Formación del Tribunal de arbitraje y comunicado de procedimientos

0
808
DOI: ESTE ARTIGO AINDA NÃO POSSUI DOI SOLICITAR AGORA!
Classificar o Artigo!
ARTIGO EM PDF

GONZALEZ, Ewerton Zeydir [1]
DENDASCK, Carla [2]
SILVA, Adonias Osias [3]

GONZALEZ, Ewerton Zeydir; DENDASCK, Carla; SILVA, Adonias Osias – Formación y procedimiento declaración multidisciplinaria base Ciencia Revista Vol. 1. Año. 1. Marzo.

RESUMEN

El arbitraje es un medio de resolución de conflictos previsto por la ley que extraen el poder judicial la primacía para decidir conflictos entre personas naturales o jurídicas, dejando la tarea de resolver la cuestión puesta a juicio por un tercero, elegido libremente por las partes. Para ello, debe existir la institución del procedimiento de arbitraje, que depende de la regulación de la voluntad entre las partes, desde entonces, con el objeto de ser sometido a ese tipo de un deslinde justo disponible. Pueden las partes, a través de la Convención de arbitraje-para ser regulado a través del acuerdo de arbitraje o cláusula-conjunto de procedimientos que regirán el procedimiento de arbitraje y para guiar el desempeño de los árbitros. Si no definen este procedimiento, las partes se adhieren terminantemente a las reglas de la institución arbitral elegido donde tramitará a arbitraje, o deja a la discreción de los árbitros definen los procedimientos. Importante señalar que, a pesar de toda la libertad que confiere a las partes, puede no, por disposición legal expresa, suprimir el contradictorio y la amplia defensa. Para permitir una mejor comprensión del proceso de arbitraje, este trabajo pretende recorrer todos sus procedimientos, desde los principios jurídicos que implican la evaluación de los cambios legislativos recientes, pasando por la institución del procedimiento de arbitraje y los actos que involucran la educación y el juicio.

Palabras clave: arbitraje. Procedimiento arbitral. Procedimientos. Formación del Tribunal arbitral. Declaración de procedimiento. Medidas extrajudiciales de resolución de conflictos.

INTRODUCCIÓN

Este artículo pretende ofrecer a los operadores la penetración adecuada en la institución del arbitraje y los procedimientos que rigen los procedimientos arbitrales. Vamos a presentar los principios que deben ser seguidos por aquellos que quieren utilizar el arbitraje o su ejército.

La institución del procedimiento de arbitraje es, ante todo, una opción de las partes que buscan una solución alternativa y más eficaz que cualquier disputa entre ellos, sin la necesidad de referir el asunto al poder judicial.

Las partes, de común acuerdo, decidan cómo será el procedimiento arbitral y podrá establecer ritos y procedimientos que satisfagan sus intereses. Sin embargo, no puede nunca, incluso bajo el argumento del albergue de la autonomía de la voluntad, suprimir el derecho de defensa contenciosa y amplio.

Además, debe prestar atención a los principios del arbitraje, tales como la competencia-competencia, transferir a los árbitros la autonomía necesaria para decidir ellos mismos sobre la definición de su competencia para evaluar el problema existente entre las partes que optan por este procedimiento.

Deben los selectores de partes de esta herramienta de resolución de conflictos- y sus abogados – los tiempos cuando debería ofrecer las apelaciones relativas a la incompetencia, la sospecha y el impedimento del árbitro, así como de la posible invalidez de la cláusula de arbitraje, so pena de preclusión del derecho a utilizar esta queja.

Aún así, será verificado cuestiones procesales de la declaración, en particular las relativas a la audiencia de las partes y testigos, así como la autonomía conferida los árbitros en esta materia, en la medida en que ellos mismos pueden determinan la realización de determinadas pruebas, aunque no solicitado por cualquiera de las partes, en la medida en que va a depender en forma su convencimiento y puede fundamentar sus decisiones libres.

EL ARBITRAJE

La convivencia entre las personas y la búsqueda de estos bienes y derechos, trae en sí mismo un conflicto, en la medida en que aquellos no existen en suficiente cantidad y forma de cumplir con todos. Debido a esto y el conflicto, ya sea por necesidad o por la mera realización que ser titular de bienes y derechos a las personas – o incluso divergencia entre la interpretación de lo que es de uno a otro es lo que hace surgir conflictos.

Cuando surgen conflictos, la sociedad moderna y democrática que fue, a través de la evolución de costumbres y normas, en asignar al estado el deber de poder resolver los conflictos que surgen entre las personas, a través del poder judicial.

La raza de las personas – naturales o jurídicas – el poder judicial, a ser toda la gama de conflictos posibles e imaginables, ya sea en el ámbito civil, comercial, penal, familia, política, fiscal, laboral, etc.. provocó la assoberbamento de los procesos, haciendo que, en diversas ramas del derecho, los procesos tuvieron un proceso lento y las decisiones se impusieron muchas veces hasta décadas después de su radicación.

Además de la inseguridad jurídica, la incertidumbre de sí mismo para alcanzar el bien de la vida mediante el proceso judicial, retrasar el pronunciamiento judicial genera profunda incertidumbre y angustia en los tribunales, en la medida en que no están seguros de que el verano – y cuando – una decisión para el conflicto a someterse a los jueces togados.

Es que no por qué el maestro Rui Barbosa tan profesado, en su "Oração aos Moços", 1920:

Pero justicia retardada no es justicia, si no calificada y manifiesta injusticia. Porque la extensión ilegal de las manos del juez contradice la ley escrita de las partes y así la lesa en patrimonio, el honor y la libertad. Los jueces tardinheiros culpable, que conjunta la laxitud tolerar. Pero su defecto tresdobra con el terrible agravante que la víctima no tiene manera de reaccionar contra el delincuente poderoso, que en cuyas manos está el destino de litigios pendientes.

Es nada menos que la búsqueda ha ido tomando cuerpo, con el reconocimiento de la conciliación, mediación y arbitraje, también, cuando sea posible, de las manos del poder judicial la competencia exclusiva para conocer la ley de medios no judiciales de solución de controversias y aplicarán la ley (narra mihi factum dabo tibi ius) (traducción: me dice que los hechos y darle la derecha.).

Y una de esas formas extrajudiciales, arbitrajes, ha sido alternativa muy viable, especialmente cuando se busca una solución rápida, impartido por profesionales de reconocida competencia y, sobre todo, libre elección de las partes, que significa que, en la mayoría de los casos, se someten a este pronunciamiento del Tribunal y cumple con lo que se decidió rápidamente y rápidamente, conforme con la solución dada.

BREVE HISTORIA

Arbitraje no es una forma de resolución de conflictos, he aquí, no institucionalizado, fue utilizado en la antigüedad y en la edad media, como indica Luiz Fernando de Almeida Guilherme Valley (2012:32), citando a Platón, que el hecho de que la decisión de los jueces elegidos por las partes habría más justo:

El arbitraje es una de las maneras de resolver la controversia más antigua del mundo. Fue utilizado en la antigüedad y en la edad media, porque representó una manera de evitar una confrontación militar, que, en el ámbito del derecho internacional público, ya en otras ramas del derecho, puede hablar a la solución de conflictos por medio de árbitros se ha utilizado durante muchos años, ya que el propio Platón escribió sobre jueces elegidos como la manera más justa de la decisión.

Incluso en el arbitraje nueva de Brasil, con la divulgación de su predicción en la Constitución del Imperio, de 1824, que la prescrita en artículo 160. Mientras no todos patrias constituciones siguiendo la mantienen la previsión de este Instituto, en la legislación de ordenamiento todavía anotar. Por ejemplo, el Decreto 5.11.1898, 3084 y los códigos de Procedimiento Civil, 1939 y 1973.

La Constitución Federal de 1988 expresa menciona que emite de la forma de solución de conflictos, para prever la posibilidad de su uso en el trabajo. Ver el original ensayo 114 artículo y sus párrafos primero y segundo:

Arte. 114. Es a la justicia del trabajo concilia y juzgar individual y conflictos colectivos entre los trabajadores y empleadores, cubrió las entidades de derecho público externas y la administración pública directa e indirecta de los municipios, el Distrito Federal, de Estados y de la Unión y en la forma de la ley, otras controversias derivadas de contratos de trabajo y relaciones laborales, así como las controversias que se originan en el cumplimiento de sus propias sentencias , incluyendo conferencias de prensa.

[…]

  • 1. Frustrado de negociación colectiva, las partes podrán elegir a árbitros.
  • 2. Niega cualquiera de las partes en la negociación o arbitraje, se proporciona para el sindicado respectivo juez y los tribunales de trabajo de la negociación colectiva establecen normas y condiciones, disposiciones convencionales y protección mínima legal para trabajar.

2016, pp: 68-97 – ISSN: 0959-2448

  1. El contradictorio

A la medida, a través de información de los actos realizados por la contraparte, siempre debería ser posible una reacción, observando que lo que se necesita es la oportunidad para que la otra parte a manifestar, y no es ninguna afrenta a la contradictoria, consciente de esta posibilidad, el contendiente permanece inerte.

Así que debe haber tanta atención en la comunicación de los actos procesales, aunque sea lo estipulado por las partes o por el arbitraje, permitiendo que los litigantes pueden influir en las decisiones que se tomen.

Cabe señalar, por lo tanto, que el principio audi alteram partem y de la amplia defensa, se aplica plenamente a las actuaciones arbitrales, exige que los árbitros de la audiencia de las partes y la promoción de dirimam no el conflicto sin darles la oportunidad de demostrar y debe dar las mismas condiciones de externalizarem su posición en varios temas antes del arbitraje, en particular en las pruebas aportadas o en relación con los documentos Unidos a los procedimientos.

IGUALDAD DE LAS PARTES

Igualdad de las partes es un concepto que se ha construido mucho tiempo atrás, se divide entre igualdad formal e igualdad material.

Igualdad formal es ofrecida a todos bajo la ley, asegurándose de que las mismas reglas de los derechos, así como acceso a todos los derechos, además de la aplicación igual de todo legal disponible, como está previsto en el encabezamiento del artículo 5 de la Constitución Federal.

Igualdad material ya proporciona para la observancia de ciertas particularidades entre los participantes, con el fin de comprobar, como Aristóteles, tratamiento igual a los iguales y desigual a los desiguales, la medida de su desigualdad. La medida de este tratamiento, obviamente, depende del legislador, edición de reglas que permiten el equilibrio de fuerzas.

En el caso del arbitraje, las partes son, al menos en teoría, igual, en la medida que tienen la opción de elegir este tipo de procedimiento para la solución de sus conflictos, como el artículo 1 de la ley de arbitraje, así como las normas a seguir en el juicio de la controversia.

Así, durante el curso de las actuaciones arbitrales, los árbitros deben tratar a las partes sin ninguna distinción, que ofrece también a ellos las mismas oportunidades, por lo que hay favoritismo o preferencias, por cualquier razón.

IMPARCIALIDAD DEL ÁRBITRO

El desempeño del árbitro debe guiarse por los mismos requisitos y restricciones impuestas a cualquier juez, puesto que éstos, según el artículo 18 de la ley de arbitraje, son tratadas como tales.

De ser así, están restringidos en su actividad, observar los principios establecidos en la Ley 9.307/96, específicamente en el párrafo 6 del artículo 13 y requiere en el desempeño de su mistér, imparcialidad, independencia, competencia, diligencia y discreción.

Tanto, que los árbitros, bajo pena de responsabilidad, tienen la obligación de declinar, cuando designado para actuar como tal, cualquier obstáculos o sospecha (párrafo 1, del artículo 14 de la Ley 9.307/96).

LIBRE DE PERSUASIÓN Y MOTIVACIÓN

Este principio garantiza al árbitro que College hizo su decisión según su creencia, libremente teniendo cuidado de las evidencias y cómo se presentó sobre el objeto de la controversia y la ley (o las reglas de la equidad) que son aplicables a la oferta, como ha sido acordado por las partes.

Y esta libertad de apreciación de los elementos y las pruebas del expediente debe ser lanzada en la sentencia (artículo 24, caput, de la Ley 9.307/96), así como debe ser externalizada y justificado las motivaciones para que allí era su vanidad, atendando los requisitos ser incluidos en la sentencia (artículo 26, caput, la Ley 9.307/96).

La decisión del árbitro tiene una fuerza y aplicación, para su efectividad, no está sujeto al tamiz o la aprobación judicial (artículo 31). Por cierto, la decisión de los árbitros es una oración, que no está sujeto al doble grado de jurisdicción o cualquier otro tipo de recurso, salvo la solicitud de aclaración (equivalente al embargo de declaración).

PROCEDIMIENTO ARBITRAL

Mejorar la autonomía de la voluntad de las partes, la Ley Nº 9.307/96 izquierda a discreción de las partes elegir y los procedimientos de disciplina que deben adoptarse para gobernar y llevar a cabo el procedimiento arbitral, para que puede adoptan reglas que mejor conoce sus necesidades, sujeto al cumplimiento de los principios de moralidad y orden público, como se llama el primer y segundo párrafo del artículo 2 de la ley.

Cerca, tan había pronunciado a Carlos Alberto Carmona (2009:23):

La regla propuesta es la siguiente: las partes pueden adoptar el procedimiento que les convenga, sujeta a cumplimiento de los principios del contradictorio, igualdad de las partes, la imparcialidad del árbitro y su persuasión racional libre. Si algo tiene sobre el procedimiento a adoptarse y si usted no reporta las normas institucionales del órgano, el árbitro o tribunal arbitral dicta las reglas a seguir, siempre cumplen los principios serán poco mencionado, estos principios que, en el análisis final, Resumen el contenido de lo que históricamente se conoce como el debido proceso de ley.

Así, se puede decir que respeta los principios mencionados, así como los principios de moralidad y orden público, la característica fundamental del arbitraje es su flexibilidad, y las partes que o siguen el definido anteriormente al elegido de la institución arbitral o incluso al árbitro, si las reglas no estén como aboga por el párrafo 1 del artículo 21 de la ley de arbitraje.

Estos procedimientos se pueden definir desde el momento en que opta por el arbitraje cuando entra en la cláusula compromisoria en el contrato (artículo 4 de la ley de arbitraje), o a través del acuerdo de arbitraje (artículo 9 de la ley) cuando el conflicto y no existe la cláusula compromisoria, las partes de acuerdo con la opción por el arbitraje o por la firma de los conjuntos de términos que se estipulan reglas ajustadas libremente por las partes.

Importante registrar la diferencia entre los dos tipos de ajustes, ya que el acuerdo de arbitraje, según la propia dicción del artículo 9 de la ley de arbitraje, es ese acuerdo ante el arbitraje, donde las partes renuncian a la jurisdicción del estado y acuerdan someterse a la decisión de árbitros, es decir, el conflicto ya existe y se firma el compromiso en su complicación. Puede pasar o no la existencia de una cláusula de arbitraje.

La Convención de arbitraje ya, o cláusula compromisoria prevista en el artículo 8 de la Ley 9.307/96, es el escenario a través del cual las partes en un contrato, incluyen una disposición específica que acordar previamente someter futuras controversias derivadas de contratos, al arbitraje ni conflictos. Esta opción nace, por lo tanto, en el momento inicial de la formalización del contrato, para asegurar que las partes se abstengan de busca de jurisdicción del estado resolver los conflictos derivados de la oferta.

Cândido Rangel Dinamarco (2013:52), al tratar del procedimiento arbitral, nos trae la siguiente lección:

Tanto como el uno que se desarrolla ante el poder judicial, el arbitraje es el conjunto de actos que, en el proceso, el árbitro tiene jurisdicción y a las partes para defender a sus intereses.

Por lo tanto, es que el desarrollo de un mínimo permite a sus actores rituales, cada ejercicio de su función, no es ser derechos de las personas lesionadas (como, por ejemplo, la gran defensa) sino también se requiere, por ley, una cierta conducta.

Y darse cuenta de cuando se enfrentan con ciertas previsiones legales expresadas, como el deber de divulgación, que obliga al árbitro a declarar, como indicado y antes de aceptar el papel, sus obstáculos o dudas que pueden quitar la imparcialidad y la independencia o incluso la definición de la hora que el partido debe discutir cualquier sospecha del árbitro.

Cândido Rangel Dinamarco sentido eso (2013:52) complementa:

Como en todo proceso, el procedimiento de arbitraje necesariamente debe incluir ciertos actos que constituyen sus elementos estructurales esenciales. Y, como en todo proceso de conocimiento, los elementos estructurales de las actuaciones arbitrales exigir la inclusión del acusado en la relación procesal (cita, notificación aquí), la respuesta del demandado, la declaración y la oración – que va a ser de mérito o, de acuerdo con las circunstancias terminativa de cada caso.

A ver, hacer, dentro del procedimiento arbitral-objeto del presente trabajo – cada uno de sus pasos.

INSTITUCIÓN DE ARBITRAJE

El momento de la institución del arbitraje, de conformidad con el artículo 19 de la regla de la ley de arbitraje, allí es el nombramiento del árbitro (o, si más de uno), precedida, por supuesto, la aceptación de éstos.

La elección de los árbitros o del Presidente de la arbitral tribunal-libre ejercicio de los partidos – con la nueva redacción al apartado 4 del artículo 13 concede a las partes el derecho a excluir de la predicción de que los árbitros ellos mismos, por mayoría, podrían elegir al Presidente, aunque hay una regla en las cámaras de arbitraje, incluyendo la elección de los árbitros que no pertenecen a la institución.

A pesar de parecer sencilla esta definición, lo cierto es que la delimitación de este hito tiene importancia fundamental, puesto que antes de este tiempo, cualquier otra medida que pretende adoptar para salvaguardar los derechos – el ejemplo de precaución – que debería exigirse ante el poder judicial, donde uno sería evaluar la demanda, si las partes no hubieran optado por el arbitraje.

La mera existencia de un acuerdo de arbitraje, ya sea por cláusula compromisoria o convenio arbitral, no implica la existencia de un tribunal de arbitramento. Y así como Carlos Alberto Carmona (2013:278), con sencillez pero con mucha objetividad, se expresa:

La Convención de arbitraje, como uno se da cuenta, no se puede establecer el Tribunal de arbitraje: si los árbitros no entrar en el acuerdo de arbitraje como se indica, por ejemplo, va a haber ningún arbitraje establecido aún, pero mera expectativa de la formación del tribunal arbitral.

A partir de este momento, así que los árbitros a ejercer su función jurisdiccional, sin la cual no tendrán jurisdicción para proceder al arbitraje. Registro importante que, antes de esta institución, que desea iniciar el arbitraje debería adoptar ciertos procedimientos, como se explica a continuación.

Si las partes informaron, en una cláusula de arbitraje, las normas de cierta institución arbitral, la institución debe seguir los procedimientos especificados por él, con arreglo al artículo 5 de la ley prescribe, en particular sobre cómo llamar a la parte contraria al procedimiento (por medio de notificación, como se ve en otros lugares).

Por otro lado, si han optado por las normas de una institución particular y no, establecido en la cláusula de arbitraje, la forma de la institución del arbitraje, la llamada de la otra parte para entrar en el acuerdo de arbitraje puede hacerse por el interesado vía correo, con acuse de recibo, por día, hora y lugar especificados para ambas, en forma de artículo 6.

En caso de negativa de la parte llamada a asistir, será hasta la parte interesada en el establecimiento del arbitraje para proponer, por el poder judicial, la acción competente para obligar a uno a firmar el acuerdo de arbitraje. Para ello, requieren de la sentencia que sería competente para juzgar el trato a citar la parte resistente a procedimientos en audiencia especial, con el fin de firmar el acuerdo de arbitraje.

El curso de este juicio dependerá de algunos factores:

  1. en asistir a las partes, el juez intentará una conciliación en el objeto de la controversia, que, sin éxito, será seguido por un intento de conseguir las partes para firmar el acuerdo de arbitraje (párrafo 2 del artículo 7);
  2. Si no hubo ninguna composición con respecto a la firma del compromiso, el juez será dentro de 10 días, después de oír al acusado, la decisión sobre este conflicto (específicamente sobre ser obligatorio o no firmar el compromiso) como párrafo 3 del artículo 7;
  3. decidir, cumplirá el juez encuentra que la cláusula compromisoria en el nombramiento de los árbitros y, en el silencio de estos competirán, después de escuchar las partes, designar al árbitro para la solución de la controversia-aquí, el objeto en disputa en el ámbito del arbitraje (párrafo 4 del artículo 7);
  4. Si ausente de la audiencia el autor sin una razón justificada la audiencia designada para elaborar el acuerdo de arbitraje, el juez decretará la extinción proceso, sin sentencia de mérito (párrafo 5 del artículo 7);
  5. la ausencia es el demandado, también sin la debida causa, queda a criterio del magistrado para el árbitro nombramiento de compromiso (artículo 7, párrafo 6), la oración como el acuerdo de arbitraje (párrafo 7 del artículo 7).
  1. 9. REFERENCIAS

ADEBAYO, Eduardo Arruda. Curso de Derecho Procesal Civil. Vol. I. Sao Paulo: Revista tribunales de dos, 1998.

BACELLAR, Roberto Portugal. Conciliación y mediación: estructura de la política nacional, el poder judicial y el paradigma de la guerra en conflicto solución. Rio de Janeiro: Ed. forense de 2011.

CAETANO, Luiz Antunes. Arbitraje y mediación: rudimentos. São Paulo: Atlas, 2002.

CAHALI, Francis Joseph. Curso de arbitraje. 4ª ed. Rev. actual. y ampl. São Paulo, Editora Revista tribunales de dos, 2014.

CANOTILHO, José Joaquim Gomes. Derecho constitucional. Coimbra: Coimbra Editora, 1994.

Mauro CAPPELLETTI; GARTH, Bryant. Acceso a la justicia, trad. Ellen Gracie Northfleet. Porto Alegre: Sergio Antonio Fabris Editor, 1988.

CARMONA, Carlos Alberto. El arbitraje en derecho procesal civil. São Paulo: Malheiros, 2006.

____________, __________. Arbitraje y proceso – un comentario a la Ley 9.307/96. 3 ª Ed. São Paulo: Editora, 2009.

DA SILVA, José Alfonso. Derecho constitucional positivo curso .24th ed., São Paulo, Mackenzie, 2005.

DIDIER Jr., Freddie. Curso de Derecho Procesal Civil. Vol. 1. ed 11. Salvador: Editorial Jus podio, 2009.

Cândido Rangel DINAMARCO. La teoría general del proceso de arbitraje. São Paulo. Malheiros Editores, 2013.

ENTELMAN, teoría de f. conflicto de Remo. Primera edición (segunda reimpresión-2009). Barcelona (España), Editorial Gedisa. 2002.

FISCHER, Roger. URY, William. PATTON, Bruce. A sí: negociar acuerdos sin concesiones (trad.). 2ª edición. Rio de Janeiro, Imago Editora, 1994.

GABBI, José María Rossini. Técnicas de negociación. Resolución alternativa de conflictos: Adr, mediación, conciliación y arbitraje. Río de Janeiro, Forense, 1999.

HIJO del GRECO, Vicente. Derecho Procesal Civil brasileño, 2 º volumen. 11ª Edición actualizada. Editora Saraiva. São Paulo, 1996.

ADA Pellegrini GRINOVER. SILVEIRA, João José Custódio. (Coordinadores). El nuevo orden de las soluciones alternativas de conflictos y el Consejo Nacional de justicia. 1ª edición. Brasilia, Gaceta Jurídica, 2013.

GUILHERME, Fernando Luiz do Vale de Almeida. Manual de arbitraje. 3 ª ed. São Paulo, Saraiva, 2012.

Rodolfo de Camargo MANCUSO. La resolución de conflictos y la función judicial en el estado moderno de derecho. 2ª edición. São Paulo, Revista tribunales de dos, 2014.

MARINONI, Luiz Guilherme. Nuevas líneas de Procedimiento Civil. 2 º Ed. São Paulo: Malheiros, 1996.

MEDINA, Eduardo Borges de Mattos. Medios alternativos de resolución de conflictos: el ciudadano en la administración de justicia. Porto Alegre: Sergio Antonio Fabris Editor, 2004.

MELLO, Celso Antônio Bandeira. Curso de derecho administrativo. 12ª edición. São Paulo: Malheiros Editores, 2000.

_________, _____________. Elementos de derecho administrativo. São Paulo: Editora Revista dos Tribunal s, 1991.

MENDES, Gilmar Ferreira. Curso de derecho constitucional, 4ª ed. São Paulo, Saraiva, 2009.

NERY Jr., Nelson. Principios del procedimiento Civil en la Constitución Federal. 3 ª ed. São Paulo: Revista tribunales de dos, 1996.

REALE, Miguel. Lecciones preliminares de derecho. 27 ed., 5 TIR. São Paulo: Saraiva, 2005.

SCAVONE JUNIOR, Luiz Antonio. Manual de arbitraje. 5ª edición, Río de Janeiro, Forense, 2014.

SILVA, José Afonso da. Curso de derecho constitucional positivo. 19ª edición, São Paulo: Malheiros, 2001.

SILVA, Alessandra Gomes do Nascimento. Técnicas de negociación para abogados. São Paulo, Saraiva, 2002.

TARTUCE, Fernanda. Mediación en el nuevo CPC: preguntas reflexivas. Disponible en internet: <http: www.fernandatartuce.com.br/site/artigos/doc_view/339-mediacao-no-novo-cpc-tartuce.html="">.</http:> Acceso en 06.03.2016.

Búsquedas en Internet

CÁMARA DE ARBITRAJE DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE BRASIL Y CANADÁ. <http: ccbc.org.br/materia/1067/regulamento="">-acceder 06.03.2016.</http:>

CIESP FIESP y Arbitraje Cámara-http://www.camaradearbitragemsp.com.br/index.php/pt-BR/regulation &gt;-06.03.2016 acceso.

CASA DE RUI BARBOSA. <http: www.casaruibarbosa.gov.br/dados/doc/artigos/rui_barbosa/fcrb_ruibarbosa_oracao_aos_mocos.pdf="">-acceder 06.03.2016.</http:>

CÓDIGO CIVIL BRASILEÑO. Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/2002/l10406.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

CÓDIGO DE ÉTICA Y DISCIPLINA DE LA OAB. Disponible en internet: <http: www.oab.org.br/arquivos/pdf/legislacaooab/codigodeetica.pdf="">.</http:> Acceso en 06.03.2016.

CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO CIVIL. Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/l5869.htm="">.</http:> Acceso en 06.03.2016.

CONSEJO NACIONAL DE JUSTICIA. Disponible en: <http: www.cnj.jus.br="">acceso 06.03.2016.</http:>

CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA FEDERATIVA DE BRASIL. Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/constituicao/constituicaocompilado.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

Constitución política del imperio del Brasil (25 de marzo de 1824). Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/constituicao/constituicao24.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

Decreto No. 3048, 06 de mayo de 1999, disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/decreto/d3048.htm="">accede 06.03.2016.</http:>

Decreto ley no. 1608, de 18 de septiembre de 1939 – disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/decreto-lei/1937-1946/del1608.htm="">accede 06.03.2016.</http:>

Decreto Ley nº 5452 de 01 de mayo de 1943 – disponible en internet: < http://www.planalto.gov.br/ccivil_03/decreto-lei/del5452.htm=""> 06.03.2016 accede.

ENMIENDA constitucional nº 45, de 30 de diciembre de 2004 disponible en internet <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/constituicao/emendas/emc/emc45.htm="">-acceso en 06.03.2016.</http:>

ESTADO DE LA LEY Y DE LA ASOCIACIÓN DE ABOGADOS DE BRASIL. Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/l8906.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

INSTITUTO NACIONAL DE MEDIACIÓN Y ARBITRAJE. Disponible en internet: <http: www.inama.org.br="">accede 06.03.2016.</http:>

Ley no. 3071 de 01 de enero de 1916. Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/l3071.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

Ley Nº 8078, 11.09.1990. Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/l8078.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

Ley Nº 9099, 26.09.1995. Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/l9099.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

Ley n ° 9307, 23.09.1996. Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/l9307.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

Ley 10259, de 12.07.2001. Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/leis_2001/l10259.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

Ley no 11079 de 30.12.2004. Disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/_ato2004-2006/2004/lei/l11079.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

Ley Nº 13105, de 16 de marzo de 2015, disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/_ato2015-2018/2015/lei/l13105.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

Ley no. 13129, de 26 de mayo de 2015, disponible en internet: <http: www.planalto.gov.br/ccivil_03/_ato2015-2018/2015/lei/l13129.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

ORDENACIONES DE FILIPINAS. Disponible en internet: <http: www1.ci.uc.pt/ihti/proj/filipinas/ordenacoes.htm="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

EXTRAJUDICIALES las medidas puede hacer eficiente LEGAL-artículo publicado en la Folha de Sao Paulo, disponible desde internet: 08.03.2014 día <http: www.adamsistemas.com/archives/2877="">-acceso 06.03.2016.</http:>

Ley Nº 7.169/2014. Disponible en internet: <http: www.camara.gov.br/proposicoesweb/prop_mostrarintegra?codteor="1230584&filename=PL+7169/2014">-06.03.2016 acceder a.</http:>

BILL el senador nº 517/2011. Disponible en internet <http: www.senado.gov.br/atividade/materia/detalhes.asp?p_cod_mate="101791">-acceso en 06.03.2016.</http:>

Resolución no. 125 del CNJ, 29.11.2010. Disponible en internet: <http: www.cnj.jus.br/images/stories/docs_cnj/resolucao/arquivo_integral_republicacao_resolucao_n_125.pdf="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

SENADO FEDERAL. Disponible en internet: <http: www.senado.gov.br/="">-06.03.2016 acceder a.</http:>

[1]          Máster en derecho de la Escola Paulista de Direito (EPD). Asesor jurídico del Banco de Brasil. Miembro de la Comisión de derecho corporativo del Consejo Federal de la Asociación Bar de Brasil (OAB) y el Subcomité de la Federación Brasileña de FEBRABAN – balance de los bancos. Abogado.

[2] Doctorado en psicoanálisis, post doctorado en psicoanálisis clínico y Máster en bioética, Director del centro de investigación y desarrollo de estudios avanzados, entrenador y profesor de cursos MBA en compañía, Campinas y São Paulo-correo electrónico: prof.dra.csd@hotmail.com

[3] Abogado, postgrado en derecho tributario; Maestría en derecho en la Escola Paulista de Direito; Adonias.Silva@UNIFESP.br

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here