo que se convierte en importante a la mejora de la calidad del cuidado en las fístulas arteriovenosas en pacientes con insuficiencia renal crónica, establecer y mantener un acceso durable y confiable, que ofrece altas tasas de flujo sanguíneo asociado con bajas tasas de complicaciones es esencial. Mientras que la enfermera juega un papel importante en la identificación temprana de las complicaciones en la fístula arteriovenosa (AVF), a través de la atención brindada al cliente con insuficiencia renal crónica (CRF) con AVF. Este estudio tuvo como objetivo principal conocer la enfermería cuidado de fístulas arteriovenosas en pacientes con insuficiencia renal crónica. La metodología adoptada fue un estudio exploratorio, mediante investigación bibliográfica en libros, revistas electrónicas y artículos científicos que abordó el tema acerca de la enfermedad renal crónica, fístula arteriovenosa, hemodiálisis, cuidados de la FAV de enfermería. Se accedió a bases de datos csielo, lilacs, biblioteca virtual en salud, tesis de maestría publicaron en los últimos nueve años (2005-2014).

2. REVISIÓN DE LA LITERATURA

2.1 estudio sobre enfermería cuidar al paciente con fístula arteriovenosa de la insuficiencia renal crónica.

Segundo Smeltzer, (2009); Daurgidas, (2010) resultados de insuficiencia renal cuando los riñones no pueden eliminar desechos metabólicos del cuerpo o sus funciones reguladoras. Las sustancias que generalmente se eliminan en la orina acumulan fluidos orgánicos como resultado de la excreción renal deteriorada, llevando a la interrupción en las funciones endocrinas y metabólicas, así como agua y electrólito ácido básico trastornos como consecuencia de este trastorno que hace que el uso de la hemodiálisis para eliminar líquidos y residuos urêmicos del cuerpo cuando los riñones no son capaces de hacerlo.

Brunner y Suddarth, (2009) la diálisis es el proceso de filtrado y purificación de la sangre que tiene como objetivo extraer sustancias nitrogenadas tóxicas de la sangre y eliminar el exceso de agua mediante la sustitución de las funciones del riñón dañado, prolongando así la vida de los pacientes con insuficiencia renal crónica.

La fístula arteriovenosa es el acceso vascular permanente más seguro y duradero, se utiliza en pacientes renales y consiste en una anastomosis subcutánea de una arteria con una vena que lleva cerca de 30 días para madurar y se hace generalmente del brazo no dominante para no limitar el ala de las actividades del paciente (ANVISA, 2014; Fermi, 2011; DAURGIDAS, 2010; Leche, 2013).

arteiovenosa fístula en región radial.
FIGURA 1: arteiovenosa fístula en región radial. Fuente: www.institutoendovascular.com.br

2.1 TIPOS de FÍSTULAS ARTERIOVENOSAS y UBICACIÓN

Las fístulas se dan título según los vasos conectados: Radiocefálica en el puño es la primera opción como medio de acceso, ya que es sencillo de crear, tiene baja morbilidad y preseva una gran continuación de la vena a pinchar y permite la creación de otros éxitos del mismo miembro (FERMI, 2011).

Braquiocefálico en el codo es la segunda opción, porque su ventaja es el alto flujo en comparación con el mango y el hecho de la vena cefálica más fácil pinchar, esto presenta algunos fístula de dificultades en su ropa, ya que tiene una limitación en el codo y puede ocurrir edema de miembro superior y robo nofenômeno (isquemia de miembro fístula causada por el sifón fuera de circulación) (DAS NEVES JÚNIOR , 2011; Fermi, 2011).

Para Daurgirdas, (2010); DAS Neves Júnior, (2011) hay otras fístulas menos utilizadas son: Basílica de fístula cubital es la anastomosis entre la Basílica se encuentra la vena con la arteria cubital en el antebrazo; braquiobasílica el anastomosa la vena Basílica-si la arteria braquial; radiobasílica que anastomosa-si la arteria radial con la Basílica de la vena. Las opciones menos utilizadas son la fístula Gracz (que utiliza la vena que arterializa punción de las venas Basílica y cefálico brazo) y la fístula cefálica braquial bidireccional (que arterializa las venas cefálicas en el brazo y antebrazo). Cuando se agotaron las localidades en el brazo no dominante, puede utilizarse el brazo dominante.

SHAH, (2009) la enfermería tiene la función clave en el cuidado del paciente con fístula arteriovenosa en ambos pre- y post-cirugía, como actúa con el cliente viendo tan humana y capaz, con el objetivo de hacer que el cliente a volver a sus actividades normales.

2.2 cuidados en el PERÍODO preoperatorio de PACIENTES con FÍSTULA ARTERIOVENOSA.

Normalmente la FAV está construido sobre el dominante miembro identifica con una pulsera de este brazo, la enfermera debe orientar al paciente y el personal de enfermería para que no se les a cateterismo, pinchazos, sangre control de presión para la fabricación de la fístula (SHAH, 2009). Blanco, (2005) afirma la necesidad de dirigir los clientes pre-dialíticos acerca de la importancia de sus floreros, evaluar la indicación temprana de acceso al sitio, el respeto la maduración, evitar hacer diálisis en el día de la cirugía y sugiere que las enfermeras deben tener conocimiento y formación continua en acceso, saber cómo funciona, como punción como desgaste y diagnóstico precoz de las complicaciones.

2.3 cuidados en el postoperatorio de la FÍSTULA ARTERIOVENOSA.

El cuidado en la fístula quirúrgica período pós-confecção son fundamental para la adecuación del acceso de hemodiálisis e implican: la elevación del miembro en los primeros días, el periódico cambio de apósitos para la enfermera y realizar ejercicios de compresión manual con pelota de goma para promover la maduración de acceso venoso (MANIVA, 2009).

2.4 FAV pacientes

El paciente debe guiarse por enfermería y necesitan aplicar algunos cuidados con la fístula, entre los que incluyen: realizar ejercicio diario con compresión de la bola de goma para quince minutos tres veces al día ayuda a mantener la fístula; observar cualquier cambio en la ubicación de la fístula, como calor, dolor, eritema y edema, palpación y percepción de la emoción (vibración sensible debido a la mezcla de sangre arterial con sangre desoxigenada), cualquier anormalidad debe ser divulgado médicos y equipos de enfermería; evitar la punción venosa y comprobar la presión arterial en el brazo de la fístula; evitar el control de presión de la sangre en este miembro, dormir sobre el brazo de acceso y compresión, no debe quitar o permitir la remoción de pelo y costras formadas en la región de la fístula. (MANDIOCA, 2009; Fermi, 2011).

2.5 DE ENFERMERÍA ANTES DE HEMODIÁLIÁLISE

En la unidad de diálisis, antes de la punción, pacientes deben lavarse al miembro qué es la fístula con agua y jabón o solución antiséptica otra, vaciar la vejiga, comprobar el peso, calcular el peso final y la inicial para establecer si las señales va a ultrafiltración (presión arterial, temperatura, pulso y respiración), principalmente porque la sangre presión hipotensión severa pueden conducir a la cesación total de la fístula dice que Fermi, (2011); observar concentraciones y temperatura de la solución dialisadora; comprobar el funcionamiento de la máquina y preparar todo el material necesario para el paciente realizar la hemodiálisis;  (Blanco, 2005).

2.5.1 fístula de asepsia

Según lo descrito por Fermi, (2011) la asepsia de la fístula se debe limpiar con solución antiséptica, según la estandarización de control programa dede infección prevención y efectos adversos (PCPIEA), después de que asepsia es la punción arterial deben mantenerse a 3 cm de la anastomosis para evitar la trombosis de la fístula, punción venosa debe permanecer lejos de la sangre de dos pulgadas uno del otro para evitar la recirculación de la sangre. Según el manual de diálisis, (2012) la solución antiséptica antes de la punción es el alcohol 70% con bolas de algodón.

2.5.2 elección de la aguja

Elegir la aguja adecuada para cada tipo de fístula es de extrema importancia que el calibrador se utiliza según el flujo de sangre prescritos. Para un flujo de sangre menos de aguja 250 ml calibre (18 g, color rosa); entre 250 y 300 ml (17 g, naranja); entre 300 y 350 ml (16 g, verde); entre 350 y 400 ml (15 g, amarillo); más de 400 ml/min (14 g, púrpura). Las agujas deben estar bien aseguradas para evitar trauma, hemorragia o incluso la salida de la aguja (FERMI, 2011). Daurgirdas, (2010) durante el uso inicial de agujas son recomendado (párrafo 16 y 17) y reducción del flujo sanguíneo, en acceso maduro son necesarias agujas más grandes (calibre 15) tolerar sangre flujo requerido (> 350 ml / min) para la diálisis de alta eficacia.

2.5.3 tipo de puntura

El tipo de punción más opciones entre los autores como Daurgirdas, (2010) fue la técnica del ojal (que consiste en Punciones repetidas en la misma ubicación, como un botón que utiliza el mismo de la casa varias veces) que permite la creación de un túnel estable entre la piel del paciente y la fístula nativa (nuevas o madura) debe realizarse en los 10 primeros golpes y por el mismo profesional y las órdenes judiciales de mismo el ángulo de punción está contraindicado en pacientes con piel flácida, para duro para llevar a cabo las punciones repetidas, según Paiva, (2008) punçao acceso arteriovenoso, sólo formación profesional debe realizar este procedimiento, y la responsabilidad de cada enfermera golpea primero y las fístulas más delicadas. El paciente debe indicarse para permitir el manejo de la fístula sólo por personal cualificado.

2.6 cuidado de ENFERMERÍA DURANTE la HEMODIÁLISIS SESIÓN

Según Santa et. Al, 2013 durante la sesión de hemodiálisis, el equipo debe estar atento para monitoreo de signos vitales, anticoagulación, funcionamiento de las máquinas de la diálisis (temperatura, canalización del rodillo, flujo sanguíneo, el flujo de drogas), la comodidad del paciente, complicaciones, quejas y preguntas de pacientes, solicitud del médico cuando sea necesario y la enfermera debe llevar a cabo supervisión de auxiliares y técnicos del equipo

En cuanto a la máquina y sus componentes de hemodiálisis observamos el primer, es la cantidad de líquido dentro del dializador; Si los niveles son elevados, en caso desea descartar parcialmente o totalmente al ras; Bolo-continuo, fraccionado; 150 a 200 ml/min, flujo de la sangre y después de la revisión después de conectar las líneas arteriales y venosas en el paciente, el flujo de diálisis de la sangre, presión transmembrana, flujo arterial y detectores. Seguimiento de signos vitales cada 30 minutos, sobre todo la presión, ya que la hipotensión puede predisponer a la coagulación; monitorear la presión del seno venoso, ya que el aumento significa que el acceso es con problemas como la recirculación de la fístula que empeora la calidad de la diálisis y aumenta el riesgo de trombosis; Estad atentos en cuanto a la operación de la máquina y dialisadora temperatura de solución; proporcionar un entorno tranquilo y cómodo dejando al cliente. administrar medicamentos como prescripción; No administrar medicamentos IM debido a la heparinización (blanco, 2005).

Silva y complemento de Nunes (2011), si se produce extravasación de sangre, o hematoma en el momento de la punción, durante la sesión, la aguja debe retirarse, la ubicación debe ser comprimido para hemostasia y realizar compresa fría en el sitio. Tan pronto como el flujo (presión arterial) que se caracteriza por fonecimento de sangre insuficiente a la bomba, que puede ser causada por hipotensión debido al retiro de agua y productos de exceso a través del proceso de ósmosis, generando flujo caída; espasmo del vaso; aguja o acceso coagulado; fluyen de línea arterial y el uso de agujas con sangre incompatible de flexión, debe volver a colocar la aguja o realizar un nuevo LP, porque la aguja se debe insertar en la pared del vaso.

2.7 cuidados en el post PROCESO de HEMODIÁLISIS:

Según Fermi, (2011) después de quitar las agujas, debe ejercer la compresión hasta total hemostasia, sangrado por más de veinte minutos debe ser consciente de la cantidad de anticoagulantes y antihipertensivos, el apósito debe ser retirado después de 6 horas de interrupción de la diálisis, la guía para mantenerse seco y limpio. Ribeiro ya (2009) informa que la preparación debe ser hecho con una compresión leve y no circular con una gasa durante unos cinco minutos, con cinta adhesiva y gasa después de hemostasia completo. Este cuidado es crucial para evitar el sangrado después de la hemodiálisis.            Hemostasia de la fístula debe hacerse por medio de presión directa, seguida por el retiro de la aguja para evitar la formación de hematoma en el sitio, así como controlar el sangrado en la piel (P, 2008).

Como Santa et. Al., (2013) en el final de la sesión, cuando quitar al paciente de los cuidados de la máquina debe tomarse por lo que hay un mayor retorno de la sangre al paciente con una menor cantidad de suero y evitar la embolia gaseosa a través de la aguja para volver.

Blanco (2005) describe que si eliminas la transmembrana de la presión, reinfundir la sangre lentamente; verificar si hay signos de eliminación del edema, las condiciones de acceso, el Estado General del paciente, revisando sus signos vitales y peso (observando signos de pérdida); condiciones de caminar y necesita descanso; Guía sobre la importancia de la dieta y medicamentos, realizar limpieza de la máquina y la esterilización del dializador con su sangre y vías venosas y mantener unidad en orden. Ribeiro, (2009) añade, en el caso de hematomas se aplica compresas de agua fría frecuentes durante las 24 horas que consiguen hemodialisis, después de guiar al paciente para calentar compresas y antitrombótica de la pomada en el sitio.

Atención al cliente en hemodiálisis debe ser realizado por una enfermera con especialidad y debe recibir constante capacitación en esta área porque es un problemas de baja resistencia inmune y susceptibles a varias complicaciones de las fístulas arteriovenosas (blanco, 2005).

Para Santana et. Al., (2013); El papel de la enfermera no se limita en la realización de técnicas o procedimientos eficientemente, pero también para planificar e implementar cuidados de enfermería, apoyados por el conocimiento científico, utilice su papel como educador para educar a los pacientes, estimulando cambios de conducta, evitando así las posibles complicaciones.

2.8 COMPLICACIONES de FÍSTULAS ARTERIOVENOSAS

2.8.1 bajo flujo

Según Fermi (2011), Furtado (2006) cuando hay una obstrucción parcial de la rama venosa debido a la fibrosis secundaria a múltiples punciones, siendo esta la causa más común. Para los Ángeles y Oselame, (2013) generalmente es causada por falta de flujo sanguíneo, generalmente presenta obstrucción, la fibrosis y la resistencia venosa. Estas situaciones también aumentan la incidencia de la circulación sanguínea y, en este caso, la inyección de un contraste angiográfico que detecta donde está la lesión para evitar la pérdida del acceso venoso.

2.8.2 la trombosis.

Segunda (Fermi, 2011), se produce por bajo flujo de la fístula, deshidratación, hipotensión severa o hipercoagulabilidad. En caso de obstrucción por un coágulo de sangre, la fístula puede ser quirúrgico claro con un catéter de Fogarty cuando pronto se identifica la obstrucción.

2.8.3 la isquemia de la mano

Es más común en pacientes con circulación comprometida previamente, como los diabéticos y ancianos con aterosclerosis. Se manifiesta por dolor en la oficina, o incluso en reposo y la sensación de sudor frío, esto sucede debido a la desviación de la circulación (FERMI, 2011).

2.8.3 pseudoaneurisma.

El pseudoaneurisma de la rama venosa es causado por la extravasación de sangre constante después de agujas de diálisis, pseudoaneurismas requieren solamente observación y que tenga mucho cuidado a la puntura de la rama venosa de la fístula fuera del sitio de lesión. Cuando un intenso adelgazamiento de piel detrás de la lesión debe ser reparada quirúrgicamente (RIBEIRO, 2009)

2.8.4 infecciones.

Son raros, pero cuando se producen origen estafilocócico y signos de inflamación en el sitio, como hiperemia y calor y debe ser tratadas con antibióticos, según Paiva, 2008 los Estados que el diagnóstico se basa en signos locales de inflamación.

Para blanco, (2005) debe ser la colaboración de un equipo multidisciplinario para reducir el número de infecciones y es también de importancia fundamental para dirigir a los clientes y sus familias cómo cuidar en casa y también la infección se relaciona estrechamente con los profesionales que proporcionan asistencia directa al cliente, lavado de manos debe realizarse en la práctica día a día.

Otro aspecto relevante como complicaciones de AVF agrega P, (2008) es la emoción y la presencia de venas colaterales. Ambos contribuyen a la parada de la fístula, si se pincha la vena colateral puede conducir al estancamiento del acceso, porque el flujo sanguíneo bombeado por AVF y evaluado por la intensidad de los trastes, tanto en la región proximal de la anastomosis distal.

La enfermera debe realizar un examen físico del AVF para asegurar que esté en buenas condiciones a través de la observación del desarrollo de la salida venosa, sin áreas irregular/dilatada o aneurismaticas. Veta recta, con varias áreas que pueden utilizarse para perforar. Colapso parcial de la vena cuando la elevación de la extremidad. En la palpación indicios en la anastomosis arterial, disminuyendo a lo largo de la vena arterializada. Fácil de comprimir. Pulso suave y fácil detección en sonido con estetoscopio golpe bajo (tono bajo) diastólica y sistólica continua (SHAH, 2009).

Teniendo en cuenta estas complicaciones Furtado, (2006) corrobora la importancia de la prevención de las complicaciones de la FAV y puede evitarse si el cuidado apropiado es el que se administran correctamente.

3 METODOLOGÍA

La encuesta fue realizada a través de la revisión de la literatura, el análisis de trabajos publicados entre los años 2005 a 2014, en la lengua portuguesa. Se utilizaron materiales disponibles en bases de datos bibliográficas, LILACS, Scielo y BVS, utilizando palabras clave: hemodiálisis, enfermería, cuidado, enfermedad renal crónica, fístula arteriovenosa.

Los datos fueron recogidos y agrupados de acuerdo a la pertinencia con el tema propuesto, siendo posteriormente analizado mediante la lectura individual.

El resultado del proceso de investigación con las bases de datos fueron seleccionados 17 (diecisiete) artículos publicados, 03 (tres) libros de la colección personal, (01 una) tesis de maestría y 04 (cuatro) artículos de periódicos, empleados en la preparación de este estudio, se procuró identificar la atención de enfermería en pacientes con fístulas de hemodiálisis tratamiento.

Hemos incluido trabajos directamente relacionados con el tema del estudio. Fueron excluidos de puestos de trabajo que no presentaron las subvenciones pertinentes de investigación y aquellos que se han publicado fuera del alcance de este informe.

Para el análisis y discusión del marco de resultados fue desarrollados con los principales autores que mejor aborda el tema propuesto, siendo posteriormente analizado según la relevancia para el estudio.

4. RESULTADO Y DISCUSIÓN

CUADRO CON LOS PRINCIPALES AUTORES QUE HAN CONTRIBUIDO A ESTE ESTUDIO

AUTOR TÍTULO DEL ARTÍCULO OBJETIVO METODOLOGÍA IDIOMA
Santana.2013 et.al Atención de enfermería a pacientes bajo tratamiento de hemodiálisis en unidades de Nefrología  Identificar el papel de la enfermera, juntoao paciente bajo hemodiálisis en la unidad de Nefrología. El tipo descriptivo bibliográfico referencial, en el que fueron encontrados en la literatura existente sobre bases virtuales tales como Scielo, LILACS y GoogleAcadêmico. Portugués
Fermi.2011 Diálisis para enfermería: guiaprático Propósito principal de este libro es colaborar en la formación profesional de enfermería de las unidades de diálisis. Segunda edición, que consta de 18 capítulos, 220 págnas totalmente reescrito y revisado profundamente, es un nuevo libro, con ilustraciones por lo menos dos veces como muchos de ellos producidos especialmente para él. Portugués
Shah, 2009 Cuidado de la fístula arterio-venosa: persona de supuestos teóricos son los contextos práctica. Saber que cuidados que las enfermeras realizan a la persona con la fístula arteriovenosa. Estudio descriptivo y exploratorio para cubrir atención de prácticas directa de enfermería a la persona con insuficiencia renal crónica, con fístula arteriovenosa. La muestra consistió en 98 enfermeras de 15 centros de hemodiálisis, utilizando un cuestionario para recoger datos. Portugués
P et.al.2008 Mantenimiento de las fístulas arteriovenosas se realizan en el centro de Nefrología de Caucaia-EC Analizar los factores que llevaron a los pacientes que realizan hemodiálisis perder FAV.  

Estudio descriptivo con un enfoque cualitativo, llevado a cabo en una clínica de hemodiálisis ubicada en Caucaia-CE, con la participación de 25pessoas (11mulheres y 14homens) que tenía un funcionamiento FAV y perdió por lo menos una vez el acceso permanente. Recolección de datos se produjo a través de una entrevista, mediante un script semiestructurado, que contiene datos de identificación y el cuidado de la FAV relacionados, para cumplir con los objetivos propuestos.

Portugués
Maniva et al.2009 El paciente en hemodiálisis: cuidados personales con fístula arteriovenosa Conocer el autocuidado de los pacientes de hemodiálisis con fístula arteriovenosa (AVF). Se trata de un estudio descriptivo con un enfoque cualitativo, realizado en la clínica de hemodiálisis en la ciudad de Fortaleza-CE. Para investigar 15 pacientes por medio de una entrevista semiestructurada, realizada con un grabador de cinta durante las sesiones de hemodiálisis, también utilizan cartas. Portugués
Ribeiro et al..2009 Aprendizaje necesidades de los profesionales de enfermería en la asistencia a pacientes con fístula arteriovenosa Identificar las necesidades de aprendizaje de profesionales de enfermería en la prestación de asistencia a los pacientes con fístula arteriovenosa en hemodiálisis, con el fin de mejorar la atención prestada a estos pacientes. Se trata de un estudio transversal, con recogida de datos realizada a través de cuestionario semiestructurado que operan en la unidad de hemodiálisis de un Hospital Base del interior del estado de São Paulo. 36 profesionales, respondido a este cuestionario de profesionales de enfermería. Portugués
 

Blanco et al., 2005

 

Atención de enfermería en atención al cliente Renal Crónica con infección de fístula arteriovenosa de la vena

 

Identificar cómo se realizan en el cuidado de la fístula arteriovenosa y analizar las causas más frecuentes de infección de la fístula.

 

Enfoque cualitativo, descriptivo, utilizando la ABNT, las enfermeras de Nefrología de la clínica del sur zona de Río de Janeiro se entrevistó con un registrador de cinta y las líneas que las palabras transcritas posteriormente.

 

Portugués

Fuente: los autores ellos mismos 2015

Veinticinco puestos de trabajo utilizados en este estudio, siete han abordado más satisfactoriamente la atención de enfermería a FAV. Entre los que destacó la importancia de la calificación del equipo vivero Fermi, (2011) y debe ser científicamente basado, entrenado y calificado para proporcionar al paciente una asistencia segura.

Esta calificación no se encuentra en la búsqueda para Shah, (2009) que demostró déficit de conocimiento de las enfermeras en algunas áreas específicas de atención para la persona con AVF porque el nefrólogo de enfermera con conocimientos científicos relevantes para la importancia de la conservación de la FAV y la prevención de complicaciones de las intervenciones específicas de enfermería en el paciente con AVF.

Teniendo en cuenta que el cuidado de enfermería como Santana et. Al, (2013) implica la sistemática de la entrada del paciente en este período de sesiones de hemodiálisis. La enfermera debe utilizar el papel del educador para educar a los pacientes acerca de AVF, no detectado en yuca y de investigación. Al., (2012) mostraron pacientes con conocimiento sobre la producción y el cuidado con la FAV. Ya P et. Al., (2008) encontraron que aunque los pacientes tengan conocimiento sobre el cuidado del AVF, el equipo de profesionales de la salud proporciona información objetiva y consisas sobre la preservación de la FAV.

Ribeiro y todavía está parado hacia fuera. Al., (2009) en su estudio que se encontró que los profesionales de enfermería mostraron dificultades en la atención proporcionan al paciente con AVF, siendo considerado como el más frecuente la puntura de la Fav, seguido por las directrices en la prestación de hemostasia de la asistencia a los pacientes con AVF. Una vez el primer LP después de la maduración de la FAV de enfermera, de ahí la importancia de tener una enfermera entrenada y con experiencia en nefrología, así como la inversión en la formación en servicio en los diferentes centros de diálisis, porque es un cliente inmune suprimido susceptible a varias complicaciones. (SHAH, 2009; BLANCO et. Al., 2005).

Complicaciones y cuidado con el AVF fueron bien descritos por Fermi, (2011) en su libro interesados elabore un instrumento apropiado de aprendizaje y contribuir a enfermeras profesionales realizan de una manera determinada su trabajo y sobre todo mejorar la calidad de atención al paciente.

Blanco et al., (2005) también fueron elegidos en la preparación de este trabajo, aunque no admiramos las reglas de selección de artículos para confección de revisión de la literatura, una encuesta en relación con la fecha de esta revisión, dirigida al excelente manera cuidado con fístula arteriovenosa, cuidados pre, trans y pós-hemodiálise. Los autores destacaron que para lograr la excelencia de la atención a los pacientes bajo hemodiálisis enfermera de tratamiento debe ser dotada de amplios conocimientos científicos, de acuerdo con otros autores en esta investigación.

4. CONCLUSIÓN

El estudio hizo posible cumplir con la atención de enfermería a la fístula arteriovenosa, que debe ser para mejorar la calidad de vida de los pacientes con insuficiencia renal crónica mediante la sustitución del servicio de terapia renal a través de la FAV.

Nos damos cuenta que la FAV es la modalidad terapéutica de elección mayor, ya que es un acceso más duradero y seguro por tener una tasa de supervivencia más alta y las bajas tasas de complicaciones locales. También nos dimos cuenta de que aunque es un procedimiento sencillo, debe ser lugar muy bien planeado para el cuidado pre y anastomosis con las pautas de autocuidado del paciente en el manejo de su nuevo acceso, la enfermera tendrá que desarrollar estrategias de aprendizaje que promuevan mejor adherencia por parte del paciente al tratamiento y equipo de enfermería posoperatoria con una fístula de tando conveniente técnica de la puntura y la retirada de la aguja para obtener éxito en el procedimiento.

Hemos podido ver aunque es un reto para la enfermería de la atención a pacientes con IRC y la enfermera debe ser un especialista en nefrología tiene un conocimiento científico relevante en relación con el procedimiento de fabricación, conservación de la FAV. Debe identificar problemas tempranos que se evidencia con la ley de su competencia técnica, asegurando la durabilidad de la FAV y la extensión de la vida del paciente y AVF.

Se sugiere que hay otras obras que describen la atención de enfermería para el portador de IRC en tratamiento de hemodialisis para AVF en Brasil, que son escasos, principalmente publicaciones en Pará, porque durante nuestro estudio se encontraron pocos estudios que describan la asistencia de enfermería servicio de hemodiálisis o fístula arteriovenosa relacionados con. Son también protocolos desarrollados para el servicio Renal Substititiva, para una atención de enfermería estandarizado con el objetivo de la mejora de la atención de estos pacientes.

REFERENCIAS

Blanco, Joyce Malik Arimatea; RANCIARO, Deborah. Atención cliente crónica Renal con infección de Artériovenosa fístula de enfermería. V revista de enfermería. 27, n. 3, p. 12-30, 2005.

COSTA, Romanniny Hévillyn Silva et al. Producción científica en enfermería en nefrología en Brasil. Revista de enfermería UFPE en líne[JNUOL/DOI: 10.5205/01012007]a, v. 5, n. 9, págs. 2276-2281, 2011.

DAS NEVES JUNIOR, Milton Adams et al. Evaluación de la permeabilidad temprana de las fístulas arteriovenosas para hemodiálisis. Jornal Brasileiro Vascular, v. 10, n. 2, p. 105-109, 2011.

DAUGIRDAS John BLAKE, Peter, TODD, s. manual de diálisis. Guanabara koogan, 2010.

DOS ANJOS, Marcela Dalosto; OSELAME, Barrios de Abinet. Cuidados de enfermería para pacientes ancianos con fístula arteriovenosa en la terapia de la hemodialisis. UNIANDRADE revista, v. 14, n. 3, p. 251-262, 2013.

DUTRA, Marina. et. Al. Evaluación de la función renal en los ancianos: un estudio basado en población. J. bras. 2014 de Nefrología; 36 (3). 297-303.

FERMI, Márcia Regina valiente. Diálisis para enfermería: Guía práctica. Río de Janeiro Guanabara Koogan, 2011. 220 p.

FURTADO, Angelina Masuku; LIMA, Francisca Elisângela Teixeira. Autocuidado de los pacientes con insuficiencia renal crónica, con fístula arterio-venosa. V revista de enfermería de gaucho. 27, n. 4, p. 532, 2006.

Leche, Douglas squizatto, et. Al. Consecuencias vasculares del uso de CDL en pacientes sometidos a hemodiálisis: echographic análisis de sitios de inserción en el 2013. Sociedad brasileña de Nefrología (2014; 36 (3): 320-324).

MANIVA, Samia Jardelle Costa de Freitas; FREITAS, Consuelo Elena Aires de. El paciente en hemodiálisis: cuidados personales con la fístula arteriovenosa. Diario de noreste de enfermería red-Rev Rene, v. 11, n. 1, 2012.

Paiva, Jermaine Regina Silva; LIMA, Francisca Elisângela Teixeira. Mantenimiento de las fístulas arteriovenosas se realizan en el centro de Nefrología de Caucaia-CE. Rev de la FILA. enfermeras de min, v. 12, n. 3, p. 313-320, de 2008.
POLIMANTI, Alfonso Cézar, et. Al. Tratamiento de robo de fístula arteriovenosa por la técnica de revascularización distal y ligadura arterial: informe de tres casos. J Vasc. Bras. 2012, vol. 11, Nº 2. 158-161.

¿Portal.ANVISA.gov.br/WPS/WCM/Connect/…/manual_tecnovigilancia.pdf? Fecha de acceso: 09 de marzo de 2015 en 13:00.

PREZOTTO, Kelly Holland; ABREU, Izabella chroeder. La crónica Renal y cumplimiento al tratamiento de los pacientes sometidos a hemodiálisis. Rev enfermería UFPE en línea. Recife, 8 (3): 600-5, marzo, 2014.

RAJA, r. c. h. m., et al. "Aprendizaje necesidades de los profesionales de enfermería en la asistencia a pacientes con fístula arteriovenosa". Paul Nurse Acta 22 (2009): 515-8.

SANCHO, Leyla García; DAIN, FAVORETO. ¿Análisis de rentabilidad con respecto a terapias renales en su lugar: Cómo pensar acerca de estos estudios de intervenciones en Brasil? CAD. Saúde pública, Rio de janeiro, 24 (6): 1279-1290, jun de 2008.

SANTANA, Suellen Silva; FONTENELLE, Taynnkelle; MAGALHÃES, Larissa Maciel. Enfermería atención prestada a los pacientes bajo tratamiento de hemodiálisis en unidades de Nefrología. Diario de ITPAC, v. 6, n. 3, p. 1-11, 2013.

CÁMARAS, Ricardo Cintra, et. Al. Informe de la diálisis brasileño censo 2010. J. bras. Nefro. (2011; 33 (4): 442-447.

SILVA, Kleber Aparecido; Nunes, Zigmar Bannerjee. Intervenciones de enfermería más frecuentes en un servicio de hemodiálisis a las complicaciones con fístula arteriovenosa durante la sesión de hemodiálisis. J salud Sci inst., v. 29, n. 2, p. 110-3, 2011.

SMELTZER SC, Bare BG. Brunner y suddarth, et al. Tratado de enfermería médico-quirúrgica. Rio de Janeiro: Guanabara Koogan, 2009. 4V.

SHAH, Nair Clemente. Cuidar de la persona con la fístula arteriovenosa: de lo teórico a los contextos prácticos. 2009. 209f. Tesis (Maestría en Ciencias de grado en enfermería)-Abel Salazar Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Porto, Portugal, 2009.

Souza, Regina Ahmad; et. Al. Evaluación del acceso vascular para hemodiálisis en niños y adolescentes: un estudio de cohorte retrospectivo de 10 años. J Bras Nefrol 2011; 33 (4): 422-430.

TOREGEANI, Jeferson Freitas, et. Al. Evaluación de la maduración de las fístulas arteriovenosas para hemodiálisis por eco-Doppler color. J Vasc. Bras. 2008, vol. 7, Nº 3.

www.diarioonline.com.br/noticia-165839-.html. SESPA y SESMA aclaran sobre crónica renal. El viernes, 09/09/2011.

www.HGV.PI.gov.br/download/201204/HGV25_43447dbcff.pdf. acceder a fecha 20 de marzo de 2015 en 20:00 manual de Nefrología 2012 HGV/diálisis-PI.

www.Saude.pa.gov.br. Portal SESPA. Fecha de acceso: 10 de marzo de 2015 a las 2:00.

[1] Documento presentado en el Graduate Center (CPO ´) de Amazon (ESAMAZ). Estudios de Posgrado Lato Sensu en enfermería en nefrología y urología, enfermera: correo electrónico: [email protected]

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here